Parto educado Vs Parto respetuoso

Parece ser lo mismo, pero no lo es.

En un parto educado, lo que cuenta es tener una habitación con vistas, un menú de lujo y un baño de hotel. Y por supuesto, que te digan Señora.

En un parto respetuoso, a lo mejor das a luz entre cajas… o en la bañera de un hospital de vanguardia, el lugar es lo de menos: nadie te presiona ni te desconcentra de tu labor.

En un parto educado te dirigen los pujos con mucho tino: cada vez que los monitores avisan. Te hacen una maniobra de Kristeller suave, (si tal cosa existe…) y te cuentan con mucho detalle cómo has de cuidar los puntos. A lo mejor en la clase de preparación al parto educado te adiestrarán para ir limpia y sin pelos desde casa: que una señora también ha de ser educada y considerada.

En un parto respetuoso pujas cuando tu cuerpo lo pide. Tienes libertad de movimientos y difícilmente tendrás puntos que cuidar. A lo mejor en la clase de preparación al parto respetuoso te han explicado cómo funciona tu cuerpo, qué puede hacer tu pareja para acompañarte en ese momento vital.

En un hospital que ofrece partos educados, el dossier de información es impecable. Tiene unos colores bonitos y se diferencia muy bien los tipos de parto que puedes tener: medicalizado (el más seguro, segurísimo, por supuesto), humanizado y natural… (natural no, que es muy hippie!). Se ve claramente que los deseos de la cliente (perdón, la paciente… no, tampoco: la usuaria) son de máxima prioridad.

En un hospital que ofrece partos respetuosos te preguntan por tu plan de parto. Y no importa que lo hayas escrito a mano. También te informan si quieres cambiar de opinión.

En un hospital educado se “hacen” partos.

En un hospital respetuoso se acompañan partos.

En un parto educado tendrás epidural, por supuesto. ¿Qué atraso es ese de parir sin ella? Si no la pides con anticipación, “a lo mejor luego no está el anestesista”.

En un parto respetuoso te ofrecen por lo menos 5 formas diferentes de aliviar el dolor –si lo hubiera- y te informan de todos los efectos secundarios y riesgos de los métodos farmacológicos.

En un hospital educado los partos “se hacen” en paritorios preciosos, con camas multifunción que te permiten 7 posiciones de partosutra y llevan sabanillas de color pastel.

En un hospital respetuoso la mujer elije donde quiere parir.

En un hospital educado casi no hay matronas. Hay que dejar muy claro a la cliente-paciente-usuaria que “si pasa algo”, está todo bajo control.

En un hospital respetuoso la matrona es quien te atiende, salvo que algo salga de la normalidad.

Después de un parto educado, como eres una Señora, debes maquillarte y estar perfecta para recibir a las visitas. Sombra aquí, sombra allá…

Después de un parto respetuoso el maquillaje sobra. Estás resplandeciente. Las visitas esperarán tu llamada.

En un parto educado se llevan a tu bebé a un nido educado para que tú descanses (y de paso, el bebé se eduque).

En un parto respetuoso el bebé nunca será alejado de ti, salvo que exista una razón muy poderosa que ponga en riesgo su salud. Pero de todas formas podrás estar con él 24 hrs.

En un hospital educado te dirán que son pro lactancia y que por eso hay que dar el pecho cada tres horas, 10 minutos cada vez. No vaya a ser que se mal acostumbre el niño.

En un hospital respetuoso te animan a amamantar pero también te ayudarán si tienes problemas de lactancia.

En un hospital educado, bañarán a tu bebé rápidamente y le pondrán colonia. Ir lleno de sangre y grasita –tal y como se salió de la tripa- es muy poco educado.

En un hospital respetuoso no bañarán a tu bebé y mucho menos sin tu consentimiento. Las pruebas que sean necesarias, se harán sin separarlo de tu lado.

Un parto educado puede tener lugar también en casa. No todos los partos en casa son respetuosos.

Un parto respetuoso puede tener lugar también en un hospital. No todos los partos en hospital son educados.

De un parto educado sales agradecida –que suerte que no murió nadie- y envías bombones y cartas de felicitación. Crees que amarás al bebé, solo es cuestión de tiempo. El tercer día, lloras. Debe ser hormonal...

De un parto respetuoso sales empoderada y lista para cuidar a tu cría. Te invade un amor infinito. El tercer día, lloras o a lo mejor no.  Eres feliz.

…..

Y desde luego, también existen partos maleducados e irrespetuosos… en los que ni te dicen señora ni nada parecido. En el que se sube a tu tripa el celador y te deja las costillas moradas, en el que te hacen diez tactos en nombre de la ciencia y la instrucción; en el que si estás sola y desprotegida, o eres ilegal, corres el mismo peligro que una cobaya… pero me temo que ese es material de otro post.

<
59

Comentarios

Imagen de Claudia Pariente Rossells

ostras... a quién le has dicho novata!

Imagen de Hola

A Choni, q no tengo el placer de conocerla no le he dicho nada. No mezcles tonterías. Digo que el aistema formativo estañol en salud maternoinfantil es deficitario, debes ir descubriendo la verdad tú mismo. Vale!

Imagen de Adriana

Personalmente me alegro muchísimo que no te veas reflejado en eso, hay buenos profesionales, de eso no hay duda porque las cosas están cambiando... desde luego esa matrona de novata tiene bien poco jaja Ojalá lo que dices sea verdad, ese día El Parto es Nuestro se cerrará, ya no tendrá sentido porque no habrá nada que cambiar. Por desgracia eso hoy se ve bien lejos aunque un poco más cerca que hace 5 años y, en gran parte, gracias a los profesionales como su admirada matrona. 

Imagen de Adriana

Yo no entiendo nada. 

Alguien culpa a la mujer, le obliga a sentirse mal con su parto educado....? No lo entiendo. Yo lo que entiendo es que algunos profesionales deberían dejar de confundir la educación con el respeto. 

Hoy he leído a una matrona hablar sobre esto en otros lares y me parece que aquí va de lujo. Es Choni del Centro Hebamme, lo dejo aquí: 

"callar, drogar e inmovilizar es tan sencillo y tan educado de hacer como esto: pasa cariño, te pongo el monitor y no te puedes mover que se pierde el foco; ¿quieres la epidural ya?, mira que después lo mismo el anestesista está ocupado cielo; no grites corazón, que hay otras mujeres y las asustas (y se te va la fuerza por la boca reina). Eso, eso que acabas de leer, se hace hasta en los hospitales más respetuosos, porque se hace sin darnos cuenta, casi sin querer. Y los hacen los profesionales, que intentando no incomodar (se), intentan ofrecer todo lo que tienen a su alcance para disminuir el malestar (creen que el de la mujer, pero yo cuestiono si es el suyo propio). No lo hacen con intención, ese es el peligro. Por eso remueve tanto cuando se dice. (...) digamos lo jodido que es lo que hacemos con las mujeres. "  Educado, verdad? 

Y en esto, como en el post de Claudia, las mujeres poca culpa tenemos... A algunas nos valdrá y lo interpretarán como respeto porque no podían más que educación y a otras nos harán sentir estúpidas y ninguneadas con el supuesto respeto que para nosotras no es tal cosa. Y no pasa nada. Todas nosotras estamos en el mismo bando, la guerra no es entre nosotras.

 

Imagen de Candy Tejera

Yo es que lo veo muy claro. Siempre digo que una bolsa amniótica rota artificialmente sin motivo alguno, es una práctica igual de incorrecta y dañina, si te la rompen con una sonrisa y una palabra amable, que si lo hacen poniendo cara de perro. O es incluso peor, pues de alguien brusco y malhumorado te esperas cosas desagradables, mientras que si te  abordan con una sonrisa en los labios confias en que lo que te hará esa persona no puede ser nada malo. Muchas mujeres confundimos también sanidad privada con instalaciones bonitas y cómodas con una buena atención al parto, cosa que no necesariamente es asi. También pensamos que tras el ofrecimiento de llevarse al bebé al nido para que podamos descansar, no hay si no buenas intenciones para con nosotras y nuestro bienestar, pero es porque desconocemos el mal que produce la separación en nosotras y nuestros bebés. Todo se resume en que educación no es lo mismo que respeto y que muchas veces la mala praxis se esconde tras una cortesia y amabilidad falsas.

Imagen de cristina A

...pues esto me recuerda lo que dijo una chica que conozco que antes de parir le pregunté si era rexpetuoso y me contestó que si, que alli tienen personal ( monjitas) que seencargan de hacer callar a las visitas ruidosas.
Pues eso, esa forma de malentender el parto respetado es lo que Epen consigue poquito a poco y siempre a quién desea de verdad escuchar.

Imagen de Udazken

yo quiero un parto respetuoso, porque en esos momentos, en muchos momentos desde que estoy embarazada, me he descubierto a mi misma siendo mamifero, animal, mas que "humana", con el instinto en marcha y solo usando la parte "reptil" o primaria del cerebro. Para que voy a complicarme, todo lo natural, respetuoso y hermoso que es. Y no por ello voy a ponerme en peligro a mi o a mi cachorro, sino que hare lo que se que puedo hacer, lo que necesito hacer, independientemente de si es educado o no, porque no estoy para racionalizar o protocolizar algo que son hormonas e instintos primarios. Ademas, a que debo temer? a la epidural? no la temo, porque no la deseo, a la oxitocina? no la temo, porque otra vez no paso por ella, a la episio? prefiero un desgarro, si es que llegase a producirse, a orinarme, a defecar, a cantar, a pegar voces de animo, antes que ser "educadita" y estar callada, estar guapa.... y por favor, a mi bebe ni bañarlo ni embadurnarlo en colonia, que no lo soporto, ademas de que asi no podemos olernos el uno al otro (y eso, en mi casa, es sagrado, el olor, el sabor, el tacto, el oido).

Imagen de gemma garcia

Para ser tan hippies y respetupsos veo mucha rábia en este articulo

Imagen de Adriana

Hippies? jaja Yo soy socia y al menos yo, de hippie tengo lo mismo que de monja :) Creo además que EPEN se guía de la evidencia científica, no veo mucho el rollo hippie después de 4 años asociada. El artículo es respetuoso, yo rabia no veo aunque es posible que después de tanto maltrato, con educación o sin ella y secuelas que aún nos dura, muchas tengamos algo. Afortunadamente se canaliza, desgraciadamente ahí está.

Un saludo de una pragmática. 

Páginas

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.