Violencia, mala praxis y ensañamiento en el parto

España, siglo XXI

Por Isabel Fernández del Castillo

"La violación", René Magritte, 1934.

No escribirìa este post si se tratase de un caso aislado; tampoco si tuviera la certeza de que cuando pasan estas cosas el sistema las detecta y hay consecuencias para quienes perpetran este tipo de asistencia al parto. Pero pasan los años, y la realidad demuestra que en muchos hospitales españoles el parto continúa siendo un momento de peligro para la mujer y para el bebé, y no solo por estar expuestos a prácticas innecesarias y dañinas, sino por lo que supone de estar a merced de un cierto tipo de profesionales que desacreditan la profesión de matrona y de obstetra.   Más abajo se puede leer el testimonio de una madre que ha sido recientemente maltratada y vejada, por no decir violada, durante el parto. No es la primera vez, he leído cientos de historias similares a esta, durante años. Muchas con consecuencias graves, roturas de útero, secuelas físicas y emocionales permanentes, lactancias arruinadas, problemas de vinculación con el bebé, cuadros de estrés postraumático, a menudo diagnosticados como depresión postparto, ese aparente fallo de la naturaleza que justifica el mal cuerpo que queda después de semejante experiencia. Pensé que con la publicación de la Estrategia de Atención al Parto Normal, y la de la Guía de Atención al Parto Normal, las cosas mejorarían. Y así ha sido en algunos centros, pero en otros … parece que la cosa no va con ellos.  Al contrario, como puede observarse en este testimonio, que las mujeres quieran informarse y decidir es algo que parece irritar tremendamente a quien no está dispuesto a entender que su puesto no es de mando, sino de servicio. Toda una cultura por cambiar…   Creo sinceramente que la mayor parte de los profesionales que atienden partos son vocacionales, lo hacen lo mejor posible, y tratan de seguir mejorando, a pesar del escollo que supone haberse formado en un modelo de atención al parto obsoleto. Pero también constato una y otra vez que el sistema tiene graves defectos, como lo es que no haya una buena selección del personal adecuado para acompañar a las mujeres y los bebés en un momento tan crítico y transcendente de su vida. No se entiende que para ser bombero –por ejemplo-  haya que pasar una serie de pruebas psicotécnicas … y para atender partos vale cualquiera. Cabe preguntarse por qué gente capaz de demostrar este grado de crueldad y ensañamiento hacia las mujeres escogen una profesión que las sitúa en una posición de poder frente a ellas en un momento tan vulnerable. Cabe también preguntarse por qué el sistema es incapaz de comprender el daño que hacen este tipo de profesionales y lo permite. Y cabe preguntarse –por último- por qué las leyes que garantizan los derechos de los pacientes –usuarias, no pacientes, en el caso de las parturientas-  se respetan escrupulosamente en todas las especialidades excepto en obstetricia, donde el derecho a tomar decisiones informadas es todavía una batalla por ganar. Y si no lo creen, lean. Nacimiento de M.

48

Comentarios

Imagen de Anónima

Siento mucho el trato recibido. Lo has tenido y lo tienes que estar pasando fatal.

Sin ánimo de crear polémica me gustaría puntualizar una cosa. No comparto tu visión de los residentes, de "esas niñas que experimentaron con tu hija". Soy residente de matrona y te puedo asegurar que aunque sea una niña (no es que tenga 27 años, tengo bastantes menos) trato a las mujeres lo mejor que puedo, sabiendo por lo que están pasando y NUNCA SE ME OCURRIRÍA "EXPERIMENTAR" CON UNA MUJER!!No haría NUNCA nada que no estuviera segura de que sé hacerlo o por lo menos sabiendo que no le voy a hacer daño a la mujer o a su hijo.
Si no puediéramos practicar (por supuesto con el permiso de la mujer y con el respeto que se merece) no habría matronas que supieses hacer su trabajo "medio en condiciones". Ni si quiera la matrona que te atendió en casa tampoco estaría donde está si no hubiera "practicado" cuando era residente. Espero haberme explicado bien y que nadie se ofenda (no es mi intención).

Pégate mucho a tu niña y verás poco a poco como te vas enamorando más de ella. No es tu culpa, lo hiciste lo mejor que pudiste...

un beso

Imagen de Anabel

¿Sabes el problema de las prácticas cuando entras en un hospital?, que nadie te pide permiso.

En el momento en que entras en ún hospital eres carne de hospital, no persona.

Recuerdo una revisión ginecológica convertida en clase didáctica, eso sí sin pedir permiso, si me hubiesen pedido permiso, lo curioso que yo se lo hubiese dado.
Cada vez que pienso que intentaba no poner cara de dolor en la exploración de una de esas aprendices, para que el "profe" no se duese cuenta del daño que me estaba haciendo.
Desgraciadamente esa individua me atendio en mi parto semanas más tarde.

Los que realmente hacen daño a los que desean aprender desde el respeto, son esos otros compañeros tuyos que no lo hacen desde el respeto.

Yo desde que dí a luz, jamás permitiria si alguna vez tengo que ir a un hospital (espero que no), que un residente se me acercase, NO GRACIAS, conmigo ya experimentaron bastante.

Imagen de Anabel

Independientemente de mi comentario anterior, quiero desearte lo mejor, creo que eres sincera.

Pero si el sistema sanitario no empieza a poner orden, empezando por clases de ética y respeto, ya que desgraciadamente muchos de esos médicos residentes no lo tienen. En breve tendreís que prácticar con muñecas de plastico.

Quiero añadir, que prefiero una matrona residente, que una médico residente.

La falta de ética creo que es directamente proporcional con la posición de poder, que en un futuro esperan alcanzar.

Un abrazo

Imagen de MariaSJ

Esa "niña" de 27 años es una persona que ha estudiado seis años de medicina, como mínimo un curso de preparación de MIR y, si ha ido aprobando todo año por año, probablemente se encuentre en su tercer o cuarto año de residencia. Me parece una falta de respeto hacia el trabajo que realizamos los residentes y el esfuerzo que conlleva llegar a obtener una plaza y mantenerla con buenas calificaciones y BUENA PRAXIS que se diga que hacemos "prácticas". No, las prácticas las hicimos durante la carrera y, al menos en mi facultad, la interacción física con el paciente se limitaba a auscultar o hacer una palpación abdominal.
Alguna vez tenemos que poner nuestra primera ventosa, hacer nuestro primer tacto y tomar nuestra primera decisión y sí, por mucho que se pretenda practicar con muñecos (a ver la verdadera utilidad que éstos tienen) y por muy bien que logremos hacerlos en ellos, alguna persona ha de ser nuestro primer paciente/usuario - odio la palabra usuario pero en este ámbito de los partos no se me ocurre otra mejor.
Siento mucho que haya gente maleducada, pero la hay en todas partes y, por desgracia, la amabilidad, el respeto y la no crueldad hacia el prójimo no son ítems a evaluar en ninguna facultad.

Imagen de Claudia García Alvarez

Impresionante, las palabras de dolor, la violencia vivida, el no saber que hacer.

Lo más triste es cuando dice ¨cuando se fue me quedé desamparada...¨

No permitamos que este tipo de abusos ocurran y quienes estamos durante el parto, por favor hay que preguntarnos cómo podemos hacer para que la mujer disfrute y tenga un recuerdo memorable del nacimiento de su hijo.

Imagen de Marisol

Gracias por la valentia de compartir este testimonio, si cada mujer que pare en el hospital, cada mujer que "sabe" como debería ser un parto SIN VIOLENCIA escribe su historia, de hecho cada una tendría que acusar al SISTEMA de como se allanan los derechos vitales de la madre y de la criatura, cada testimonio sería una serie de acusaciones graves ante un sistema psicópata que no está estructurado en funcion de las necesidades de los dos simbiontes, sino en función de los que trabajan en los hospitales. Los hombres y mujeres de blanco son solo piezas del engranaje de este sistema esquizofrénico sino pregúntense ustedes si estas mujeres u hombres sonrientes ante el momento más intimo y más importante de la vida de una mujer y de un nuevo ser humano, en el momento donde se define la capacidad de amar, justamente en ese momento son capaces de "reir" y de "atacar" preguntense si son seres humanos sensibles (por mas ignorantes que sean) normales o seres humanos enfermos, neuróticos, la respuesta es latente, enfermos mentales atienden en los hospitales, enfermos que solo estan tratando de servir a su ego y a cuidar su puesto de trabajo. Esta historia no solo sucede en España, sucede en todo el mund, vivo entre dos continentes y les aseguro que los neuróticos de blancos están en todos los hospitales del planeta.
Un abrazo enorme para la persona que escribio su testimonio.

Imagen de susana

Lo que más me impresiona de éste y otros relatos es cómo soportamos impotentes la violencia contra nuestra persona y la de nuestro bebé, aunque nos demos cuenta y sepamos que es el momento de reclamar respeto.
Queda clarísimo en este testimonio cómo el ambiente hospitalario no ayuda: a pesar de ser una mujer informada que incluso pretende parir fisiológicamente en casa y soporta valiente la dilatación y varias horas de expulsivo. Va al hospital cuando debe, cuando la profesional que la asiste lo considera necesario, no se trata de ninguna kamikaze como algunos ignorantes pensarían.
Cuando llega al hospital ¿recibe la solución? Debería haber dado a luz sin más daños físicos y emocionales que la mera intranquilidad inicial, quizá una episiotomía, si hubiese sido necesario. No, por cierto. No sólo no es tratada con paños calientes, como debería ser tratada una persona que está a punto de dar a luz, ni siquiera con la indiferencia que se le podría atribuir a profesionales estresados y cargados de trabajo para los que era un número más, no.
En cambio, tienen tiempo y ganas de permitirse enjuiciarla y condenarla con palabras y hechos violentos. No sólo no la ignoran o tranquilizan humanamente y le dan soluciones lo menos molestas que la medicina actual nos permite, sino que muestran la hostilidad , la estulticia y la deshonestidad que sólo en sistemas obstétricos como el nuestro tiene cabida.
Lo mismo me da que sean profesionales mujeres, en el paritorio todas parecian tener pene. Se les puede calificar de muchas formas pero supongo que su comportamiento merece la que les atribuya su propia conciencia, en caso de tenerla, claro, que eso es otro tema.
Ellas robaron ilusión y la cambiaron por dolor. Por sus frutos las conocereis.
En cualquier caso, esta madre y otras sabe que está siendo objeto de un trato ilícito, legal y moralmente y de prácticas nocivas para su salud y la de su bebé y que el momento de reclamar es ése...¿por qué no lo hacemos? ¿por qué nos aguantamos lo que caiga y después nos lamentamos y quejamos?
Esperamos fervientemente que sean clementes, nos fijamos en quien tiene un rasgo de humanidad (en muchos casos no es casualidad que sea el anestesista, tiene que comprobar los efectos de sus drogas), creemos que si vamos de listas nos van a castigar con aún más daño gratuito suplementario. Cierto que no es el momento de discutir, bastante tenemos con parir . Sin saberlo y sin quererlo les damos el poder que creen que tienen.
Desconectamos totalmente del ser que nos ha llevado a ese momento que tendría que ser suyo y nuestro, y deseamos que todo acabe cuanto antes para pasar el peligro y el terror de ver nuestras vidas en manos de nuestros peores enemigos.
Necesitamos tiempo después para verle un sentido a la experiencia, ver que por nuestros hijos pasamos lo que sea y asimilar a esa personita a la que un día concebimos y gestamos con todo el amor.
Es mucho lo que hemos perdido, pero como una poda tras la que se quedan nuestras ramas peladas, acabaremos más felices y frondosas como madres de nuestro bebé y cuando volvamos a dar fruto, si en algo nos ha valido la experiencia, quien quiera llevarse nuestro momento mejor va a saber que si lo intenta va a ser por su cuenta y riesgo.

Imagen de Miguel II

"Lo mismo me da que sean profesionales mujeres, en el paritorio todas parecian tener pene."

Increíble el feminismo de mierda de semejante frase. Increíble todo lo que asume gratuitamente y lo que dice sin decir. Es lo más parecido a un salivazo en la cara, pero en texto y con palabras.

Imagen de Caridad

Este relato deberia estar en lo manuales de la policia como delito tipificado, tal cual lo llevaria a la comisaria cuando estes en condiciones y pondria una denuncia formal. Espero que llegues a enamorarte de Enma veras que si, un abrazo fuerte.

Imagen de Nuria

BRAVO, es cierto no somos vaginas, ni contenedores de niños. Somos mujeres, mucho más, ¡somos luchadoras!. Como lo son tus hijas, como lo eres tú. Cariño, un fuerte abrazo y animo.

Imagen de Adri

He leído el relato sobre tu parto...No se cómo te llamas, no te conozco, no puedo ni siquiera imaginar como son tus rasgos, o tu aspecto físico, no se cómo piensas, ni como actúas día a día...

Pero has demostrado ser una mujer íntegra y valiente, no sólo antes y durante el parto, también sentándote a escribirlo y finalmente compartiéndolo con más gente.

Sólo puedo decirte que te respeto, te admiro y te apoyo. Sí, en la distancia, desde el anonimato, suma una persona más que te abrazaría bien fuerte y te animaría si estuviera contigo.

Suma una persona que te repetiría las veces necesarias lo bien que lo hiciste, lo entera que estuviste, lo educada que fuiste.

No estás sola ahora, y no estuviste sólo acompañada de A. durante el parto, no estabas rodeada de ginecólogas perversas y aprendices de sutura. Visualiza las mujeres que sin estar presentes, te acompañamos ahora, tras conocer tu historia, siente el calor de las decenas de madres que optaron por el mismo camino que tú.

El parto respetado en España es un camino que abren las mujeres que lo buscan, lo anhelan y lo demandan. Tú formas parte de este camino.

Por ello sólo puedo darte las gracias. Aunque puede que tu colaboración en esta reivindicación social, no sea suficiente para aliviar tus pesares.

Eres una pieza más en la historia del cambio del parto en España, que se está produciendo. Y que terminará por cambiar el sistema, y a sus profesionales. Cada vez que una madre rechaza una epidural, o le recuerda al profesional que valore bien la necesidad de una episotomía, todas ganamos.

Hay una frase que me encanta, aplicable a muchos campos:

"Los locos abren caminos que más tarde seguirán los sabios"

Te deseo lo mejor, y te animo desde la distancia.

Un abrazo. Adriana

Imagen de Karen

Me apunto todas y cada una de estas palabras.
Me he quedado de piedra llena de impotencia al leer este relato.
Ojala tus heridas del alma sanen.
Abrazos.
Karen.-

Imagen de Miranda

Lo peor es ver como esa violencia está ejercido por mujeres. Son mujeres que están maltratando a otra mujer, que pasan olímpicamente de sus necesidades, que se burlan de ella porque quería un parto fisiológico, que se aprovechan de su vulnerabilidad, y que, sabiendo cuales son las necesidades de una mujer de parto, lo ignoran, manejan su cuerpo como si fuera una pieza de carne y pasan de la persona que están atendiendo, a propósito. Hay que tener muy mala leche para actuar así. ¿Cómo se puede ejercer esta profesión con tan poco respeto hacía los demás, hacía uno mismo? ¿Porqué esa gente queda impune? ¿Porqué les cubre el sistema?

Imagen de Paloma

Me he quedado sin palabras.

Imagen de Marina

Si, es increible que ese tipo de individuos/as campen por sus respetos por los paritorios, pero ahí están, causando daño día a día. Hay profesionales prepotentes, dominadores e incluso sádicos, como se puede ver en este relato. Pero el sistema lo tolera y lo ampara. Es violencia obstétrica, una forma de violencia institucional.

Imagen de Jorge

hola, me parece inhumano, pensaba que estas cosas ya no pasaban. ¿Has pensado en denunciar o en al menos escribir una carta al director del hospital? Espero que mejores y cures tus heridas, las fisicas y las del alma.

Un fuerte abrazo

Jorge

Imagen de Marta

Siento muchísimo lo que te ha pasado, desde luego no sé con qué derecho se cree esa gente a maltratar así a nadie. Si te sientes con fuerzas, anímate a denunciar, pon nombres y apellidos, ¡que no se repita la historia!

Y para ti, mucho ánimo y un abrazo muy fuerte.

Imagen de lucia

Me da tanta tristeza leer este testimonio.
Quisiera enviar un mensaje y mucha luz y amor a esta madre y su bebé: Hay tantas sentimientos/emociones que comenta que me hace pensar en cuando yo tuve que parir a mi bebé que por desgracia había fallecida. La sensación de defraude consigo mismo por no haberse defendido más, defendido a su hija. Espero que con el tiempo comprenderá que NUNCA estamos preparados para pasar por algo así y por eso llegamos a hacer o no hacer cosas que después no entendemos porque. No somos superheroes, somos personas.
No dudo ni por un instante de que te enamoraras de tu hija, pero primero dejate querer, hiciste lo que pudiste y aunque todas y todos deseamos el mejor parto para nuestros hijos no olvides que la llevaste durante 9 meses dentro tuyo, que la nutriste de amor y la cuidaste y eso NO se borra por el parto que has tenido y sobre todo que M. sabe todo esto y más. Ella te quiere y no tiene necesidad de perdonarte porque sabe que le quieres.

Imagen de Violeta

No creo que pueda expresar la rabia, la indignación y dolor que me produce este relato.
¿Dónde queda el juramento ético de los médicos, que encima son mujeres? Para ser médico se necesita mucho más que terminar la carrera y aprobar las materias, por este tipo de comportamientos tendrían que quitarles la licencia. Si no son capaces de conmoverse y entrar en sintonía con un parto, están muy lejos de poder reverenciar la vida.
Tienen todo el derecho de pensar lo que quieran al respecto del parto en casa, incluso pueden si quieren después del nacimiento con calma y respeto manifestar su postura, pero lo que hicieron fue un abuso de poder, una violación en toda la regla!

Agradezco enormemente a la madre que comparte esta experiencia, por su coraje y valentía, por su honestidad e integridad, por la generosidad de abrir su corazón y sus entrañas y relatar lo vivido. Hablarlo ayuda a que dejemos de normalizar y esconder los abusos que recibimos, estoy segura que un relato como este puede cambiar la historia de muchas mujeres y sus hij@s.

Me sumo a la voz de Adri y desde la distancia también me uno a ti.

Imagen de Anabel

Solo puedo mandarte un abrazo.

Nunca me cansaré de insistir que sé necesitan leyes que nos protejan en los paritorios.

Y desgraciadamente mientras no existan leyes claras este tipo de actuaciones nunca se dejarán de producir.

Imagen de Belén

No tengo palabras. He llorado de dolor, de rabia, de ira... Lo siento tanto. No te conozco pero me uno a ti desde la distancia. Animo y adelante siempre, no permitas que te roben nada más.

Imagen de Petra

Siento que hayas tenido que pasar por una experiencia tan dolorosa como ésa.
No creo que debas culparte de nada, puesto que no es en en el paritorio donde las mujeres tenemos que estar exigiendo nuestros derechos; el parto no es momento para eso. No es justo que se requiera esa entereza y esa desconexión con el proceso de parto a una madre en ese momento.
Creo que ahora es momento de trabajar para reforzar y establecer ese vínculo que no os dejaron iniciar correctamente, que os dediquéis tiempo y mimos la una a la otra, que volváis a nacer juntas, de una manera respetuosa e íntima. Es el momento de empezar a curar heridas.
Déjate querer, quiere tú al mismo tiempo. No te juzgues por ninguno de los sentimientos que experiimentes por más variados y encontrados que sean. Reconócete y obsérvate en cada uno de ellos porque en cada uno de ellos hay un trocito de ti, de tu dolor, de tu alegría, de tu rabia, de tu cariño....
Y recibe todo mi apoyo, toda mi comprensión aunque no me conozcas. Estoy cerca, soy mujer, he parido y también he padecido violencia obstétrica, tampoco puse las cosas en su sitio pese a estar informada y preparada para ello. Pero no pude. No era el momento. Antes sí, después también, pero no durante. Durante hubiese necesitado un personal sanitario comprensivo y respetuoso.
Suerte. Estoy convencida de que podrás superarlo con amor y empeño. Con esa fuerza que desprendes.
Y sobre todo, trabajemos todas para que nacimientos como éste no vuelvan a producirse nunca jamás.

Imagen de Anonimo

Anónima muchas gracias por tu comentario. No me ha molestado en absoluto y no creo que lo que quieras sea crear polémica. Es mas, te agradezco que lo hayas hecho, me das la oportunidad de explicar otras cosas.

Cuando dije que era una niña, es que de verdad lo era. Yo tengo 31 años, y no vería a alguien de 27 como una niña (no soy tan vieja ) ). Era una chica bastante joven. Lo que quería expresar es que desde luego no era residente de ultimo año.

Y luego, quisiera decir algo que me parece muy importante. Yo soy fisioterapeuta y trabajo en la sanidad publica. Puesto que has estudiado enfermería imagino que conoces mi profesión y sabrás que es un trabajo en el que “haces” daño a la gente. Soy tutora de practicas de 2 universidades (umh y CEU de Elche) y jamás un solo estudiante ha tocado a un paciente sin haber pedido antes su consentimiento, y luego, mientras realizan el tratamiento no dejo de insistirles en que se presenten antes de nada, miren a la cara al paciente, le pregunten si pueden soportar el dolor y cuenten con el paciente para cualquier cosa que vayan a hacer. La residente que me hizo la ventosa, nunca sabré su nombre, no me miró a la cara (y casi ni yo a ella puesto que estaba completamente horizontal y mi barrigón no me dejaba ver nada). Pero realmente lo que es denunciable es que ninguna de las 3 ginecólogas presentes me dijese que era una estudiante, que era su primera ventosa (no sabia si el pivote metálico que lleva iba hacia arriba o hacia abajo) y que si yo daba la autorización para que la hiciese por primera vez en mi cuerpo y con mi hija. ¿Que lección ha aprendido esa residente? Pues yo te lo digo: ha aprendido que las mujeres de parto no somos mujeres. Somos una pelvis y una vagina. Como estamos en litotomia se evitan tener que mirarnos a la cara y ni siquiera escuchan nuestros ruegos. Y lo digo, en el caso de esta residente, con conocimiento de causa, pues cuando acabó el alumbramiento y dejaron pasar a mi marido, las 3 ginecólogas y 3 de las residentes se fueron y dejaron a la que me había hecho la ventosa allí para que me cosieran. Tanta prisa tenían??? Me parece una zona lo suficientemente delicada como para que haya alguien supervisando la sutura. Me da igual que haya cosido mil veces en las practicas en la carrera con patas de cerdo o con pacientes reales. MI periné es lo suficientemente importante como para que una de las ginecólogas se quedase supervisando. Pero claro, es importante para mi, no para ellas.

Decía que con el estrés pueden no parar a presentarse o explicarte nada (que me lo creo en situaciones de urgencia, no en mi caso) pero una vez terminado todo, se puso a coser sin mirarme o hablarme, yo no se la de veces que le dije que me estaba haciendo daño, que no me dolía cuando me cosía, sino cuando me apretaba (imagino, porque no veía nada, que me apretaría con una gasa para ver si sangraba, o vete a saber, yo de suturas no entiendo). Le dije que la epidural no me había hecho efecto al 100% y lo estaba sintiendo todo, y me estaba haciendo daño. Le pedí que me avisara cuando fuese a apretarme para relajarme y que me doliese menos y ni me contestó, ni me avisó nunca. Simplemente ni me estaba escuchando, o si me escuchaba, me estaba ignorando, que para el caso es peor. Y estoy hablando de una residente que se supone que tiene ilusion, que no está quemada por los años de trabajo en un servicio publico de salud, (que los que llevamos tiempo haciéndolo sabemos que desgasta). ¿Que clase de ginecologa va a ser esa chica cuando acabe la residencia? Pues una mala ginecologa y una mala medica porque no trata mujeres, trabaja con vaginas y saca bebes a los que ni mira, pero no sabe o no le importa desde el primer día ponerse en la piel de la mujer a la que esta tratando.

No se si hubiese dado mi consentimiento si me lo hubiesen pedido. Seguramente sí porque te infantilizan tanto desde el momento que entras que al final te dejas hacer de todo, pero pedir consentimiento es obligatorio y se lo saltaron a la torera.
No demonizo las residencias. Yo también hice practicas con pacientes a los que sabia que estaba haciendo daño, y siempre me presenté, les miré a la cara, les pregunté durante el tratamiento como se sentían, si necesitaban un respiro, si les dolía demasiado... Y sigo haciéndolo. Y mis estudiantes lo hacen, y el que no lo hace no aprueba las practicas porque no tratamos rodillas, ni hombros... ni vaginas. Tratamos personas. Y de eso conmigo se olvidaron.

Un beso y gracias a todos por vuestro apoyo. Os aseguro que ayuda bastante.

Imagen de Anónima

Me quito el sombrero con tus palabras. Tienes toda la razón...

Imagen de pepe

Por favor que digan los nombres de esta gentuza para que podamos por lo menos escribir una carta.

O en su defecto la referencia completa del hospital (hay muchos hospitales de murcia) para escribir al jefe\jefa del servicio.

Imagen de mensnudum

Increíble pero cierto, me temo... si te sirve de algo, podrías procurar encontrar un soporte psicológico quizá para digerir este mal trago que es sin duda, mejor olvidar pero estoy segura podréis superar juntos.

Un psicólogo quizá te oriente sobre cómo digerir semejante pesadilla y poner una queja en el hospital podría ser un pilar para evitar que ocurra con otras usuarias.

Sin embargo, yo tuve un parto genial y quiero recordar que aunque hay casos tan lamentables, también hay muchos profesionales que lo hacen en otros términos, si quieres, más humanos y tiernos con bebé y mamá.

Ánimos y recuerda lo rápido que crecen, disfruta de tus hijas al máximo.

Imagen de Miranda

Mensnudum...me temo que estas vivencias no se olvidan jamás. Y procurar olvidarlas tampoco es la solución, no crees? Yo pienso que deberíamos intentar aprovechar la energía de esta rabia, de esta humillación, para evitar que no nos vuelva a ocurrir. Y para esto es importante no olvidar. Hay que aprender convivir con esta experiencia, dejar de sentirnos culpables un día, pero no olvidar.

Imagen de aviva

Querida:
Gracias por tomarte este tiempo, por escribir tu testimonio, por tener el valor de compartirlo y así hacernos llegar tu voz.

Gracias por darme la oportunidad de aprender de ti, de acercarme y sentir. Testimonios como el tuyo me motivan a seguir revisando sin tregua mi actuación como profesional que acompaña procesos de vida cruciales y dolorosos.

Gracias también por recordarme la importancia de seguir siempre cuidando de mi persona, al margen de mi rol como profesional, y revisar constantemente mi manera de construir relaciones, cuya calidad es fundamental para el bienestar de quienes entramos en relación...y con ello me refiero también a las relaciones de acompañamiento y, por supeusto, de valor terapéutico.

No hay derecho.
Nunca debería ocurrir lo que pasasteis tu y tu bebé en el momento de su acogida en este mundo.
Y sin embargo sabemos que el mal-trato sanitario existe, que muchas mujeres y bebés en este y muchos otros países, en este siglo están siendo regularmente violados en su intimidad en el momento de dar a luz y de venir al mundo.
Sabemos que esto ocurre bajo el techo de la institución sanitaria, de la mano de quienes obtuvieron un título de profesional "de la salud" sin que nadie se preocupara ni se preocupe de su propia salud (mental).

Cuídate...dejate cuidar...quiero creer y espero que el "reencuentro amoroso" con tu bebé sea pronto posible (no olvides por favor que es un re-encuentro...ya estuviste enamorada durante muchos meses..!). El Amor es más fuerte de la violencia, aunque nos cueste verlo en los momentos más oscuros...

Te abrazo.

Imagen de aviva

...y agrego:
Los seres humanos nos equivocamos constantemente. Y, por ello, los profesionales también nos equivocamos.
También es cierto que cada mañana, al mirarnos al espejo tenemos la oportunidad de elegir como vivir nuestra vida. Tenemos la posibilidad de elegir cuestionarnos, rectificar, aprender de nuestros errores y abrirnos a un cambio.
Cuando elegimos no hacer esto, al mismo tiempo non nos estamos responsabilizando de nuestro quehacer y/o estamos eligiendo seguir en nuestra ceguera, pese al daño que podamos provocar en el otro y en nosotras mismas.

Lo siento por todas las mujeres y bebés que hemos tenido que pagar las consecuencias de la ceguera de otros.
Y hoy lo siento por ti, por vosotras.

Imagen de Adri

Lo he estado pensando...Además de la mala praxis en la que pudo incurrir en tu parto, bajo mi punto de vista, después de leer tu relato (y reflexionar), lo que peor hizo esta profesional, fue JUZGARTE, y actuar de acuerdo a su sentencia, durante toda la asistencia (¿?) que recibiste de ella, como muy bien captaste (incluso estando de parto).

Con esto sólo te quiero decir que, en cualquier caso, los ginecólogos NO SON JUECES, o no debería formar parte de su trabajo JUZGAR a nadie; sobra decir, que menos todavía a una mujer que está en proceso de parto, y que parece tener alguna clase de complicación.

Por eso creo que este proceso fue especialmente duro para ti, no sólo físicamente sino psicológicamente. Aguantaste mala praxis, juicio rápido y sentencia en contra. (Ahí es nada)

Lo de denunciar es una opción muy personal, afectada de muchos condicionantes, (imagino que lo has valorado) pero no dejes de reclamar en el Hospital, como usuaria del sistema con esta experiencia, mereces más que una explicación.

Tenemos la obligación de hacer saber a los directores, jefes de personal, etc... lo que tienen trabajando en el hospital. O al menos sumar una queja más sobre el sistema.

Otro abrazo. Y mucho más ánimo.

Adri

Imagen de Marina

No creo que sea un tema de juicio, sino de poder. Los/as individuo/as de esta calaña utilizan su profesión para ejercer el poder sobre las mujeres en un momento muy poderoso, pero al mismo tiempo vulnerable. Se sienten Dios dominando y mangoneando algo tan extraordinario como un nacimiento. Que venga una mujer demandando o queriendo decidir, o lo que es lo mismo, cuestionando su protagonismo (el de los profesionales), es mas de lo que su ego malcriado puede soportar. “¿Que me vas a decir tu como debo trabajar? Vamos anda, hasta ahí podíamos llegar. Te vas a enterar, que aquí mando yo.“ Es infantil, penoso, sádico. Pero ocurre cada día. Ahora mismo está pasando en algun paritorio español.

Imagen de montse

El parto de mi hija mayor fue bastante parecido, pero acabó en cesárea. Con anestesia general y atendida por un "señor" del cual 3 años más tarde se descubre que no es médico.
Me "palparon" hasta siete personas distintas, pensé que fuera de la habitación hacían cola hasta los de mantenimiento intercambiándose la bata.

Decidió y practicó una cesárea un sujeto con un título falsificado.

Mi hija tiene hoy 6 años.

A mi todavía se me saltan las lágrimas cuando pienso en ello.

Imagen de Adri

¿En dónde fuiste atendida Montse?

Un saludo: Adri

Imagen de montse

en la clínica de ponent (lleida)
clinica aliança

Imagen de María José AM

Me gustaría estar a tu lado y darte un gran abrazo , sé que no es la cura pero es de corazón .
Entiendo cómo te sientes y todas las dudas que empiezan a asaltarte, pero te pido que busques ayuda profesional, de momento, sólo con las creencias que has desarrollado en torno a tu bebé, ella sabe que eres la mejor y la única, que todo lo que has hecho está bien hecho porque has puesto todo de tu parte en el momento que ocurrió , todo lo que ahora te viene de que podías haber hecho esto o lo otro no son mas que fantasmas que todavía dificultan mas tu perdón, porque necesitas perdonarte a ti misma todo lo que te reprochas, de verdad que eres maravillosa y de tu mano se ha hecho todo lo posible en todo momento, no cargues con las culpas de pésimos profesionales que no han sabido dar la talla, esa no es tu culpa, dedícate amor porque lo mereces, mereces tu amor .
Eres maravillosa y tu hija lo sabe.

Imagen de montse

Fui atendida en Clínica de Ponent Lleida (aliança)

marzo 2004

Imagen de Patricia

No sé que me sorprende más, si todo lo que te hicieron pasar o el valor y la serenidad con la que has escrito tu historia.
Eres muy valiente por compartirlo.
Un beso
Patricia

Imagen de Lola

Siento muchisimo esta experiencia, es horrible y me apena porque lucho diariamente para que estas cosas no ocurran en los hospitales españoles, y aun así pasan.

En frío, lo más que puedo, (y después de haber llorado con el relato ) sugiero:

1º Se que te habrá aliviado mucho que se publique aquí, pero deberías plantearte hacer algo más, y le dirigiría esta carta al gerente del centro desde el servicio de atención al paciente del hospital. Esto, al menos hará que te contesten, y aunque se te quede cuerpo de que no sirve de nada, te aseguro que tienen su "toque". Aunque lamentablemente esto tu no lo sabrás nunca.

2º Y esto que te voy a decir probablemente te resulte más duro (aviso). NADA JUSTIFICA LO QUE HAS PASADO, vaya esto por delante. Ahora, al leer tu relato detecto que existen muchas cosas objetivas (indiscutibles) y muchas otras que son percepciones y sensaciones (las tuyas y totalmente legítimas, SIN DUDA), pero que se podían haber evitado simplemente mejorando la COMUNICACIÓN entre profesional-parturienta. Me explico, tu tuviste muchas horas de parto en casa, pero en ese tiempo no se interviene nada en el proceso (con muy buen criterio) puesto que mientras que el parto transcurre normal no necesita de intervención. Una vez que el parto se desvía de la normalidad, la propia OMS habla de diferentes niveles de intervención para conseguir que evolucione previos a la cesarea (última opción). Estos niveles de intervención son; la amniotomía y la oxitocina, entre otros...
Con esto quiero decir que, por muchas horas de parto que tu llevases en casa, no hubiese sido la praxis correcta haberte practicado una cesarea nada más llegar al hospital. Para mi la FALTA en este caso concreto estuvo en que nadie te lo explicó asi. INTOLERABLE en el profesional que te estaba atendiendo, pero también, desde mi punto de vista, fallito de A., que sabe perfectamente lo que esta recomendado en casos de partos que no evolucionan y debió contártelo.

En fin, siento esto y siento que nadie merece pasar por una experiencia asi, espero que puedas sanar tus heridas los antes posible y disfrutar de tus hijas sin nubes negras a tu alrededor.

Me das fuerza para seguir luchando cntra esto cada día, y te lo agradezco, porque te aseguro que a veces estas fuerzas tambien se pierden.

Un gran abrazo.

Imagen de florecejonia

Ya sé que traería innumerables problemas pero tras leer cosas como esta, me gustaría una web con nombres, apellidos, fotografía y hospital donde trabajan de toda esta gentuza que dicen ser profesionales de la salud. ¡Hay que evitar topar con estos psicópatas sea como sea!

¡Esto tiene que parar ya!

Todo mi cariño para la madre y gracias por dar valiente testimonio.

Imagen de Anonimo

Muchas gracias a todos. En cuanto a la reclamación, es algo en lo que
estoy trabajando y que sin duda voy a hacer. Y posiblemente también
una denuncia, pero hay que estar mucho mas entera anímicamente de lo
que estoy yo ahora para hacerlo en este momento, por eso quiero dar
las gracias a El Parto Es Nuestro por hacerse eco de mi historia, por
sacar a la luz otro caso de violencia obstétrica, ese término que aun
hay gente que no se cree que existe, y por el apoyo que me han dado
tantas y tantas de sus socias.

En cuanto a mi hija, estamos cada día mejor. Este relato lo escribí
hace 3 semanas y desde que tuve que enfrentarme a mis sentimientos
para reflejarlos por escrito algo ha cambiado con respecto a ella.
Ella es sin duda la luz en el pozo en el que me había metido (o al que
me habían empujado), es mi niña maravillosa que me ha vuelto a enseñar
lo que es el amor incondicional, lo fácil que es mirar a los ojos y,
sin una palabra por medio,enamorarte para siempre y sin remedio. Y
ahora, que me sonríe con sus 7 semanas de vida, que se pone nerviosa y
alegre cuando soy yo la que la coge en brazos, recuerdo el día de su
nacimiento y recuerdo lo feliz que estaba cuando estaba en casa, a
pesar de lo "duro", o mas bien, de lo intenso, del momento. Pero tengo
grabado a fuego el miedo, la impotencia, la inseguridad y las ganas de
llorar que tuve desde el momento en que entré en el hospital hasta que
salí. Recuerdo el alivio al salir por la puerta del hospital deseando
no tener que volver jamás.

No hay derecho que las mujeres embarazadas y sus parejas tengan que
hacer un master en obstetricia para que no te maltraten, o cruzar los
dedos para que este de guardia el gine/matrona respetuoso, o tener que
hacer turismo obstétrico, yendo a hospitales e incluso a comunidades
autónomas que no son las que te tocan para conseguir que te traten de
acuerdo a la evidencia científica y a tu condición de persona.

Hay algo muy importante que no he dicho hasta ahora, y es GRACIAS.
gracias a todas las matronas, ginecólogos/as, personal de enfermería,
auxiliares, celadores, personal de limpieza.... Todos, los que
trabajáis día a día porque las mujeres y los bebes sean los
protagonistas de un momento tan importante. Gracias porque muchas
veces estáis mal vistos dentro de vuestro propio colectivo o en
vuestros trabajos por ir contracorriente, por no primar vuestra
comodidad o vuestras agendas a la seguridad y a la comodidad de la
mujer que da a luz, por hacer que un momento tan especial para la vida
de la mujer y del bebe sea recordado con alegría y no con horror.
Gracias por entender que en vuestras actuaciones está la diferencia
entre una mujer radiante, feliz con su bebé en brazos con un vinculo y
una lactancia establecida y gozosa, y una mujer herida física y
emocionalmente que apenas puede mantenerse en pie, con vínculos muchas
veces perdidos para siempre, depresiones post parto, síndrome de
estrés postraumatico, lactancias perdidas y sueños rotos.cuantos casos
hay todos los días...

Yo he tenido suerte porque tengo a mi lado un hombre maravilloso que
adora a sus niñas y una hija que adora a su hermanita y contagia esa
ilusión, y un bebé que es puro instinto, naturaleza en su estado mas
puro, que me conecta con mi lado mamífero y se me hace imposible no
caer rendida a sus pies. La lactancia es también un bálsamo que ayuda
a aliviar (que no sanar) las heridas. Pero no habría nada que sanar si
no se hubiese hecho tanto daño. Si esas personas me hubiesen tratado
como el ser humano que soy y no como a un títere.

A los profesionales respetuosos con nosotras, con nuestros bebes y con
la evidencia científica, no olvidéis nunca que una mujer que da a luz
rodeada de respeto, amor y comprensión, respetando sus tiempos, con
libre movimiento, conectada con su condición de mamífera (al fin y al
cabo, es lo que somos) os va a recordar por el resto de sus días con
un cariño inmenso, y esos bebes llegados al mundo con vuestra compañía
habrán nacido en las mejores condiciones posibles gracias a vosotros,
y eso de verdad que no tiene precio.

Un beso.

Imagen de Diana

Estoy impresionada por este relato, ¡cuánta violencia junta! Y qué triste que estos autollamados "profesionales" nos juzguen y condenen con todas las herramientas a su alcance: el miedo, la humillación, la agresión física y psicológica...
Y luego te dicen que eres irresponsable por querer parir en casa; yo cada día me convenzo más de que ir al hospital es un auténtico suicidio, visto el panorama :(

Espero que, con el tiempo y la ayuda de tu preciosa familia, poco a poco consigas sanar tu herida y, que gracias a tu testimonio, alguna futura parturienta se evite tanto sufrimiento...

Imagen de Mireya

Lloré mucho con este relato... como cuando despiertas después de haber tenido la peor pesadilla... Y es que creo que lo ocurrido es precisamente eso: una pesadilla. Es surrealista, no parece de este mundo, indignante que haya gente tan inhumana, tan desconectada de sí para ultrajar de esa manera a otra mujer en el momento más sublime de su existencia... Si yo siento la rabia y la impotencia con solo leer tus palabras, no puedo ni imaginar la horrible mezcla de sentimientos que experimentaste esa noche... Solo el amor puede sanar todo eso. Gracias por tu valentía y por abrirnos tu corazón.

Que Dios te llene de bendiciones a ti, a tus hijas y a tu marido.

Imagen de Ana

Me he puesto a llorar y todo al leer la carta de esta madre, pobrecilla, que duro. Yo vivi también un parto traumático, pero esto de la chica es demasiado. Y cuantas mujeres lo vivimos pero no sale a la luz, nadie se entera, y si lo cuentas, pues te dicen que es lo normal, que parir es sufrir...
Lo que más me molesta y me duele es la altivez y el orgullo del personal médico en España, que parece "que se las saben todas" y que tu no tienes ni ides...y más vale que te calles o te atiendo peor y además te insulto...
Hasta cuando?

Imagen de Vanesa

Dejo testimonio de un caso que, lamentablemente, me toca de muy cerca.

JUSTICIA POR KARINA, MATIAS Y EZEQUIEL

KARINA TENIA 28 AÑOS Y ESTABA CASADA CON MARTÌN, SU AMOR DESDE LOS 14 AÑOS.- AMBOS ESTABAN FORMANDO UN FUTURO QUE DIOS CORONÒ CON UN EMBARAZO GEMELAR.- ELLA ERA UNA CHICA SANA Y FELIZ QUE CONTROLABA SU EMBARAZO CON MUCHA RESPONSABILIDAD.- ERA ATENDIDA EN EL SANATORIO MODELO DE QUILMES (DONDE DEBERÌA CUIDARSE DE LA SALUD Y DAR VIDA) POR EL DR. HUGO ISMAEL ZARRANZ (SUPUESTO PROFESIONAL DE 20 AÑOS DE TRAYECTORIA), QUE SEGUÌA PERIODICAMENTE EL ESTADO DE LA KARINA Y DE LOS BEBES QUE ATRAVESABAN LA SEMANA 35 DE GESTACIÒN.-

EL 8 DE MARZO CUANDO CONCURRE AL CONTROL EN EL QUE LE DIRÌA LA FECHA DE LA CESAREA QUE EN PRINCIPIO SERÌA EL 16 DE MARZO, EL DR. ZARRANZ (UNA PERSONA QUE NO SE CONMOVIÒ NI SE HIZO CARGO EN NINGUN MOMENTO DE LA SITUACIÒN POR ÉL GENERADA) ESCUCHA LOS LATIDOS Y RESUELVE DEJARLA INTERNADA POR EL EDEMA ABDOMINAL QUE PRESENTABA.- ESO SUCEDIÓ A LAS 17 HS. EL MEDICO INDICO LOS ESTUDIOS QUE DEBIAN REALIZARSE Y VOLVIO A VERLA AL DÌA SIGUIENTE A LAS 9 HS. LAPSO EN EL CUAL NINGUN MÈDICO TUVO LA PROFESIONALIDAD DE CONTROLAR EL ESTADO DE LA PACIENTE, QUE LUEGO OCASIONÒ LA GRAVE SITUACIÒN VIVIDA.-

ALLI INFORMA QUE EL EMBARAZO SE HABÌA DETENIDO Y QUE LOS BEBES ESTABAN MUERTOS POR LO QUE DEBÌA REALIZAR UNA INTERVENCIÒN URGENTE.-

CUANDO CREIAMOS QUE ESO ERA LO PEOR QUE PODÌA PASAR, COMENZO LA AGONÌA DE KARINA QUE ATRAVESÒ MULTIPLES CIRUGÌAS, FUE SOMETIDA A DIALISIS, Y TUVIMOS QUE VERLA ENTUBADA, INCONCIENTE, Y EN GRAVE ESTADO, CULMINANDO CON SU FALLECIMIENTO EL DOMINGO 14. A LAS 11 HS.(DEBIDO A LA MALA PRAXIS DEL PROFESIONAL)

EN ESTE MOMENTO TENDRÌAMOS QUE ESTAR FELICES CON LOS MELLIS Y KARI, PERO GRACIAS A LA IRRESPONSABILIDAD DE UN EQUIPO MÈDICO Y MUY ESPECIALMENTE DEL OBSTETRA (DR. ZARRANZ) QUE LLEVO EL CONTROL DEL EMBARAZO, QUE NO ACTUO CON LA IDONEIDAD QUE EL CASO AMERITABA, HOY SUFRIMOS EL DOLOR MÀS INTENSO QUE SE PUEDA IMAGINAR.-

LLEVAMOS A KARINA SANA CON SUS BEBES VIVOS DENTRO DE SU GRAN PANZA E ILUSIONADA CON EL NACIMIENTO DE SUS PRIMEROS HIJOS, CON TODO UN FUTURO FELIZ POR DELANTE Y TRAJIMOS TRES CADÀVERES IRRECONOCIBLES QUE PROVOCA EL DESCONSUELO DE TODOS LOS QUE LA CONOCÌAMOS Y QUERÌAMOS.-

ANTE TAN CRUEL SUCESO SE FORMULO LA DENUNCIA CORRESPONDIENTE EN LA UFI Nº 9 DE QUILMES, A CARGO DE LA DRA.VARA-JUZGADO A CARGO DE LA DRA. ADRIANA MYSZKIN IPP 5117 A QUIENES ROGAMOS HAGAN LA JUSTICIA QUE MERECÌA KARINA A FÌN QUE MARTIN, SUS PAPAS, HERMANAS Y TODOS LOS QUE LA QUERÌAN ENCUENTREN EL CONSUELO QUE REPARE TANTO DOLOR.-

“JUSTICIA” PARA QUE ESTO NO VUELVA A SUCEDER

Imagen de lu

hola, yo tengo un embarazo de mellizos y me estoy atendiendo con este medico, Zarranz, en la clinica del niño de quilmes. Ahora no se que hacer!! ¿¿El no esta inhabilitado para trabajar??
¡¡Que se haga justicia!!

Imagen de sandra segovia

Me sorprende muchisimo lo que contas sobre el Doc . Hugo Zarranz, Es mi medico hace 20 años y mis ultimos dos embarasos fueron de riesgo. Es mas el logro que mi ultimo nene nazca , ya que un dia en guardia me internaron y dijeron que lamentablemente era elegir entre el bebe o yo. Que nada se podia hacer.
Llamamos al doc, que fue quien me atendia , y nada de eso sucedio. Urgentemente me hizo la cesarea y hoy mi hijo tiene 7 años.
Mi hija mayor se atendio con el el año 2013 , con hipertencion en el embarazo y logro un embaraso genial, con cesarea pero bien.

Imagen de Anonimo

Lola muchas gracias por tus palabras. De verdad que significan mucho para mi. Solo un apunte a lo que dices. Cuando vimos la posibilidad de ir al hospital, la matrona me explicó claramente lo que había. Sabía que me propondrían la oxitocina, y que seguramente el parto terminaría siendo con ventosa. Sí que me lo explicó. Pero fui yo la que, amparandome en la ley de autonomía del paciente no quise su administración por varios motivos. El primero, que mi primera hija ya nació por cesarea (por nalgas, donde no te dejan ni que te pongas de parto a pesar de lo beneficioso del trabajo de parto para el bebe.Me la iban a programar en la 38, por suerte me puse de parto en la 37 y fué mi hija la que eligió que día nacer) y la administración de oxitocina sintética aumenta el riesgo de rotura uterina, así como la litotomia, el kristeller y la utilización de fórceps o ventosas. El segundo, es que he tratado mas de una cicatriz de episiotomias que han sido un verdadero desastre (soy fisio) y no era eso lo que quería para mi. Y tercero, que ese hospital en concreto tiene por protocolo el ofrecimiento de cesarea electiva en caso de embarazadas con cesáreas previas. Cesáreas electivas, sin haber trabajo de parto ni causa medica justificada para hacerlas, simplemente por cesarea previa. Es cierto que la cesarea debería ser siempre lo ultimo, pero si yo hubiese ido en la semana 36 a decir que no quería parir, que me daba mucho miedo y que quería una cesárea, me la habrían programado para la 38 y todos tan contentos. Pero como venia de un parto en casa cuando, consciente del tipo de parto que me esperaba, pedí la cesarea, me la negaron. Eso se llama doble rasero y castigo por ser una "niña mala".
Yo no quería otra cesarea, te lo aseguro. Pero por culpa de ese parto sigo sin movilidad completa en el pie y con incontinencia urinaria.
Estoy en tratamiento con el urólogo, el neurólogo y el rehabilitador.
Me han hecho una cistografia y una resonancia magnética lumbosacra y esta semana me harán una electromiografia del plexo para estudiar el nervio pudendo y todo lo del pie. Y me tienen que llamar para una urodinamia, todo por las secuelas del parto. ¿De verdad una cesarea ha de ser SIEMPRE la ultima opcion? ¿De verdad se le puede decir a una mujer que ha pasado de ser una mujer joven, sana y feliz a ser una enferma que esta pasando todo su permiso maternal de medico en medico y sin dejar de llorar en lugar de estar cuidando y disfrutando de sus hijas, que CUALQUIER parto es mejor que una cesarea? Ese parto no fué mejor que una cesarea. Y
definitivamente este postparto NO es mejor que el de mi hija mayor, en el que a los 10 días ya estaba bastante recuperada. No me vale que nadie me diga que al menos mi hija esta sana. Y por que no habría de estarlo??? Si alguien puso en peligro a mi hija fué la ginecologa al administrarme la oxitocina. Solo en ese momento hubo un poco de disminución de la frecuencia cardiaca de mi hija. Y si alguien puso en peligro mi útero fueron ellas con la oxitocina, los 2 kristeller, la ventosa altísima y hecha por una persona inexperta. Puedo hasta decir que he tenido suerte de que mi hija esté sana. Ellas no me salvaron la
vida. Me la fastidiaron. Se pone mucho hincapié ultimamente en reducir la tasa de cesareas pero ¿a que precio? Es importante recalcar que no lo hacen por actuar mejor o por favorecer el parto natural (que no es lo mismo que vaginal) sino en muchas ocasiones a costa de el aumento de partos instrumentales en los que, como en la mayoria de los casos la mujer tiene puesta la epidural, pueden actuar sin respeto a los tiempos propios de cada mujer, y hacer maniobras altamente desaconsejadas porque la mujer no se queja puesto que no siente nada (si hace efecto, que tampoco fué mi caso)

Con respecto a la amniotomia, mira este enlace:
http://www.matronasubeda.objectis.net/area-cientifica/documentos-interes/revision-amnotomia-para-acortar-el-trabajo-de-parto-espontaneo/

"por Smyth RMD, Alldred SK, Markham C. Amniotomy for shortening
spontaneous labour. Cochrane Database of Systematic Reviews 2007,
Issue 4. Art. No.: CD006167. DOI: 10.1002/14651858.CD006167.pub2. —
Última modificación 11/02/2010 19:47

Revisión COCHRANE. El análisis no mostró diferencias significativas
entre la rotura artificial de las membranas y la no intervención en
ninguno de los puntos revisados. Sin embargo, el riesgo de cesárea era
sensiblemente mayor para el grupo de la amniotomía y las posibilidades
de tener un parto disfuncional menores. Los autoras concluyen "No
podemos hacer una recomendación explícita acerca del uso de la
amniotomía para acortar el parto espontáneo"

Un saludo y de nuevo gracias por tu empatía, tus lagrimas y tu lucha
por el cambio. Te pido que no desfallezcas, necesitamos, por
desgracia, mucha gente dispuesta a luchar por el respeto a la mujer en
el parto y a la actuación de acuerdo a la evidencia científica.
Gracias.

Imagen de luciana

Hola, El medico esta trabajando en la clinica del niño. Esta inavilitado para trabajar?? Esta atendiendo mi embarazo gemelar..... Lo que ahora me hace tener grandes dudas!!

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.