¿Puede haber justicia para Agnes Gereb?

Cuando no se aplica la misma forma de justicia dentro y fuera de los hospitales. Caza de brujas en Hungría II. Por Ángeles Cano

Resulta que hace unos días, el post más visto de este blog, dada la actualidad del tema, fue uno que se publicó hace tiempo, precisamente el día 13 de octubre del 2010, y que se titula “Caza de brujas en Hungría”.

Agnes Gereb, la matrona húngara que ya representa todo un movimiento de matronas independientes, fue sentenciada la semana pasada a dos años de prisión y 10 años sin poder ejercer su profesión. Además se le obliga a pagar los gastos por su juicio, ascendiendo a HUF 1.5 milliones (unos 5.000€).

Ahora más que uno pensará: “Bueno, algo habrá hecho, algo habrá pasado.” No mucho más de lo que puede suceder a cualquier otro profesional de la materia: 4 casos de complicaciones en unos 3.000 partos atendidos. La Dra. Agnes Gereb es obstetra y matrona, y tras casi 20 años de experiencia como obstetra trabajando en el hospital Universitario de Szegeb (unos 5.500 partos atendidos) comenzó a atender partos en casa y en una casa de partos que fundó junto con otras matronas.

Todo comenzó el día 5 de octubre 2010 en la casa de partos, cuando una mujer se puso de parto durante una consulta de seguimiento con la matrona. Todo fue muy rápido, el bebé nació débil. La Dra. Gereb inició la reanimación del bebé hasta que llegó la ambulancia, junto con la policía. A pesar de que la Dra. Gereb reanimó con éxito al bebé y pudo ser trasladado al hospital sin problemas, fue detenida allí mismo por “poner el peligro la vida de otros” y llevada a prisión preventiva. Desde entonces vio afectada su libertad: cuando salió de la prisión preventiva el 21 de diciembre de 2010 pasó a arresto domiciliario hasta hoy.

El problema de base es que en Hungría no hay una asociación nacional de matronas, y los obstetras o matronas que atienden partos fuera de los hospitales están totalmente desprotegidos. No está reglado el tema como en otros países. Para no ir más lejos, en Austria, el país vecino, el parto domiciliario es una opción más de parto reconocida por la Seguridad Social que cubre los gastos del parto, a la mujer sólo le queda por pagar la guardia de la matrona. En Hungría no es ilegal el parto en casa, pero parece que se quiere dar ejemplo castigando a Agnes de esta manera.

Los análisis de expertos internacionales sobre los casos en cuestión no fueron aceptados en el juicio, incluidos los que llegaron desde la propia OMS. A Agnes Gereb ni siquiera se le dio la posibilidad de hablar y ser escuchada durante el juicio, poder expresarse de alguna manera y dar su punto de vista sobre los hechos que llevaron a su detención. Durante el juicio sólo se tuvieron en cuenta las opiniones profesionales de médicos húngaros que trabajan en hospitales y no tienen conocimientos sobre la atención domiciliaria.

Mientras leían la sentencia, fuera del edificio hubo manifestaciones a favor de un juicio digno y bajo las mismas condiciones que hubiera tenido cualquier otro profesional acogido dentro de una institución médica.

Aunque en Hungría- tal y como suele pasar en muchos otros países- raras veces obstetras o matronas trabajando en hospitales terminan recibiendo sentencias. En estos casos suelen aplicarse las leyes de otra manera, si es que llega a celebrarse el juicio, ya que la gran mayoría de los casos se suspenden antes.

Kinga, otra mujer húngara integrada en la red europea ENCA nos manda dos vídeos de entrevistas realizadas el año pasado en Budapest por Nick Thorpe, corresponsal acreditado de la BBC en Hungría, con Elizabeth Davis y Ina May Gaskin, ambas profesionales muy conocidas y respetadas en este ámbito. (ambos vídeos están en inglés.)

 .

Ina May Gaskin

Por desgracia, esta situación se da en más países, especialmente en la República Checa y Lithuania. Con esta sentencia se vuelve a criminalizar la matronería en general, y la de Hungría en concreto, a pesar de que en abril del año pasado por fin salió una regulación de los partos extrahospitalarios en este país.

Para más información:

<
Etiquetas: 
13

Comentarios

Imagen de Amamadoula

El corporativismo profesional, el ir en contra de lo "normal", el resurgir de la toma de conciencia y de la fuerza en las mujeres... muchas cosas en contra del poder establecido.
Gracias por la entrada y por los comentarios.
Abrazos.

Imagen de Mercedes

Sólo quería comentaros que efectivamente desde el año pasado existe una regulación de partos extrahospitalarios, pero también lamentablemente no se ha concedido absolutamente ninguna licencia, a pesar de que sí que ha habido peticiones.

Por otro lado también dejaros este enlace que es la página oficial de ayuda a la Dra. Gereb.

http://freegereb.org/english

Un abrazo,

Imagen de María CS

No sabía que Agnes Gereb era médico! Se hizo matrona porque no le dejaban asistir a domicilio como médico?

Imagen de Irene

Muy lamentable lo que está sucediendo con esta mujer y sucede entre otras cosas no porque se le hayan echado encima los familiares del recién nacido, sino por un corporativismo mal entendido por el cual si te sales del redil (sea cual sea el redil y aunque se hagan auténticas salvajadas constantemente dentro del redil) eres culpable y punto. ¿A cuántas mujeres ésta matrona les ha evitado una innecesárea, una episio, un Kristeller, un parto horroroso y medicalizado? Pero eso no cuenta.
Ojalá esto sirva para que las matronas húngaras se asocien y comiencen a trabajar seriamente en el parto domiciliario sin sentir que son delincuentes.
Lo de que no se haya escuchado a los expertos internacionales, incluida la OMS... el pan nuestro de cada día. Tan lamentable como frecuente (también por nuestros fueros, dicho sea de paso).

Imagen de Anabel

Es indignante, y luego que me hablen de la medicina defensiva, los colegas la quieren en la carcel, porqué está demostrando que las cosas se pueden hacer de otra manera, no ha sido condenada porqué una madre la haya denunciado.
O tal vez también lo podriamos llamar medicina defensiva si ellos dejan a una mujer lisiada o a un bebé con secuelas gracias a sus protocolos, mejor que no existan pruebas que se puede parir sin condenar a una familia entera.
Para vomitar....

Imagen de mariacp

A ver si sé explicar lo que tengo en la cabeza desde que leí la noticia: cuando una mujer decide parir en casa, está tomando las riendas de su parto. Esto, de alguna manera, la convierte en "antisistema" en este aspecto de su vida. El sistema es patriarcal, el sistema de partos más aún: la buena madre es la que va al hospital, obedece y se deja hacer. El hecho de detener a esta comadrona es, por un lado, un castigo hacia alguien que ha ayudado a escapar del sistema a algunas revoltosillas; y por otro, una forma de seguir controlando cómo y dónde parimos las mujeres.

Imagen de susana

Estoy de acuerdo con todo lo que has escrito. Sin embargo, como motivo inmediato más reconocible yo apuntaría al vil metal. ¿Cuánto perderían si las mujeres, informadas y temerosas de su salud, exigieran en masa poder parir con evidencia científica y dignidad?
Ojalá se les cayeran las manos antes de firmar sentencias contra matronas sensibles,formadas, cualificadas y con experiencia...

Imagen de Miranda

María, no lo podrías haber resumido mejor. Efectivamente estoy convencida que va de esto. Y justamente por eso no pasa nada nunca a los profesionales a que les surgen complicaciones dentro de un hospital, y menos aún cuando ellos mismos las han provocados. Solo un ejemplo: ¿qué pasó con la profesional que mató a un bebé recién nacido en Ferrol con una inyección que estaba pensada para la madre? ¿Cuáles son las consecuencias para un ginecólogo que mata a un bebé haciendo tres maniobras de Kristeller seguidos durante un parto? Pero no hay que ir tan lejos, ni siquiera hace falta hablar de mala praxis o protocolos obsoletos, sino de que a veces pasan cosas que se escapan fuera de nuestro control, tanto dentro como fuera del hospital. Aunque claro, tenemos una versión muy distorsionada de la realidad, porque si se muere un bebé o una madre en un parto hospitalario raras veces nos enteramos. Eso si, se muere una mujer tras un parto domiciliario al otro lado del mundo y se entera todo dios, sin falta.

Imagen de Verónica

Pues cierto, del caso de mi amiga que en el Marcide en Ferrol, ella casi se les muere y el niño sí falleció, pero todo estaba bien... no salió en la prensa , tampoco el caso de la hermana de otra amiga que en el mismo hospital murieron ella y la niña por olvidarse la inyección antitrombos y por infección respectivamente, y tampoco salió en prensa el de la cuñada de otra amiga que estuvo en la uci ella y la niña con estrés por ignorar que era asmática y se ahogaba.. estos de los casos que yo me ha enterado de cerca, los que habrá sin que se sepan...

Imagen de Adri

Respecto a la muerte de Caroline Lovell, mi madre se enteró, y como conoce mi manera de pensar me dijo: ¿Te has enterado de que se ha muerto la defensora del parto en casa de Australia?

A lo que yo le contesté:
¿Dónde has escuchado la noticia?
¿No te sorprende saber de algo que sucede en Australia antes de algo que ha sucedido a 100 km?
¿Os habéis enterado en el Hospital de que todos los años fallece alguna mujer en el parto, o tras él?
¿Sabéis cuántas prácticas improcedentes realizáis en los hospitales?
¿Sabéis cuánto de desfasadas son las medidas que se toman en un parto respecto a la madre y la cría?
¿Sabéis cuánto sufrimiento innecesario se genera en un hospital?

Es para sospechar mucho.

Y respecto a esta matrona Húngara... En fin. Confirma mi teoría de que cuecen habas en todos los sitios.

Me parece increíble que no se planteen más personas de este planeta que el lugar hacia el que caminamos no puede terminar bien.

Más respeto, más libertad y más alternativas.

NO somos iguales, no somos manipulables.

Un saludo,
Adri

Imagen de María CS

Qué buenos comentarios, mariacp y Miranda! Es totalmente cierto, sucede una desgracia así en el otro lado del mundo y se entera toda la Tierra. Pero a diario suceden desgracias terribles en los hospitales y nadie dice nada. A lo sumo, aparece una nota de prensa y ya.

Cómo es que no es un escándalo mundial el caso de la mamá de Málaga que abortó a su bebé porque los médicos le aseguran que tenía una “malformación fetal grave sin posibilidad de tratamiento” y después resulta que no era cierto? Se habían equivocado. Pero eso no es noticia, claro. No vaya a ser que empecemos a desconfiar de los ecógrafos y las amniocentesis.

Imagen de Adri

El Sistema imperante nos marca la línea que no podemos traspasar, la línea que garantiza una permanencia sostenida de la estructura montada y perfeccionada para unos cuantos.

Cuando nos canteamos un milímetro de la línea, el poder establecido carga contra nosotros, a través del sistema legal: utilizando la ley y los jueces, o a través de la fuerza: utilizando el sistema policial.

Es una sutil línea, que no divide exactamente dos realidades. Porque si lo analizamos bien, en ambos lados de la línea, el pueblo está sometido, de una u otra manera. A un lado, con unas medidas fiscales y unas leyes más o menos razonables, pero es una zona donde parece reinar la paz cuando la economía no pincha. Una zona en la que la corrupción política pasa de puntillas por encima de las cabezas de las personas. Donde reina la INCONSCIENCIA Y LA IGNORANCIA ampliamente.

La otra zona es la del caos económico, en donde la revolución amenaza con acaecer, donde los jueces sirven al poder, donde la policía se vuelve contra el pueblo al que pertenece y le paga el sueldo. Donde las personas han empezado a despertar, donde la información se mueve, circula. Donde es más complicado ignorar. Donde la legalidad y la ilegalidad conviven recelosas.

La gran verdad es que la línea se ha disuelto. Hoy en día vivimos mezclados, hibridados, confusos y cansados.

"Cuando llegue la crisis de verdad, y tengamos una revolución en condiciones, veremos como amanece el nuevo panorama."

De momento el sistema muestra su ideario, en cualquier lugar, de cualquier manera, en acciones como la condena a esta matrona, que sólo ha sido portavoz de una realidad alternativa.

Está claro, la divergencia de opiniones, y la variedad de opciones no interesa a unos cuantos.

A la fuerza tenemos que ser todos iguales. Nos quieren reducir a la unidad. Quieren manejar y manipular una sola realidad.

NO SEÑORES, no va a ser tan sencillo.

Un saludo,
Adri

Imagen de Lalita

Ninguna matrona eslovena puede asistir un parto domiciliario sin perder su licencia. Directamente no pueden. Por la presión de las Leyes Europeas, hay un vacio legal para poder tener un parto en casa, es alegal. Pero no le conceden licencias a las matronas. Solamente 2 han podido conseguirla, una matrona italiana y otra austriaca, tras mucho luchar y por presión internacional...
Es tristisimo que se manipule así, presión política y social tan fuerte que en algunos países no nos dejan tener a nuestros hijos en el calor del hogar.
Muchas gracias por esta lucha y todo el apoyo brindado a Agnes!

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.