Diario de un PVD2C (4)

"Lo que ví del parto de mi hijo" de Mandy

Semana 38+1 Ha llegado la hora. Estoy en la puerta del hospital y llego tarde a mi cita. Corro bamboleando mi descomunal barriga y despertando miradas de ansiedad por el camino. No puedo evitar sonreír y ese gesto me obliga a relajarme, por primera vez en días. De nuevo, frente a la misma puerta, pero esta vez no esta la matrona simpática (que lastima). Hoy no hay monitores. -"Cuando hable con el dr. ya veremos...(suena a amenaza)." Parece que en esta ocasión, me he merecido el derecho a ser recibida en un despacho y no "asaltada" en la cama de monitores.

Llamo a mi chico, hoy necesito a alguien "de los míos". Me llaman al despacho en el mismo instante en el que aparece por el pasillo (respiro aliviada). Estoy cara a cara con el jefe de servicio y me doy cuenta de que este individuo va a decidir por mi, donde nacerá mi hija, pero no como (y eso termina de relajarme). Inmediatamente noto dos diferencias con las anteriores consultas. La primera de todas, su abierta mirada hostil/ despreciativa, que se transforma inmediatamente cuando entra mi marido. Hasta ahora, las miradas iban del asombro, a la lástima paternalista, pasando porque no decirlo, por la rabia contenida. En segundo lugar, estamos los tres solos. Esta claro el mensaje, este no necesita testigos. Comienza sentando las bases de una buena amistad. -"En MI SERVICIO tengo dicho que, más vale una cesárea de más que un niño de menos. La SEGO no tiene protocolos, hace mucho tiempo sacaron un documento en el que hablaban de la posibilidad de PVD2C. Sólo porque un par de ginecólogos de Cruces, dijeron que ellos si que podían, blablabla....." -"El documento al que hace referencia, indica claramente que hay una menor tasa de morbimortalidad materna y fetal, intentando trabajo de parto...." Desvía la mirada hacia mi marido. (No, no, no, Nuria!!!. Estas muy equivocada si creías que esta era una charla. Las pausas no son para que tú participes. Son sólo pausas dramáticas o en su defecto, simple necesidad de tomar aire. Tú, guapita de cara, has venido aquí a escuchar una clase magistral del SEÑOR JEFE DE SERVICIO. Es mejor que te vayas enterando). -" En MI SERVICIO, programamos cesárea por el alto riesgo de ruptura uterina. Esta rotura implica muerte fetal, porque durante el tiempo que tardemos en sacarlo, ese feto está en hipoxia. Pero también puede provocar muerte materna (ahora si me mira)". Soy yo...., o todo esto ya me lo han dicho!!!. Creo que se ahorrarían un montón de trabajo si me lo grabaran en un CD. Me informa/amenaza de que no podría usar epidural, y que es obligado el alivio de expulsivo incluso con una sola cesárea. Estaba empezando a echar de menos al dr. M.... y sus frases jocosas, cuando sin ningún pudor me espeta... -"En cualquier caso, teniendo ya cicatrices uterinas, no entiendo ese empeño de tener también una, en el perineo..." (Que alguien me explique como se puede luchar contra esto. Un profesional que no concibe una parto sin episiotomía!!!!) La sonrisa que dirige a mi marido, me da pie a intentarlo de nuevo (cabezota que es una). - "Pretendo parir, no añadir una cicatriz a mi cuerpo. En cualquier caso la evidencia científica, los estudios más recientes...." (Vuelve la burra al trigo..... Mira que te lo he dicho......, que tu no tienes nada que decir ). -"Mira, en la actualidad hemos conseguido una tasa de morbimortalidad en cesáreas estupenda. En MI SERVICIO si tengo que recriminar a alguno de MIS ginecólogos, no será nunca por hacer una cesárea. (¡Que sorpresa!. Lo dice el que ha prohibido aceptar planes de parto y le sale urticaria con la expresión partos de baja intervención). Mira, a mi me da mucha pena los niños que van por la calle en silla de ruedas y con la cabeza para atrás. En su mayoría son accidentes de parto (blablabla...) Yo tengo un caso cercano, (blablabla...). Yo no entiendo como es posible que haya madres que no sean capaces de dar importancia a la salud de sus hijos, simplemente por la ilusión de parir....." HASTA AQUÍ HE LLEGADO, NO SOPORTO MAS. La palabra parir suena desagradable, sucia.......(Mi profesora de yoga estará orgullosa de mi. Me digo: "Nuria, respira 1,2,3,4 expira contando hasta 8, relaja la mandíbula y sonríe).

"El asalto" de Michele Demont

-"Entiendo que no pretende decirme que soy una loca, o una mala madre..." -"Nada mas lejos de mis intenciones.... Por favor,..... no me malinterprete..." (sonríe a mi marido y a mi con cara compungida) Me doy cuenta inmediatamente (que toooooonta!!!!), durante todo su monólogo ha esperado en vano mi reacción. Por eso ha pasado al plano emocional, al ataque directo. Ahora hablamos de sentimientos y yo he entrado al trapo. De repente, alguien habla a mi lado. -"¿Que pasaría si esperamos a la semana 40 para hacer cesárea?" (ALERTA ROJA, TENEMOS QUE SALIR DE AQUÍ INMEDIATAMENTE) -"Nada, como si quiere esperar a ponerse de parto (ahora soy yo y no nosotros). Cuando entre por urgencias se le hará una cesárea. Porque eso si te lo aseguro, NADIE DE MI SERVICIO QUERRÁ CARGAR CON LOS RIESGOS (no se si se refiere a los riesgos de rotura uterina o a los de enfrentarse con el). Claro que si vienes con la cabeza fuera, tendríamos que atenderte, pero sería una lástima tener que utilizar forces, con lo lesivos que son. (Me mira directamente, no es una amenaza, es una certeza absoluta, no me cabe la menor duda)". Ha llegado el momento de la retirada, honrosa o no. Tengo que ponerme a salvo. Agradezco su tiempo y le informo que sopesare mis opciones (como si me hubiese dado alguna!!!!). Antes de dejarme marchar, comparte conmigo de nuevo su experiencia. No tengo ninguna oportunidad, el feto se encuentra muy alto, las contracciones BH no son efectivas porque se lo impide mi cicatriz. Esto impide que borre cuello y por ende que dilate. Todo esto lo asegura, simplemente mirándome a la cara. Ni una palabra de derivarme a otro hospital. He comprendido a la primera, que para eso soy una chica lista. No habrá documento por escrito negando un pvd2c, ni derivación oficial. Simplemente esperaran. Cuando me ponga de parto, si paso por allí, me rajarán el vientre o en su defecto el periné y se aseguraran de que me arrepienta de ser una chica mala. Ya me da lo mismo, solo quiero salir de allí. Necesito respirar, necesito pensar en otra cosa, necesito hacer algo.... Pero no hay pausa. Pasamos dos, tres puertas y llega la pregunta. - "¿Que vas a hacer?" (segunda persona del singular) - "Obviamente, pedir tarjeta de desplazada e ir a Cruces." - "Vale, pero que conste que yo estoy de acuerdo con EL. No en las formas (al menos se ha dado cuenta) pero todos dicen lo mismo. Ellos son los profesionales, ¿están todos equivocados?". Aqui comienza la segunda charla (esta sí) del día. Mucho mas larga, mucho más intensa y mucho más dolorosa. Es duro darse cuenta de que nuestros compañeros también dudan. Me he pasado tres años informándome, trabajando mis miedos, tratando de entender mis sentimientos. El, como muchos hombres y mujeres entienden la cesárea como otra forma de nacer. ¿Que lo mismo da, por "arriba" que por "abajo"?. ¿Y ahora que hago yo?, ya es un poco tarde para descambiarlo. Al menos, se que estará a mi lado. Se, que le tiene más miedo a mis secuelas psicológicas, que a la rotura uterina (o eso espero). No puedo obligarlo a cambiar su forma de pensar, aunque mira que lo he intentado. Así que aquí estoy chicas, tengo espaldas suficientes para cargar con mis miedos y los suyos. (Agradecería que nadie más pretenda que descargarme los suyos). Ahora comienza la cuenta atrás y rezar, para que después de todo este periplo no me pongan más trabas. Entrada previa

<
7

Comentarios

Imagen de Anabel

Leo tu diario, yo haria un libro con el y pondria el titulo "Reflejo de la atención a la mujer embaraza, mentiras y hipocresia".
Que un jefe de servicio diga
"Mira, a mi me da mucha pena los niños que van por la calle en silla de ruedas y con la cabeza para atrás. En su mayoría son accidentes de parto (blablabla…) Yo tengo un caso cercano, (blablabla…). Yo no entiendo como es posible que haya madres que no sean capaces de dar importancia a la salud de sus hijos, simplemente por la ilusión de parir…..”

Dan esa información que corre como la polvora, y luego se rien de las mujeres que según entran por urgencias piden cesaria.
Esos niños con la cabeza hacia atrás, no son accidentes de parto, son el resultado de la mala atención existente.
Yo a este señor le diria que precisamente como damos importancia a la salud de nuestros hijos y a la nuestra, no queremos intervenciones innecesarias que dañan a nuestros hijos y a nosotras.
Te amenazan con la episotomia y los forceps, "con lo lesivos que son", y a pesar de que conocen perfectamente
las consecuencias de dichas prácticas, son ultizadas alegremente por ellos, pero claro entonces ya no son lesivos se convierten por arte de magia en la mejor medicina, que suerte tenemos las españolas de tener un profesional cerca que nos destroza con una episotomia y que saca a tu hijo con forceps o ventosa para no alargar el parto (por Dios seamos compresivas ellos solo son personas que quieren ir a su casa para poder disfrutar de su familia, como vamos a pedir que nos dejen una horita para dar a luz a nuestros hijos, no seamos egoistas)
Además existen neurologos para tratar las secuelas en el caso que tu bebé las sufra.
En el caso nuestro, no existe nadie que te de solución para arreglar lo que te han hecho, y si existen los tienes que buscar debajo de las piedras.
Lo digo, ya que yo busque solución para una episotomia que no cicatrizaba, y lo que me dijeron es que no habia solución, lo único que podian hacer era volver a abrir pero no garantizaban que se solucionase nada, seguramente solo agravaria el problema (la mujer que me lo dijo creo que fue sincera, me estaba diciendo huye de todo esto cuanto menos te toquen mejor)

Y lo peor de todo es que esa gente se venga, como tu dices y luego se lo pasan muy bien contando lo que te hicieron para que aprendas claro.

Imagen de Sofía

Cuánto duelen las palabras de ese hombre... aunque no me las haya dicho directamente, mi cicatriz se resiente ante tanta desconfianza y tanto desprecio.
Mucho ánimo, madre valiente!!

Imagen de Nuria

Cuando recreo esta conversación lo que más me duele es su lenguaje corporal. Esa parte es muy difícil de poner por escrito. Sentir el desprecio de su mirada, disfrazando sus palabras de falsa profesionalidad. El sutil cambio de postura que me convirtió en mera espectadora. La fría sonrisa con que acompaño la fija mirada de amenaza. Eso lo sientes en la piel, pero no hay testigos.
Es si cabe más doloroso, ver como te obligan a llegar a un callejón sin salida.

Imagen de susana

Se creen q somos monas amaestradas, está claro. Los malos profesionales ( que no son todos pero abundan y para colmo en puestos de responsabilidad) opinan q les haremos caso porque les hemos bajado la cabeza y ofrecido nuestras barrigas para que hagan con ellas lo que les parezca. Supongo q se estará frotando las manos y deseando que aparezca la siguiente mamá para mostrarle quien manda en "su" servicio. La ley no les ampara, sólo nuestra ignorancia y permisividad. Espero q la princesita que va a nacer aprenda taekwondo para defenderse del imbécil que pretenda hacerle lo mismo que a su madre.
En todo caso, quien rie la última, rie mejor. Mucho ánimo que ya queda poco.

Imagen de lactanza

Te tengo en mis pensamientos. Mucha suerte!!

Imagen de Iolo

Nuria, ¿y cómo están las cosas por Cruces? Comentabas que lo tenías como una opción...
Puedes presentarles tu situación por escrito tal y como es y solicitar respuesta (Estoy embarazada de ....taitantas semanas, fecha probable de parto XXX, me han practicado 2 cesáreas anteriores, la última en el año XXX, y deseo un parto vaginal en este embarazo; ¿respetaríais mi plan de plan de parto?)
Incluso puedes solicitar directamente una entrevista con el/la jefe de servicio; lo que sea más rápido de las dos opciones.
Si te dicen que lo aceptan te presentas en el hospital cuando estés de parto y ya está. Si te dicen que "sus protocolos" indican cesárea se sigue buscando otro hospital.
En cuanto a tu chico... puedo llegar a imaginarme lo que le pasa por la cabeza y comprender su actitud. Quizás no sea el momento de abrir otro frente y hacerle aférrimo defensor de la causa, pero sí es importante que cuentes con su apoyo, lo que estás viviendo no es fácil y no es justo que tengas que ser tú quien cargue sus miedos; un embarazo es cosa de tres.
Un abrazo, te sigo y tienes mi apoyo.

Imagen de Rebe

No te voy a decir que suerte por que no la vas a necesitar, sólo te diré que vas a tener el parto que quieres porque así será.

Menudo hijo-de-su-madre hvjfdnvñkdfhg. en fin, por personas como esas yo me alejé de los hospitales y di a luz a mi segunda hija en casa.

El ginecologo que me quería programar el parto me llegó a decir que parir tumbada era la mejor postura porque ensanchaba las caderas (...), por otro lado mi gineologa me deseó "suerte" cuando la informé que lo quería tener en casa.

Gracias al maravilloso mundo de interent y a gente como tú que comparte sus experiencias sabemos que hay otra verdad. La nuestra.

Por cierto, he premiado este blog, sé que es una tontería pero creo que es una buena manera de conocernos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Fill in the blank.