Luchar por tu parto vaginal después de cesárea

A mi me parece que para un parto vaginal después de dos cesáreas (PVD2C) hace falta mucha determinación. Nadie te lo facilita. 

Y es curioso que nadie te lo ponga fácil, porque la evidencia científica está de lado del PVD2C. La naturaleza, la intuición de la madre, el instinto del bebé, están de lado del PVD2C. Pero todo lo demás, lo normal es que te lo encuentres en contra.

Para ir a un PVD2C no hay que ir a "intentarlo", hay que ir a por ello, no hay que pedir permiso ni consenso. Según yo lo veo, hay que ir en plan apisonadora por cada obstáculo que te presenten.

Los riesgos de que algo salga mal están ahí, en cada una de las opciones, en el parto natural, en el instrumentado, en el PVD2C, en la cesárea a la carta... y son en todo caso, riesgos que asume la madre. Y uno puede pensar bueno sí, pero hay más riesgo aquí o allá. Una operación de cirugía mayor ya conlleva riesgos de los que ni te hablan, que además en la mayoría de los hospitales te garantiza una separación madre-bebé, que habrá a quien no le importe pero al bebé sí le importa y a tantas mujeres también: a mí todo esto ya me parece más arriesgado que una rotura de útero que ronda el 1%. Y que además la misma tampoco significa que me muera ni yo ni el bebé aunque sí que es verdad que es algo muy grave y que puede derivar en ello. Esta valoración de riesgos es algo personal, individual, que cada mujer debe de hacer. 

Decidir cómo queremos parir, especialmente si llevamos cesáreas previas, requiere de un gran trabajo que empieza por que se nos caiga la venda de que cuando nos ofrecen "la mejor opción" para este nuevo parto, suele ser la opción más controladora y la que menos margen da a la mujer. ¿Por qué? Porque desde su punto de vista, ellos saben lo que "ellos" pueden hacer pero no confían en lo que tú puedes hacer (parir, básicamente).

Una vez se cae esa venda, entramos en el proceso de ganar confianza de que nosotras, como madres, como mujeres, como mamíferas, sabemos más del parto que el más experto de los ginecólogos. (Tú también. Aunque ahora no lo sepas, pero en el parto natural se activa tu cerebro de especie y tienes clarísimo lo que tienes que hacer).

Y empezamos la búsqueda de quien nos acompañe en este proceso. De quien nos recuerde quiénes somos (mujeres) cuando los ánimos fallan. De quien sepa cómo es el proceso del parto fisiológico, de quien confíe tanto en tu cuerpo que lo respete y observe su trabajo aún incluso cuando tú reniegues entre dolores y dificultades. De quien ante una complicación real tenga la suficiente competencia (eficacia y conocimientos) para poderte poner en las manos de aquel experto ginecólogo que estará, ahora sí, interviniendo por necesidad.

Yo así es como veo el camino hacia un parto donde la mujer decida. Las mujeres somos increibles, de un día para otro podemos sacar la fuerza que nos da la intuición. Tanto si eliges ir a por una cesárea porque es el parto que tiene sentido para ti y donde te sientes mejor, como si decides ir a por un PVD2C que para nada es una locura, y la ciencia te respalda, que la decisión sea tuya.

El parto es tuyo, ni de tu marido ni de tu ginecólogo ni de nosotras ni de los opinólogos. TU-YO. Decidir sobre tu parto sienta fenomenal, ya lo verás.

Etiquetas: 
Categoría: 
17

Comentarios

Imagen de Krystal

Yo siempre quise dos partos, porque mi mamá así nos tuvo a mi hermana y a mí; en cambio tuve dos cesáreas, que no puedo decir "horrorosas", porque estuvo presente todo el tiempo mi marido tocándome, hablándome, y nunca me dolieron, nada, nadita (mi primer cesárea casi a las doce de la noche y la segunda casi a las 6 de la tarde, y en las dos, a la mañana siguiente a caminar, bañarse y a casa con bebé en brazos); pero aún así sentí y siento que yo podía parir, como dicen, y no me lo permitieron, no me lo permití. A mi primer bebé, Santiago de 6 años y 9 meses, el doctor le detectó "sufrimiento fetal", después de romper la bolsa notó que el líquido tenía color, por lo que me comentó que tenía que salir rápido el bebé y, por miedo, acepté la operación. Con mi segunda bebé, Helena de dos años y un mes, mi marido estaba muy asustado porque tenía ya tres días con dolores, venían y desaparecían, y por presión acepté nuevamente. Yo sabía que todo estaba bien, sabía que podía, y en los dos casos acepté; las dos veces estuve segura de lo que quería, y al final vencieron el mundo de inseguridades pensando que era mejor una operación.

Imagen de Rocío Monzon

Buenos días, me encanta leer el blog. Soy de Neuquén Argentina, voy a intentar y pelear POR UN PVD2C. Han pasado 28 meses desde mi última cesarea, confío en Dios, en mi cuerpo, y se que puedo.
Tendrán algún archivo de estudios realizados sobre PVD2C ?
Que estudio puedo pedirle a mi ginecóloga que me mande a hacer para certificar que la cesárea ESTA CICATRIZADA LO SUFICIENTE para que me apoye en ésta decisión !!!!!
Agradezco su pronta respuesta , ya que estoy a un mes de mi fecha probable de parto .
Besos y las leo

Imagen de Carolina
Imagen de Gioco

Hola, estoy totalmente de acuerdo con el artículo, y os cuento mi caso por sí os inspira. En mi primer embarazo tenía súper claro que quería un parto natural, busqué por internet que doctores podían apoyarme en lo que quería en mi ciudad y fui a por ello, lamentablemente después de dos días de bolsa rota y dos días de contracciones sin dormir y dilatación lenta, el parto no progresaba y el ginecólogo me propuso ponerme un relajante muscular, pero al ver que estaba totalmente dilatada y que no tenía ninguna sensación de empuje, dijo que lo mejor era una cesárea, yo no sabía nada más que pudiera hacer en ese momento, así que también por no poner en riesgo a mi hija, accedí a la cesárea. No fue la cesárea que yo pedí, mientras me sacaban a mi hija, yo lloraba, me la enseñaron un segundo y se la llevaron inmediatamente, lo único que sí respetaron es que en caso de no dármela a mi inmediatamente se la pusieran piel con piel con el padre, eso me consoló un poco, tuve que esperar tres horas en la sala de despertar, mientras escuchaba estúpidas conversaciones de las enfermeras, para poder abrazar a mi hija. El médico me dijo que tenía el cordón enredado alrededor de los hombros y que por eso no podía nacer naturalmente. A los seis meses del nacimiento de mi hija y de una forma un poco inesperada me quede embarazada de mi segunda hija, no fue algo planificado después de una cesárea tan reciente, pero simplemente sucedió, cuando fui a la ginecóloga, al saber que había tenido una cesárea reciente directamente me programó la fecha de una cesárea, la miré a los ojos me puse a llorar, y me dije de ninguna manera voy a tener una cesárea, a mi hija la paro yo y va a nacer cuando ella quiera. Evidentemente, no volví a esa ginecóloga. Hice mucha investigación por internet, me compré libros, hablé con doulas y matronas, y lo tenía súper claro. Elegí un hospital que tenía fama de respetuoso, y fui a por todas, esta vez sentía que todo iba bien y que mi niña podía nacer naturalmente, cuando me puse de parto, me tocó una matrona muy joven, como sabía lo de la cesárea previa, no se quiso arriesgar y no me dejó usar la bañera y me tenía controlada todo el tiempo con monitores, en ese momento sabía que no era el momento de pelearme con ella, sino de centrarme en mi misma y mi hija, y como tenía la certeza de que iba a parir, no dejé que eso me desanimara, eso si me puse en plan salvaje, hice todo lo que me salía del alma, me desnudé, la camilla no la use para nada, movía las caderas con las contracciones y el dolor, y dejaba que gritos o cualquier otro sonido salieran de mi garganta, me daba igual todo, no quería bloquear nada que saliera de mi cuerpo, sabía que todo iba bien y que iba a parir. Estaba todo tan acompasado que dilate antes de lo que la matrona se esperaba, le dije que quería parir de cuclillas en el suelo, mi pareja me agarró por detrás para sostenerme y la matrona se puso delante, la bolsa no se rompía y ella creo que se asustó, porque creo que en algún momento bajaron los latidos de mi hija, así que disimulando me rompió la bolsa, en aquel momento tampoco me importó eso, ni su voz chillona diciendo repetidamente empuja aquí, mientras me señalaba con el dedo un punto en mi vagina, yo estaba concentrada en mi cuerpo y mi cuerpo iba todo a una a empujar, me sentía poderosa, sentí que paría al mundo, y allí salió mi pequeña Gaia, salió como disparada con todo el pelo echado a un lado, se la arrebaté a la matrona de las manos y me la puse en el pecho, ella empezó a mamar, mi cuerpo sabía lo que tenía que hacer y yo lo escuché, la placenta cayó por sí sola, miraba a mi hija, la besaba, era la mujer más feliz del mundo.
Lo único que cambiaría del artículo es la palabra lucha, yo no usaría esa palabra, cuando tienes la certeza en tí misma, la lucha no existe, no tienes que luchar, porque te conviertes en lo que quieres y eso nadie lo puede parar.

Imagen de Lina

Gracias Gioco por compartir.
Tuve una cesarea con mi primer hija, y tengo la fcha prevista para mi hijo en tres semana. Lo que quiero sobre todo es un parto vaginal, me insipira tu historia!!!

Imagen de mercy

Gracias por compartir tu historia me saltan las lágrimas solo de imaginar que yo también estoy como tu en algún momento y tuviste el valor de enfrentar al mundo y decir que tu podías hacerlo ojalá dentro de 6 meses que me toca dar a luz pueda también compartir mi historia y servir de inspiración a otras madres como tu lo estas siendo para mi en estos momentos que Dios ponga todas las cartas a mi favor por el bien primeramente de mi hija que ahora tiene 10 meses y me necesita en buenas condiciones y no con una herida que las que lo hemos pasado sabemos todo lo que nos imposibilita y segundo mi hij@ que nacerá se que si Dios permitió que estuviera allí (después de tratamientos y fecundaciónes invitro todos ellos sin éxito) es porque puedo lograrlo y así lo creo después de leerte créeme que no hay lugar en mi para la duda si tu lo hiciste yo también podré hacerlo gracias de verdad por compartir tu vivencia.

Imagen de Gioco

Lina y Mercy, os deseo mucha suerte con el nacimiento de vuestros hijos.
Sobre todo escucharos, fluid y confiad, no tengais miedo al dolor, es una excelente fuente de información del cuerpo, escuchadle, es un aliado que os ayudará, luego cuando haya cumplido su cometido se pasa y se olvida, y después tendréis ahí a vuestro precioso bebe de una manera victoriosa.
Nuestro cuerpo es sabio y sabe lo que tiene que hacer, sólo tenemos que dejarle, sin ponerle obstáculos y acompañarle. Y después de todo esto, simplemente estad abiertas y mirad sea cual sea la experiencia con sabiduría, con vuestro poder, eso es vuestro y nadie os lo puede arrebatar, vosotras elegís como queréis vivir la experiencia, estad presentes y entregaros.
Si estáis bien informadas, conectadas con vosotras mismas y empodaradas, ahí hay poco hueco para que haya intervenciones exteriores, no deseadas, que dificulten el proceso natural del parto. Y cuando digo empoderadas me refiero a que confiamos en nuestro cuerpo y en la vida, y no le vamos a dejar nuestro cuerpo a los médicos para hacerle parir por que creamos que nosotras no sabemos, sólo en ciertas ocasiones hace realmente falta su ayuda. Ánimo mujeres, os deseo lo mejor! Vosotras ir conectadas, empoderadas y entregadas!! Y dejad que fluya la cosa sin rigideces mentales de como tienen que salir exactamente las cosas, escuchandose y confiando!! Contadnos cuando los tengáis, por fa, a ver que tal ha ido y para poder seguir inspirando a otras mujeres. ;) Un abrazo

Imagen de Luciana

Hola quisiera información sobre evidencia científica respecto de PVDC
Graaaaacias

Imagen de Elena

Podéis encontrar más información al respecto y referencias bibliográficas o de estudios sobre PVDC en el libro "Nacer por cesárea". También podéis hacer cualquier consulta sobre cesáreas, PVDC, etc en nuestra lista de correo "Aproyocesareas" https://www.elpartoesnuestro.es/comment/76182

Imagen de Elena

tambien podéis encontrar más información y referencias en esta entrada de nuestra web: https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/parto/parto-vaginal-despues-...

Imagen de Jimena

Yo logre tener mi pvdc luego de muuuucho leer, informarme, buscar apoyo adecuado y verdaderamente fue una experiencia maravillosa. Les deseo éxito a todas las mujeres que están en la misma búsqueda.

Imagen de Guille

Hola yo tengo dos cesáreas y cumplí ayer 40 semanas de mi 3er embarazo intentando poder parir aunq x ahora nada!!! Mi obstetra me dio el ok para parir pero me espera hasta la semana que viene y noo quiere más!!!! 41+5 máximo. Nose q hacer e leído y me e informado todo lo posible pero hasta cuándo tengo q esperar? No quiero ser negligente pero tampoco dejarme presionar.....algún concejo??

Imagen de Bianca

Y que pasó ? Si fue parto natural ? Estoy en la misma situación . Vamos en la semana 41 y los doctores solo me dan unos días más

Imagen de Norma

Lograste el parto natural?!

Imagen de EvaTeo

Hace 3 meses que se ha hecho realidad mi sueño. Mi PVD2C!!!! Mi bebe nació cuando el decidio y como quiso.
Mis dos anteriores cesareas injustificadas y las heridas que dejaron en mi, han quedado sanadas con el maravilloso parto de mi precioso bebe. Nos ha traido la completa felicidad.
Luchar por vuestro parto, no os rindais, seguir vuestra intuicion y sentido comun y encontrareis donde y quien os respete vuestra decision. En mi caso en el Hospital de Terrassa (Barcelona) ha sido donde han respetado, acompanado y ayudado a que mi parto natural no fuera un sueño sino uma realidad.
animo a todas, yo pude!
Un abrazo

Imagen de Lucia

Pues yo quiero y lo tendré y lo.lograré cueste lo que cueste. Primeramente sanar mis heridas emocionales de mis 2 innecesarias y luego iré a por ello. Pero lo que más me dolerá es que no le di a mis 2 hijos lo que ellos se merecían. Un nacimiento de verdad, un nacimiento respetado y con amor si no todo lo contrario un nacimiento frio e inhumano. Eso es lo que más me inquieta en mi corazón

Imagen de Maiyudi

Yo tengo un bebé de 8 meses, y desde el mismo día que me lo sacaron por cesárea me estoy informando de cómo dar a luz de forma natural.
Yo fui a una inducción de 41+5, las contracciones eran demasiado fuertes y seguidas, hasta las enfermeras se sorprendían y como no me dejaban ni respirar pedí la epidural, a parti de ahí todo era mucho mejor, pero se me estancó la dilatación en 4,5 cm...después de varias horas sin progresión decidieron una cesárea, yo también soy enfermera y escuchar cómo me separaban las fibras cuando me operaba, oír los instrumentos que pedía el ginecólogo (también he trabajado en quirófano) hacían que pudiera verme mentalmente abierta encima de la camilla...tiritaba tanto del miedo que la barbilla me tocaba el pecho...fue terrorífico, a nivel clínico la cesárea fue perfecta sin ninguna complicación, pero mentalmente me dejó deshecha...el medio minuto que vi a mi hijo todo se paró, pero volvió la pesadilla en cuanto se lo llevaron. En la sala de despertar yo me repetía "no tengas náuseas, no tengas dolor" sólo quería subir a planta a ver a mi hijo y mi marido.
Como os digo han pasado 8 meses y quiero que pasen un par de meses más para empezar a buscar el segundo, quiero dejar un márgen prudencial para que mínimo haya 18 meses entre los dos partos para poder ir sin miedo a un PVDC es lo que más deseo!! tengo muchísimas inseguridades y miedos pero lo quiero conseguir!! tengo vocación de madre, quiero una familia numerosa, y no quiero que una cesárea trunque mi sueño...tengo miedo de que al no dilatar por completo en mi anterior parto el segundo también se estanque, o que no me ponga de parto espontáneamente y al no poder inducir vaya directamente a cesárea...estoy asustada, pero a la vez ilusionada...

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Z
V
x
X
V
q
Introduce el código sin espacios.