A Anabel G. Carabantes, matrona, in memoriam (1962-2021)

Hoy hemos perdido una gran mujer matrona, activista, madre, compañera y amiga. Anabel García Carabantes era un ejemplo a seguir, trabajando siempre para mejorar la atención al parto en su visión más amplia posible.

Ella fue la que atendía en casa igual que en el hospital, entraba y salía como si trabajara en todos los hospitales, era un fenómeno. Era además una de las grandes profesionales que practicaba la continuidad de cuidados real, no se quedó en la teoría o en un discurso vacío, no, lo vivía.

Una pionera, valiente defensora de las mujeres y de los bebés. Profesional de la atención al parto, con una experiencia amplísima tanto a domicilio como en hospitales, en Aragón y en Madrid, siempre respetuosa, siempre formándose y reciclándose, siempre aprendiendo y eso que  pocas atesoran una experiencia y una sabiduría tan amplia como ella.

Hoy estamos muy tristes, las mujeres necesitamos muchas, muchísimas matronas como Anabel. Nos queda el consuelo de contarnos nuestros partos, los que tú atendiste, con tantas anécdotas preciosas y tanta sabiduría.

Gracias querida Anabel, tu legado siempre será recordado en El Parto es Nuestro.

PD: Os animamos a contar esos recuerdos en los comentarios a esta entrada, como homenaje, la riqueza de esos relatos es enorme.

<
Condiciones para los emails: 

 

-----------------

 

Asociación El Parto es Nuestro - Aviso legal - Condiciones de privacidad
www.elpartoesnuestro.es
www.quenoosseparen.info

61

Comentarios

Imagen de Gema Pulido

Vuela alto, mujer sabia.
Tu que creíste en mi, más que yo misma, me diste la libertad para elegir el mejor camino y a mi hija la oportunidad de se amada sin miedo antes de nacer.
Sin duda, el mundo es mejor gracias a tu legado, gracias por tanto.
Nuestro cariño a tu familia y amig@s
Aurora, Félix y Gema

Imagen de Kathya

Ay Anabel... Quiero decirte tantas cosas... Sé que tú las sabes. Te quiero. Eres parte de mi, de nuestra familia. Has estado y estarás siempre presente. Eres eterna. ¡Qué grande eres Anabel!... Qué huella has dejado en todas las mujeres y familias que te hemos conocido. Incluso en las que no te han conocido por lo que hablamos de tí. Qué regalazo toda tú. Qué sonrisa única. Qué sentido del humor. Qué autenticidad. Qué todo. GRACIAS POR TANTO. Eres un ser único y auténtico. De los que dejan huella. Esta familia te agradece todo lo que nos has enseñado con tu manera, tu acompañamiento, tu profesionalidad. Sigues viva en nosotros. ¡¡¡Te queremosssss!!! Sinuhé, Eunice, Manu y Katia

Imagen de Silvia Caetano

Anabel ha quedado para siempre como parte del recuerdo del precioso parto que tuvimos de nuestra hija. Ese recuerdo tan bonito es compuesto de cuidado, de respeto, de seguridad... Todo lo que Anabel y su lindo equipo exhalaban a cada inspiración. No me imagino un parto diferente, ni un posparto, ni un preparto... Gracias de todo el corazón. Me siento muy triste de que ya no esté aquí Anabel, pero a la vez MUY afortunada de haber podido tenerla en un trocito de nuestra vida (¡y qué importante este trocito!). Gracias, gracias, gracias...

Imagen de Cova

Qué gran mujer, matrona y amiga. Nunca olvidaré el día que te conocí en Cityyoga, embarazada de mi segunda hija y en busca de otro tipo de parto. Nos ayudaste a traer al mundo a Milena en una madrugada llena de emociones. Siempre estarás en nuestros corazones. Un fuerte abrazo para Itaru y los maravillosos hijos que tuvo.

Imagen de Carolina Arjones
Imagen de Carolina Arjones

La historia de nuestra familia sería otra sin Anabel. Ella nos acompañó en los dos días más felices de nuestra vida. Siempre vivirá en nuestros corazones y será parte de nosotros de alguna manera.

Imagen de Olga Rebato

Conocí a Anabel en la formación de doulas de City Yoga (creo que la primera) y la verdad, es que contagiaba entusiasmo. Era un placer escucharla.
Permanecerá viva en cada una de las experiencias que compartimos y que guardamos en nuestro recuerdo...

Imagen de Irene Garzón Núñez

Querida Anabel,
Gracias por todo, compañera querida. Tu paso por este mundo ha sido grande, inmenso. Tu luz brillará siempre entre nosotras. Pasar tiempo contigo era un auténtico regalo. 
Te echamos de menos. El recuerdo de tantas mujeres lo copa todo. Cuanto amor diste y dejaste. 
Lo que te debe el Karma...
Buen camino!

Imagen de Sheila García

Fuiste el pilar más importante y a la vez silencioso y discreto que me permitió tener los dos mejores partos del mundo. Pero te recuerdo aún más en esos momentos en los que a través de tus experiencias nos enseñabas que nuestros deslices eran normales, que tu también los habías tenido, con cariño y riéndote de ti misma. En esos momentos conseguiste liberarnos de nuestra carga y poder disfrutar de ese tercer embarazo, parto y bebé sorpresa.
Y sin duda gracias por ser pionera allá por el 84 (año de mi nacimiento) en la lucha de un parto respetado. No me quiero imaginar lo duro que debió ser eso y como estaríamos ahora sin tu lucha. Gracias por dar vida y ojalá quedaras contenta con la tuya. Te extraño

Imagen de Esther G.

Anabel, siempre estaremos agradecidos por tu ayuda y acompañamiento en el nacimiento de nuestra hija, y en los días que vinieron después. Eternamente agradecid@s por tanto.

Imagen de Tabea Hirzel

No conocía a Anabel, pero recuerdo con mucho cariño las matronas que me acompañaron en mis partos, personas valientes, cariñosas e infinitamente competentes. Perder una persona así en la comunidad es algo muy duro.

Páginas

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Fill in the blank.