Vaginas, noticias sorprendentes y científicos

Por Mar Alegre

Hemos leído estos días una noticia titulada La vagina sorprende a los científicos y nos gustaría comentarla por el prisma desde el que está escrita, bastante distinto al nuestro.

Los análisis genómicos revelan un órgano más complejo y dinámico de lo esperado.

Dibujo de Andrés Rábago, más conocido como El Roto

Para una mujer consciente de su cuerpo o para una buena matrona familiarizada con la anatomía femenina, lo realmente sorprendente es que a la vagina alguien la pueda considerar “un órgano pasivo, una mera vía de paso”. La noticia sugiere que esa es la opinión generalizada que se tenía de la vagina antes de este estudio, visión simplista hasta el extremo.

Quizá “lo esperado” estaba demasiado alejado de la realidad, y por eso un acercamiento a lo que es una vagina cause tanta sorpresa.

En el estudio que nos presenta la noticia, un grupo de científicos de la Universidad de Maryland (EE.UU.) han estudiado la vagina y han logrado conocer mejor ciertos detalles sobre esta.

Lejos de ser un órgano pasivo, una mera vía de paso, la vagina alberga una gran riqueza biológica que difiere de unas mujeres a otras y que suele evolucionar a lo largo del ciclo menstrual, según una investigación dirigida desde la Universidad de Maryland (EE.UU.) presentada este miércoles en la revista Science Translational Medicine.

Este punto de vista me recuerda sin duda a la idea que se presentaba de las mujeres y sus órganos en las desagradables viñetas “humorísticas” de la SEGO.

Mujeres convertidas en seres pasivos con órganos y cuerpos inamovibles e incapaces de realizar por sí mismos las funciones para los que han sido diseñados y perfeccionados por miles de años de evolución. Una visión dañina, iatrogénica, alejada de la realidad de nuestros cuerpos y del respeto que merecen.

Porque para respetar algo, hay que conocerlo bien. Y el profesional que conozca las vaginas, su hermosa complejidad, su carácter cambiante, su riqueza de matices y su maravilloso funcionamiento, se hará eco de la frase que repite la matrona Inma Marcos: “si algo no está estropeado, no lo arregles”.

Y se rendirá ante la perfección de una vagina durante un parto, manteniendo muy alejadas de su mente episiotomías y otras prácticas obsoletas, desaconsejadas por el Ministerio de Sanidad (Estrategia de Atención al Parto Normal) y la OMS, entre otras.

Copa menstrual

El periodista además dice “támpax”, nombre de una marca comercial, en vez de tampón. Nos gustaría hacer referencia aquí a la copa menstrual como una manera cómoda, barata, limpia e interesante de relacionarnos con nuestro cuerpo y nuestro ciclo menstrual. Es además, respetuosa con el medio ambiente.

La investigación obligará a corregir las ideas vigentes sobre qué es una vagina sana.

Como decimos, una mujer conectada con su cuerpo percibe su vagina como una parte de ella muy compleja y dinámica, lo suficiente como para realizar todas sus funciones a la perfección. Y sabe, sin necesidad de realizar estudio alguno ni ser científica, que la vagina varía de unas mujeres a otras y, en la misma mujer, a lo largo del ciclo menstrual.

No le sorprende pues que la vagina albergue una gran riqueza biológica y que la definición de “vagina sana” difiera de una mujer a otra. El problema está en “las ideas vigentes de lo que es una vagina sana”:

"Muchos estudios y tratamientos se basan en la idea de que todas las mujeres son iguales y reaccionarán de manera similar a los tratamientos”, declara Jacques Ravel, director del trabajo, en un comunicado difundido por la Universidad de Maryland. Los nuevos datos muestran que “cada mujer parece tener su propio estado de salud".

"Soft Birth" de Dana Leggett

Sabemos que existen numerosos “casos de variación dentro de la normalidad” que se ignoran y se tratan como patológicos. Cada mujer tiene derecho a que se conozca y respete “su propio estado de salud”, sus tiempos y sus necesidades. Porque sabemos que ni todas las mujeres somos iguales, ni reaccionamos igual a los tratamientos.

La mujer con conciencia de su cuerpo sabe que una vagina sana está preparada para parir, y no necesita episiotomía ni instrumentalización de rutina, ni cirugía mayor abdominal (cesárea) en las cifras que alcanzan estas prácticas en los hospitales españoles.

Y también sabemos que un embarazo normal dura en una mujer 38 semanas y en otra 42. Que un parto puede durar 4 horas o 20, en distintas mujeres o incluso en la misma mujer, pudiendo ser ambos gozosos y felices. Sabemos que la vagina de las mujeres está preparada para gestar y parir si su cuerpo está preparado para concebir a su hijo, tenga 18 o 42 años.

Porque ser madres nos ha enseñado tantas cosas de nuestro cuerpo que no sabíamos, que nos hubiera gustado haberlas sabido desde siempre. Haber vivido con ellas, en vez de con prejuicios como que la vagina sea “un órgano pasivo, una mera vía de paso”.

La vagina sorprende a los científicos. Los análisis genómicos revelan un órgano más complejo y dinámico de lo esperado.

Noticia publicada en La Vanguardia.

.

Vaginalistas

La mutilación genital femenina en España se llama episiotomía

Episiotomía Info

 .

<
Etiquetas: 
6

Comentarios

Imagen de susana

¿Análisis genómicos? ¿Pero es que hay que preguntarle a los científicos para apreciar, respetar y disfrutar de nuestros órganos femeninos? Amos, hombre...Creo que las primeras que tenemos que valorar la vagina somos nosotras y así tendremos más oportunidades de evitar tantas mutilaciones y manoseos de nuestra intimidad. Cuando se violenta la vagina de una mujer, se viola su mente.

Imagen de Diana

En cambio, de todos es sabido que el funcionamiento de un pene "es más simple que el mecanismo de un chupete", o eso decía un gran amigo mío!!

Imagen de Mar

Pues a mí me ha resultado bastante interesante, es una lástima que hayas de ser investigador o pagar para leer el artículo completo. No hay que preguntar a nadie para disfrutar de nuestros órganos sexuales, pero sí para conocerlo mejor desde un punto de vista microbiológico, que no se vosotras, pero yo se poco, además la revista tiene un índice de impacto de 3.5, no es de las cutres.

#Diana. El mecanismo del pene no se, pero el de los testículos es la hostia, de hecho, todas hemos tenido testículos(o algo parecido) cuando estábamos dentro de mamá, aunque luego lo reabsorbiéramos. No se mucho de microbiología pero mi padre es biólogo investigador ;)

Imagen de Noremi

Digo yo que ya está bien de hablar del cuerpo de la mujer en función del del hombre: que si una especie de testiculos, que si nuestro clítoris es como un pene grande... somos diferentes, y evidentemente que a nivel embrionario todos partimos de las mismas estructuras, pero ¿por qué dar por hecho que són masculinas? ¿Y si fuera el pene un clítoris grande, y sus testículos unos ovarios "descolgados"? ¿Por qué nunca se habla en estos términos?

Está bien estudiar científicamente, saber más para poder tener una mejor tecnología, y una mejor medicina. Pero ojo con los planteamientos de base en las investigaciones, porque el modelo de referencia para estudiar la sexualidad de la mujer continua siendo el masculino al parecer, y esto no contribuye para nada en que valoremos y respetemos nuestro cuerpo.

Imagen de Anonimo

Me gustaría que me dijeseis algo si tenéis información alternativa a los tratamientos micóticos que no parecen afectar a la candidiasis crónica que me acompaña desde hace dos largos años.

Imagen de LUIS ALBERTO

QUEREMOS DOCUMENTARNOS SOBRE EL TEMA DE LA VAGINA PARA UN PROYECTO EN LA UNIVERSIDAD

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.