Cita con el jefe (de servicio)

Por S. G.

Estoy embarazada de 28 semanas y me corresponde dar a luz en un hospital público muy intervencionista. Hace unas semanas decidí entregar en el hospital un consentimiento informado, muy escueto y conciso en el que consentía o no ciertas intervenciones, todas ellas basadas en las recomendaciones de la Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud, la OMS y la evidencia científica. Además entregué una petición de información acerca de los protocolos del hospital en materia de PVDC, estadísticas de cesáreas, episiotomías, fórceps, etc. Ese documento contenía también preguntas concretas del tipo ¿Se permite adoptar cualquier postura durante la dilatación y el expulsivo?

Bien, enseguida recibí una citación para entrevistarme con el Jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia para hablar sobre mi consentimiento informado. No tenía muchas ganas de discutir sobre este tema ni tener que negociar, puesto que era una cuestión de derechos. Todo lo que preparé fue más a nivel legal que sobre la defensa de mis peticiones.

Acudí a la cita y él me esperaba con una sorpresa. Si creía que íbamos a hablar sobre el consentimiento lo llevaba claro, él ahí no tenía mucho que rascar, así que sacó la otra hoja, la de petición de información.

Empezó su discurso didáctico, como le gusta llamarlo a él. Ridiculizó cada una de las preguntas que había puesto. En aquel momento me sentí hasta un poco estúpida de haber incluido algunas. Cuando se cebaba en alguna, por ejemplo ¿Existen métodos no electrónicos de auscultación fetal? Se reía una y otra vez y decía que habían comprados unos aparatos carísimos (las máquinas que hacen piii) y que si pretendíamos volver a las trompetillas de su abuela; y venga y una y otra vez. Le llegué a decir que era una simple pregunta que sólo tenía que responder si o no.

Cada vez que intentaba defenderme él elevaba la voz y me decía “Si no me escucha dejamos aquí la conversación”.

A la pregunta de ¿Se permite adoptar cualquier postura durante la dilatación el expulsivo? Me contó la historia de las mujeres de África que parían agarradas a los árboles y que cuando las pusieron un dispensario acudieron corriendo a parar tumbadas a él. El Jefe no se explica porque las “naturales” queremos volver a parir agarradas de los árboles, que no es el caso, porque lo que queremos es adoptar la posición que nos resulte más cómoda. También me comentó que cuando se pare de pie “siempre” se producen desgarros gravísimos que hacen que te desangres y que él no ve porque tú estás de pie, no los puede coser y te mueres. Yo por mis adentros me preguntaba si no era posible que la mujer volviera a tumbarse una vez finalizado el expulsivo, pero ya me daba miedo abrir la boca.

Dijo ceñirse a los protocolos de la SEGO, cuando le dije que en dichos protocolos no se recomienda en absoluto el parir tumbada y que los llevaba en mi carpeta y se los enseñaba allí mismo, me espetó “¡¡No saque usted nada!!”.

Otra pregunta: ¿Existen métodos alternativos de analgesia a la anestesia epidural? Su respuesta fue “Rotundamente no, pregúntales a los anestesistas si hay algo más eficaz. Una bañera de agua no calma el dolor y mientras yo sea el Jefe de Servicio no habrá ninguna en este hospital. No me voy a poner un traje de buzo para atender un parto, además si la parturienta tiene una hemorragia, yo dentro del agua no la veo y no puedo coserla”. Volvemos de nuevo a la dificultad de sacar a una mujer del agua. Yo me reía por dentro, me le imaginaba vestido de buzo intentando cazar a una mujer resbaladiza cual trucha.

Me negó hasta los beneficios del corte tardío del cordón umbilical. Afirmó que los estudios que demuestran que el corte tardío del cordón aseguran más tiempo las reservas de hierro en el bebé, son mentira o inexistentes. Que el bebé obtiene el hierro de la madre durante el embarazo y que por esta razón la embarazada suele tener anemia, porque el bebé le chupa el hierro, y hay que dar suplementos. A mi esta explicación me pareció cuando menos rocambolesca.

Como muchos otros ginesaurios empezó a contar historias de cuando su abuela paría en casa, que se morían muchos niños. Su falta de respeto llegó hasta tal punto de decir que en todos los pueblos hay un par de “tontitos” fruto de accidentes de partos no intervenidos como los que queremos nosotras.

Me reconoció que la tasa de cesáreas del hospital era un poco alta, del 30%, y que estaban pensando como bajarla, pero que la solución estaba lejos de nuestro pensamiento de partos de baja intervención, y más en el lado de controlar e intervenir aún más en el proceso sin que aumentara la tasa de morbimortalidad maternofetal. Que pena, me temo que ahora aumentará todavía más el uso de fórceps, ventosas, maniobras de Kristeller y episiotomías salvajes. Le insté a que consultara a otros hospitales de España para que les preguntara como lo hacían ellos.

Finalmente me dijo que iba a dejar de atendernos, porque todos los meses recibía a un par de las nuestras y se sentía derrotado al ver que no conseguí convencernos de nada ¿Pero como se puede convencer a nadie de semejantes barbaridades? Al menos en este punto me quedé contenta, ¡¡se siente derrotado!!.

Salí de allí con la tristeza de ver que en este país cada jefe de servicio hace de los paritorios su pequeño feudo, donde se hace y se deshace a su antojo. ¿No hay una autoridad superior que vigile por el buen hacer de los ginecólogos? ¿No hay nadie que haga respetar las mínimas recomendaciones lanzadas desde el propio ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad? ¿De que sirve lanzar una Estrategia de Atención al Parto Normal si luego cada hospital puede hacer lo que le venga en gana?

¿Por qué fui a sabiendas de conocer con anterioridad sus respuestas? Pues porque algo dentro de mí me decía que tenía que hacerlo, por mí y por mis compañeras. Por ir abriendo camino; por reclamar nuestros derechos; porque nadie diga que ninguna mujer en esta ciudad quiere tomar las riendas de su parto; porque el parto es nuestro.

<
26

Comentarios

Imagen de Nuria

Hace un año exactamente yo me encontraba frente a ese mismo jefe de servicio. El mismo personaje que dirige a sus compañeros como si fuera Dios. De su mano, el hospital ha conseguido la maravillosa tasa de 33% de cesáreas (datos de la web del hospital). Lo triste es que sus propios compañeros (ginecólogos, neonatologos y matronas) no lo soportan, pero la burocracia es así. Acabó de jefe de servicio y no hay forma de cambiarle.
Amiga vas a parir como una leona y si hace falta, me pegas un telefonazo y allí vamos todas a hacer barricada.

Imagen de María CS

33% de cesáreas!! Por favor, eso es MUCHÍSIMO! Y todo porque un fulano al que ni sus propios compañeros soportan está endiosado en sí mismo y su ciencia... pobres madres y pobres bebés.

Imagen de Katrina

Honestamente, me ha quedado una sensación de impotencia, que me dieron ganas de irme hasta allá, desde aquí, desde Colombia, sólo para ir a pelear con ese "tontito". Ayy, ¿no se puede hacer nada?

Imagen de mariajose

yo en realidad no es que quisiese responder a este, sino dar mi experiencia. hace dos meses pari a mi tercera hija, despues de que se me practicase una cesarea programada en el segundo embarazo, porque la nena venia de nalgas. ahora sé que no se tendria porque haber programado, pero en cambio si se hizo así, pues yo hoy se cosas q no sabia hace cinco años. Solo decir que el nacimiento de mi tercera bebé ha venido ha colmar mi felicidad como persona, como mujer y como madre. ¡me siento totalmente realizada en mi faceta de mama! y estoy disfrutando de la maternidad de mis tres princessa como nunca hubiese imaginado. Esto se debe a que las circunstancias de este embarazo me llevaron a buscar algun grupo de yoga para embarazadas y navegando encontre un centro dirigido por un matrona en mi ciudad. su propia experiencia como mujer y sus conocimientos me han llevado a vivirlo todo desde otra perspectiva ¡todas mis niñas me han dado una felicidad profunda! pero he de reconocer que la madurez que tengo hoy, despues de hacer seis años que habia parido a mi primera hija, lo ha hecho muy especial. y me siento FELIZZZZZ. Llegue al hospital con la bolsa fisurada y las aguas estaban sucias, pero no estaba de parto lo que hizo que me indujeran el parto. yo tenia tanto miedo de que pasase algo a mi bebe que en nada quise contradecir la opinion medica. se que lo mejor para las dos habria sido dejarme que me pusiese de parto....... pero no fue posible y entonces decidi que lo que tocaba era transmitir a mi bebe serenidad, alegria y satisfaccion, y esto hizo posible que disfrutase mucho de mi parto, acompañada por mi marido en todo momento y viviendo eso como uno de los momentos mas especiales de nuestra vida. tras 7 horas de induccion nació Mónica a las 19.45. no lloraba y entonces la reconocieron con la pediatra, tambien se que lo ideal habría sido darmela directamente, pero...... yo no queria que mi bebe corriese peligro. de todos modos. en 5 minutitos me la dieron y le di el pecho, se engancho divinamente, como aun lo hace hoy. la miraba, la besaba y me sentia profundamente feliz de al fin tenerla entre mis brazos y doy gracias a Dios por ella y por mi primera hija y por mi segunda hija. sin duda alguna ¡es lo mejor que Dios me ha dado y por eso cada día le doy gracias!! porque son suyas..... el me las ha dado.

Imagen de María CS

A mí lo que me da rabia es que muchas nos rendimos y acabamos por decir cosas como: "Bueno, si el sistema español es así, tendré que someterme a él, no?" o "Ahora las cosas están cambiando, depende de quien te toque".

Pues no!! Si el sistema no funciona, el sistema DEBE cambiar, que es nuestra salud y la de nuestros hijos. Someterse NUNCA es bueno. Y NO debe depender de quien te toque, sino DE LO QUE UNA QUIERE, que para eso son nuestros cuerpos y nuestros hijos.

Pero sí, me parece muy bien que se sienta derrotado, porque eso significa que cada vez más mujeres se rebelan. De momento seremos pocas, pero esto ya no hay quien lo pare. Cada día somos más!

Imagen de Adri

Me niego como tú María, no diremos jamás que si el sistema es así y tendré que someterme a él, hay capacidad de cambio, luego hay posibilidad de él.

Se trata de no rendirse, se trata de no dejar de luchar, la única batalla perdida es la que se abandona. Y esta causa es tan fuerte, tan real y tan buena, que no podemos dejar de intentarlo, ahora que hemos empezado a andar el camino juntos, conectados, comunicados y convencidos.

Un saludo,
Adri

Imagen de S.G.

De hecho hay algo dentro de mi que me dice que tengo que ir a ese hospital a parir porque no ir sería como abandonar la batalla. Y estoy tan segura de que puedo parir y puedo defender mis derechos, que lo haría en el sitio más hostil.

Imagen de Adri

Hola S.G, a mi modo de ver las cosas, si ahora decidieras parir en un lugar que garantizara tu bienestar y el respeto hacia tu persona y la de tu bebé, no sería para nada un acto de abandono de la batalla, ni de cobardía, ni nada que se le parezca.

Sería un acto de los que demuestran que existe la inteligencia humana y la puesta en práctica del criterio personal.

Así que, como ya te han comentado otras personas, no te la juegues en este momento tan crucial de tu vida, y busca una alternativa en la que no empieces con puntos de desventaja. Un lugar que te satisfaga de entrada.
Seguro que existe y que lo encuentras.

Para mí, el beneficio que le tenías que hacer a la sociedad ya lo has hecho con creces...

Eres fuerte. Lo conseguirás.

Un abrazo, y suerte.

Adri

Imagen de bminayaBrigit

Qué experiencia más desagradable, por favor.

Es que ya es lo último: como profesional, puedes exponer una postura, lo que no puedes hacer es ridiculizar a una mujer por la manera en la que quiere dar a luz.

El argumento que esbozan siempre para un parto totalmente controlado y con una intervención salvaje, son las garantías: seguridad para la madre, para el bebé, para el buen funcionamiento del parto. Como si ellos fueran infalibles...

Imagen de Laura

Bueno, yo parí en un hospital intervencionista sabiéndolo, y pensando que una vez allí podría arreglármelas pero no fue así. Tuve muuucha suerte con la comadrona y me evitó la episiotomía y demás, pero tuve que parir tumbada, con monotirización exterior pero continua y acabé pidiendo una dosis mínima de epidural (no a gritos, pero no podía soportar las últimas contraciones tumbada...). Entonces se paró el parto, y al cabo de una par de horas tuvimos que "negociar" el uso de oxitocina sintética. Era evidente que, o bien esperábamos a que se pasase la anestesía, o bien, se volvia a intervenir... Con una ampolla (también dosis mínima) volví a notar algunas contracciones y junto con mi empeño pues al final tuve un "buen parto", dadas las circuntancias. Pero si tengo que parir de nuevo, no iré a ese hospital, miraré mejor todas las opciones a mi alcance. Tuve suerte, eso es todo... Mucho ánimo y suerte!!! gracias por compartirlo y por no callar.

Imagen de Diana

Este señor es un carcamal que mejor debería estar en su casa metiendo barcos en botellas y no las manos en vagina ajena.

Besos, guapa, sé que parirás como una diosa y este señor no te tocará ni un pelo de la cabeza.

Imagen de Ana Avila

Cuánto queda por hacer! yo confío en las nuevas generaciones de profesionales de la salud. Tenemos que luchar no por nosotras que aunque se consigan "cosas" estamos muy lejos de que nos dejen parir en paz... confío en que las nuevas generaciones sean mas respetuosas y que nuestras hijas puedan parir como quieran.

Imagen de Rubí

Puff, yo fui atendida por esas nuevas generaciones, a esas mujeres les quedarán unos 30 años de vida laboral, unos 30 años para hacer daño a quien se acerque a ellas, desprecio, burla, maltrato y un largo etc.
Mientras no exista una ley que nos proteja contra la violencia obstetrica las mujeres seguiremos siendo carne de cañón.

Imagen de Lucía

Madre mia, que personaje!!! De donde eres??? Yo vivo en Lugo, y aquí hicieron hace poco un hospital nuevo en el que pusieron bañeras y camas que se incorporan de todo (te quedas como si estuvieras sentada) tb dispones de balones de pilates para dilatar. Por que no hacen lo mismo en todos los hospitales de España??? y por que no obligan a esos "dinosaurios" a respetar más a las mujeres? Yo estoy de 33 semanas y espero que ya que tienen esas habitaciones tan bien montadas pueda tener un parto respetuoso...

Imagen de Nereida

No se donde te toca parir, pero de verdad que lo siento. Yo he parido hace un mes, ha sido mi segundo parto, y en ambos partos he sido afortunadísima. El primero porque fue un parto respetado sin necesidad de pedirlo, es decir, tuve la suerte de dar con un matrono que cree en los partos respetados y no intervencionistas; en el segundo iba con la lección muy aprendida y entregué mi plan de parto en el mismo momento de entrar allí con la bolsa rota, mi ginecóloga lo leyó y dijo que está muy bien pero que, como todo, se cumpliría en la medida en la que no surgiera ningún problema. Vale.
De nuevo tuve suerte y finalmente di con una matrona estupenda (después de un período de una media hora con una ginecóloga estúpida y déspota de las de "túmbate y haz lo que yo te digo") que no se si llegó a leer mi plan de parto, pero que desde luego dejó que fuera mi cuerpo el que pariera y ella simplemente se dedicó a observar y, llegado el momento, ayudar a que mi niña naciera, con total naturalidad, siguiendo mi ritmo y mis necesidades. Hice los pujos sentada como quería, usé óxido nitroso como analgesia porque no quise epidural, parí en paritorio pero pedí que inclinaran la cama para no estar en total horizontal, y la matrona me ayudó tanto en el expulsivo que solo tuve un leve desgarro que ni siquiera precisó sutura, y tras ponerme a mi niña piel con piel ella siguió con lo suyo, y no sdejó a nosostras en total conexión. Y cuando ya estábamos tranquilas en recuperación vino y me dio la enhorabuena por haber sabido parir, por haber tenido la capacidad de controlar tan bien mi parto, estaba sorprendida! y porque,en sus palabras, "así da gusto trabajar", y es lo que realmente deberían entender estos ginesaurios, que cuando la mujer está cómoda, tranquila y se siente respetada y no presionada, es más fácil para todos. Si quieres leer mi parto te dejo la entrada de mi blog. Besotes

http://laaventurademiembarazo.blogspot.com/2011/07/y-el-milagro-se-hizo-vida-de-nuevo-la.html

Imagen de Carolina

Estoy esperanzada que las mujeres sigamos preguntando, investigando y conociendo las prácticas a las que someten los médicos. Soy de Argentina. En los Hospitales Públicos se realizan episiotomías de rutina a todas las embarazadas. también es dificil porque un parto en casa cuesta mas de 1000 dólares y no todas pueden pagarlo,.Mujeres a empoderarse!!! Pidamos partos seguros y respetados para todas.

Imagen de Adri

Creo que el día que me toque haré lo mismo que S.G, quizá para entonces ya no seremos dos por mes, sino dos por semana, y a la vuelta de unos años dos por día...

Me da vergüenza ajena y siento pena por este señor. Ha llegado a ser Jefe de Servicio, pero está tirando por tierra los años de estudio, profesión y el trabajo de sus nuevos compañeros. El relevo no puede darse en esta dirección, ni en este sentido. Porque es insostenible desde el punto de vista de la ética, del sentido común y de la rehumanización de nuestra especie (algo vital para su supervivencia).

Espero que los nuevos profesionales sepan darse cuenta de cómo evoluciona la sociedad, y no se opongan al cambio imparable, sino que se sumen a él, convencidos de la necesidad y de la bondad de este nuevo paradigma en la atención al parto, en la manera de vivir y en la forma de actuar. Que se sumen a la nueva sociedad.

Parece como si todos ellos salieran de sus formaciones programados para decir lo mismo, para sentir lo mismo, para actuar de la misma manera. El orgullo, la prepotencia y el endiosamiento en el que la sociedad los tiene encumbrados, les impide ver la realidad y vivir en ella, de ella y por ella.

El problema sigue siendo el mismo de siempre, que si no hacen lo que actualmente llevan a cabo, sobran muchos profesionales, y no sólo de la seguridad social, sino de todo el sistema sanitario en su conjunto. No hay tantos partos naturales desastrosos como para emplear a tanto especialista en Obstetricia y ginecología. Así que los hacemos todos artificiosos, difíciles y complicados, y les hacemos creer que somos imprescindibles, que en el pueblo morían muchas mujeres, y que los desgarros son kilométricos.

Es curioso analizar cuan dividida se encuentra la opinión de los españoles en lo ancho y largo del territorio, para cualquier tema o cuestión que trates, y cómo de parecidos son los pretextos, antes mencionados, en lo que respecta al parto. Es como si todos hubiesen escuchado, leído o memorizado lo mismo en algún momento...

Me gustaría además apuntar que un hombre sin sensibilidad y empatía no puede ser jamás un buen obstetra, porque debe saltar el obstáculo de la diferencia de sexo, y además precisa admirar el femenino...Condiciones que se me antojan difíciles de ser cumplidas simultáneamente por muchos hombres.

Leyendo el texto de S.G no puedo sino sentirme esperanzada, por lo que se lee, el Jefe de Servicio de un hospital no ha conseguido rebatir a una usuaria del sistema, informada, con ningún argumento de peso.Y eso me llena de alegría...Se ha limitado a usar herramientas de debate propias de gente sin recursos verbales y con escasa formación, argumentos de: ridiculización (las mujeres de África), de la exageración (se morían muchos niños), poco fundados en las nuevas evidencias científicas o desfasados (recomienda parir en litotomía, así como no cree en los beneficios del corte tardío del cordón umbilical), falsos (no conoce la fuente en la que basa su argumento la SEGO), basados en el uso de la autoridad que le otorga el cargo que ocupa (elevar el tono y amenazar con acabar la conversación), basados en el sarcasmo y en minusvalorar al oponente (ridiculizó cada una de las preguntas y se reía una y otra vez), argumentos al margen de la propia experiencia (parir en agua no dimunuye el dolor; y me pregunto yo ¿y él cómo lo sabe?¿ha parido muchas veces?) y finalmente la guinda o colofón del debate, el argumento de peso, infundir miedo (en todos los pueblos hay un par de "tontitos").

El Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia de un hospital, no ha podido responder de manera adecuada, rigurosa, respetuosa y fundamentada, el suave embiste de una usuaria.

Creo sinderamente que se confunden de pleno al creer que están en la zona superior del sistema, porque claramente, ahí arriba está el usuario. El usuario que conoce sus derechos, el usuario que busca alternativas, que abre nuevas vías, el usuario INFORMADO.

S.G lo ha demostrado con elegancia y en la práctica.

Lo que siento hoy no es tristeza, es una alegría inmensa. Siento a través de las palabras de este texto una pequeña batalla vencida.

Esto que relata S.G, en la entrada es extrapolable a otras muchas cuestiones. Creo que presenciamos la caída de un modelo, de un sistema, y ahora viene la oportunidad, el cambio,es hora de trabajar unidos por la construcción de uno nuevo, que consideremos mejor; que consideremos nuestro. Que nos represente, que nos respete.

No es momento de centrarnos en nuestras debilidades, sino en nuestra fortalezas.

Un abrazo a todas,
Adri

Imagen de Livia

Gracias S.G. por ir a discutir con semejante elemento. No será mi hospital pero creo que cada queja informada, cada discusión de este tipo, acabará dando su fruto. Ojalá sea cuanto antes.

Lo de ridiculizarte... veo claro que es porque no tiene argumentos... ¡Qué personajillo!

Imagen de alicia

Es tragicomico. Buenisimo que hayas reclamado tus derechos ylo que es mejor los de tu bb , a nacer humanamente. Y gracias por difundirlo. Seguiremos pidiendo lo que corresponde hasta lograrlo.
Alicia, salud2 desde Argentina

Imagen de susana

Para que te den esas respuestas no hace falta irse a un hospital: te vas a cualquier bar de carretera y los parroquianos, carajillo en mano, te harán comentarios sobre el parto igual de basadas en la evidencia científica y quizá hasta más respetuosas para la mujer que las del sujeto éste en cuestión.
Me siento orgullosa de mujeres valientes como tú, que se molestan en preguntar y en poner la ignorancia y misoginia en evidencia, aunque para ello tengan que verles la cara, pero lo evidente que la seguridad personal de las mujeres que paren en ese hospital no está garantizada y además presume de ello. Qué vida más triste.

Imagen de Rubí

Para S.G.

No S.G., no vayas a ese hospital, claro que puedes parir, claro que tienes razón pero el tener razón no significa que ganes la batalla, no sé si es tu primer bebé, pero lo que yo tengo claro es que el nacimiento de tu hijo tiene que ser eso el nacimiento de tu hijo, te puedo asegurar que es el momento de tu vida donde estarás más vulnerable, asegurate antes de que llegue ese día que te respetarán.

He leido muchas veces a mujeres informadas pero pisoteadas y maltratadas en el momento de dar a luz, es muy dificil cuando estás dentro de tu parto, poder defenderte de lo que sucede a tu alrededor.
Tu vida es tu vida y todo lo que te hagan sufrir en tu parto lo sufrirás tú y tu hijo.
Busca y vete a dar a luz unicamente a un sitio que te dé garantias de respeto, luego si quieres mandas una carta a ese señor, diciendole que pariste como te dio la gana, que te sientes muy feliz que tu hijo y tú no tuvisteis que sufrir todas esas intervenciones innecesarias y que estuvistes rodeada de gente que te respetaba y que no se reia de ti.
un abrazo y suerte en tu busqueda

Imagen de Adri

Está claro que el ego y la cuenta corriente no les deja ver mucho más allá.

Alimentemos más su ego, llegará un momento que se autodestruirán... Caerán por su propio peso.

Un saludo,
Adri

Imagen de Caridad

Si hay alguien superior, siempre lo hay, en este caso el gerente del hospital, te animo a que sigas por ahi y sino pitada en la puerta por no respetar los derechos y la ley de autonomia del paciente.

Imagen de Natalia RD

Es una lástima ver que en todo el mundo es lo mismo. Aunque las normas de los centros de salud se "actualicen", la práctica sigue siendo la misma.
Hay que trabajar mucho en la difusión de la información y la educación de las nuevas madres ( y nuevos padres) para que exijan sus derechos. Nosotr@s somos l@s responsables de ese cambio.

Imagen de Adri

Yo veo avances interesantes en ese sentido, hace poco escuché en una conversación ajena como una mujer recomendaba a otra embarazada, informarse en la Asociación de El parto es nuestro...

Con eso lo digo todo...

Un saludo a tod@s,
Adri

Imagen de PIlar

En manos de quien están las mujeres?. Esta es otra cosa que me llama la atención, porqué cuándo una mujer llega a un hospital publico es para ella como jugar a la ruleta rusa con e personal de turno? Este tipo es un sinverguenza que no debería de tener permiso para tocar a una mujer jamás. Un saludo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Fill in the blank.