Cuándo acudir a urgencias

La SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) recomienda acudir inmediatamente a urgencias si se observa, en cualquier momento del embarazo, alguno de los siguientes síntomas:

  • Hemorragia vaginal: La pérdida de sangre vaginal (con o sin dolor) en cantidad similar a una regla, independientemente de la etapa del embarazo, debe ser consultada con urgencia. Dichas pérdidas pueden ser debidas a una amenaza de aborto (primer y segundo trimestre) a un posible desprendimiento de placenta o a placenta previa (segundo y tercer trimestre). En muchos casos ambos problemas desaparecen con simple reposo. Estas hemorragias no deben confundirse con ligeras pérdidas de sangre ocasionadas por la implantación del óvulo fecundado en la pared del útero. El sangrado por implantación es un leve sangrado que ocurre aproximadamente a una de cada cuatro mujeres, por lo general entre 6 a 14 días después de la ovulación. Suele coincidir con la fecha esperada de la menstruación y no suele ser un 'sangrado' abundante, sino unas gotas de flujo rosado o sangre amarronada que no dura más allá de dos o tres días.

  • Pérdida de líquido vaginal: La pérdida de liquido vaginal transparente a partir del segundo trimestre de embarazo debe ser consultado, al denotar una posible rotura o fisura de la bolsa y, por tanto, un signo de posible principio de parto prematuro. Al final de la gestación es un indicador de principio de parto.

  • Dolor abdominal intenso: Un dolor agudo y que no cesa en la zona del bajo vientre, acompañado o no de sangrado, puede indicar complicaciones en la gestación. En el primer trimestre puede ser síntoma de embarazo ectópico (embrión anidado fuera del útero); durante el segundo y tercer trimestre se valorará si es una molestia típica derivada del crecimiento del útero o si puede ser por otros motivos.

  • Contracciones uterinas intensas: Las contracciones durante el embarazo son bastante frecuentes. Es un modo seguro del útero de prepararse para el parto. Si exceden en intensidad (independientemente de si son o no dolorosas) o se vuelven muy frecuentes y la madre está lejos de la fecha probable de parto, debe consultarse con un profesional. En las proximidades de la fecha probable de parto hay que tener cuidado de diferenciar entre contracciones preparatorias que tienen un patrón irregular, de las que señalan el establecimiento del trabajo de parto. Estas últimas se caracterizan por ser frecuentes y regulares. Suceden cada muy pocos minutos, y no cesan en varias horas.

  • Fiebre: temperatura corporal igual o superior a 38ºC: La temperatura corporal superior a los 38ºC de origen desconocido siempre es una señal de alarma, dado que puede estar provocada por infecciones de diversa índole. Una infección puede causar contracciones o complicaciones y requiere de un diagnóstico y tratamiento adecuado en cualquier etapa del embarazo.

  • Dolor de cabeza muy intenso: Los dolores de cabeza frecuentes e intensos pueden ser indicadores de hipertensión arterial o preeclampsia y pueden suponer complicaciones en el embarazo, por lo que deben ser consultados en cualquier etapa del embarazo.

 

Hay otros síntomas importantes a tener en cuenta que requieren atención médica:

  • El dolor, escozor o ardor al orinar pueden estar asociados a una infección urinaria.

  • Campañas surgidas en EE.UU y el Reino Unido como Count the kicks y Kicks counts señalan que un cambio significativo en el movimiento del bebé es una razón válida para ir a urgencias y solicitar un monitor y una ecografía. La evidencia científica al respecto no ha alcanzado un consenso. Un estudio realizado en Estocolmo (2) del 1-1-2014 al 31-12-2014 a 876 mujeres concluyó que informar a las mujeres sobre los cambios en los movimientos fetales respecto a frecuencia, intensidad, patrón de movimiento y duración es importante desde un punto de vista clínico tanto para no acudir innecesariamente a urgencias,  como para evitar un retraso en la atención sanitaria si existe riesgo para la salud del bebé. Sin embargo, otro estudio de este mismo año no considera fiable la percepción de la madre al contar el movimiento fetal para prevenir la muerte intrauterina (3).

  • La hinchazón de manos y tobillos, sobre todo en el último trimestre, es hasta cierto punto normal en la gestación, pero si es una hinchazón considerable o si se acompaña de otros síntomas como dolor de cabeza, alteraciones de visión, etc, es preferible consultar sobre ella.

  • Vómitos y nauseas persistentes. Las nauseas y vómitos ocasionales son síntomas comunes; pero cuando se convierten en persistentes e impiden una alimentación adecuada pueden desencadenar un cuadro de deshidratación que requiere atención médica.

  • Caídas o golpes en el abdomen. A medida que el embarazo avanza se experimentan cambios en la forma del cuerpo y el centro de gravedad varía. Esto hace que la mujer se encuentre más “torpe” y propensa a las caídas. Salvo excepciones como accidentes de tráfico o golpes muy fuertes, las caídas no suponen un riesgo para el feto, ya que se encuentra muy protegido dentro del útero y rodeado de líquido amniótico que funciona de amortiguador. Si la caída es causada por mareos o pérdida de visión o algún otro síntoma anormal sí debe ser consultada, así como si desencadena una hemorragia o pérdida de líquido vaginal o ausencia de movimientos fetales.

Durante el embarazo pueden darse también otras molestias que no son motivo para acudir a urgencias por tratarse de síntomas comunes, como por ejemplo:

  • Acidez de estómago y digestiones lentas, generalmente durante el segundo y tercer trimestre, causadas por las hormonas que relajan los músculos del aparato digestivo.

  • Pinchazos pequeños y esporádicos en la zona del pubis provocados por la constante distensión del útero.

  • Flujo vaginal abundante durante todo el embarazo, sobre todo en las últimas semanas, salvo que presente mal olor o color amarillento.

  • Molestias articulares provocadas por la hormona relaxina que distiende los ligamentos.

 

Bibliografía:

  1. Control prenatal del embarazo normal. Protocolo - julio de 2010. SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstreticia)

  2. Linde A1,2, Georgsson S3,4, Pettersson K3, Holmström S4, Norberg E4, Rådestad I4. - Fetal movement in late pregnancy - a content analysis of women's experiences of how their unborn baby moved less or differently, (BMC Pregnancy Childbirth. 2016 Jun 1;16(1):127)

  3. Delaram M1, Jafarzadeh L2. - The Effects of Fetal Movement Counting on Pregnancy Outcomes. (J Clin Diagn Res. 2016 Feb;10(2):SC22-4)