Día Internacional contra la Violencia de Género

Por Claudia P. En un día como hoy queremos alzar nuestra voz ante un tipo de violencia de género que es un secreto a voces, que se ve y es invisible, que no es oficial pero está institucionalizada. Un tipo de violencia socialmente aceptada por hombres y mujeres como lo normal y previsible: la violencia obstétrica.   Queremos alzar nuestra voz para que se dejen de usar nuestros cuerpos como objeto de estudio y práctica. Para que se dejen de violar nuestros derechos de usuarias, para que se deslegitimen los protocolos obsoletos que en muchos centros sanitarios están vigentes. Queremos que dejen de separarnos de nuestros hijos, que nos pregunten antes de hacer, administrar, ejercitar o decidir por nosotras, como si no existiéramos. Queremos que nuestros hijos nazcan con dignidad y protección. Que no se abuse de fármacos, ni de técnicas, ni de maniobras añejas, ni de instrumentos hostiles. Queremos que dejen de taparse los errores. Que termine el colegueo y el escudo detrás de la bata blanca. Que dejen de hablar del fútbol o del clima mientras parimos. Que nos miren a los ojos, que no se hostigue a aquellos sanitarios que luchan a nuestro lado. Queremos que nos traten con respeto, que no nos infantilicen. Que no nos quiten nuestro nombre; que no nos reduzcan a números y estadísticas. Queremos que nos dejen de contar historias para no dormir, que nos dejen de meter miedos. Que no corten de forma innecesaria nuestras vaginas ni nuestros vientres. Queremos reconquistar la confianza en nuestros cuerpos. Volver a creer en que sabemos gestar, parir y criar a nuestros hijos sin intervenciones absurdas, sin intrusismos. Sin que se fiscalice nuestra edad, nuestro peso, nuestro idioma o cultura. Sin que se juzguen nuestras opciones y nuestros deseos. Queremos vivir libres de ésta y otras formas de violencia. ¡El Parto es Nuestro!  ¡¡Que nos lo devuelvan!!

<
24

Comentarios

Imagen de Sil

Recuerdo, malos recuerdos del momento de mi parto. Me encontre frente a una partera que aparentemente pretendia que no me quejara por los dolores, y que no me molestara que intentaran ponerme el suero mientras venían las contracciones. Contracciones cada dos minutos.
Recuerdo que al romper bolsa se dieron cuenta, por el color de la misma, que no era tanto espamento mi queja, pero que aun así y al comprobar que había sufrimiento fetal, me dejaron sola. Que a mi compañero le explicaron diplomáticamente que no podía ingresar al quirófano porque iba a realizarseme una cesárea de urgencia por el meconeo.
Y que esa urgencia sin embargo, se postergo casi una hora conmigo en una camilla, en un pasillo, sola. Completamente sola, terriblemente dolorida, asustada, desorientada.
Que además de dejarme sola, cuando aparecían me decían que respirara bien porque no estaba oxigenando al bebe, como si yo lo hiciera a propósito.
Recuerdo que cuando finalmente llego el anestesista, y me llevaron al quirófano, me trataron como a una estúpida por los dolores. Bueno, bueno dale ahora, como si fuera fácil.
Recuerdo que en ningun momento me preguntaron como estaba, que en ningun momento me hicieron una caricia.
Eso sí, repitieron varias veces el desayuno que iban a tomarse al terminar con el parto.
Y cuando el bebe nacio se lo llevaron para limpiarlo y aspirarlo, etc. Yo no lo vi, lo vio mi compañero cuando lo sacaron.
Todos estos recuerdos estan presentes en mi todo el tiempo, pero como bien dice esta nota, ahi quedan dentro mio. Y volveria a parir, aunque me shoqueo bastante el trato recibido.
Las veces que conte esto, me respondieron y bueno ya te vas a olvidar, mira que hermoso bebe tenes, etc. Sin victimizar el relato, no reconocemos el maltrato en todas sus facetas, a veces lo vemos cuando hay algun moreton.
Me encató la nota, me hizo recordar lo vivido sobre todo para seguir luchando por el cambio.

Imagen de Anabel

Yo también volveria a parir, no tenia miedo al parto antes de dar a luz a mi hija y no tengo miedo al parto después de dar a luz a mi hija.
Lo que si me da miedo mas que miedo terror, son los "profesionales" que nos atienden.

Si, yo volveria a dar a luz, pero jamás iria a un hospital, creo que el único sitio seguro para mí y mi hija es nuestra casa.

Imagen de Ileana

¡Queremos! Gracias!!!

Imagen de Paloma

¡El Parto es Nuestro! Y de nadie más.
Que nos dejen parir en condiciones.
Más casas de parto para que ya todas podamos vivir esta experiencia con todo nuestro ser. Más doulas. Más información.
¡¡QUEREMOS!!

Imagen de Albertina

Yo también quiero!

Imagen de Nuria

Queremos..., necesitamos..., pero lo más importante es que lucharemos hasta el final para conseguirlo. Gracias Claudia.

Imagen de Vivian

Queremos y podemos. Gracias!

Imagen de Elixabet

Totalmente de acuerdo con el texto, sólo una puntualización: se está extendiendo mucho el término "innecesárea" aludiendo a las cesáreas que no son o eran necesarias, pero la palabra en cuestión cuando se refiere a "algo no necesario" es INNECESARIO.

Imagen de Claudia

Sí! absolutamnete sí. Ha sido un error de dedo... de tanto teclear "innecesárea" se me ha ido. Lo siento. Ahora lo cambio.

Mil gracias por tu corrección.

Imagen de Anabel

Siempre me ha gustado llamar a las cosas por su nombre, la violencia obstetrica existe y lo que es peor se permite y cuando alguna nos atrevemos a denunciar somos amenazadas.

Salen médicos hablando que si no se debe permitir que las mujeres den a luz en casa, que si eso es volver hacia atrás, que con lo que ha avanzado la ciencia.

Lo que no se puede permitir y se permite es el trato que nos dan a las mujeres en los hospitales cuando vamos a dar a luz.
Somos convertidas en titeres, ni se nos pregunta ni se nos informa y por supuesto tampoco se nos escucha.
Parece ser que a lo único que tenemos derecho es a que se burlen de nosotras.
En mi vida la única vez que fui maltratada fue en un hospital el día que dí a luz a mi hija, esa violencia fue ejercida contra mí por médicos residentes en este caso medicas que me consideraron algo contra la que ejercer su poder y me utilizaron para pasar un rato divertido.
Los responsables del hospital lo saben, pero por supuesto el sistema proteje a los médicos y acosa a quien se atreve a reclamar.

Imagen de adriana

María hija que mal te ha sentado la comida hoy ;).
El periné es elástico, en españa casi al 90% de las mujeres nos mutilan los genitales. Son nuestras vaginas menos elásticas que las Holandesas? O son nuestro profesionales mucho más mediocres?
Como sé que hablas por no callar , entiendo que desconoces que se lleva a un parto domiciliario. Te comento que las matronas/gines de parto en casa, se llevan doopler fetal y pueden controlar si hay o no sufrimiento fetal. Que también te aclaro, que sin epidural, oxitocina sintética y libertad de movimientos es algo dificil.

Gracias por desearnos que tengamos hijos no violentados, te deseo a ti lo mismo. Y ya de paso que sanes alguna heridilla que leo entre lineas aún sangrante. Siento que te tratasen como a una vaca.

Imagen de susana

Cuántas verdades. La única violencia que nunca sufrirá un hombre es la obstétrica, y existe, aunque la mayoría del feminismo se empeñe en ignorarla en sus reivindicaciones.
Somos violentadas incluso sin saberlo e incluso aunque aceptemos ciertas prácticas por que son lo único que conocemos. Desde las miradas hostiles y las omisiones de información hasta las aperturas de vientre innecesarias pasando por el trato institucionalizado al recién nacido, hay una amplia gama de actitudes violentas que no se pueden justificar en nada. Una cosa es el shock postraumático por una intervección necesaria y otra la duda y el dolor que te deja saber que te han engañado, ninguneado y jorobado por que "tocaba" , "no tenemos tiempo" y "a ver qué te esperabas, bonita".

Imagen de Flor

Estoy de acuerdo con todo lo que se ha dicho, por culpa de una cuasi doctora perdi a mi bebé y todavia que intento echarme la culpa... es tiempo de hablar, de denunciar los abusos y de exigir nuestros derechos y los de nuestros hijos e hijas.

Imagen de Judith

Cuantas verdades Claudia! simplemente brillante.

Imagen de Isabel

“introito“ ... el uso de palabras como esas solo tiene un propósito: apropiarse del cuerpo de la mujer. Yo profesional nombro esa parte del cuerpo de la mujer con un nombre técnico que ella no entiende, pero yo sí entiendo porque soy superior, y desde ese momento ese espacio es mío.

Imagen de elpartoesnuestro

Estimado Dos:

No hemos publicado tu comentario porque nos parece ofensivo e insultante, además de que denota una gran ignoracia en cuanto a los nuevos procedimientos, las nuevas formas de atención al parto normal y las guías oficiales que se están haciendo para profesionales. Atender el parto de otra manera es un atraso y una irrresponsabilidad que pone en riesgo a madre e hijo.

Hablamos de atención al parto, no de lugares en los que parir; algo que nos parece una opción personal de cada madre independiente de nuestros objetivos.

Y desde luego, estas voces se escuchan, no sólo en España, sino en muchos sitios del mundo donde la violencia obstétrica está penada por la ley. Puedes poner el término violencia obstétrica en google y fácilmente te saldrán unos cuantos enlaces.

Si quieres seguir opinando, te rogamos que 1) te informes 2) seas respetuoso con este espacio

Saludos,

Moderadores.

Imagen de Alex

María: soy papá de dos hijos.
El segundo ha nacido en casa y si volviéramos a tener más hijos, los volveríamos a parir en casa. Después de ver cómo mutilaron a mi mujer en su primer parto, por las prisas, por no esperar, no se lo recomiendo a ninguna mujer.

Con todo mi respeto
Alex

Imagen de Diana

Gracias, María, por darnos permiso para parir en casa o como gustemos, y por desearnos hijos no violentados.
Yo te deseo mucha luz para el camino y que dediques algo de tiempo a informarte, sin acritud y sin prejuicios, sobre la maravillosa máquina que es tu cuerpo de mujer.

Imagen de di

maria en tu respuesta acerca de "la estrechez del introito"...espero que estés hablando desde la osadez de la ingnorancia y que no sea desde un puesto de poder en el que puedas practicar la violencia que está aquí denunciada. lo digo por el uso de tecnicismos a modo de aparentar ciertos conocimientos de anatomía femenina, cosa que dejas en un muy mal lugar y muestras claramente el desconocimiento que tienes acerca de la misma, puesto que por muy primípara que sea una, si esperas el tiempo necesario, en el 90% de los casos (por dar un dato estadístico), ese periné alcanzará el tamaño necesario para que la cabeza de su bebé pueda salir perfectamente...sea primípara o multípara.
en cuanto a lo de controlar o no el sufrimiento fetal, ya te han contestado, no voy a repetir.
ojalá me equivoque y puedas tu misma salir de la ignorancia en la que te posicionas, lo digo también por tí, que aunque no te conozco al ser mujer es posible que tu misma tengas la experiencia y puedas vivirlo personalmente. me refiero a la maravilla de nuestra naturaleza femenina por supuesto, a que puedas comprobarlo, no te deseo para nada que sufras la violencia obstétrica que ojalá deje de existir algún día.

Imagen de Antonia

A parir al bancal, hombre!!
Como que violencia obstetrica???

Imagen de Nuria

Si estando en la carnicería, el dependiente a su pregunta "¿Tiene lomo de cerdo?" le respondiera. "Lomo de cerdo, ¡está loca! con lo gorda que está usted y lo mayor que ya es, le voy a poner unas chuletillas de cordero que a mi me gustan más y son más ligerítas. Pero mira que ocurrencias tienen estas mujeres. Es que tendrían que prohibirlas ver la televisión, claro... tanto Arguiñano. Se les mete unas ideas en la cabeza... Mire, el que sabe de carne soy yo, así que a callar". Usted (como yo), le recriminaría su comportamiento y daría un portazo al salir. Pero mira tú por donde, el carnicero no solo no le deja salir, sino que además, la ridiculiza delante de todas las demás clientas. Mientras, todos los dependientes, la rodean riéndose de usted (al fin y al cabo todo el mundo sabe que la carne de cordero es mucho más cardio saludable que la de cerdo).
Si esto le sucede alguna vez, le animo a que denuncie, se trata de una agresión en toda regla, física pero sobre todo moral.
Tal vez ahora pueda entender porque llamamos violencia obstétrica, a lo que se ve en muchas consultas. Mujeres ridiculizadas por ginecólogos en manada, tildadas de locas o suicidas, "castigadas" a sufrir tactos continuos mientras se ríen de la forma de tu útero o vagina. Médicos que ponen en peligro la vida de tu hijo y la tuya, porque les importa más seguir un protocolo, que usar el sentido común.
Antonia, Maria, todos estos ejemplos los he vivido yo en primera persona. Lo más vergonzoso, es que aún no he presentado ninguna reclamación. Pero gracias a mujeres como Claudia, he aprendido a poner nombre a lo que me hicieron.

Imagen de María

Pues nada, parid en casa... Desgarraos el periné al paso de su cabeza por la estrechez del introito de la primipara, desconoced la posibilidad del sufrimiento fetal durante las contracciones. Tened hijos no violentados, pero luego no os quejeis

Imagen de susana

XD JAJAJA, esta sí que es buena, estoy llorando de la risa con lo de la ¡"estrechez del introito"! Hay otras estrecheces peores, las mentales. Espero que por nuestro bien, est@ individu@ no ponga las manos encima a ninguna primípara, ni secundípara...

Imagen de María

Pues bueno, María, otra María al habla:
yo tengo partos de los dos: primero parí en el hospital, mi desgarro fue de aúpa hecho por la tijera de una ginecóloga (eso sí recto, sí debía ser); inmovilizada, monitorizada, tumbada, con un bebé sano separado de mí por protocolo, un bebé que lloró y lloró durante mucho tiempo y claro eso ya no es "sufrimiento"... Después en el segundo parí en casa, no me desgarré, conozco la fisiología y lo que hacen mis músculos y mi pelvis durante el parto, incluso los músculos y la pelvis de las primíparas que hay algunas en España también que tienen periné de europea, es decir, que quien las acompaña tiene las manos fuera; mi hijo no sufrió,... estos hechos también existen, y no son sólo fruto de la casualidad: tan real como lo que mencionas. ¡como no saber hoy en día en España que existen las cuestiones que mencionas: sufrimiento fetal (pero "no es porque a alguien se le vaya la mano con la oxitocina sintética, ni por estar tumbada o inmovilizada" ...! No obviamos eso, por eso hablamos y protestamos.
Y yo me quejaré siempre que la yatrogenia, sea en casa o en el hospital, exista: que hay cosas que no dependen sólo del lugar... Y asumiré con responsabilidad, como tuve que asumir las decisiones que me llevaron a mi primer parto "¡tan bueno para muchos!", las consecuencias de mis decisiones, de mis futuros partos y de mis actos, informada y sabiendo lo que la Ley de Autonomía del Paciente me reconoce.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.