#OVO: Violencia obstétrica en el posparto

 

Como podéis imaginar, al Observatorio de la Violencia Obstétrica nos llegan todo tipo de relatos de abuso de poder en la atención perinatal. Gracias a todas las mujeres que los compartís con nosotras y nos permitís así aprender y reflexionar cada día. Este es uno de ellos...

Por María

Cuando pensaba en violencia obstétrica, siempre la relacionaba con el embarazo y el parto. Hasta que Eva relató lo que le había pasado en el Hospital de Cabueñes en Gijón, cuando pocas semanas después de dar a luz en otro hospital, mucho más respetuoso, acudió derivada por su matrona al servicio de urgencias por un problema en los puntos.

A Eva le atendió una residente que se notaba que llevaba poco tiempo allí y, tras examinarla, le surgieron dudas y decidió consultarlo con el ginecólogo que estaba de guardia.

Esta residente recibió una lección de cómo infantilizar y humillar a una mujer. Tras decirle qué tenía que hacer, se dispuso a irse porque tenía prisa, a pesar de que la chica no sabía muy bien cómo actuar. Al final accedió a quedarse, no sin antes hacer hincapié en la prisa que tenía, y cuando la chica intentaba cortarle el punto, las quejas de Eva por el dolor que sufría vinieron seguidas de continuos reproches por parte de este señor. Eva explicó al ginecólogo que había parido a su hija sin epidural, y que si decía que le dolía, era que le dolía. Así que, con sorna, a modo de burla, el ginecólogo le contestó: “¿Quieres que no te duela?, pues ala, vamos a poner anestesia”. Cogió un bote, le roció la zona, y Eva empezó a sentir un ardor inmenso. Le era inevitable gritar. Pidió por favor que le echaran agua, y riéndose, este señor le enseñó el bote para que viera que no le estaba engañando, que lo que le había echado era anestesia. La residente insinuó que quizá el spray aplicado sobre la herida abierta podría haber sido contraproducente.

Eva seguía pidiendo agua, el dolor era insoportable. Con el mismo tono de burla, el ginecólogo le dijo: “¿Que ahora quieres agua? Pues ala, agua. Mira el bote, para que veas que no te engañamos”. Le echó suero y Eva notó algo de alivio.

La residente le intentó cortar el punto, pero Eva decidió irse, tenía más dolor en ese momento que cuando había llegado. Al día siguiente fue hasta el hospital donde había dado a luz. En cinco minutos le habían quitado el punto sin ningún tipo de problema.

Me pregunto si la residente que atendió a Eva habrá pensado en lo que vivió ese día, si le habrán surgido preguntas, si habrá tenido respuestas.

Espero que gracias a este señor, del que en teoría debe aprender desde el punto de vista médico y ético, se dé cuenta de las vejaciones a las que están expuestas las mujeres que acuden al Hospital de Cabueñes, ya sea para una revisión o para parir. Y tengo la esperanza de que luche contra ello.

<
8

Comentarios

Imagen de Nuria Martínez

He sentido una rabia tremenda al leer la experiencia de esa mujer. Y deseo de todo corazón que la residente haya aprendido bien la lección. Porque en ocasiones, esos ejemplos a no seguir, nos enseñan mucho más como queremos comportarnos en la vida. Animo a Eva a escribir una carta de queja ante semejante "profesional".

Imagen de Diana Aragon

Sin palabras estoy..... yo animo a Eva a presentar una denuncia, en caso de que leyera el nombre del farmaco y se pueda verificar que no es apropiado para esa zona.

Imagen de AitanaC.

Por favor...aunque una no tenga ganas, aunque sólo quiera que pase el mal momento y ya, aunque estemos ocupadísimas y agotadas por nuestros bebés, aunque sólo queramos disfrutar de las primeras semanas con nuestros hijos...Por favor, no dejemos de denunciar a estos profesionales. Tenemos que echarlos de las consultas y de los paritorios. Si la mamá no puede presentar la denuncia porque no tiene tiempo o no se siente con fuerzas, que se lo pida a su pareja, a su madre o a una amiga. Pero que esta gentuza sepa que las mujeres no nos quedamos de brazos cruzados cuando nos tratan así. Quizás podamos evitar que otra mujer pase por lo mismo. Un abrazo para esta mami, ánimo.

Imagen de Triana

Hola a todos estoy embarazada de 37s hoy he ido a monitores y me programan cesárea y ligadura de trompas no me dan opción y todo eso después de meterme el miedo en el cuerpo al decirme el alto riesgo que existe de rotura uterina y de muerte fetal mi idea era un parto natural pero no me dejan ni siquiera la matrona me mando a las clases de preparación al parto me siento fatal me gustaría saber si es posible un parto natural gracias

Imagen de Lulú

Danos por favor un poco más de información, parra ver si alguien puede orientarte. Cual es el motivo de programarte la cesárea sin opción a parto vaginal? Por qué te indican ligadura de trompas? Un saludo

Imagen de Nuria Martinez

Triana, no sé si aún estás embarazada o ya ha nacido tu bebé. Si buscas información fiable y apoyo emocional en tu búsqueda. Si simplemente necesitas que alguien te preste su oído hay una lista de correo apoyocesareas@elparotoesnuestro.es que puede ayudarte. Parir después de dos cesáreas es posible, solo necesitas unos profesionales actualizados.

Imagen de Sussana

Ese médico merece un buen escarmiento pero los responsables de esa institución sanitaria que pagamos todos no deberían irse de rositas...a lo mejor un cursillo de 900 horas sobre derechos de la mujer, con módulo formativo especial sobre actitudes misóginas en establecimientos hospitalarios.

Imagen de Sara

A mi me realizaron una episotomia que meses ( unos 6 ) después me molestaba bastante ... me indico la gine que se me corregiría con otro parto ¡¡¡¡

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.