Palabras para una matrona en el Hospital de Cruces, Bilbao

Carta de agradecimiento

Mi nombre es Nuria Martínez Lozano y soy una de las muchas mujeres que parió en el hospital de Cruces a lo largo del año 2010. Soy parte de una estadística, una más. Pero siento la necesidad de escribir esta carta como pago de una deuda contraída aquel 30 de agosto. Porque aquella noche por la puerta de su hospital entró una mujer embarazada de 41 semanas, una bomba de relojería para su propio hospital de referencia. Una primípara con dos cesáreas, feliz por haber encontrado un equipo médico actualizado y más preocupado en respetar y atender correctamente a una usuaria, que en mostrar “quién es el que manda y quién tiene que obedecer”.

Del hospital de Cruces salió dos días después una mujer radiante, capaz de parar el mundo con una sola mano. Consciente de haber vivido la mejor experiencia de su vida. Exactamente como toda mujer recién parida debería sentirse, sea su parto un parto normal o una cesárea necesaria.

En esta carta quiero mostrar mi agradecimiento personal a todo el equipo de ginecología y obstetricia y a su jefe de servicio en concreto. Porque no hay que tener miedo a cambiar los protocolos cuando están basados en evidencia científica “de la buena”.

A todo el equipo de matronas de Cruces, porque sin su profesionalidad, sería imposible alcanzar las tasas de partos eutócicos que presenta año tras año su hospital.

Pero en mi corazón hay un hueco muy especial para una mujer. Aquella que acompañó mi parto, que supo conectar conmigo desde el primer minuto. La que a pesar de “mis antecedentes obstétricos” me preguntó: “¿Cómo quieres parir?”. La que me habló desde la sinceridad, sin paternalismos, sin interrumpir. La que me cuidó mientras yo estaba centrada en mi trabajo.

No recuerdo su cara, pero sí el contacto de su mano. Muchas de sus palabras y sus gestos. No la conozco personalmente, pero tantos años de búsqueda e inmersión en el mundo del embarazo, el parto, la lactancia y la maternidad en general, me hacen reconocer a una enamorada de los partos fisiológicos/ normales a primera vista. Por eso me siento tan agradecida a la vida porque aquella noche de verano Amaya fuera MI MATRONA. Porque, para las madres, cuando son bien atendidas ese profesional se siente y se escribe en mayúsculas. Clara y yo somos conscientes de lo mucho que tenemos que agradecerle.

Me gustaría que esta carta llegara a sus manos para que sepa que aquella “loca” que vino desde Valladolid para intentar parir después de dos cesáreas, la recuerda con mucho cariño.

Agradecida.

Aquí tenéis la historia de Nuria, los links a la serie de 8 capítulos que publicamos en este blog durante el verano de 2010, "Diario de un PVD2C":

Capítulo 1 -  Capítulo 2 -  Capítulo 3 -  Capítulo 4 -  Capítulo 5 - Capítulo 6 - Capítulo 7 - Capítulo 8

<
12

Comentarios

Imagen de Ana Aldeguer

Que bonito... Yo estoy apunto de dar a luz y me gustaría encontrar a alguien como Amaya....

Imagen de Li

Nuria, que hermoso gesto! Nunca es tarde para agradecer la dedicación, humanidad, cariño y respeto que les profesó una verdadera enfermera y matrona ese día.

Imagen de Teresa Rodriguez

Gracias Nuria por tu valentía porque vais allanando el camino para las que vamos detrás .

Imagen de Nuria Martínez

Cada historia de parto, pvdc o pvd2c que llega hasta mí, me hace reconocer la inmensa suerte que tenemos las mujeres que somos bien acompañadas. No cambiaría nada de aquella noche. Ni un solo minuto, ni un miedo, ni una contracción, ni siquiera aquel periodo de estancamiento de la dilatación. Todo lo que sucedió aquella noche lo atesoro en mi corazón.

Imagen de Julia Alonso Soto

Muy buen artículo, Nuria. Las cosas buenas también hay que decirlas. No sólo las malas.

Imagen de Patricia-matrona

Hola Nuria soy Patricia una matrona que actualmente trabaja en el Hospital de Cruces, no te preocupes porque le haré llegar tus palabras a ella. Me alegra que tuvieras una experiencia tan maravillosa, vosotras sois y debeis ser la protagonista de vuestro parto y que podamos compartir un momento tan maravilloso como es ese junto a vosotras y que os sintais acompañadas y bien atendidas por nosotras es la mayor satisfacción que nos podemos llevar a casa cuando salimos del hospital. Un saludo =)

Imagen de Nuria Martínez

Patricia, muchas gracias por tus palabras y sobretodo por molestarte en hacer llegar esta carta a Amaya. Mi primera intención era no hacerla pública y enviarla directamente al gerente, al jefe de servicio de ginecologia y a la jefa de matronas del hospital de Cruces. Pero puesto que mi historia fue pública (al menos en este foro) me parecia muy importante que esta carta tambien la leyeran otras personas. Creo que es muy importante presentar quejas y cartas de agradecimiento. Nos dn pereza, miedo escénico e incluso verguenza pero son muy necesarias.

Un saludo 

Imagen de Cristina Amil

Hola sólo quiero felicitarte por tu historia, tu completa convicción de que podías parir y por hacer llegar tu agradecimiento a esa matrona, Amaya, que tan bién supo hacer su trabajo: acompañar y cuidar a la mujer embarazada. Me he tomado la libertad de redactar todos seguidos tus textos y se lo leí a mi chico cada noche, cómo los cuentos. Nos reímos y nos emocionamos juntos leyendote. Gracias.

.

Imagen de diana m.

que bonito Nuria, siempre me emociono contigo, no se que tienes que tus palabras me calan super hondo. creo que Amaya tuvo que disfrutar muchisimo por tener el privilegio de acompañaros

Imagen de Susana Ferreiro Mediante

Qué texto más chulo querida Nuria!
yo nunca olvidaré cuando hablaste de tu parto en el encuentro de ggll de Segovia, recuerdo que dijiste:
"yo llegaba al parque con mi niña en brazos y vamos, no era una mujer empoderada, era el grado siguiente!"
Que algún día todas las mujeres nos sintamos así tras el parto.
un beso grande
Susana

Imagen de SUSANA b

Por suerte, aún en los hospitales más protocalizados, hay personal que piensa en la madre y el bebé y no en el protocolo.
Mi hijo nació por cesárea, pero se intentó todo para que no fuera así (canal de parto estrecho, unido a que puso la cabeza hacia atrás, hizo que todo terminara en quirófano)
Entré en dilatación con 7 cm, un poco antes de las 3 de la tarde, y salí de quirófano pasadas las 10, pero mi matrona, Belén, se vino conmigo hasta el quirófano
Después de estar contigo toda la tarde, también me voy para el quirófano, y como siento que termine así, luego de todo el esfuerzo, fueron sus palabras y ella fue la persona que me enseñó a mi hijo

Imagen de Esther Rodriguez

Nuria me ha gustado mucho tu experiencia pero mas me gustaria poder decir que mi siguiente parto fue igual o parecido... Daré a luz en Badajoz, salgo de cuentas mas o menos a mediados de septiembre y ya he tenido una cesarea mas o menos programada por tener a la niña atravesada, y no tengo ni idea de si podre tener un parto natural en el hospital de aki....

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.