Lo que sabemos las mujeres

Por Candy Tejera Estamos en la era de la “ciencia”. Lo que no es ciencia o no está avalado o promulgado por “científicos” no es; no existe. ¿Y qué es ciencia? Pues, simplificando mucho las matemáticas, aquello que se ve y se puede medir y cuantificar. Aquello que se puede comprobar, que hemos descubierto cómo funciona y por tanto podemos predecir con bastante probabilidad de acierto. Sin embargo hay cosas que se escapan, en cierta medida, al control de la ciencia. Un ejemplo claro son los procesos fisiológicos, que en tanto que son VIDA, están sujetos a muchas variables y dependen en gran medida del ser que los está experimentando. La cosa se complica aún más si ese ser es un espécimen femenino, al que los varones suelen calificar de “gran misterio” y del que dicen que es imposible conocer y entender del todo. Voy a utilizar tres ejemplos relacionados con la fisiología reproductiva femenina para demostrar, de forma “no científica” que, en el caso de las mujeres, las matemáticas no siempre funcionan. Empezamos por el principio: la menstruación. Soy mujer y tengo ya dos hijos pero he de reconocer que a estas alturas todavía no entiendo muy bien cómo funciona el periodo femenino. Debe ser porque soy de letras, pero siempre que trato de leer sobre este tema, los números empiezan a bailar en mi cabeza y termino aturullándome. Resumiendo, parece que la ovulación suele producirse 14 días después de la regla, pero esto sólo sirve si se tienen ciclos de 28 días, si son más cortos o largos no se sabe cuándo se produce. Bueno, no lo saben los científicos, pero las mujeres sí podemos notarlo por los cambios que sentimos en nuestro cuerpo: mayor flujo, sensibilidad en los senos o mayor apetito sexual entre otros. Para acabar de rematarlo, aunque tengamos un periodo “estándar” de 28 días, estamos muy lejos de comportarnos como un reloj suizo de alta precisión. El estrés, un disgusto o un cambio en nuestra rutina, como por ejemplo un viaje, pueden hacer que la regla se nos adelante o se nos retrase. Variabilidad femenina= 1 /  Matemáticas= 0. Vamos a por el segundo asalto: la concepción. La concepción depende en gran medida de la ovulación, pues sin óvulo no puede haber fecundación. Como hemos dicho antes, podemos o no conocer cuándo ésta ha tenido lugar, así que ya empezamos mal si lo que queremos es conocer el día D en que “encargamos” al primogénito o al hermanito. Lo que está claro es que si estamos embarazadas es porque en algún momento mantuvimos una relación sexual sin protección. Pero resulta que los espermatozoides son capaces de vivir hasta cinco días nadando en nuestro interior y la concepción producirse, por tanto, días después de haber realizado el coito. ¡Más incertidumbre! Cuando llegamos a la primera consulta de embarazo, el médico empieza a hacer sus números y calcula la fecha aproximada de fecundación, puede que acierte, puede que no. Quizá nosotras tuvimos una semana especialmente movidita y no sepamos qué día exacto “acertamos en la diana” o quizá fuimos totalmente conscientes en aquel momento de habernos quedado embarazadas. ¿Magia? ¿Dotes adivinatorias? Aunque no podamos demostrarlo científicamente, muchas sabemos que nos hemos quedado embarazadas casi de inmediato, sin tener que recurrir al test de la farmacia o esperar a ver el pequeño huevo en una ecografía. A pesar de contar con estas certezas en nuestro interior, a más de una nos ha tocado “negociar” en la consulta sobre cuándo tuvo lugar el feliz acontecimiento, como si el médico hubiese estado en todo el meollo mientras se producía. “Ellos son los que saben” se suele decir.  Intuición femenina= 1 / Matemáticas=0. Tercer y último asalto: la fecha de parto. Y hablo de fecha de parto, no de fecha probable de parto, porque la que me interesa es la de verdad, cuando el parto se produce de manera espontánea. La fpp se convierte en ocasiones en una especie de “orden de desahucio” en plan “si no has parido ese día te lo sacamos a la fuerza”, cuando en realidad y como su nombre indica se trata solo de una “probabilidad”, una entre muchas. ¿Cuánto dura un embarazo? Tradicionalmente se hablaba de 9 meses o 40 semanas y se decía que era normal que se alargase hasta dos semanas más. Este periodo adicional o de descuento, como se dice en el argot futbolístico, dependía de la “generosidad” del personal sanitario. De esta manera a unas nos inducían en la 41,  a otras en la 41+3, o en la 41+5... Pero difícilmente se llegaba a agotar el plazo esperando que el parto se iniciase por sí solo. Actualmente, según la Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad, la duración NORMAL del embarazo son de 38 a 42 semanas, es decir que nadie tiene que regalarnos nada, porque ese tiempo es nuestro y de nuestro bebé. ¿Y por qué tanto lío de cifras? Pues porque esto no es una ciencia exacta, porque a veces es difícil conocer la fecha de la ovulación y la fecha de la concepción con exactitud. Y aunque a través de la ecografía del primer trimestre podamos conocer la edad gestacional de nuestro bebé y recalcular con mayor precisión el día de su nacimiento, sólo podremos establecer intervalos, ya que el niño nacerá cuando quiera y cuando esté preparado, no justamente cuando diga la calculadora. Llegado el momento, si el bebé se muestra remolón y no da señales de querer salir, sólo habría que comprobar que tanto él como su madre y la placenta están en perfectas condiciones y, si es así, esperar un poquito más. Naturaleza femenina= 1  /  Matemáticas= 0   Ganadora del combate: la Sabiduría Femenina frente a los fríos e impersonales números. Las mujeres sabemos. Aunque a veces no seamos conscientes de ello. A poco que estemos conectadas con nosotras mismas y nuestros cuerpos, las mujeres sabemos cuándo ovulamos, cuándo concebimos y cuándo ha llegado el momento de parir. ¿Y por qué esa obsesión con establecer fechas límite y plazos? ¿Acaso somos máquinas en lugar de seres vivos? Al menos en lo que a la reproducción se refiere, las mujeres no somos clones y no nos comportamos todas igual. Salirse de las cifras promedio, de las más habituales, no nos hace anormales sino todo lo contrario. Intentar encajar con las estadísticas sólo crea la sensación de estar haciendo algo mal, de que hay algo que no funciona correctamente y nos produce ansiedad. No es necesario saberlo todo, ni intentar controlarlo todo para que todo salga bien. Yo voto por dejar un margen al misterio y a las sorpresas, que no siempre son negativas sino que pueden ser agradables y le dan emoción a la vida.

<
24

Comentarios

Imagen de María CS

Es verdad. Totalmente cierto! Esa manía de cuantificar y medir cosas que no se pueden medir ni cuantificar, porque la dificultad estriba en controlar y observar los cambios y la evolución en la persona individual. Pero claro, es más fácil para ellos adjudicarnos números que estar pendientes de nosotras, porque no dan abasto.

Hace AÑOS que no cuento mis menstruaciones por fechas, aunque el día en que me viene, lo apunto en el calendario. Luego me olvido. Sé cuando voy a menstruar porque lo noto, percibo los cambios que hay en mi cuerpo. En mi caso, cuando al mes siguiente llega y me voy al calendario para contrastarlo con el mes anterior, me doy cuenta de que mis ciclos son de 27 días. Y es verdad, el estrés que a mi me produce un viaje hace que menstrúe 2 veces en el período en que viajo.

La concepción? Lo mismo. Los médicos nos dicen que con sus cálculos y sus ecografías son tan precisos y blablabla. Mentira, si hay una diferencia de opinión entre el médico y la preñada, suele tener razón la embarazada.

Del parto ya no voy a decir nada porque lo has dicho tú todito.

Imagen de Miranda

recuerdo que en el primer embarazo fui a 5 ginecólogos en cuestion de 2 semanas, buscando a uno que me podía responder a mis dudas (ingenua yo) y resulta que a las dos semanas tenía 5 distintas fechas de parto, tres de ellas calculado con ecógrafo...y luego pretenden inducir en la 41+3...¡pero si no saben de cuántas semanas estás!

Imagen de María CS

Es gravísimo. Se supone que en el hospital estás "atendida". Pero es precisamente el lugar en el que estás más sola, aunque haya docenas de médicos y enfermeras a tu alrededor. Una, porque como no dan abasto, no tienen tiempo de estar a cada caso. Y otra, porque se fían más de sus tablas, gráficos y maquinitas que de los cuerpos de las personas, que han pasado a un segundo lugar. Y así pasa lo que pasa, que el que mucho abarca poco aprieta y lo pagan las parturientas y los bebés.

Imagen de Diana

De acuerdo con Candy. Intentar encajar a todas las personas en una estadística puede ayudar a saber cuándo algo se desvía de la normalidad, pero no puede ni debe convertir un embarazo sano en uno patológico de la noche a la mañana.

Recuerdo al ginecólogo que me llevaba el control de mi primer embarazo diciéndome en la semana 39: "si el sábado -fecha en que salía de cuentas- no te has puesto de parto, te vienes por aquí el lunes para que te programe". Yo me aguanté la risa como pude y en la 39+3 estaba de parto solita. Ni que decir tiene que no pensaba ir a la cita del lunes, habiendo parido o no.

Imagen de juanje

tras perder una hija en la semana 38+5 te diría que hay tambien una obsesión en algunos médicos en dejar todo a la naturaleza y como era antes. Mi mujer decía que estaba de parto y ellos que no.
Mi hija con ginecologos intervencionistas estaría aquí hoy.
No hay verdades absolutas

Imagen de Lide

Juanje, lo siento mucho. Qué duro. De todas maneras, si tu mujer decía que estaba de parto y ellos que no, pues también eran médicos intervencionistas, porque también estaban interviniendo de alguna manera, por omisión y negando lo que tu mujer sentía.

Al final, es lo que dice el artículo, las mujeres sabemos. Pero estoy de acuerdo en que no hay verdades absolutas, y siento infinitamente que hayáis topado con un médico así, que no supiera escuchar a tu mujer, a su cuerpo y a vuestra hija. Lo siento en el alma.

Imagen de María CS

El problema no es dejar todo a la naturaleza, sino ignorar a la madre porque "ellos son los que saben". Lo has dejado bien claro: tu mujer decía que estaba de parto y ellos que no. La madre sabía, su instinto y su cuerpo decían que estaba de parto, pero los médicos la ignoraron. Y por eso existe este blog y la asociación.

Imagen de Nuria

Lo siento, siento mucho tu perdida y siento mucho el dolor que tenia que sentir tu mujer al verse ignorada. Ella sabia, su médico no confió. Pero eso no quiere decir que fuera un médico que deja hacer a la naturaleza. Simplemente es un mal médico o cometió una grave negligencia.
Un fuerte abrazo y gracias por contar tu historia.

Imagen de Anabel

Una conocida mia, parto en un hospital totalmente intervencionista, consiguio salvar a su bebé porque avisó a la enfermera, "el corazón del bebé se para cuando tengo una contracción y tarda en volver a latir".
La enfermera la dijo "tonterias, si tu no tienes contracciones".
"Claro que tengo contracciones", mira.
Entonces la enfermera o matrona, dejó de mirar la máquinita y la puso la mano en la barriga, "cesarea de urgencia".

Si esta persona no hubiese insistido y la enfermera no se hubiese dignado a ponerle la mano en la barriga (su primera intención fue no hacer caso a la madre, ya se marchaba tras mirar a la máquinita) ese bebé o estaria muerto o tendría graves secuelas.

Confunden la atención al parto, con seguir un protocolo.
Te tumban te enchufan a una máquinita , te meten oxitocina y si llegas a dilatación completa (a muchas les hacen cesarea porque no piensan perder más el tiempo con ella), pues o sacas al bebé en dos pujos o te lo sacan con ventosa o forceps.
Lo que pasa durante eso parece que ya no es problema de ellos.

Imagen de Jose C

Anabel no había oído nunca que la madre pudiera notar la falta de latido de su hijo. Yo no soy padre pero me gustaría saber, ¿has oído más casos en que las embarazadas noten el latido de sus hijos, o tal vez lo sabes por propia experiencia? Hago esta pregunta únicamente con el ánimo de aprender. Gracias!

Imagen de Nuria

Mis embarazos son "prolongados", eso quiere decir que no se ajustan a las medidas convencionales. Por eso he sufrido 1 inducción fallida y una cesárea programada. Yo también soy de esas que sabe que se ha quedado embarazada desde el primer momento.Por eso en mi último embarazo di la fecha de concepción en vez de la de última regla (así de paso me dejaban un poco tranquila con la FPP). Además no tengo ni idea de como serán mis ciclos cuando vuelva a ovular (Clara ya tiene 8 meses y aun no he tenido la primera menstruación). Vaya, pues va a ser que no soy muy estandar.
Nuria M

Imagen de quospasa

http://www.quenoosseparen.info/articulos/testimonios/angelaf.php

Aqui podeis leer la historia de una mujer a la que dijeron que estaba de parto y resulta que lo que tenía era apendicitis... resultado inducción que terminó en cesárea y niña prematura.
Lo peor de todo es que ese no era su primer embarazo ni parto, ella sabía lo que era estar de parto y estaba segura de que no lo estaba, pero no la escucharon...

Imagen de Amamadoula

Y así con tantas cosas que, por no poderse demostrar "ciéntificamente", se niegan...
Gracias por el artículo, me ha gustado mucho.

Imagen de Gabriella

Excelente artículo Candy!
Es para guardarlo en "favoritos" y sacarlo del bolsillo un día si y otro...también.

Imagen de Estela

En los años setenta, a mi madre el médico le dijo que nacería a finales de Abril, mi madre sabía perfectamente que hasta finales de mayo no iba a salir así que no le hizo mucho caso al médico y por supuesto mi madre tuvo razón: llegué al mundo un 31 de mayo. Si hubiese sido en estos tiempos, cesárea segura y niña prematura.

Imagen de Sabrina

Buenos Dias a todas. Mi nombre es Sabrina, y soy estudiante de Medicina de 6to año en Argentina. Vengo leyendo hace un tiempo el blog y creo q si bien tiene un gran nivel de informacion necesaria para futuras madres, hay mucho de "meter todo en la mimsa bolsa", especialmente a los medicos, sus procedimientos y consejos. No todos son iguales.
Desde mi 2do año en la universidad me desempeño como docente de la materia Embriologia, eso implica explicar a los alumnos desde el ciclo sexual femenino hasta el desarrolo detallado de todos los organos del chiquito. El apuntar a decir "en la 4ta semana comienza a formarse el pulmn y en la 26 comienza laproduccion de surfactante" claramente es generalizar, ya que ni todos los bebes secretan surfactante esa semana ni todas las mujeres tienene ciclos de 28 dias. Por que lo hacemos entonces? Por que generalizar? Porque se han hecho estudios que indican que esa es la "media". Y a mi que me importa la media? A mi claramente me importa, porque calcular el dia del ciclo o calcular la semana de gestacion me da un monton de posibilidades diagnosticas si algo se complica, o simplemente saber que esta todo bien.Desde el primer dia de clase yo les aclaro a mis alumnos que esto no es una ciencia exacta y cada persona tiene sus tiempos. Idem muchos otros docentes
No apoyo estas "batallas 1/0", no metamos todos enla misma bolsa e integremos conocimientos en vez de confrontar, y esto va de ambos lados,tanto para los medicos como para los que no creen en ellos.
Saludos!!

Imagen de Adri

Está muy bien conocer que algunos de los parámetros con los que trabajáis son "medias". Pero seguidamente hay que ser un experto en estadística y probabilidad, porque si no, uno no maneja con soltura las cifras. Y lo peor, no puede interpretar su significado y relevancia.

La mayor parte de los sucesos relacionados con el ser humano, incluso muchos de sus procesos biológicos se pueden estudiar estadísticamente, para luego realizar un estudio de probabilidades. Resulta que, además, la mayor parte de ellos se pueden encuadrar dentro de las distribuciones normales, que implica que el suceso estudiado tiene la media centrada en la campana de Gauss, y el resto de casos analizados se organizan hacia los extremos de la campana de forma decreciente. Es decir, que ese estudio se ajusta a una distribución normal. Que tiene forma de campana, y que representa la manera en la que se distribuyen los datos, aproximadamente. Hay campanas más tendidas, y otras más puntiagudas, pero en el fondo, perdura la forma de campana.

Esta parrafada sólo quiere decir, que una parte de los casos analizados se alinean en el eje de simetría de la campana de Gauss, que coincide con el dato "media", y que conforme nos vamos separando, a izquierda o derecha, de esa línea central, esos datos, que si bien son cada vez menores en número, empiezan a "desviarse" cada vez más, del valor "media".

Siguiendo esta simple y trivial observación de la campana de Gauss, y recurriendo a la matemática básica, uno se percata de que existen muchísimos menos puntos representados en la línea de simetría de la campana de Gauss, (que coinciden "rigurosamente" con la media), que puntos fuera de ella. Y haciendo un rápido recuento de áreas, podríamos decir que hay un 95% de puntos en la campana de Gauss, fuera de la media. De hecho, el punto adyacente a un punto de la media, ya tiene una desviación, pequeña, pero la tiene. Vamos, que la media está sobravalorada por el simple hecho de estar en la mitad de la "campanita"...

Esto sólo quiere decir que la media es un dato más abstracto de lo que uno puede imaginar. De hecho mi pregunta es ¿por qué no tomáis la "Mediana" en vez de la "Media"?¿Cuál es el argumento científico que os decanta a tomar un parámetro en vez de otro?.

Siguiendo con este razonamiento, según el cual se diagnostican cosas a pacientes en función de datos estasdísticos, o se prescriben intervenciones sobre los mismos, según las "medias" de un estudio del año la pun. Sólo el porcentaje de mujeres que tengan parámetros similares o idénticos a la "media" sacada del estudio, recibirán un trato médico razonable, poco intrusivo y que diagnostica todo el proceso fisiológico como "normal", independientemente de todo. Pero la pregunta es:
¿Qué pasa con el otro grueso de puntos de la campana de Gauss que no se ajusta a la media, o que se desvía más o menos de la misma?¿Que cabe esperar de mujeres con procesos naturales que no se ajusten a la media?¿Son todos esos casos considerados como patológicos?

Además tengo otra pregunta: ¿qué reflexionáis, analizáis y deducís cuando, aun habiéndoos guiado por los datos estadísticos de "medias aritméticas", que determinan y parecen garantizar el éxito biológico total, todo sale mal?

Creo que tener parámetros orientativos es necesario, pero no creo que pueda ser determinante en ningún caso. Por encima de los modelos matemáticos está la realidad, y el conocimiento profundo, experimentado y dedicado, que es el único que nos permite dominar una materia y diagnosticar. Que a fin de cuentas, no nos confundamos, no se diferencia tanto de vaticinar o predecir.

Ahora la pregunta es: a la persona que no se ajusta a la media ¿qué le importa la media? Ella vive su vida, independientemente del tamaño de la población elegida para realizar el estudio estadístico, el año, la región o el continente en el que se realizó. Ella merece un trato algo más especializado que permita conocer sus ritmos y tiempos, no ser tratada o diagnosticada en función de cifras ajenas a su desarrollo vital y a sus circunstancias personales.

Generalizar está mal cuando analizamos al colectivo médico, pero es un buen método de diagnosis...(¬¬)

No creo en las verdades absolutas, ni en que los procesos naturales o humanos sigan leyes perfectas establecidas.

Un buen médico, de cualquier especialidad, es sencillamente una persona que habiendo adquirido la formación pertinente, es capaz de entender, comprender y extrapolar los datos y cifras, a los organismos vivos de los seres humanos, con empatía, respeto y profesionalidad. Sin dejarse llevar por sentimentalismos modas o la industria médica. De manera que pueda diagnosticar con la máxima precisión las causas de una patología, para interponer las medidas necesarias para sanarla. Independientemente de si esa solución viene de fármacos extraídos de plantas, de intervenciones o de consejos de salud al paciente.

Ahí es nada lo que acabo de decir.

Pero cumple una teoría: la de que no haya tantos. ;)

Esta es mi humilde opinión.

Recibe un saludo. Espero no haberte aburrido.
Adriana

Imagen de Noelia

Gracias Adriana por este comentario. Genial tu definición de lo que debería de ser un buen médico.. lástima que en el caso de los ginecólogos de este país (que son los yo conozco, porque he trabajado con ellos hasta ahora) los que cumplen con tu definición se sitúan en un extremo de la campanita, por eso en las generalizaciones salen tan mal parados; porque en la parte gruesa de la campana están los que no escuchan a las mujeres, los que desconfían de su capacidad para parir y de su criterio para elegir, los que están más pendientes de gráficas y maquinitas que de la persona que tienen delante y muy conscientes todos ellos que si reciben una denuncia será por no haber actuado que por haberlo hecho sin necesidad.
Totalmente de acuerdo contigo: "Generalizar está mal cuando analizamos al colectivo médico, pero es un buen método de diagnosis" El día que ellos cambien y cambie la distribución de su particular campana de Gauss y el ginecólogo de la media sea un profesional empático, respetuoso, dialogante y no intervencionista, cambiarán también nuestras generalizaciones.

Imagen de Lua Català

Soy pediatra y he observado con frecuencia que cuando "amenazan" a una mujer con inducirle el parto, "casualmente" el dia antes inicia el parto espontáneo. Siempre sonrio ante esto y pienso que los bebes y la naturaleza son sabios y deciden evitar la inducción y toda su cadena de secuelas y de medicalización. Felicito al bebé que ha decidido empezar el viaje a este mundo para no dejarse manipular y me confirma que muchos de los niños de ahora son seres muy despiertos. Los desaguisados que me explican en los partos me sublevan interiormente y pienso que ya es hora de que el parto sea nuestro. Enhorabuena por el blog y la iniciativa.

Imagen de puzzle

hace ahora unos 9 meses, yo estaba embarazada de mi segundo hijo, estaba de 15+4 semanas, un dia, mientras trabajaba me dio un dolor horrible , no podia compararlo con nada, nunca habia sentido un dolor asi, casi me desmayo. Tuve que tumbarme en el suelo, en posicion fetal, no podia dejar de gritar, cuando me dolio un poco menos consegui alcanzar el movil y llamar por telefono a mi madre para que viniese a buscarme y llevarme al hospital. Yo sabia que algo malo pasaba, ese dolor no era norlmal. El dolor era agudo y constante, no me dejaba ni respirar, se centraba en los ovarios y zona pelvica, como si me hubiesen atravesado con una espada.
Llegamos al hospital, me mandan a urgencias obstetricas, me ve la medico, y lo primero que me suelta, es "que si soy un poco histerica", le digo contesto " que, que me duele muchisimo". Me ven, me hacen unas pruebas, y me dicen que espere el resultado. Mientras espero comienzo a sangrar y me asusto mas. Algo grave pasa, lo se. Despues de 4 horas me ven, y me dicen "que no es nada, que solo tengo un hongo, que el bebe esta bien, que me ponga unos ovulos y a casa, que si me duele paracetamol y que si sangro durante una semanita es normal".
1 semana despues sigo sangrando, y me duelen los ovarios como cuando tienes la regla. Voy otra vez a urgencias, y me dicen " que tengo muy poco liquido, que tengo una amenza de aborto, y que por que no he ido antes al medico" , le explico la historia y se calla, no se atreve a criticar a su compañera que tendria que haberme mandado a hacer reposo desde el principio. Bueno, en fin, que despues de dos semanas de reposo, estando ya de 20 semanas. Me quede totalmente sin liquido y mi bebe murio.
Solo queria decir que desde el principio supe que algo malo pasaba, algo no iba bien, y no me hicieron caso, me trataron de histerica, y ahora mi bebe no esta aqui.

Imagen de Candy Tejera

Siento mucho tu pérdida!!! Existen los errores médicos y la mala praxis. Mala praxis es no escuchar al paciente, no empatizar con él, no hacer caso de sus quejas, sensaciones o peticiones. Es terrible que la falta de profesionalidad de los sanitarios tenga estas horribles consecuencias. Mucho ánimo y un abrazo fuerte.

Imagen de tulaktula

Hola a todas! durante mi primer embarazo los médicos cambiaron mi fecha de la última regla porque según "sus cuentas" mi hijo era más grande de lo normal y parecía que era más mayor de lo que ellos tenían calculado. Así que adelantaron también la fecha probable de parto. ¿Qué pasó? Pues que se me retrasó según "sus cuentas". Y me programaron inducción para 41 +3. Yo me negué, por supuesto, y me hicieron firmar no sé cuantos documentos como que me hacía responsable de lo que pudiera ocurrir. Encargándose de meterme miedo por la decisión que había tomado. Al final me puse de parto en la 41+1, que era cuando yo pensaba que podía ocurrir. Y tuve un niño muy grande de 4.200 gr. Estoy de acuerdo con la afirmación de que la ciencia no se puede usar para este tipo de procesos biológicos.

Imagen de MargaFonts

estoy totalmente de acuerdo ,la naturaleza manda y no las matemáticas ...pero ya estoy de 40 i poquito que pasaría llegada la 42 ?¿ Hay sufrimiento fetal ,como dicen los médicos ?¿ A quien debo hacer caso ...en quien puedo confiar ?¡ En esos momentos estas totalmente vulnerable y es fácil ponerte el miedo en el cuerpo (por muy informada y segura que estés de tu capacidad para parir como cualquier otra mamifera )y esta claro que quiero un parto respetado sin intervenciones de ningún tipo !!!
Espero no tener que llegar a la dichosa 41+ ? y tener que empezar a discutir sobre que es lo correcto o no !!!

Imagen de Patricia Martínez

Es obvio que cuando se trata de seres vivos, la ciencia exacta no funciona, no sirve. Se puede contar 2+2 pero no decir "has concebido este día, pares este día" porque como ya han dicho muchos y muchas, no somos máquinas. Somos seres vivos. Por ejemplo, en una operación de mi gata, le dieron unos medicamentos depresores de la respiración (no estoy segura) y otro para mantener los latidos o algo así. Pues casi se nos muere porque le hicieron un efecto inesperado, casi deja de respirar y los latidos bajaron mucho. ¿Que pasa, que igual en otra operación le dieron lo mismo y pasó lo que tenía que pasar? Pues vale, pero en ese momento pasó eso y no es por malos cálculos, simplemente tuvo una reacción inesperada. Lo mismo que igual una misma persona se toma un mismo medicamento en ocasiones diferentes pero para lo mismo y le hace dos efectos distintos. Cuando se trata de seres vivos, hay que dejar la ciencia exacta para aquello en lo que realmente sirva pero creo que si pasa esto es porque los médicos tienen miedo a no sentirse necesarios. Dependemos demasiado de la ciencia. La naturaleza es sabia, lo mismo que el 90% de hembras no necesitan ayuda para parir, nosotras, lo mismo. Si se da ese 10% en el que sí sea necesaria la ayuda, pues se da y punto. En fin, un saludo a tod@s.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.