Carta abierta a D. Salvador Illa, D. Enrique Ruiz y Dña. Marta Sánchez- Celaya

Parir en tiempos de Coronavirus

Descarga aquí la Carta abierta en formato .pdf

Madrid, a 21 de marzo de 2020

Carta abierta

a D. Salvador Illa, Ministro de Sanidad, a D. Enrique Ruiz, Consejero de Sanidad y a Dña. Marta Sánchez- Celaya del Pozo, Gerente asistencial de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid, y a todas las personas que en estos momentos coordinan la gestión de hospitales de la Comunidad de Madrid:

 

Estimados Sres:

Les escribimos desde la asociación El Parto es Nuestro, una entidad sin ánimo de lucro. Uno de los pilares de nuestro trabajo es ofrecer información veraz y contrastada a las mujeres embarazadas, sus parejas y familias, para que puedan tomar decisiones responsables sobre su salud y la de sus hijos en torno al parto y nacimiento. Desde nuestro inicio en 2003 venimos trabajando en defensa de la evidencia científica y los derechos humanos en la atención al parto. Trabajamos en estrecho contacto con muchas matronas, socias o no, que colaboran con nosotras porque saben que la información es fundamental para las mujeres.

La atención al parto en nuestra Comunidad tiene lugar casi exclusivamente dentro de los hospitales, por lo que nuestra labor en Madrid se centra en mejorar la atención hospitalaria al parto y nacimiento.

Desde que comenzó el estado de alarma hemos vivido una transformación brutal de la atención al parto y nacimiento en la Comunidad de Madrid. Las noticias se suceden y las recomendaciones estás cambiando por días, incluso por horas.

A diario nos llaman muchísimas mujeres para preguntarnos donde ir, preocupadas porque en su hospital de referencia inducen a todas las mujeres a término, sin indicación médica. Hay padres y parejas que escriben sin saber qué hacer porque les han separado de su bebé y no les proporcionan información. Hay embarazadas confinadas en sus casas con cuadros de ansiedad sin saber cómo realizar el seguimiento de su embarazo ni qué hacer cuando se pongan de parto. Nos llegan fotos de nuevos protocolos en los hospitales, prohibiendo la lactancia materna, aunque ya se sabe que no hay casos descritos de transmisión vertical, de madre a bebé, por Covid-19. Sabemos que la mejor protección ahora para los bebés es el calostro y la leche materna. Sin evidencia de por medio, la atención al parto en cuestión de pocos días ha retrocedido a prácticas obsoletas que tanto costó desmontar estos años.

Nos llega también información por parte de muchas matronas, que ahora trabajan en primera línea, sobre prácticas dañinas, como la de un hospital que ha ordenado acortar la fase de expulsivo al máximo, mediante la instrumentación del parto con vacuum o fórceps, con lo lesiva que es esta intervención cuando se hace sin evidencia.

Hay medidas que son necesarias. Nadie discutirá el aislamiento de una madre enferma, pero se debe realizar el aislamiento conjunto con su bebé y un cuidador sano, sea familiar o personal de enfermería. El drama actual son la cantidad de bebés que tras el parto son llevados a aislamiento, desamparados, sin contacto físico ni lactancia ni cuidados personalizados, con un personal agotado y que no puede dar abasto. Sin necesidad.

Nos llegan además noticias sobre derivaciones de parturientas y cierre de plantas de maternidad y servicios como consecuencias de la saturación general de los hospitales,

 

Pero lo más grave es que estamos sin información oficial.

Las mujeres embarazadas, a pesar de la grave situación, siguen teniendo derechos. Y uno de los primeros es el derecho a la información. Necesitamos saber a qué nos enfrentamos ahora cuando nos ponemos de parto y toca salir de la protección de nuestras casas. O cuando necesitamos ir a hacernos alguna prueba durante el embarazo. O cuando tenemos problemas posparto que requieren de atención médica. Necesitamos conocer los riesgos reales que conlleva acudir de parto a un hospital madrileño en plena pandemia. Necesitamos saber qué hospitales siguen atendiendo partos y cuáles no, cuáles derivan y a dónde, en qué hospitales se han cerrado ya las plantas de maternidad. Saber además cuáles son los hospitales donde se concentran más pacientes con Coronavirus. En España en general, y también en Madrid, existe una falta de equidad muy grande. Los hospitales privados, por su diferente manera de gestión, ofrecen una atención al parto mucho más medicalizada e intervencionista, una atención que muchas mujeres no quieren porque no aceptan que se les intervenga innecesariamente y con los riesgos que supone. No se pueden trasladar a mujeres de un hospital público con un 17% de cesáreas a uno privado donde rondan el 40%. ¿En serio vamos a exponer a las mujeres a este riesgo adicional? ¿A llevarles a un hospital privado, donde sabemos que la tasa de intervenciones es brutal? ¿A centros que ignoran sistemáticamente cualquier recomendación de la OMS o del Ministerio de Sanidad?

Igual que se están abriendo hoteles medicalizados, ¿se abrirán hoteles para partos, a modo de casas de parto? ¿Qué pasa con las matronas de los centros de salud? ¿Podrán atender ellas partos en casa a mujeres que se niegan a ir a un hospital durante estas semanas o meses, junto con compañeras de hospitales que tengan experiencia en la atención domiciliaria?

Una mujer de parto ahora se arriesga a enfrentarse a una odisea por Madrid en coche, de hospital en hospital. Pensamos que ya no debe entrar ninguna embarazada sana a un hospital por la puerta de urgencias generales, dado el alto riesgo de infección por coronavirus. Nunca ha sido buena idea mezclar los partos con las patologías, y ahora menos.

Nos parece que es urgente realizar la misma gestión con las áreas obstétricas que se ha hecho con la atención pediátrica. La mayoría de las embarazadas están sanas y no pueden enfrentarse a esta pandemia como lo están haciendo ahora, entrando al hospital sin protección ni información.

De aquí a junio estimamos que habrá unos 15.000 partos en la Comunidad de Madrid. Hablamos de al menos 30.000 personas afectadas. (Fuente: estimación realizada a partir del Movimiento Natural de la Población del INE)

 

Por todo ello:

  • Exigimos información actualizada sobre la realidad de la atención al parto y nacimiento en Madrid ahora, así como medidas urgentes que minimicen el riesgo de infección de las embarazadas, parturientas, puérperas y sus bebés.

  • Pedimos que todos los hospitales trabajen bajo un mismo protocolo basado en la evidencia científica y los derechos humanos, también los centros privados.

  • Solicitamos que las matronas de atención primaria puedan atender el parto domiciliario de mujeres sanas tras embarazos de bajo riesgo, siguiendo las recomendaciones de otros países europeos.

  • Pedimos que se centre la atención al parto y nacimiento en unos pocos centros públicos. Con garantías. Cumpliendo con las recomendaciones oficiales y no con protocolos sacados de la manga, sin evidencia ni ciencia.

  • Exigimos garantías en los partos que se derivan a la sanidad privada.

 

Quedamos a su disposición para cualquier ayuda que podamos prestar.

 

Atentamente,

Beatríz Aller Pose

Presidenta

Asociación El Parto es Nuestro

 

Contacto:

Correo electrónico: prensa@elpartoesnuestro.es

Teléfono: 634 56 76 58

<
Condiciones para los emails: 

 

-----------------

 

Asociación El Parto es Nuestro - Aviso legal - Condiciones de privacidad
www.elpartoesnuestro.es
www.quenoosseparen.info

2

Comentarios

Imagen de Larissa Sandoval

Gracias por vuestro trabajo! Esperando por la respuesta a la carta! Gracias

Imagen de Elisabeth Geisel

Así nos pille el desarollo maldito de concentrar todo en hospitales incluso a mujeres sanas de parto. Parir en casa para la majoria de la mujeres sanas con parteras/matronas experimentadas estaría lo mejor para mujeres/bebes/familias.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.