Piernas hinchadas (edema)

Durante el embarazo, las piernas tienen que soportar todo el peso añadido que la mujer va ganando a lo largo del embarazo. Por tanto, es lógico que, a medida que avanza el embarazo, te sientas cansada y tengas las piernas pesadas e hinchadas por la retención de líquidos, especialmente al final del día.

La presencia de edema o hinchazón no siempre significa que exista riesgo de preeclampsia, pero es aconsejable descartarla. Una vez descartada por tu médico la patología grave, el tratamiento de las piernas hinchadas es similar al de las varices.

 

Bibliografía:
• “Embarazo y parto natural” Dra. Ortrud Lindemann y Adriana Ortembemberg

    Editorial: Océano/ Ámbar.
• “Embarazo y parto: todo lo que necesitas saber para torpes” Emilio Santos Leal.

    Editorial: Oberón Práctico