Contabilizar las episiotomías

Por Ángeles Cano Resulta que en España los partos vaginales que terminan con episiotomía no se contabilizan como partos instrumentales. ¿Por qué? Veamos una definición típica de la episiotomía:

Es una incisión quirúrgica que se realiza en algunos partos en el periné de la parturienta en el momento de dar a luz para agrandar la vagina/ canal de parto y así facilitar la salida del bebé.

Por lo tanto, la episiotomía es un procedimiento quirúrgico. En otros lugares del mundo, todo lo que implica una intervención con instrumental quirúrgico durante un parto se engloba en el término “parto instrumental”, ya que además se aleja de lo que es un parto normal (incluso hay países donde se define específicamente la cesárea con intervención de instrumental). ¿Por qué sería interesante contabilizar la episiotomía en la categoría de los partos instrumentales?

Porque la episiotomía es una de las intervenciones más banalizadas (justo tras la colocación rutinaria del “goteo” de hormonas sintéticas) en la atención al parto. Porque muchas personas siguen diciendo que es “sólo un cortecito”, cuando sabemos que lesionar los genitales de una mujer es algo más que un “simple cortecito”. Contabilizar esta práctica como lo que es, una intervención quirúrgica con instrumental, haría visible la situación real y nos aclararía mucho las cifras que manejamos sobre los resultados de parto. En muchos paritorios se sigue realizando la episiotomía como una rutina más en el parto. Sin embargo, hay otros muchos centros, donde trabajan profesionales bien formados y donde se manejan protocolos actualizados, que han conseguido reducir las tasas de episiotomías de forma muy notable. Las cifras que tenemos son de los pocos centros que han mejorado y tienen interés en publicar sus mejoras, mientras los demás siguen en el limbo y no dicen claramente en qué cifras se mueven. Aun así, en España, salvo casos excepcionales, reina todavía la mala costumbre de no apuntar en las historias clínicas las episiotomías (ni las maniobras de Hamilton, ni los Kristeller, ni la cantidad de oxitocina administrada, entre otras muchas cosas). Estoy convencida que para mejorar la calidad de atención hacia las madres y sus bebés hace falta ser conscientes de la realidad, y eso implica tener cifras (a nivel nacional) en la mano, para poder así constatar las mejoras conseguidas. Para leer más: www.episiotomia.info

<
Etiquetas: 
11

Comentarios

Imagen de Adela

La información fiable es sólo el primer paso para tomar conciencia de lo que está mal, y también es el primer paso para cambiar a mejor y evolucionar. La información transparente y de calidad en Sanidad es necesaria además de un derecho básico de los usuarios del Sistema de Salud.

Imagen de Adri

Me parece simplemente vergonzoso. No sólo la evidencia científica queda relegada a un tercer plano, sino que uno no tiene derecho a saber con pelos y señales todo lo que se le ha administrado y proferido en ese breve lapsus de tiempo, que constituye el parto, pero que significa tanto en la vida de una mujer y su familia directa; porque simplemente se considera, tan rutinario, normal y banal, todo el protocolo enterito, que no requiere ser anotado en tu historia de ingreso. Para qué si ya lo saben todo.

No sabía que no se llevaba un control exhaustivo de estas cosas, ahora si que me quedo de piedra. Esto quiere decir, que los datos pueden ser incluso más pesimistas al respecto.

Muy bien señores profesionales sanitarios, especializados en la atención al parto, que siguen tamaño código profesional y ético en el ejercicio de sus labores....Van a acabar siendo, si no lo son ya, el motivo decisivo y exclusivo, en la elección de parto domiciliario.

¡BRAVO!

Un saludo,
Adriana

Imagen de Isabel

Sería cuestión de unirnos tod@s, familias y profesionales, para conseguir partos dignos en el hospital. Somos much@s l@s profesionales sanitarios que trabajamos y luchamos para que la práctica clínica se adecúe a la evidencia científica y para que cambien las cosas, ¡y se están consiguiendo!, gracias a vuestra valentía de expresar cómo os sentís, a la perseverancia y gracias al despertar de consciencia/conciencia de las nuevas generaciones de profesionales (y de otras generaciones que hacen todo lo posible por asumir los cambios). Con todo el respeto, me gustaría que no se generalizara. Soy matrona y en cuatro años y medio que llevo en la práctica he visto cambios impresionantes para bien, ¡por suerte!. Me formé en un hospital donde se intervenía de todas las maneras posibles pero también recibí la influencia de compañer@s que se formaron en países donde se respeta el parto de la forma más integral o ancestral, la influencia de compañer@s que han estado en países donde el único recurso para ayudar en el parto son las manos (para aliviar el dolor) y el acompañamiento... y ell@s también trabajan en hospitales. Cuando empecé a trabajar me fui a un lugar donde daban ganas de llorar, se hacía todo por rutina, y en dos años hemos tenido que pelear mucho, protestar, escribir cartas a la dirección del hospital y te aseguro que ha cambiado la cosa muchísimo. No se hacen episiotomías por rutina, las que se hacen se anotan en la historia clínica y se pone por qué se ha hecho, puesto que luego hay un seguimiento en el hospital y centro de salud y se pide el consentimiento de la mujer. Hay que presenciar muchos nacimientos para darse cuenta de que cada mujer, cada parto, cada nacimiento, es único, auténtico, original...es un mundo. Ojalá alguna vez leyera que tod@s luchamos por lo mismo. De todas formas, decidas parir en el hospital o en casa, yo estaré ahí para apoyarte en la decisión que tú tomes, siempre con la esperanza de poder ayudarte, en todo lo posible, con lo que sé, con lo que he aprendido y sigo aprendiendo.

Imagen de María CS

Que si dijeran la verdad y las historias clínicas recogieran todo, pero todo, lo que se hace, las estadísticas iban a ser bien diferentes. Y a lo mejor hubiéramos empezado a rebotarnos las mujeres mucho antes. Lo que hace la ignorancia...

Imagen de Julia AS

El no apuntar este tipo de cosas en la historia clínica, es una manera de evitar perder juicios, si alguien los denuncia. ¡Cuánta corrupción hay!

Imagen de Adri

Julia AS, navegamos entre olas de corrupción, en todos los campos, en todos las comunidades...

Es aberrante. Es significativo.

Un saludo,
Adriana

Imagen de susana

En estos momentos yo creo que se debería contabilizar a las que no llevan episiotomía, sería más rápido.
Resulta curioso que desde el momento histórico en que las mujeres se levantaron para pedir el voto, lo siguiente fue que nos tumbaron para parir y recibir tajos innecesarios en nuestros cuerpos... y encima nos escamotean también la información.

Imagen de Diana

Y todavía hay que escuchar al iluminado de turno recordándonos que así se evitan desgarros en la zona... Digo yo, que se corten ellos el culo, a ver si así van mejor al baño...

Imagen de Julia AS

Buena idea, Diana, estaría bien que se cortaran ellos, o mejor, que a estos impresentables les cortaran para saber qué se siente en las propias carnes.

Imagen de Lyra

Y si quieres denunciar algo... no puedes hacer nada me imagino... todos se mirarán con cara de pez y dirán "¿Tú qué le pusiste?" "A pues yo no me acuerdo" y ya está, fin de la historia... todos tan anchos.. Mu fuerte.

Imagen de maria

Ya no se que me produce todo esto... debere arreglar mi cabeza, me gusta leer sus articulos y a la vez me pegan directo al corazon, olvidar...

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Fill in the blank.