Nacer y morir no es tan distinto

Por M. Àngels Hace un par de años asistí a un seminario de muerte perinatal; durante una de las sesiones una enfermera planteó una pregunta que me dejó KO y aún me afecta muchísimo cada vez que me viene a la mente. Nunca se me había ocurrido pensarlo, pero es "de lógica" tal como están las cosas en cuestiones de asistencia a la muerte gestacional- perinatal. Aviso: creo que lo que voy a contar necesita el cartel de "esto puede herir su sensibilidad". Lo digo en este punto por si queréis dejar de leer ahora. Esta enfermera explicaba que cuando se produce el nacimiento de un bebé no viable fuera del útero, sea por razones de problemas congénitos o por prematuridad, el bebé generalmente no nace muerto, sino que vive durante un tiempo, que varía de un bebé a otro. Este tiempo lo pasa solo, desnudo, encima de un mármol, hasta que muere. La chica explicaba que ella iba yendo a ver si ya se había producido el desenlace o aún no y que era duro y que no sabía qué se tenía que hacer. Y lo comentaba porque la última vez que le pasó, el bebé tardó especialmente, un rato muy largo, en morir, buffff… Yo no podía aguantarlo. Y ahora me cuesta escribirlo… También he conocido la otra cara de la moneda. Hace poco, supe de unos padres a quienes informaron de que su bebé no sobreviviría fuera del útero y aun así decidieron seguir con el embarazo. Buscaron un lugar respetuoso y cuando el bebé nació, estuvo acurrucado en los brazos de su madre hasta que murió. Papá y mamá le hablaron, le acariciaron y le contaron muchas cosas: cómo se conocieron, cómo se amaban y cuánto le amaban a él, su primer hijo, que si tenía que irse que se fuera tranquilo, que siempre lo recordarían y amarían.  Fueron dos o tres horas, creo. Para ellos fue muy importante poderse despedir de ese modo, ni me imagino para el bebé o para cualquier persona moribunda: estar en una compañía amorosa y cercana. Entrar y salir de este mundo no debe de ser tan distinto. Papás, mamás y bebés, sea en la situación que sea:  QUE NO OS SEPAREN, nunca. un abrazo

<
Etiquetas: 
59

Comentarios

Imagen de Maite

Mientras amamanto a mi bebe, no he podido contener las lagrimas despues de leer esto. En fin, que mundo este

Imagen de Judit

Me impactó este relato la primera vez que lo leí, y me vuelve a impactar ahora. Qué tristeza más profunda! Se te hiela el alma.
Hay una película de Isabel Coixet "Mi vida sin mi", un drama, en dónde un personaje secundario , enfermera de profesión relata como se enfrentó ella (como profesional) a una situiación similar a la que habéis explicado. Me impactó tanto que aún lo recuerdo.
Un abrazo sincero a quién a perdido a un hijo.
Judit

Imagen de fermin

por eso en los abortos se trocea el feto para asegurarse que el alumbramiento sea con niño muerto

Imagen de americo..

muy profundo gracias muchas gracias por escribir ...

Imagen de Gratati

Que relato triste..que no se trate como a seres humanos a esos bebés.Los padres del 2° relato hicieron lo correcto y dieron a su hijo la oportunidad de vivir aunque fuese por poco tiempo,con dignidad y amor en los brazos de papá y mamá.

Imagen de Virginia1982

Hola a tod@s, en mi caso, no pudieron ver que mi bebé venía con una malformacion congénita incompatible con la vida, fue horrible porque como digieres la noticia después de todo un embarazo en el cual todo estaba ''bien''? Cuando nació mi pequeño enseguida note que algo no iba bien, no rompía a llorar y, se lo tuvieron que llevar de mi lado a los 15 segundos de tenerlo en mi regazo... recordaré esos segundos por el resto de mi vida, sin embargo, sólo pude despedirme de él cuando ya había fallecido tras 2 horas de reanimación, que duro es. Ahora estoy embarazada de nuevo de 7 meses y, el miedo es abrumador, pero tengo que ser fuerte por la niña que viene a devolverme las ganas de vivir. En mi caso, mi parto fue muy humano, apenas medicalizado y respetado, y el personal nos dieron todo su apoyo en estos duros momentos, no pudieron hacer nada por su vida, pero sé que se dejaron la piel intentandolo, hasta el dia de hoy, que me tienen hiper controlada en el embarazo por si acaso, asi que en mi caso, doy gracias a todo el personal del hospital de Torrejòn de Ardoz por no dejarnos solos con la sensación de ser un paciente más, por su apoyo, por sedar a mi hijo para que no sufriera, por vestirlo y darnos todo el tiempo del mundo para despedirnos, por nuestras pulseras y su huellecita que me recogieron de mi chiquitin, gracias, de verdad, siempre tendré ese recuerdo en su álbum... sé que pese al parto que se me avecina, lleno de miedos y recuerdos, estoy tranquila sabiendo que no estaremos solos. Después de tantas carencias, quiero que se sepa que todavía hay mucha gente que ama su trabajo.

Imagen de albert

no estoy de acuerdo con eso de la muerte o morir solo,al contrario que el nacimiento la muerte es individual y personal y cada ser lo a de vivir con plenitud pues la muerte es una parte mas de la vida

Imagen de Esther y Maia

Pues en mi caso ojalá y hubieran decidido por mí... en varias ocasiones me ofrecieron traerme a mi niña conmigo, pero yo estaba en shock, aterrorizada ante la posibilidad de que se pudiera morir en mis brazos y me negué varias veces... y mi niña murió solita, de madrugada, en una incubadora. Su familia sí que pudo pasar a verla y despedirse de ella, mi madre incluso la cogió en brazos pero yo... no fui capaz. Me he arrepentido profundamente de no haber abrazado a mi hija, tan sólo le di un besito y no la vi más, tan sólo ese segundo, de las 13 horas que vivió. Ni siquiera tengo una foto porque a todos nos pareció una barbaridad a pesar de que el personal médico nos dijo que podíamos hacerlas.

Ahora tengo información que antes no tenía y si volviera atrás la cogería y no me separaría de ella...

No todas las mujeres sabemos tomar las mejores decisiones en el peor momento de nuestras vidas.

Imagen de Claudia AG

Generalizar de esa manera es injusto para los profesionales de la salud que trabajamos en neonatos y/o sala de partos.
En mi hospital se siguen los deseos de los padres y os asombraría la cantidad de personas que piden que no les enseñes el bebe. En neonatos es diferente, porque ya han tenido contacto con el bebe (unidad abierta a los padres 24h) y suelen irse acompañados y en brazos de sus papas. Pero en sala de partos, en caso bebes no viables hay muchos padres que con el shock deciden cerrar los ojos a ese momento tan traumático. A mi me resulta muy doloroso, pero no soy quien para juzgar puesto que por suerte no me he visto en ese trance.
Ahora estamos trabajando en protocolos para manejar mejor la muerte perinatal e intentar ofrecer alternativas a los padres para iniciar un duelo más sano, pero siempre estamos atados a los deseos paternos.
A mi, personalmente, todavia me duele en el alma un parto de gemelos de 22 semanas que los padres pidieron no reanimar (que no se me malinterprete,no los juzgo, médicamente entiendo sus porqués) y tampoco querían verlos, pero querían que estuvieramos en su misma sala de partos para saber cuando se habían ido. Tardaron más de una hora en fallecer, mientras la neonatologa y yo solo podiamos acariciarlos disimuladamente encima de la cuna térmica y administrarles sedantes. Fue una experiencia horrible y me fui a casa muy afectada. No somos monstruos, somos personas como vosotros y además muchos también somos madres/padres o incluso a veces coincide que estamos embarazadas y tenemos que hacer de tripas corazón para llegar a casa e intentar dejar de lado las experiencias que vivimos y disfrutar de lo que tenemos.

Páginas

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.