Cazando brujas

Estamos en un momento en el que parece haberse despertado una verdadera caza de brujas contra las doulas, especialmente por parte del gremio de las matronas, que ven peligrar su futuro con la presencia de esta nueva figura. Considero que todo responde a un profundo miedo y a un fuerte desconocimiento sobre el trabajo de la doula, aunque también creo que en algunos casos se conoce perfectamente lo que la doula hace y lo que no hace y aun así, se oponen a ello considerándolo intrusismo.

A continuación algunos decálogos y códigos éticos de asociaciones de doulas de nuestro país, donde se puede ver con bastante claridad cuáles son sus competencias y cuáles no:

Pensándolo fríamente puede que tengan razón, que las doulas estén asumiendo funciones que deberían formar parte del trabajo de las matronas, pero lo cierto es que esa parte del trabajo, bien por desconocimiento, bien por imposibilidad debido al sistema en que se ven forzadas a trabajar, sea la razón que sea, lo cierto es que no se está realizando.

Tanto en América como en el mundo anglosajón y Europa en general, las doulas cubren las carencias derivadas no sólo del modo de trabajo actual de la matrona sino de la sociedad en su conjunto, que ha olvidado tratar un acontecimiento tan extraordinario y a la mujer que lo hace posible con el cuidado, atención y profundo respeto que merecen. Donde antes había tribus, mujeres de la familia conviviendo en un mismo lugar y ancianas experimentadas que acompañan a la mujer en su camino a la maternidad, ahora hay doulas. Doulas que nacen fruto de estos cambios en una sociedad que nos deja solas, y de nuestro instinto que nos pide juntarnos con otras mujeres y seguir buscando esa tribu de apoyo.

Fijemos la vista en otros países donde existen y trabajan doulas sin problema alguno, a pesar de que allí las matronas tienen mucho más prestigio social y competencias profesionales que en España.

Las matronas tienen miedo a desaparecer, pero es que llevan mucho tiempo dejando de hacer su trabajo. Desde que el ginecólogo empezó a asumir el control de los partos en España, ¿allá por los 50?, y relegó a un segundo o incluso tercer plano a la matrona, que pasó a ser en demasiadas ocasiones una mera asistente que coloca monitores o acerca tijeras.

Desde ese mismo momento en que las matronas fueron cediendo terreno sin decir una palabra, sin plantarse, sin manifestarse, no sólo sin defender sus competencias y su autonomía sino ¡olvidando poco a poco cómo se hace!, pues desde ese momento hace ya unas cuantas décadas el futuro de la matrona empezó a peligrar.

Y no sólo eso, sino que muchas dejaron además de cumplir sus funciones de acompañamiento, parte fundamental también de su trabajo.

Muchas dejaron de amar su profesión, de entender la enorme importancia y trascendencia que tiene. No la defendieron. Y ahora se ven inmersas en un sistema que les impide realizarla como es debido, en hospitales con protocolos fuertemente intervencionistas, con turnos eternos, sin apenas autonomía y debiendo atender además a un gran número de madres a la vez, lo cual impide, obviamente, poder cuidar emocionalmente de cada una de ellas.

De pronto se ven perdidas y en peligro, pero como siempre, arremeten contra aquel que consideran más débil, contra la nueva figura que su propia inoperancia ha creado, la doula, porque no se atreven a empezar por el principio, por ir al origen donde toda su profesión comenzó a tambalearse, cuando cedieron ante los ginecólogos, que ni siquiera están formados para acompañar y atender partos sin patología.

Y seguramente sea por ahí por donde deban empezar. Hace poco hablaba con una matrona a la que parecía interesarle mucho el mundo de la maternidad respetada sobre las enormes dificultades que se encuentran en los hospitales españoles. La conversación nos llevó a la siguiente pregunta:

  • ¿Y  no te has planteado trabajar atendiendo partos domiciliarios?
  • Es que me da miedo – contestó.
  • ¿Y por qué? – le pregunté.
  • ¿Y si pasa algo y no sé verlo? ¿Y si no sé qué hacer?  

Le daba miedo hacer su trabajo. No sabía hacer su trabajo y era consciente de ello. Y ya llevaba un tiempo ejerciendo. Y yo me pregunto, ¿cómo una matrona (o cualquier mujer) que se enfrenta a un parto desde el miedo, desde la desconfianza, puede atender a otra en su proceso?

Muchas tienen un largo camino que recorrer. Primero desaprender lo aprendido y después empezar a aprender de nuevo. Y ojalá lo hagan. Pero hoy por hoy muchas matronas parecen estar muy perdidas (y las que no lo están son duramente reprendidas por su propio colectivo) y no quieren ver lo que realmente está pasando. Si se decidieran a emprender el camino, yo sería la primera en apoyarlas.

Ojalá cuando mi hija sea mayor y escuche la palabra doula me pregunte ¿qué es eso?, porque significará que las matronas han recuperado su conocimiento y su labor al completo, y que la sociedad en general ha empezado a comprender. De otro modo, la doula jamás dejará de existir, porque su existencia responde a una necesidad, a una demanda social, y mientras esa demanda permanezca, la respuesta también permanecerá.

Por todo esto las doulas deben ser muy cuidadosas y tener muy en cuenta este panorama que hay en torno a su figura. Es su obligación saber actuar correctamente y no dar motivos para que se las ilegitime. Es su responsabilidad estar para las mujeres que han demandado su existencia, que las han creado.

Una doula jamás debe interferir en las decisiones del personal sanitario, jamás debe enfrentarse ni imponerse a ellos, porque estaría dejando de ser una doula y además estaría comprometiendo a toda la profesión. Y por supuesto una doula no debería jamás asistir un parto ni consentir estar en uno sin asistencia. Sería una irresponsabilidad consigo misma, para la mujer, para el bebé y para todo el colectivo de doulas. Estoy totalmente convencida de que las doulas deben ser especialmente rigurosas a este respecto. Porque si se limitan a hacer sus funciones de acompañamiento, ni más ni menos, no habrá por dónde atacarlas.

También pienso que hay que dejar de lado el ego personal (¡qué difícil!) y hacer un verdadero esfuerzo por unirse, por trabajar en una misma dirección y bajo los mismos principios.

Que las matronas las vean como lo que son, un apoyo, un complemento, y si más adelante logran recuperar su saber íntegro y su lugar, y una vez logrado esto el sistema les permite realizar su trabajo al completo, las doulas dejaran de existir porque ya no tendrán ningún sentido,  ¡aunque no quieran irse es que nadie las contrataría! Y si el sistema no deja, entonces siempre podrán quedar como un complemento necesario en según qué casos, sin que la matrona tenga nunca que temer por su trabajo ya que estarán perfectamente delimitadas ambas funciones.

Es labor de las doulas ser coherentes con lo que dicen y lo que hacen, y poco a poco hacer ver a los sanitarios en general y a las matronas en particular que no son ellas las que amenazan su profesión sino aquellos que imponen protocolos antinaturales, obsoletos y contra toda evidencia científica, los que irrumpen en los paritorios y convierten todos los partos en un supuesto peligro mortal para justificar su permanente presencia, los que amedrentan, infantilizan y no escuchan.

¡Despierten leñe!

52

Comentarios

Imagen de Mónica Martín

Amén.

Imagen de Carmen Piris.

Un texto absolutamente subjetivo,errático y desactualizado.Las matronas de los años 50 ya no son las matronas del Siglo XXI. O mejor podrías comenzar por actualizarte y conocer mas de cerca la profesión actual de matrona. Despierta,leñe!

Imagen de MCarmen

Habeis perdido mucho en España durante muchas décadas y es complicado recuperar vuestro lugar, pero también estais cayendo en lo mismo que los ginecólogos: la arrogancia. Negar que existen problemas no va a solucionarlos.

Ginecólogo en los años 50: “Matronas en los partos? Para qué, si ya estamos nosotros los ginecólogos. Señora, no sea ignorante y déjese de matronas, que los que sabemos somos nosotros, para eso hemos estudiado medicina y vamos a salvarla a usted y su feto”.

Matronas en 2013: “Educadoras perinatales, psicólogas perinatales, doulas, fisioterapeutas, etc? Para qué? Si ya lo sabemos todo nosotras y lo abarcamos todo, que para eso hemos estudiado matronería! Las mujeres sois unas desinformadas que os dejais timar por cualquiera”.

Suena tan parecido...

Imagen de Irene Iglesias

Nooo, qué va, las matronas del siglo XXI tienen muuuchos más aparatitos que hacen ping a los que hacer caso que las de los años 50. Saben leer mejor un monitor que los ojos de una mujer que suplica un vaso de agua en plena dilatación.

¿Subjetivo?

¿Errático?

¿Desactualizado?

Pues lamentablemente es lo que viven la inmensísima mayoría de las madres cuyo camino se ha cruzado con el de la matrona en algún momento.

Imagen de Mónica Martín

Por errático no me viene nada.

¿Desactualizado? Decir eso implica que la persona que lo dice si que está desactualizada o no tiene ni idea de cual es la realidad actual (por desgracia) en nuestro sistema sanitario.

Profesionales buenos y malos hay en todos los ámbitos, ¿por qué callar cuando tantas mujeres refieren quejas sobre lo mismo?

¿Subjetivo? Por supuesto. Porque hay miles de testimonios que lo avalan.

Esto no es cuestión de demonizar a las matronas, pero existe una realidad y esa es la poca empatía, la dureza, la rudeza, el desamparo y el poco acompañamiento que sufrimos muchas embarazadas por parte de sus matronas, esas que supuestamente nos deben cuidar y acompañar en nuestros embarazos y partos.

¡Basta ya hombre!

Imagen de Usuario

Es una pena que estemos entrando en esta batalla entre doulas y matronas, entre buenos y malos.
Yo, por matrona entiendo un profesional que ama, primero, a la mujer; y después, su trabajo. Es verdad, en el sistema público se está extinguiendo; apenas quedan en algunos hospitales, muchas veces pequeños, donde los protocolos actualizados y en pro de la asistencia natural al parto normal no han relegado sus funciones a ser las meras acompañantes del médico.
Pero eso no quiere decir que no existan. Quiere decir que en el sistema público no se les ha dado cabida porque lo que prima es la efectividad a expensas de cualquier indicio de afectivad.
Yo conozco a algunas de esas matronas que aman a las mujeres y su trabajo. También conozco a muchas doulas que lo hacen. La evidencia no habla de que un profesional sea mejor que otro; lo que dicen los estudios es que lo mejor es que la mujer se sienta acompañada. Está bien que exista la figura de la doula para poder desempeñar esa labor cuando el sistema sanitario no permite a la matrona hacerlo.
Pero eso no quiere decir que no existan matronas que lo hagan

Imagen de Ldd

Ambas están errando, las Matronas por dejar de acompañar a las mujeres y dejar ese campo al descubierto... Y las Doulas que se están asignando demasiadas competencias e incluso se están enfrentando a las Matronas.
Yo soy Matrona de nueva generación y puedo asegurar que las más antiguas habían descuidado muchas de sus tareas, pero nosotras, las de ahora, tenemos muchas ganas de rellenar esos huecos y nos encontramos con competencia. Pero yo no estoy tan preocupada ya que nosotras estamos formadas y especializadas en la atención a la mujer y ella misma es la que al final nos va a elegir a nosotras y las doulas se van a tener que buscar otra distracción.
Así que ánimo matronas!!!! Que algo es nuestro nadie nos lo puede quitar. A seguir trabajando cimo sabemos haverlocon nuestras gorditas

Imagen de Angela E. Müller

¿gorditas?

Imagen de Adriana

primero eres la gordita y luego mamá. Es más genérico que emirar en tu historial el nombre :P

Imagen de Mari

Lo primero que deberías hacer es plantearte que a muchas embarazadas les puede parecer una falta de respeto que las llames "nuestras gorditas". A mí me enseñaron que las personas eran "señoras y señores". Un indigente era un señor, pobre, pero señor, y así con todo.

Imagen de Madre harta

Yo no soy la gordita de nadie!
Y como madre elegiré la compañía que yo prefiera, no la que me impongan. Cuando sea necesario el hacer de una matrona, buscaré una que no crea que el parto es "suyo" y que nadie podrá arrebatárselo, que no me llame gordita y que no me mire desde la altura. Cuando necesite la compañía de una doula, elegiré aquella que que sin intervenir ni juzgar mis decisiones, las apoye. Son cosas tan diferentes ser doula y matrona que no hay por donde perderse! Si queréis denunciad a la malas doulas, que ya nos ocuparemos las mujeres de denunciar a las malas matronas.

Imagen de Nunca hemos dejado de estar con las mujeres

A lo que tengo yo miedo es a aquellas doulas que quieren ser comadronas, aquellas que son osadas y se creen comadronas, aquellas que se creen que tienen conocimientos que realmente no tienen, pero que tampoco deben tener porque no están formadas para ello, miedo a aquellas que no dan información veraz a las mujeres y que les cuentan mentiras y las meten miedo sobre la experiencia que van a tener. Miedo tengo a algunas complicadas situaciones que se dan a veces por consejos erroneos y que pueden poner en riesgo a la madre y al bebé. Y eso a día de hoy está ocurriendo. Las doulas con las que yo trabajé en un país europeo, no tenían nada que ver con lo que yo veo en nuestro entorno. Se ceñían a su trabajo y a dar apoyo logístico y acompañamiento en el postparto.Esto incluye higiene de la madre y del bebé, limpieza de la casa, comidas, trucos y consejos de crianza... Respeteban a la matrona,( y la matrona a ellas) y no pretendían tener conocimientos que no tenían. Y La matrona nuca abandonaba el apoyo emocional y acompañamienteo a las familias. Jamás.

Me duele que se diga que las matronas tenemos miedo a nuestro trabajo, y que dejamos de amarlo. Mentira en en 99% de los casos.
¿Por qué se dice eso? Porque mi vida personal, familiar, laboral, económica, o de pareja me impida hacer partos en casa? Partos en casa ya he hecho,no me da miedo hacerlos, y 100% segura de mis actitudes ante ellos.
O a caso se dice eso de las matronas porque todavía queda un ¿ 5%? de Matrosaurias obsoletas formadas hace décadas sin interés de actualización?

Ah!! ¿¿QUe las cosas han cambiado mucho en los últimos años en muchos hospitales españoles??
Que hacemos partos en el agua, Que las mujeres dan a luz en la postura que desean,que facilitamos el movimiento, que damos masajes, que utilizamos las inyecciones en el rombo de michaelis, que las aseamos y las refrescamos y comfortamos, que hacemos piel con piel de inmediato, con el pinzamiento tardío de cordón, que tratamos con un cariño inmenso a las familias, que nos quedamos 2 horas fuera del horario laboral para estar con la mujer en el momento del nacimiento de su hijo,que jamas enchufaremos un biberón o un chupete, que no haremos tactos innecesarios o sin consentimiento, que apoyamos a las mujeres en todo lo que podemos... Que ya no hacemos episiotomías innecesarias y las mujeres se quedan con un periné íntegro, y los kristellers están abandonados(por las matronas)...
No serán estos cambios porque decenas de matronas hemos abandonado a la mujer, verdad? Y fijaros, lo que no nos da miedo es enfrentarnos abiertamente a los ginecólogos, a pesar de las situaciones personales y desagradables que se crean, que te faltan al respeto por hacer bien tu trabajo y seguir la evidencia científica, que te llaman hippie en tono despectivo por apoyar a la mujer...Que sales llorando de partos instrumentales traumáticos por no abandonar a la mujer en una situación así...
que vas a las plantas a apoyar con las lactancias y los cuidados siempre que puedes, incluso fuera del horario laboral, enfrentándote así a las enfermeras y auxiliares de turno que les dicen a las mujeres que las matronas les metemos cosas en la cabeza y que estamos obsesionadas con la lactancia...
que apoyas y luchas con ciertas asociaciones por mejorar la atención a la mujer, pero que luego te suelen dar la espalda en variedad de situaciones.

¿Hemos abandonado a las mujeres?

A mi esto no me parece abandonar a las mujeres, más bien, en muchos momentos, he dado de lado a mi vida personal por estar con ellas y ser buena matrona, sin llevarme nada a cambio.
.Esto es vocación. Esto no es abandono. Y sé, que muchas, si no la mayoría de mis compañeras, también se sienten así.

¿Es que nunca encontrasteis a buenas matronas y cariñosas y respetuosas?

¿Queda mucho por mejorar? Muchísimo, y en ello estamos.

¿Hemos abandonado a las mujeres?
A día de hoy Las Matronas estamos con las mujeres más que nunca.

Significado de matrona, comadrona: Comadrona, comadre: Con las mujeres, con las madres; Mid-wife: con la mujer, del inglés antiguo

Hemos abandonado a las mujeres o¿ acaso interesa decir que hemos abandonado a las mujeres?

Entonces, ¿ la caza de brujas a quie está dirigida?

Imagen de Mamá de cuatro soles

Madre mía haces todas esas cosas, ojalá me hubiese cruzado con alguien como tú! Tengo 4 hijos y por desgracia sólo tuve la suerte de encontrarme con un matrón respetuoso en uno de mis partos y faltaron muchas cosas de las que dices, supongo que por política del hospital, como las horas que me separaron de mi pequeña. Mi último parto hace justo 13 meses, en el mismo hospital fue una experiencia horrible. Llegue con la dilatación prácticamente completa porque yo prefiero pasarla en casa en vista de lo que se que pasa allí, me encontré con una matrona, que lo primero que hizo fue quejarse de que nos pusiéramos tres mujeres de parto a la vez y lo siguiente fue hablar mal de otra mujer que también estaba de parto, yo en ese momento supe que no estaba en buenas manos...como se le habían juntado varios partos quiso adelantar el mío yo le decía que aún no tenía ni ganas de empujar y que el niño estaba alto y ella ni p....caso, tiraba hacia abajo de mi vagina, yo creí que me la iba a arrancar era horrible qué dolor, yo ya había tenido dos partos sin epidural y nunca había sentido un dolor así era inhumano grité con toda mi alma, mi marido en sock! como era pronto y el niño no bajaba término llamando al ginecólogo para que me hiciera la maniobra de kristeller, así que eso de que están abandonadas por las matronas no es cierto, yo pidiendo por favor a gritos que no me la hicieran, me trataron como a una loca, muy muy mal Ah! Y por supuesto me hizo episiotomía. Al día siguiente tenía todo el tronco y la cara llena de petequias por los esfuerzos de intentar sacar a un niño que aún no estaba para salir...y tuve que curar mi alma claro. En este hospital la realidad es esa por desgracia,
te tienes que encomendar a todos los santos para que te toquen los dos que debe haber que son respetuosos. No se sí la solución son las doulas pero lo que está claro es que hay mucho que cambiar y tú seguro que lo sabes más que nadie, tampoco creo que sea intrusismo yo lo veo más como un acompañamiento emocional, las mamás en esta sociedad estamos muy solas, además de cubrir también el tema de la lactancia y otras cosas que también andan un poco cojas en nuestro sistema sanitario. Felicidades por tú buen hacer.

Imagen de Mamá de 4 soles

Madre mía haces todas esas cosas, ojalá me hubiese cruzado con alguien como tú! Tengo 4 hijos y por desgracia sólo tuve la suerte de encontrarme con un matrón respetuoso en uno de mis partos y faltaron muchas cosas de las que dices, supongo que por política del hospital, como las horas que me separaron de mi pequeña. Mi último parto hace justo 13 meses, en el mismo hospital fue una experiencia horrible. Llegue con la dilatación prácticamente completa porque yo prefiero pasarla en casa en vista de lo que se que pasa allí, me encontré con una matrona, que lo primero que hizo fue quejarse de que nos pusiéramos tres mujeres de parto a la vez y lo siguiente fue hablar mal de otra mujer que también estaba de parto, yo en ese momento supe que no estaba en buenas manos...como se le habían juntado varios partos quiso adelantar el mío yo le decía que aún no tenía ni ganas de empujar y que el niño estaba alto y ella ni p....caso, tiraba hacia abajo de mi vagina, yo creí que me la iba a arrancar era horrible qué dolor, yo ya había tenido dos partos sin epidural y nunca había sentido un dolor así era inhumano grité con toda mi alma, mi marido en sock! como era pronto y el niño no bajaba término llamando al ginecólogo para que me hiciera la maniobra de kristeller, así que eso de que están abandonadas por las matronas no es cierto, yo pidiendo por favor a gritos que no me la hicieran, me trataron como a una loca, muy muy mal Ah! Y por supuesto me hizo episiotomía. Al día siguiente tenía todo el tronco y la cara llena de petequias por los esfuerzos de intentar sacar a un niño que aún no estaba para salir...y tuve que curar mi alma claro. En este hospital la realidad es esa por desgracia,
te tienes que encomendar a todos los santos para que te toquen los dos que debe haber que son respetuosos. No se sí la solución son las doulas pero lo que está claro es que hay mucho que cambiar y tú seguro que lo sabes más que nadie, tampoco creo que sea intrusismo yo lo veo más como un acompañamiento emocional, las mamás en esta sociedad estamos muy solas, además de cubrir también el tema de la lactancia y otras cosas que también andan un poco cojas en nuestro sistema sanitario. Felicidades por tú buen hacer.

Imagen de Pepa Comare

Totalmente de acuerdo con tu escrito, yo también soy matrona y afirmo que en mi entorno la mayoría de las matronas están en esta línea trabajando muy duro para ofrecer la mejor atención posible. Durante los últimos diez años se han producido cambios muy importantes en la atención al nacimiento, y en concreto en nuestro centro desde 2008 contamos con normas escritas de funcionamiento interno, elaboradas por matronas, aceptadas y refrendadas por todo el personal y validadas por la dirección del centro. La filosofía de atención recogida en nuestro manual es la siguiente "El hospital ... ofrece una atención respetuosa en el entorno del nacimiento, basada en los principios de la bioética:
Autonomía, atención personalizada respetando los deseos de la mujer.
Beneficencia/no maleficencia, adecuación de la practica clínica a la mejor evidencia científica disponible.
Justicia, de manera integral y de acuerdo con los recursos de que dispone el sistema público de salud.

La atención al parto se debe realizar bajo el concepto general de que el nacimiento es un proceso fisiológico en el que sólo se debe intervenir para corregir desviaciones de la normalidad, y que las y los profesionales sanitarios que participan atendiendo el parto deben favorecer un clima de confianza, seguridad e intimidad, respetando la privacidad, dignidad y confidencialidad de las mujeres.

Nuestro objetivo principal es que cada mujer tenga el parto que desee y junto con su criatura sean las protagonistas del nacimiento, que la experiencia les resulte positiva y feliz, sin disminuir los niveles de seguridad alcanzados.

Con el fin de mejorar la calidad asistencial, este manual describe las funciones y actividades que deben realizar los distintos estamentos para el óptimo desarrollo y el logro de los objetivos planteados."

Todo esto se consigue con el apoyo de las estrategias a nivel nacional, con recursos a nivel autonómico, con pactos a nivel interprofesional, pero sobretodo con el cambio de actitud y buen hacer a nivel profesional de las doce matronas que conforman el equipo hospitalario y las diez que acompañan a las mujeres durante su embarazo y puerperio en Atención Primaria, matronas que fuera de su horario laboral realizan cursos de actualización y acuden a jornadas conjuntas. Y está claro que no todo es de color de rosa, a veces hay algún obstetra que aún sigue pensando que es el responsable último de todo lo que pasa en paritorio durante su guardia, y entonces tenemos que recordarle nuestra idoneidad y competencia en la atención al proceso de parto mientras no existan complicaciones, asumiendo nuestra responsabilidad y defendiendo los deseos de las mujeres que atendemos.
Queda mucho por hacer pero como bien dices se está trabajando mucho y muy en serio, dentro y fuera del horario laboral para ofrecer la mejor asistencia y el mejor acompañamiento posible a la mujer, su criatura y familia.
Un cordial saludo
Comare Pepa

Imagen de Adriana

A mí me dan miedo las matronas que hacen partos. Son tan peligrosas las doulas que se creen matronas como las matronas que se creen ginecólogas.

Imagen de Marialon

Se nota resentimiento en este articulo, siento que hayas tenido una mala experiencia que te lleve a pensar así y a informarte tan mal. Me da pena que se escriban articulos así. Eso demuestra que desconocido es el trabajo de la matrona, ya que no conocen que no tr abajamos solo a nivel técnico, sino que cubrimos todas las esferas de la mujer

Imagen de Anónimo

Las doulas no suplimos, respondemos... a una necesidad que existe y existira siempre... hacer un parto mas humano... y una vez que los partos ( en un mundo ideal claro) sean mas humanos, las doulas seguiremos a lado de cada madre y cada niño que nos necesite, por que el acompañamiento en la maternidad es una necesidad de muchas madres y no tiene que ver con medicos ni con matronas... estar a lado de una mujer en ese proceso vital es algo de mujeres que velan y ven la esencia de ese milagro que es ser madre...

Imagen de Rocipipi

Realmente a mí también me da pena este debate. Por supuesto que hay que estar al lado de las mujeres, sin duda alguna. Eso ni siquiera es cuestionable. Lo horrible es ver que los pasitos que se van dando, que son pasos de gigante en este mundo tan patriarcal e institucionalizado en lo que a la salud se refiere, no sean visible. Ojalá asociaciones tan importantes como El Parto Es Nuestro visibilizara un poco más la labor que estas nuevas generaciones de matronas están haciendo, con tantas dificultades, profesionales y personales, puesto que el mobbing es algo que forma parte de la vida diaria en sus lugares de trabajo (hablo del parto hospitalario), y no por ello han tirado la toalla.
Habría que desmontar el sistema sanitario entero, eso para empezar, pero no como lo quieren hacer los políticos, sino para hacerlo menos patriarcal y más respetuoso. Y habría que crear Casas de Partos en el sistema público, como hay en otros países, y que el nacimiento en casa sea algo normal. Y que la mujer, lejos de estar infantilizada, informada, ELIJA lo que ella quiera: hospital o casa. Pero señoras y señores, tiempo al tiempo.
Desde luego la lucha entre matronas y doulas sólo aleja ese mundo idealizado donde el nacimiento es algo maravilloso.
Conozco a Matronas, especialmente en las clínicas privadas esas a las que muchas mujeres van para que las atienda "Su Ginecólogo" y en grandes hospitales, que han olvidado que la mujer es eso: una mujer, y se limitan a tratarlas como meros especímenes de laboratorio o como cuerpos aislados de mente y alma. Y su formación, estoy segura, era mucho más amplia y no puramente biologicista.
Y conozco a Doulas que se hacen llamar Parteras y que asisten partos. Y en España, la formación que tienen no las habilita legalmente para esa asistencia. No dudo en absoluto de su capacidad de acompañamiento, pero los conocimientos sanitarios para la atención al embarazo, parto, postparto, crianza, etc, no los tienen acreditados.
Pongámonos cada una en nuestro lugar: matronas, doulas y mujeres (que al final es lo que somos todas) y luchemos juntas por mejorar la asistencia. Porque lo que pasa es que a mí me da la sensación de que lo que hacemos es luchar por ser las PROTAGONISTAS del evento, ese evento, el nacimiento, en el que los únicos protagonistas son la madre, el bebé y la pareja/familia.

Imagen de Mónica Martín

¡Qué suerte que tú seas y trabajes así!

Mi experiencia: mi matrona de embarazo y parto no hicieron nada de lo que se suponía que es su cometido, bueno sí, mandarme análisis y hacerme tactos (muchas veces con cara de perro)

No dudo que haya una parte del colectivo que ame su trabajo, se enfrente y acompañe a la mujer de la mejor forma, pero eso no significa que haya otro porcentaje que no lo haga.

Y te puedo asegurar que si esto fuera como tú lo describes, yo seguramente no me interesaría por contratar a una doula. Este es el quid de la cuestión.

Imagen de Matrona2012

Bueno, pues muy bien, nosotras seguiremos trabajando al lado de las mujeres, nosotras matronas que hemos sacrificado mucho por llegar a donde estamos, que seguimos aprendiendo que damos atención de calidad como podemos cuando las circunstancias son adversas, que atendemos a mujeres en hospitales, en sus domicilios. ¿Qué no hemos peleado?¿Que nos hemos callado? eso interesa decirlo claro, pero hace treinta años cerraron las escuelas de matronas y con muchísimo esfuerzo se consiguió abrirlas de nuevo contra ginecólogos, contra todo...y ahora tras casi 20 promociones de nuevas matronas, escuchar que no amamos la profesión, que hemos abandonado a las mujeres...perdonad, pero no.
Es cierto que nos queda un largo camino, por mejorar, por aprender...
Las doulas respondeis a una necesidad que las matronas se afanan por cubrir...es muy fácil, haceros matronas y doulas, ah, no, que eso es mucho sacrificio, o quizá no, que es repetir dos veces lo mismo. La doula acompaña a la mujer, y quereis decirme qué hace la matrona? Tactos?monitoreo? por favor, quién ha escrito el artículo diciendo que somos meras asistentes de un ginecólogo?
Desde que era niña me ha apasionado la maternidad, aun cuando no sabía cual era el profesional encargado, en aquel momento las escuelas de matronas estaban cerradas.... muchos años después y con gran sacrificio consegui mi meta....trabajar por y para las mujeres, acompañarlas en sus procesos vitales, en su maternidad, en su embarazo, parto y puerperio, ayudarlas en la lactancia.... qué me estais diciendo? qué eso no forma parte de mi trabajo, de mi formación? que las matronas solo recogen bebes en los partos y aún ni eso? que asisten al ginecólogo?y para todo lo demás la doula? osea, no sirven para nada ya que si dejas a una mujer encerrada en un cuarto sola va a parir igualmente, nadie mas sabio que su propio cuerpo!!!
Se argumenta que la doula disminuye la tasa de cesáreas, de partos instrumentados...por favor, la matrona no? que alguien consulte con la OMS.
Si, estamos luchando, si estamos hablando y peleando y no vamos a desistir, por las mujeres, por nuestros hijos e hijas....no hace falta entablar ninguna batalla no....las mujeres decidirán, o acaso creemos q podemos engañarlas?

Imagen de MCarmen

Es que en muchísimos casos sois asistentes del ginecólogo. No debería ser así, pero la realidad es que sois enfermeras sometidas a una autoridad que está por encima de vosotros: el médico. En otros países la matronería no es una enfermería, sino una carrera aparte e independiente: Ciencias de la Matronería. Os queda mucho por luchar y, por mucho que os moleste, todavía no teneis ese grado de independencia y protagonismo que sería necesario en los paritorios.

Yo me plantearía una serie de preguntas:
- Por qué las mujeres demandan doulas? Cuáles son estas necesidades que tienen?
- Cuál es el problema social o el vacío del sistema sanitario que hace que surja esta demanda?
- Se puede regular la doula? Y si es así, cómo? Para evitar intrusismo profesional y delimitar funciones.
- Existen en otros países? Cómo lo han regulado ellos y cómo convive con la matronería?

Y si en efecto las mujeres decidiremos, tendreis que ser conscientes de lo que necesitamos, corregir vuestras debilidades en el sistema sanitario y ofrecer ese apoyo, en lugar de intentar convencernos por fuerza de lo que necesitamos.

Imagen de Oona

El mundo anglófono tiene mucho peores resultados que España en la mortalidad infantil y materna, sobre todo los EEUU y el Reino Unido. Estoy muy a favor de mejorar la atención a la mujer antes y durante el parto y hacer todo más agradable para las madres, pero en los países que mejores resultados consiguen en estos dos aspectos - y España es uno de ellos- los médicos suelen tener una presencia importante durante el seguimiento del embarazo y en el parto. A lo mejor haría falta sensibilizar a los médicos, en vez de centrarse en la proliferación de figuras que "protejan" a la mujer contra las prácticas poco respetuosas de algunos miembros del personal sanitario.

Imagen de Andorra2004

Ojo con las estadísticas de ese tipo, porque están sesgadas y no reflejan los mismos datos. En España la norma de no registrar un recien nacido hasta que haya vivido 24 horas y no tener en cuenta las muertes de mujeres y niños en el primer año (que en ocasiones están directamente relacionadas con el parto, ya que la cesárea incrementa el riesgo de muerte súbita, el sabotaje a la lactancia materna también y la violencia obstétrica incrementa la morbilidad y los riesgos de suicidio por ejemplo), mientras que en otros países con "peores" datos (como Reino Unido), esas muertes también se incluyen en esos resultados.

Imagen de Oona

"En España la norma de no registrar un recien nacido hasta que haya vivido 24 horas y no tener en cuenta las muertes de mujeres y niños en el primer año (que en ocasiones están directamente relacionadas con el parto, ya que la cesárea incrementa el riesgo de muerte súbita, el sabotaje a la lactancia materna también y la violencia obstétrica incrementa la morbilidad y los riesgos de suicidio por ejemplo)" ¿Tienes pruebas para que en España NO SE INCLUYAN en la estadística las muertes en las primeras 24 horas y en el primer año? Me parece más fiable lo que pone la compañera debajo: queen el Reino Unido seincluyen muestres maternas aparentemente sin relación con el parto, comoel suicidio, sobredosis o accidentes de tráfico. Pero eso parece másbien ser una EXCEPCIóN por parte del Reino Unido que la norma en Europa. Los resultados desastrosos de los EEUU son ampliamente conocidos y debatidos a nivel mundial, y no se limitan al tema de la atención a las gestantes y parturientas.

Imagen de Kris Amil

Pues me parece muy agudo tu comentario Oona. Mas me parece a mi que luchar para conseguir que los ginecologos se coloquen en el papel humilde de esperar y respetar con paciencia, cercanía, empatía y buena praxis eso es una batalla de varias generaciones....desgraciadamente. Por eso creo que debe ser de nuevo revalorizada el papel de la mujer, matrona, atendiendo partos y, creo, en mi esperanza, que será más facil alcanzar ese objetivo.

Imagen de MCarmen

En EEUU no sé, pero en el Reino Unido y en otros países de Europa, se cuentan como mortalidad materna las muertes por suicidio por depresión durante el embarazo y en el posparto. Está considerada como una causa principal de mortalidad materna en el mundo y se está empezando a investigar para poder evitar estas muertes.

Fíjate lo que dice en este artículo del The British Journal of Psychiatry (2003): http://bjp.rcpsych.org/content/183/4/279.full
"Caution is needed when comparing international maternal mortality rates because the inclusion of indirect and late maternal deaths inflates the UK rates."

Y en España? En España no, esas muertes no constan como estadística de mortalidad materna. No constan en ninguna parte. Por poner un ejemplo. Así que a lo mejor nuestras estadísticas no son tan buenas como creemos, sino que están incompletas (la agencia estadística de la UE ya nos ha dado el toque al respecto).

Imagen de Oona

¿Podrías, por favor, indicarme en qué otros países se incluye este tipo de muertes, además del Reino Unido? Tengo que decir que para comparar la atención a las gestantes y parturientas me interesan más las estadísticas de la mortalidad materna que NO incluyan muertes como el atropello en la calle o la sobredosis de heroína.

Imagen de MCarmen

Aquí se explica un poco mejor cómo cuenta el Reino Unido las muertes maternas (Irlanda se ha dado cuenta de que su mortalidad materna en realidad está infrarrepresentada estadísticamente, lo mismo que sucede en España): http://www.irishhealth.com/article.html?id=21361

En España solo se cuentan las directas y a corto plazo. En cambio en el Reino Unido se cuentan también las muertes indirectas y a largo plazo. Por ejemplo, además de los suicidios, los homicidios, las sobredosis por drogas, vilencia doméstica, etc. Aplicando estos criterios, en otros países se han dado cuenta de que su mortalidad materna está mal representada: se cuentan menos muertes de las que en realidad son, y quedan ocultos problemas sociales que así es imposible resolver o investigar.

Imagen de Comadrona

Soy comadrona. Parto del dicho "que cada mujer se gaste su dinero como le de la real gana", Quiere una doula? pues que contrate una doula (por favor, eso sí, que pida factura, como a cualquier otro autónomo, y a ser posible que sepa si está pagando un seguro de responsabilidad civil, y que todo esté en regla, que si son tan cotizadas y tienen un trabajo tan importante, han de tenerlo todo bien atado).
No pretendo hacer un ataque hacia las doulas, porque estoy harta, hartísima, de ver volar la vajilla entera de un lado para otro. Acepto "nuestra" parte de culpa. Acepto que hay matronas horribles, que se pasan las recomendaciones de la OMS por el forro, y que la parte empática y emotiva la tienen un poco oxidada. Acepto que hay ginecólogos terroríficos por la misma razón que he comentado para las matronas. Y como lo acepto soy de las matronas que le dice a la mujer "por favor, si te has sentido mal atendida, si crees que en algo no se te ha respetado, acércate a atención al paciente y pon una queja o reclamación". Acepto también que existen matronas maravillosas, que se desviven por las mujeres, que investigan muchísimo para mejorar la asistencia, que fuera de su horario laboral (sin cobrar el extra, y el que quiera entender que entienda) se quedan con la mujer asesorándola, escuchándola, compartiendo emociones (de verdad, no es una quimera, ni algo que sea la excepción). Y como acepto eso, soy de las matronas que dice "por favor, si te has sentido realmente bien atendida, si crees que el trabajo de la matrona ha merecido la pena, ve a atención al paciente y hazlo constar". Porque sí, mujeres, en atención al paciente también se puede dejar constancia por escrito del buen hacer de los sanitarios. Quizá eso sea algo mucho más motivador para los sanitarios que las reclamaciones, y al tema de la crianza mismamente me remito, pues con los niños es mucho más efectivo las alabanzas que los castigos.
Yo he trabajado en bastantes hospitales. Como matrona, segurísimo que tengo mis fallos y muchas cosas que mejorar, pues es imposible ser perfecto en esta vida, pero me considero del segundo grupo de matronas que he expuesto, las que se desviven por dar una buena atención, por escuchar, apoyar y resolver, primero desde el punto de vista emocional (no concibo mi trabajo de comadrona sin esa parte, la esencial) y segundo desde mi formación, conocimiento y seguridad que me dan más de 5 años de formación más la formación continuada. Estoy segura que hay doulas que son un amor, y que asesoran muy bien, como las hay horribles; y de este segundo grupo, por desgracia, es del que he tenido constancia en primera persona, y como matrona que no tiene miedo a que sus competencias le sean arrebatadas, que no tiene miedo a que surja una figura que le complemente, pero que tiene pánico a que las mujeres salgan maltrechas de malos consejos, asesoramientos o incluso malas técnicas, me veo en la obligación moral de actuar y de hacer constar a las mujeres lo que se cuece ahí fuera, y como digo doulas, digo profesoras de yoga que imparten clases de preparación al parto, así como otros profesionales que exceden sus funciones, creo que muy valiosas para la mujer, y sobrepasan ese límite.
Eso en un primer lugar. En un segundo lugar, y continuando con lo que he dicho, he trabajado en muchos hospitales, entre otros, en un IHAN. He estado yo sola únicamente como matrona, y he tenido a mi cargo, y a la vez, a cuatro mujeres de parto, más la parte de urgencias, más la consulta de monitores. He salido muchos días llorando, muchísimos, y fijáos que la primera razón por la que lloraba es porque no podía hacer mi trabajo, porque me sentía una máquina yo y las sentía como máquinas a ellas, porque me sentía mal por no poder dar más de sí con vosotras, porque no tenía tiempo, porque corría más que trabajaba. Y me he pasado noches sin dormir, deseando "por favor, que al menos me vengan de una en una" (completa tontería de pensamiento). Este es el motivo por el que muchas matronas no podemos hacer nuestro trabajo, ese es el motivo principal por el que os encontráis en los paritorios a maquinas deshumanizadas. En Atención Primaria muchas veces pasa lo mismo. Apenas tienes 5 minutos para cada mujer, pareja y bebé.
Sí en lugar de ayudar a que surja de forma paralela una figura que supla esas carencias, hacemos presión entre mujeres y comadronas para que, por ejemplo, se contraten a más matronas y consigamos el tan ansiado “one by one” (aunque me conformo con el one by two mientras que no se sumen urgencias, monitores, cesáreas programas, etc), para que se puedan crear casas de partos, o si por ejemplo, se ayudaran a las matronas emprendedoras que queremos, pero que no tenemos un duro, a trabajar de manera autónoma, como por cierto, muchísimas ya están haciendo, estoy segura, segurísima, que no harían falta doulas tal y como se conciben aquí en España, y espero que si lo que realmente mueve a una doula es el bienestar de las mujeres, eso le parezca una muy buena noticia, y no un ataque gratuito.
Exite la figura de la doula en otros países europeos, y doulas y matronas trabajan conjuntamente. Pero si algo de crítica os puedo hacer, desde el respeto, es que veo que en Europa hacen funciones logísticas que aquí no he visto que ofertéis, quizá porque no es tan bonito como la parte de apoyo emocional; ejemplo: tareas del hogar, compras, etc. Os puedo preguntar por qué, si os amparáis en el trabajo de la doula en otros países sólo ejercéis la mitad del trabajo que hacen ellas?.
Por otra parte, en mi residencia teníamos una asignatura, “historia de las matronas”. Fue una de mis preferidas. En ella estudiamos cual era el papel de la matrona en la antigüedad (por cierto, lo que lucharon, les debemos todo), y entre las técnicas y conocimientos, eran el apoyo de la mujer, eran escucha y consuelo. Una matrona no es sólo técnica, una matrona no es la ayudante de ginecólogo (muchas salimos bien escaldadas de esos encontronazos), una matrona no es una máquina de hacer “ping”, ni de ver tiras de orina, una comadrona es mucho más, otra cosa es que el sistema y vosotras las mujeres, nos apoyéis. En internet pocas veces he oído historias bonitas sobre matronas, todas somos brujas negras, frías, sin sentimientos, sin saber hacer ni saber estar. Me apena, me apena ver tantos años de esfuerzo, tantas ilusiones en nada. Me dio una vez por decirle a una chica que estaba embarazada que si le atendía bien la matrona que lo hiciera constar y su respuesta fue “no tengo por qué decirle eso porque es su trabajo”. Desde entonces no he vuelto a decirle nada de nada sobre su trabajo, bueno, sí, sólo cuando lo hace mal, cuando salgo contenta, intento contenerme, porque, coño, es su trabajo!!!!.
Sin más, espero que doulas, matronas y mujeres lleguemos a un entendimiento, que seguro que con el tiempo lo hacemos.
Por cierto, no sois MIS mujeres, y mucho menos MIS GORDITAS.
Os animo a buscar matronas emprendedoras por vuestras comunidades, que cada vez hay más y probar sus servicios. Creo que no os arrepentiréis. Yo me sigo formando en mi campo y estudiando psicología, para vosotras. Un saludo

Imagen de Matrona

Me sumo a la opinión de muchas de mis compañeras. Profesionales en todos los campos los hay mejores y peores, pero yo no confiaría mi salud a una persona sin conocimientos reglados. Cuando voy a un profesional, por ejemplo, un dentista, si no me gusta el trato busco otro pero no se me pasa por la cabeza ponerme en manos de una persona con cuatro cursillos (muy caros por cierto) sobre la salud dental. Con esto solo quiero decir que apoyo a la figura sanitaria porque es en la que creo, sino no me habría formado como matrona. La formación que recibimos en España no es mala además, mejorable como todo, pero bastante buena. Actualmente 6 años de estudios con muchísimas horas prácticas nos establecen como profesionales competentes. ¿Qué hay matronas poco empáticas? Pues claro! Eso no puede discutirlo nadie. Pero al menos en mi Comunidad, Madrid, cada uno elige al sanitario que prefiera. Me apena ver que muchas mujeres no recibís buena atención por vuestra matrona, pero os animo a que busquéis otro. No hay porqué renunciar a la profesionalidad de un colectivo por la falta de empatía de un mínimo porcentaje. Desde luego las cosas están cambiando mucho, yo trabajo en un centro de salud y no me limito a tomar tensiones y pesar, todo lo contrario, me gusta que todas las embarazadas a las que atiendo sepan que pueden confiar en mi como profesional pero que además mi consulta está abierta a cualquier duda, incluso sin cita, y a cualquier desahogo. La myoría tienen mi mail y algunas también el móvil. Espero que cada vez veamos más mujeres felices con su maternidad acompañadas por sus matronas, os aseguro que son muchísimas pero no escriben en estos blogs. Y si la seguridad social no tiene suficientes matronas, muchas están ejerciendo de manera autónoma y dando una atención profesional y emocional excelente.
Un saludo a tod@s

Imagen de Matrona Madrid

Por cierto se me olvidó añadir, que todas las críticas de los paritorios la figura de la doula no las cambia, principalmente porque no tiene ningún tipo de función en un parto hospitalario en cuanto a la toma de decisiones (la mujer sí, cada vez en más hospitales -una pena que aún no en todos- pero la doula ninguna). Con lo cual porque existan doulas no va a haber menos episiotomías, menos cesáreas ni menos partos instrumentales. Nada de eso es cierto. Si de verdad quieren cambiar el concepto de parto y dar una atención natural háganse matronas u obstetras y entonces con su buen hacer poco a poco mejorarán la atención del parto hospitalario. Eso es lo que muchas llevamos un tiempo haciendo. Un saludo de nuevo

Imagen de Nata

Si los ginecólogos cubren la parte fisiopatológica o medicoquirúrgica del embarazo y las doulas la emocional, de educación y acompañamiento; ¿dónde se quedan según vosotras las matronas? Para poner sueros y monitores? Llevo 5 años estudiando para matrona y pienso que lo he planteado mal, quizá debería apuntarme a un cursillo de fines de semana y tener un par de churumbeles para coger experiencia; seguro que tendría más trabajo que la mayoría de las matronas jovencitas que conozco. ¿A dónde se nos relega a nosotras? Si cada vez tienen menos tiempo y menos trabajo, cómo queréis que atiendan adecuadamente a las mujeres?

Imagen de Anónimo

La asociacón el parto es nuestro, navega sin rumbo y la deriva. Ahora se posiciona junto a una no profesión, desprestigaindo a otra que si lo es (no se que necesidad tienen de ello para lograr sus objetivos). Para mi ya es considerada como una asociación "non grata" para las matronas

Imagen de Yo misma

No creo que esta asociación se esté posicionando junto a nadie. Se está dando una opinión sobre una situación concreta que es una realidad. Si eres matrona no debes sentirte ofendida, a menos que te hayas visto retratada porque seas de las que llevan a cabo mala praxis. En ese caso, deberías, replantearte lo que haces. Pero si no es el caso ¿por qué ofenderse?
Yo soy abogada y no me ofendo cuando oigo hablar de "que si los abogados son así de malos o son peores personas..." simplemente porque yo no tengo nada que ver con "esos" abogados. Esto es información. Y por favor, ninguna mujer va a dejar de contar con una matrona porque tenga una doula.
Por cierto, muchísimas matronas son socias de El parto es nuestro.

Imagen de Antonio L Muñoz

Perdona, pero en esta entrada y la anterior hay un claro posicionamiento y se está dando una imagen de la matrona que no es la deseable para conseguir nuestros objetivos, que en su mayoría son los objetivos de EPEN. Y si me ofendo, no pienso que sea porque me sienta aludido y que realizo mala praxis, no tiene nada que ver. Simplemente son formas distintas de verlas cosas.

Lo que no entiendo es porque EPEN entra al trapo en esta historia sobre el intrusismo en la profesión de las matronas. Creo que no es su guerra y puede producirle desgaste sin necesidad de ello. Me da pena que una asociación que a conseguido sentarse junto a profesionales en la estrategia de atención al parto normal haya caído tan bajo.
Yo fui matrona socia de EPEN, dejé de serlo. Hoy día la asociación EPEN esta mas lejos de las matronas que nunca. Felicidades. Espero que os vaya bien con este nuevo rumbo (si lo hay, porque sigo pensando que navega a la deriva)

Imagen de anonimo

No doy crédito a la cantidad de imprecisiones, subjetividades y ademas... Apelando a la evidencia cientifica. Culpando a las matronas, enfrentandolas con otros profesionales, denigrandolas como profesionales a ellas, acusandolas de no hacer bien su trabajo por no atender un parto en casa (quiza prefirio decir eso antes que decir directamente que no lo considera seguro por X razones y no porque no sepa atender correctamente un parto, no vaya ser que te tires a su yugular directamente y bueno. Finalmente, lo has acabado haciendo) Epen... QUE DECEPCION TAN TREMENDA. No se por que culpais a la sociedad en general ni nombrais a tribus. El comportamiento normal del ser humano es permanecer en la seguridad de la familia no aventurarse a unirse a grupos desconocidos y menos en etapa de crianza porque instintivamente y evolutivamente hablando es lo que garantiza la supervivencia. La seguridad. Las que no teneis ni idea de como estan actuando las matronas a favor de las mujeres sois vosotras, que lo unico que movilizais y de lo que hablais o lo que mas meneais son los casos chungos. Las mujeres no han creado a las doulas. Las doulas se forman, a las mujeres le venden cursos de acompañantes y de expertas en maternidad. Si las hubieran creado las madres a causa de las carencias o de los malos tratos y demas seguirian siendo acompañadas por sus amigas y aconsejadas en asuntos de lactancia por sus madres, abuelas y con la informacion actualizada que hay disponible por todos lados. Gracias a Dios. No estamos tan desamparadas las pobrecitas madres como nos quereis hacer creer. Ni somos tan tontitas o tan incapaces de navegar por la maternidad necesitando continuamente un faro guia. Ni vais a salvar el mundo con las doulas. Como sigamos asi, por este camino lo que vamos a conseguir es una sociedad invalida, incapaz de sacar su fuerza ante la adversidad y que pasa por todos los aros que le ponga un domador con cara de buen amigo.

Imagen de Inma

Cada una tiene el deber de mejorar:
-Las nuevas matronas tienen que recuperar su papel luchando contra el sistema médico que las sitúa en un escalón inferior después del obstetra. Luchar contra la óptica intervencionista que ha impuesto la ciencia médica que atiende el parto como una enfermedad. Y sobre todo, luchar por recuperar la confianza de todas esas mujeres que no han tenido una matrona bien formada y respetuosa, lamentablemente así ha sido aunque no se quiera ver.
- Las mujeres deben reclamar una mejor asistencia de SU parto, porque es su bebé, su cuerpo, su vivencia. Reclamar mayor información, contrastarla. LLegar documentadas al parto, que no adoctrinadas. Luchar por hacerse respetar como personas, que no las infantilicen, dejar de ser el género débil y contar sus experiencias sin miedo.
- Las doulas deben luchar por dar a conocer bien cuál es su papel, su función en el parto. Qué pueden aportarle a la mujer.
Si la atención al parto en nuestro país fuera el correcto, no estaríamos hablando de que estas tres mujeres tienen necesidades.
Por ello, GRACIAS al partoesnuestro se da voz a todas estas mujeres. GRACIAS al partoesnuestro se promueve y reclama una atención más respetuosa. GRACIAS a esta asociación la mujer embarazada se puede informar sobre su parto. GRACIAS al partoesnuestro las mujeres tenemos voz. GRACIAS al partoesnuestro se puede participar para APORTAR con el único fin de MEJORAR la asistencia al parto como acontecimiento fisiológico y emocional que PERTENECE A LA MUJER.
Adelante!

Imagen de Paula García Salanova (Caipi)

ACLARANDO CONCEPTOS (SOBRE LA CAZA DE BRUJAS)

Por favor, antes de formarse ninguna opinión ruego lean hasta el final.

A raíz de este arículo, han aparecido numerosas opiniones, muchas de ellas de matronas dolidas expresando su disgusto respecto al contenido del artículo.

Como escritora del artículo y socia de El Parto es Nuestro, veo importante aclarar algunos conceptos.

Leo algunos comentarios donde se dice que se está arremetiendo contra toda una profesión para favorecer a otra. Es cierto que el artículo está escrito en un tono muy duro que puede levantar muchas ampollas y que se centra en los aspectos negativos de ciertas profesionales, pero en ningún momento se está diciendo que todo el colectivo de matronas haga mal su trabajo. Es posible que el artículo no deje lo suficientemente claro este aspecto, aunque también tiene mucho que ver la intención que le ponga el lector. En cualquier caso, quisiera aclarar que en ningún momento he querido decir (ni he dicho) que todas las matronas hagan mal su trabajo o lo hayan descuidado. Digo que muchas sí lo han hecho. Muchas. “Muchas” no es “todas”.

Por supuesto que también hay matronas que llevan muchísimos años trabajando duramente para lograr mejorar la atención al embarazo, parto y posparto y para recuperar su lugar. Por supuesto que muchas han dedicado muchísimos años a formarse adecuadamente y han tenido que realizar verdaderos sacrificios personales por defender con honestidad y valentía lo que sabían adecuado.  Por supuesto. Y vaya por delante mi más profunda admiración y agradecimiento a todas ellas.

Pero también es cierto que, como en muchas otras profesiones, un elevado número de matronas han descuidado especialmente el aspecto emocional de la mujer. No es algo que imagino, es algo que constato mes a mes al escuchar los testimonios de las mujeres que acuden a nuestras reuniones, las que escriben en nuestras listas, en nuestras redes sociales o en nuestro blog.

Este es un artículo de opinión, refleja la opinión de una socia, nada más. No está en el apartado de información, ni de evidencia científica, está en el apartado de opinión, donde le corresponde. Por tanto arremeter contra toda la Asociación no me parece justo ni acertado. Si una matrona se decidiera a manifestar su opinión a través de otro artículo, entiendo que también tendría cabida en este apartado.  Y particularmente me encantaría leerlo, creo que si se escribe desde el respeto todo lo que puede aportar es enriquecimiento y diálogo. Si hay intención por todas las partes, claro. La intención es importante. Es fundamental.

Soy consciente de lo dura que he sido en este artículo y sé que muchas matronas amigas se han  sentido muy dolidas por ello.  Y lo siento muchísimo. Como dije, mi intención no fue la de incluir a todo el colectivo, de hecho hago mención a las matronas que quieren trabajar adecuadamente y que en muchos casos se encuentran, a causa de ello, con dificultades entre sus propias compañeras. Pero es evidente que no fui lo suficientemente clara al decirlo. Así que lo hago ahora. Hay matronas maravillosas que trabajan duro día a día, también nuevas matronas concienciadas y bien formadas con la intención de cambiar la situación en España. Y en ellas está nuestra esperanza. GRACIAS.

Respecto a la polémica surgida en torno a la figura de la doula, mi opinión, insisto, MI opinión, es que es una figura surgida a raíz de una demanda de las propias mujeres. Por tanto no me parece adecuado tratar de eliminarla sin contar con la opinión de quienes realmente tienen la última palabra en este asunto, que son ellas, las mujeres. Y últimamente he tenido la sensación de que era eso lo que se estaba intentando hacer por parte de algunos colectivos. De modo que el escrito se escribió con la intención de defender el derecho a elegir por parte de esas mujeres y no con la de apoyar ninguna profesión frente a otra.

Las mujeres no son tontas. No lo son. Y saben muy bien lo que quieren y lo que necesitan. Cuando por fin las nuevas generaciones de matronas se impongan definitivamente en los hospitales y, ayudadas por las veteranas que ya llevan muchos años haciendo bien su trabajo contra viento y marea demuestren que son buenas profesionales y saben atender adecuadamente a una mujer embarazada o de parto de una manera integral, tal y como ya están haciendo en muchos hospitales, no habrá doulas que valgan, ya lo dije anteriormente. Y sé que ese día va a llegar, porque las matronas están trabajando duro en ello. Y se lo agradezco de nuevo. Pero dejemos que las mujeres elijan mientras tanto. Dejemos que elijan siempre. Para todo.

Y aunque ya se ha repetido varias veces por varios medios, que quede claro una vez más:

Una doula no es personal sanitario.

Una doula no toma decisiones ni da consejos.

Una doula no imparte clases de preparación al parto, ni al embarazo, ni al posparto, ni a los cuidados del bebé.

Una doula solo acompaña a la mujer en sus decisiones.

Cualquier mujer que no cumpla a rajatabla con todo lo dicho anteriormente NO ES una doula.

Sirva este texto para tender una mano amiga a todas las matronas que realizan su trabajo extraordinariamente bien cada día, para agradecerles y reconocer públicamente su labor. Y siento no haberlo dejado lo suficientemente claro en el escrito anterior, un error por mi parte.

Como tantas veces hemos proclamado desde El Parto es Nuestro: Una matrona más, una cesárea menos.

Paula G. Salanova.

 

Imagen de Marta Parra

Gracias Paula, por este texto adicional.
Lo considero muy necesario y te agradezco el esfuerzo y la humildad de matizar el texto inicial.

Mi admiración a todas las matronas que, al lado de las mujeres, trabajan para que cada embarazo, parto y nacimiento sea una experiencia positiva, gozosa y saludable.

Imagen de Anonimo.

Antes de nada y aportar mi opinión a éste debate, quiero dejar claro que me parece estupendo que cada uno haga lo que le de la gana con su dinero y con su tiempo, con su vida y con su maternidad. Y también que al expresar mi humilde opinión para nada censuro o critico la existencia ni las elecciones que tomen las mujeres sobre ser doulas o contratar una doula. Es únicamente mi opinión personal.

Según las doulas sus servicios no tienen nada que ver con las funciones de las matronas y solo ofrecen apoyo emocional y acompañamiento:

No actúan poniendo en práctica los conocimientos sanitarios ni otras aportaciones por los que han pagado una suma importante de dinero.

Tampoco influyen en las decisiones de la mujer a la que acompañan, ni ofrecen su punto de vista a las mujeres, respetando sus creencias. Tampoco se inmiscuyen en sus asuntos personales o familiares y solo “están ahí”. No hacen. Están. Pues bueno. Peeero...

Ofrecen información y reciben formación sobre asuntos como el embarazo, el parto y la lactancia como profesionales y ahí reside el principal problema y es por eso por lo que se quejan las matronas: la apropiación de competencias profesionales que les pertenecen a ellas porque algunas ofrecen incluso programas de preparación a la maternidad, acompañan, como profesionales, durante la dilatación y el parto. Regentan centros donde las embarazadas acuden a informarse, a cursos, a talleres y a charlas. Eso no es "acompañar". Las doulas acusan al sistema sanitario de carencias y de ahí su aparición… pero ¿no dicen que no hacen nada sanitario? No lo entiendo. ¿Dónde está la carencia y aquello que vienen a llenar y que demanda la mujer? ¿En la familia o en el sistema sanitario?

Si se supone que no hacen ninguna tarea competencia de la matrona, creo entender que lo que hacen es llenar el vacío emocional que la mujer encuentra ante la falta de apoyo de su familia, de la sociedad en general. Pero la realidad es bien distinta en la práctica, las mujeres contrataríamos a una doula para que nos informe sobre parto, embarazo y lactancia. Nos ofrece una visión alternativa sobre el proceso maternal, alejada de lo “común” y “establecido” desde "el respeto". O eso creo, ese es el mensaje. Estamos recurriendo a un profesional de la maternidad no sanitario y sin formación oficial: ¡que no es un simple sello del Estado Español!… Esto lo que quiere decir es que acabamos pidiendo consejo a un “profesional perinatal” que no posee titulación sanitaria. No es tan difícil de entender por qué las matronas se preocupan por este tema.

-“Somos las mujeres quienes sustituimos a la matrona por la doula, por algo será” "la necesidad de la mujer ha creado a la doula" "las matronas y su indiferencia han creado a la doula"

¡Que osadía aventurarse a afirmar eso! El comercio y la compra-venta de servicios siempre responde a una demanda del cliente, pero la oferta no implica "carencia de" o "necesidad de" por su parte. Me remito a la fórmula láctea. O a la epidural. En ocasiones si, pero no en todas.

Se nos ofrece la figura doula con una imagen “amorosa” que sabe mucho de embarazo, parto y lactancia y que además es profesional del sector. Su imagen dista bastante de las (posibles) actitudes irrespetuosas, de hostilidad y prepotencia con la que nos son presentadas el resto de personas que pueden ofrecernos lo mismo que ellas. La doula está formada por otras doulas de prestigio, matronas, psicólogas y gente del ambiente “pro- parto respetado/ parto en casa”. Lo que le otorga cierta autoridad, un halo de confianza extra, una imagen más cercana que la de matronas con bata blanca que trabajan en los hospitales, que no tienen tiempo para darnos apoyo emocional y que nos presentan en este mismo ambiente como una especie de “bestia parda”. La doula es una profesión creada para las madres, no por las madres. La doula recibe una formación para la que no necesita invertir demasiado tiempo pero si demasiado dinero para sólo acompañar como madre, que no le impide ejercer como madre ni renunciar a su vida familiar. Ninguna mujer en ninguna tribu tiene que pagar un curso con contenido sanitario ni terapéutico para acompañar a otra mujer. ¿De qué estáis hablando?

Quizá deberíamos comprender esto para entender de qué se quejan las matronas y quienes son las primeras que han sido sometidas a una “caza de brujas” indiscriminada. Comprendo que estén hasta las narices. Perfectamente. Desde los mismos sitios donde las acusan de ser demonios, apoyan a quienes ellas consideran unas intrusas en su profesión.

Decís que las matronas no saben a qué se dedican las doulas y por eso creen que hacen intrusismo. Yo añado: ni las matronas, ni mucha gente sabe exactamente a qué se dedican, por mucho decálogo y definiciones que se den sobre qué es lo que son y lo que hacen. Nadie parece tenerlo claro 100%, incluidas algunas doulas. Nadie cuestionaría lo que hacen o lo que son si no hubiera dudas.

El apoyo emocional de la matrona como personal sanitario, reside en saber tranquilizarnos porque posee los conocimientos científicos y profesionales que las madres no tenemos. Resuelven nuestras dudas del embarazo, el parto y puerperio. Ese apoyo profesional y emocional es muy importante. Mucho, es una cuestión de confianza en el profesional que nos atiende.

Por otro lado creo que también es sano y recomendable mantener las parcelas de intimidad que sólo nos corresponden a nosotras y nuestra pareja, nuestros seres queridos o allegados. Exactamente del mismo modo en que lo hacen las buenas matronas: Sin inmiscuirse en nuestros asuntos personales, decisiones y proporcionándonos información objetiva y veraz sin aportar opiniones determinadas por sus creencias personales. Si son buenas matronas: ahí se quedarán, sin entrometerse más de la cuenta, dejando que nosotras descubramos todo lo demás sin aportar nada más. Eso es respetar a una mujer, confiar en su capacidad adaptativa. Dejar que sea ella misma y sin interferir para nada ni en su periné ni en su consciencia ¿Es esto lo que hace una doula?

"La doula acompaña a la mujer en su camino hacia una maternidad consciente".

¿Alguien me explica qué es “una maternidad consciente”? Este concepto es común en la definición de qué hace una doula. Y parece tener múltiples significados, así que supongo que al igual que otros conceptos difusos como “luz interior” “sabiduría ancestral” “la verdad” “el amor” “las sombras” etc… Cada uno puede tener su propio concepto de lo que significa esta expresión tan poco clara. Como cada uno le da un significado, todos creemos saber lo que es. Cada uno rellena el concepto o le atribuye las características que mejor le cuadren, según el contexto en el que sea utilizada esta expresión.

¿Se le proporciona a la doula algún tipo de “poder especial” durante la formación que no tiene el marido, la familia ni la matrona oficial ni la propia madre?

Antes de saber qué era exactamente una doula (aún sigo sin saberlo), cuando no sabía que la formación no era oficial, pensaba que era “auxiliar de matrona”. Luego leí a Laura Gutman y según ella: “la doula viene a ejercer el "maternaje" en la madre” para que viva su maternidad de un modo consciente y responsable. ¿Eso quiere decir que sustituye a su propia madre? ¿A la madre que no “la maternó”? Pienso que no hay nada que infantilice ni desempodere más a una mujer que hacerla sentir necesitada de “maternaje” y menos aún cuando la que tiene que ser madre, más que nunca, es ELLA. Ella es adulta: ¡¡el niño es el bebé!! ¿La Doula ejerce, simbólicamente, como la madre que esa mujer necesita? Quizá esta infantilización con apariencia de todo lo contrario, al venir de una “mano amiga” os pasa desapercibida… Cuidado. ¿Y decís que las matronas infantilizan? ¿Nos culpabilizan? ¿Nos desempoderan? ¿Seguro que son “solo” las matronas, los ginecólogos, el sistema, el patriarcado… etc.. etc….? Haberlas haylas, por supuesto, como en todas las profesiones…

Según mi punto de vista particular y nada objetivo: lo que más desempodera a una madre es recurrir a cualquier profesional que le explique dentro de su “encuadre teoríco”: SUS PROPIAS IMPRESIONES, SUS SENTIMIENTOS Y SU LUGAR DENTRO DE SU PROPIA EXPERIENCIA MATERNAL EN ESE MOMENTO DE ADAPTACIÓN Y EN UN ESTADO EMOCIONAL VULNERABLE. Y eso es lo que no debe hacer ni una buena matrona, ni una doula, ni una suegra ni la vecina del sexto. A la vecina del sexto la mandas “a cagar” si se crees que se equivoca. Es algo que en mayor o menor grado le sueles permitir a tu madre… Y a veces, por educación, incluso a tu suegra.

El consejo o punto de vista que viene dado por una "profesional" que ofrece “apoyo amoroso” implica una vinculación emocional e íntima con esa persona, un voto de confianza así… De entrada. Le otorgamos más sabiduría y más autoridad sobre nuestra “consciencia maternal”( según la definición que otorgo a ésta expresión) y nuestras emociones; porque tiene esa formación y esa consciencia y su presencia implica ayuda y apoyo. Para eso se forma ella y paga el título y por eso le pagas tú. Una pseudo-amistad *pagada* y un posicionamiento como “sujeto débil- necesitado emocionalmente” frente a una mujer sabia y “amorosa” que viene a salvarnos y a empoderarnos. ¿Y eso empodera? Yo creo que no. Eso está en nosotras mismas y NO necesitamos opiniones ni asesoramiento alguno. Puede incluso generar un sentimiento de apego nada recomendable, una dependencia emocional hacia una persona que no forma parte de nuestro círculo íntimo ni de nuestra vida hasta que decidimos, pagando, que así sea. Posicionándonos como pobres necesitadas. El amor no se paga para aprender a darlo… Menos aun para recibirlo. La consciencia no se compra tampoco, se tiene o no se tiene. Esto último cuando vivimos dentro de una fantasía creada a nuestra medida. Se gana cuando somos realistas.

Al parecer pagamos por una amistad. Pero la amistad no se paga, se paga el servicio doméstico. Y para asuntos relacionados con el cuerpo y con las emociones durante la maternidad ya existe el personal adecuado y formado oficialmente y que nos ofrece unas garantías sanitarias. El apoyo amistoso o amoroso corresponde a el entorno más cercano. A los amigos y a las madres, al marido no se le paga. Y se gana mucho más poder cuando aprendemos a demandarles a ellos ese apoyo en lugar de darnos la vuelta, salir a buscarlo y pagar para recibirlo. Eso son relaciones personales y familiares de verdad ¿Quién dijo que era fácil?. Amor de verdad. Profesionales y profesiones de verdad. O de mentira. Y asumir eso y saber adaptarse a la realidad que nos rodea con dignidad y los pies en el suelo es (para mi) el verdadero empoderamiento y la madurez emocional.

¿Y si no es una buena doula? ¿Cómo sabemos qué es una buena doula si nadie tiene claro qué es una doula? No es oficial, no hay código deontológico. Ningún organismo oficial regula sus prácticas ¿La OMS ha elaborado algún protocolo de actuación y buenas prácticas para las doulas? ¿La SEGO? ¿El colegio oficial de psicólogos? ¿El consejo superior de enfermería?

Si ya es difícil demostrar que una episiotomía ha sido innecesaria por el desconocimiento y el ambiente corporativista que reina en un hospital, lo será más aún demostrar que gracias a los consejos de fulanita de copas estás más desorientada con tu maternidad que Eva y Lilith el Día de la Madre. Creo entender en todo este lio, que las doulas sólo hacen las tareas de una asistenta del hogar, simpática que te escucha pero sin aportar nada más (alguien que cuida a tus otros hijos, se toma un te contigo, te ata los cordones de las zapatillas cuando no puedes por el volumen de la tripa, está atenta cuando hablas y te apoya, incluso colabora en las tareas domésticas sin influir en decisiones. Ayuda de cámara.

¿Cómo se enseña a acompañar correctamente las emociones de una mujer a la que no conocemos de nada?

¿Qué asignaturas se estudian en 20 días para “solo” acompañar? ¿Tareas domésticas, cocina, gestión del hogar, actividades para niños, papeleos varios y burocracia?¿Fisiología del parto, lactancia, aspectos psicológicos? ¿Esa es la formación que tenían las madres, abuelas y vecinas hace 50 años? ¿Eso es lo que tiene que aprender una madre que amamanta y que ha parido para ayudar a otra madre?

¿Van a inscribir al bebé al registro mientras el padre acompaña a la madre?

¿Pide cita para el pediatra, mientras la familia se adapta o es ella quien se queda tomando un café con la madre y acariciándole los pies mientras el padre va al pediatra o a sacar al perro y la hermana sale a hacer la compra?¿Le hace la merienda a tu madre, hermano y tu cuñada si van a visitarte o da por hecho que tu no quieres que estén ahí pero en tu estado "puerpero-psicopatológico" no sabes identificarlo o expresarlo y te lo sugiere amorosamente porque ella sabe más de eso?

Creo que su aparición podría contribuir a que las mujeres dejemos de establecer nuevos lazos con otras personas que nos ofrezcan esa ayuda desinteresadamente, restablezcamos los que teníamos un poco abandonados, mantengamos o reforcemos y renovemos los que ya tenemos y nos hagamos cargo por nosotras mismas, de la nueva situación manejándola y adaptándonos a ella. No sé realmente si eso empodera. A las futuras doulas se les ofrece un papel tan protagonista y decisivo en el devenir “madre” de la persona a la que atienden, que es lógico que si te interesa la maternidad, sientes vocación y puedes aprender o incluso estar presente en un parto favoreciéndolo, cualquiera desea formarse como doula.

A mí, personalmente, la intromisión de un desconocido, asalariado, en algo tan íntimo como mis emociones, mi vida familiar y cambios vitales en un momento tan importante, me resulta incluso violenta. Entiendo que es una elección muy personal, incluso aconsejable si estamos solas, aisladas totalmente de amigas y familia, incapacitadas para establecer nuevas amistades o nuestra pareja se desentiende… Aunque creo que eso son casos “in extremis”. Y tratándose de casos extremos, en los que no nos encontraremos nada bien seguramente, nosotras tenemos que cuidarnos mucho y recurrir a un buen profesional. A poder ser titulado oficialmente para tener una protección legal en caso de que nos causase algún perjuicio psicológico o físico derivado de su desconocimiento formal ante algo tan serio. Esto es serio. No son los mundos de Yupi, es nuestra maternidad. Nuestra vida, nuestra salud y abarca mucho tanto en lo físico como en lo psicológico. No dudo de que existan personas que ofrezcan verdaderamente un acompañamiento de calidad. De lo que dudo es de que las formaciones y la preparación sean las adecuadas o incluso necesarias para ofrecer "solo" un acompañamiento de madre a madre.

¿De verdad estamos las mujeres tan desamparadas como para necesitar tanta orientación profesional? Desde luego, es innegable que nos adentramos en algo que nos es desconocido. Pero ¿de verdad necesitamos que alguien nos “guíe espiritualmente” para aprender de nosotras mismas? ¿De verdad hemos creado nosotras a las doulas? Supongo que será de las poquitas profesiones en España en la que exista el pleno empleo, sinceramente, lo dudo. Por el simple hecho de que hay muchísimas matronas en paro con un título oficial que las acredita y que ofrecen ese mismo servicio.

Lo más probable es que una mujer decida contar con sus servicios al ofrecerse como “especialista en maternidad y acompañamiento durante el embarazo” por los beneficios que se han atribuído ellas (reducción de cesareas, lactancias más prolongadas, partos menos intervenidos… ¿quién demonios no quiere esto?!) El principal beneficiado o perjuidicado será tu hij@. Pero no nos engañemos. Esos beneficios NO son por la figura “doula”. Son los beneficios de un buen acompañamiento en general durante esta etapa. En ese caso la doula no estaría cubriendo algo que le falta a esa mujer, sino que la mujer ha decidido que sea la doula quien la escuche, la sostenga y la apoye en lugar de su familia, su pareja o amigas por sus conocimientos sobre fisiología del embarazo, lactancia y parto. Es eso lo que acaba pagando las dos mujeres, ese “algo más” que la convierte en una "profesional". Y la fisiología del parto y la lactancia es competencia de las matronas. Si contratamos a una doula, probablemente acabaremos consultándole a ella todo eso y ella será el principal apoyo emocional para la madre, en lugar de su entorno más cercano. Le paga para eso.

Si contratamos a una doula para estos menesteres, en un futuro la mujer puede que desaprenda a caminar “sola” ante lo desconocido, a recurrir y a entenderse con su “tribu 1.0”. Entonces… ¿Qué narices les estamos echando en cara a las matronas cuando es evidente que ellas siguen mejorando y luchan cada vez más por darnos a todas las mujeres una atención cada vez más humana que años atrás? Si una matrona, por sus conocimientos profesionales y demostrando la humildad de aquel que no se cree por encima de las limitaciones humanas o lo imprevisible en un parto decide NO atender partos en casa... ¿Quiere decir que no sabe ejercer su profesión y que es una mala profesional? Yo creo que no. Creo que tiene su opinión respecto al parto en casa, y que ante todo, no sería capaz de cargar con una o dos muertes a sus espaldas o un bebé con daño cerebral si pasa algo anormal y el hospital le inspira más confianza a la hora de trabajar. Eso no quiere decir que esa matrona no ame su trabajo o no sepa hacer su trabajo o no respete a una mujer haciendo su trabajo. Queréis que las mujeres sean libres a la hora de elegir donde será su parto, pero retáis y presionáis continuamente a todo el mundo con la idea del parto en casa. Como si fuera una falta de confianza en uno mismo ser consciente de que no somos totalmente responsables de lo que pueda pasar en un parto: ni la mujeres, ni el personal. No todos los partos son perfectos. ¿Es una falta de confianza asumir esa realidad?

Volviendo al tema doulas:

Si no son tareas de una matrona lo que hacen y sólo escuchan, acompañan ¿Por qué una formación impartida por psicólogas, matronas o ginecólogas? Si solo es apoyo emocional o ayuda en el hogar, esa titulación es papel mojado y dinero tirado, una formación innecesaria. Porque cualquiera que tenga hijos y haya leído a Michel Odent, Laura Gutman y asistido a conferencias, seminarios y talleres sobre maternidad en este ambiente puede ofrecerse como doula.

¿Por qué una formación que se asemeja al temario de una matrona o de personal sanitario pero desde un punto de vista alternativo?

¿Para qué necesitan las mujeres pagar por esa formación y esos conocimientos si sólo "están"? ¿Es un especie de “semi-matrona alternativa”? refiriéndome a alternativa en cuanto al mundo holístico (cuerpo-mente- “energías”) ¿Es a eso a lo que os referís cuando decís "acompañamiento físico y emocional" o que no intervienen y sólo se complementan, exactamente igual que se dice de la homeopatía, el reiki, la biodescodificación, etc…?

Esto lo pregunto porque he estado echando un vistazo a las formaciones de doulas que existen y no he podido encontrar ninguna en la que no existan conceptos relacionados con la fisiología del parto, embarazo y lactancia (competencias de la matrona). Y además, veo que el enfoque general de estas formaciones está relacionado con temas espirituales y corrientes psico-místicas de la nueva era “new age”, alternativas, mundo holístico... etc… Que se caracterizan sobre todo por el rechazo al sistema sanitario convencional, a la psicología convencional y tienen un enfoque más “espiritual”. No sé si me explico… He leído un comentario en el blog de una mujer que se está formando como doula y dice que es acompañamiento “espiritual”.

Y creo que para tener clara la función de una doula, no levantar susceptibilidades y dejarnos de polémicas deberíamos empezar por ahí: DIFERENCIANDO. Si no son "auxiliares de matrona" ni personal sanitario: Fuera materias sanitarias y competencias de matrona. Información y acompañamiento durante la maternidad como profesional, es competencia de las matronas. Ya existe esa profesión. Las abuelas y las madres o las vecinas de antaño no creo que apoyasen a las madres recientes aportándoles todo eso. No creo que recibiesen formación en fisiología del parto o psicología femenina. Aportaban lo que ellas habían aprendido solas o les habían transmitido otras madres que a la vez habían aprendido de su propia experiencia y no de lo que les había aportado un ginecólogo, una psicóloga o una matrona o una señora que escribe libros.

Si no son psicoterapeutas, fuera teorías de terapias psicológicas, sobre todo si el enfoque NO está basado en evidencia científica y pertenece a corrientes "espirituales", ideología new age, religiones orientales o antireligiones occidentales, medicinas alternativas, niño interior, vidas pasadas, memorias del nacimiento, grito primal, canto carnático, matrices cósmicas, energías que no se pueden medir usando julios, conexiones espirituales… etc, etc...

¿Por qué? Cada uno cree en lo que le da la gana ¿verdad? Pues claro… pero entonces la formación deja de estar basada en la evidencia científica de lo necesarias que son las doulas para la mujer. El servicio pasa a ser algo más que acompañamiento y entramos en terrenos espinosos. Es primordial para que la doula sea objetiva al proporcionar información porque se eliminan dogmas, mitos y supersticiones que nadie necesita para entender su propio camino ni como doula ni como madre. Del mismo modo que sobra (o no) lo que te pueda proporcionar el cura, un swami, un iman o un rabino aunque sea menos “guay”, pero no confundamos más conceptos, por favor. O mejor dejémoslo claro. También puede uno encomendarse a Santa Claus, ahora que estamos en fechas navideñas para que te ayude a superar el dolor o a conocerte mejor a ti misma, porque el verdadero secreto está en la mente, en la predisposición y en la autoconfianza. Y eso no es un secreto ya para nadie. Cada uno lo adereza a su gusto.

¿Por qué? Porque cuando entran temas “new age” o de la biblia o del Corán o la Torah .... u otras creencias místicas para tratar un proceso fisiológico normal en la vida de cualquier mujer se interviene del mismo modo aunque de manera menos evidente que en los hospitales. Y si nos basamos en creencias que expliquen las no evidencias científicas y a la vez, nos presentan evidencias científicas: Ahí sí que va a estar una mujer puérpera o embarazada completamente confundida. Casi tanto como una doula sin conocimientos formales en psicología que es iniciada en estos temas del “consciencia del ser” , la psicología clínica o la obstetricia y que no sabe exactamente qué es lo que tiene que hacer como doula una vez dispone de esos conocimientos para ponerlos en práctica porque ha pagado un certificado.

Despues de consultar los enlaces y los programas de formación de doulas, testimonios varios… llego a la conclusión de que una doula es una “pseudo-matrona alternativa” especializada en “consciencia holística maternal” que, si no me equivoco… acompaña a la mujer en su crecimiento personal y autorealización como madre. Es más, he leído testimonios de doulas, las experiencias que relatan tras la formación y como se ofrece la formación tipo: "crecimiento personal", “viaje personal de sanación del alma femenina”, ”una nueva consciencia de la maternidad” “han sanado sus heridas” “les ha aportado paz espiritual con su ser” “viaje a la consciencia de la maternidad”...etc.. etc.. Vamos, como hacer el Camino de Santiago o pelegrinar a Lourdes. Que conste que considero muy respetable cada creencia personal, pero me gustaría saber qué tiene esto que ver con solo acompañamiento a una mujer embarazada.

Si no es así, a ver si os aclaráis entre todas las doulas y las formadoras de doulas, para que las madres tengamos claro que nos ofrecéis. Las formaciones las imparten casi siempre personas relacionadas con este tipo de “filosofía de vida new age y alternativa” que a su vez, también tienen otro tipo de formaciones alternativas no oficiales. Al parecer se ofrece un “mix” de conocimientos y en algunos casos, también terapia grupal. La mayoría se imparten en centros de Yoga, centros de terapias o psicoterapias, meditación etc….

Si ya estamos ante algo nuevo para nosotras: la maternidad, nos asustan los médicos, nos asustan los hospitales y nos asustan las consecuencias que pueden tener para nuestro parto y nuestro hijo no sanar nuestro espíritu y no conectar con nuestro mundo interior o dicho de un modo más terrenal: con nuestra maternidad ¿de qué elecciones “libres” que hacen las mujeres estamos hablando? Si eso es lo NORMAL. Tan normal como que el bebé va a acabar naciendo un día y tenemos que afrontarlo con normalidad asumiendo desde el principio que no es un camino de rosas. La vida no es un camino de rosas. La maternidad es un proceso natural, el parto es un proceso fisiológico y ser madre es una crisis vital, vale. Pero eso no quiere decir que el intervencionismo deje de ser intervencionismo porque se nos ofrezca con una sonrisa amorosa, una pancarta de la “madre tierra” o “respeto a la mujer” y estemos fuera del hospital. Yo parí en un hospital, nadie me hablo de amor más que mi marido y mi familia y tuve un parto natural y muy respetado. Y todo eso sin doula y con problemas personales e inseguridades como todo el mundo. No se puede ser tan metiche, no vais a salvar el mundo. A mí, sinceramente, eso es lo que menos me cuadra de todo este asunto, sobre todo cuando se ofrecen datos de evidencias científicas respecto a lo beneficioso que es el apoyo (de una doula).

Esos “enfoques alternativos” tampoco se imparten en ninguna universidad o facultad de enfermería, medicina o psicología. Si alguna médico, matrona o psicóloga adquiere ese tipo de conocimientos y formaciones lo hará con una titulación igual de “no oficial” y para todos los públicos que la mujer que paga por ser doula.

Vale que la evidencia científica no lo explica todo, solo lo que puede demostrar. Pero entonces dejemos de usar esas dos palabras como pantalla para ir introduciendo “otras cosas” por la recamara poquito a poco como “posibles causas” sobre lo que aun no se tiene certeza (aparición de ciertas enfermedades o sentimientos, dolores, partos que no avanzan no se sabe porqué, autismos, muerte súbita, infertilidad, depresiones postparto, posibles consecuencias no comprobadas de ....etc). Sabéis de lo que hablo ¿Verdad?. A lo mejor se acababa esta historia si empezamos a hablar claro de éste tema. A lo mejor así ellas mismas encuentran su lugar. No es cierto que sólo existan polémicas en cuanto a competencias en España. Lo principal sería una regularización de su situación. Eso sería lo más honesto para todas, incluída la mujer que recibe una formación como doula. Ofrecer a las mujeres que quieran ser doulas una formación unificada, oficial y sin conflicto de intereses con otras profesiones. Que puedan poner en práctica, sin ofrecerles una formación por la que pagan una suma importante de dinero, que realmente les gusta y que no pueden ejercer. Son ellas las que están asustadas por todo este revuelo, no las matronas ¿Por qué van a tener miedo las matronas siempre que hagan bien su trabajo? Ellas ya han pasado lo peor. No creo que tengan mala leche, ni les de envidia, ni miedo ni nada de eso. Lo que creo es que tienen muchas agallas al decidir tomar las riendas de su profesión y sus competencias. Mi enhorabuena a las buenas matronas y mi enhorabuena a las buenas doulas. Mi enhorabuena, en general a la gente honesta, sobre todo consigo misma.

Imagen de Oona

Me parecen brillantes algunas observaciones en el comentario, sobre todo cuando llamala atención a la comercialización de las relaciones de apoyo, amistad y confianza. Creo que el camino alternativo en este sistema capitalsta NO ES inventar otro servicio por el que pagar, sino ampliar y reforzar las redes de solidaridad y apoyo GRATUITOS de las que podremos tirar también a la hora de cuidar de los hijos, estar enfermas, etc.

Imagen de Isalll

ummm, pues yo si pagaría a una doula, pero la pagaría para que su sonrisa amorosa no la dirigiese a mí, sino al profesional que atendiese mi parto, que haga creer al otro que es su complice siendo en realidad el mío, jamás lo presentaría como mi doula, tal vez mi amiga del alma mi hermana.
No sé si entrarian dentro de la función de una doula pero yo la pagaría para que me consiguiese movilidad en mi parto, para no ser atada a un gotero de oxitocina, para evitar una episotomia que llega el cambio de turno.
Parir ya se yó, aunque ni siquiera sepa que lo sé, pero para lidiar con el personal sanitario que te toque en suerte, solo veo dos opciones o un abogado y notario incluido o una doula.
Si luego tengo la suerte que las habilidades de mi doula no fueron necesarias pues mejor que mejor, también pago otras cosas por si acaso que mejor hoy por hoy no sean necesarias.

Imagen de Olivia

Buenos dado que sois todas listas listiiiisimas... y sabéis atender los partos también y sabéis determinar complicaciones en los partos y demás... entiendo que no vendréis ninguna a la seguridad social como estáis viniendo con un como no os dio la gana que vuestro embarazo fuera controlado por personal con las cualificaciones necesarias no sabias que venia con un problema y así vas das a luz en casa y la lias... y luego el asto a la seguridad social para los españoles verdad? que no pasa nada ... tenéis un servico gratuito y si no os lo dan lo demandais las copetencias de las matronas y su funciones tanto en el centro de atención primaria son las de atenderos en el parto post parto embarazo lactancia y perperio y si no os prestan el servicio reclamarlo pero lo que no se puede es que os vayais a manos no profesionales y que estáis atentando contra la seguridad del paciente!!!! lo que hay que denunciar es el ratio de matronas por paciente que eso eprmitiria q se os prestasen más servicios no que una maruja que nu única formación es que ha tenido un hijo ya puede dar lecciones de maternidad? cada bebe es un mundo y cada mujer idem de ahí que exista una formación para enseñaros como actuar en el parto sino operaria cualquiera a corazón abierto, si estáis en un parto en casa y necesitáis una incubadora que vais a hacer? si por culpa de un mal parto con una doula tenéis una bajada de hemoglobina que vais a hacer ? ya no es por vosotras es que lo que parece es que os importa muy poco vuestro hijo y su seguridad, efectivamente antiguamente se paría en casa, sin personal cualificado y cuantos niños fallecían al nacer? cual era el indice mortalidad infantil elevadisimo porque no había ni preparación ni cualificación y ahora que lo hay cogéis y os dejáis manos de señoras que no saben que hacer con su tiempo y que han visto y han leido...

Imagen de I

Olivia, se ve que no te has enterado de nada.
Pero de nada, maja, no has dado ni una.
Una doula ni es personal sanitario NI PRETENDE SERLO. Una matrona es simplemente imprescindible en un parto normal, y está perfectamente cualificada para diagnosticar cuándo se sale de la normalidad. Una doula puede acompañar un parto normal igual que una cesárea, porque no va a meterle mano a la mujer ni a los aparatitos que hacen ping.
Una doula NO DA LECCIONES DE MATERNIDAD ni tampoco lo pretende.
Una embarazada que da a luz con la única compañía de una doula es una insensata, una inconsciente y una irresponsable, y cualquier doula normal lo sabe.
Y porque nos importa la seguridad de nuestros hijos, y la nuestra propia, por eso precisamente creemos que un EXCESO de intervención médica es perjudicial. Y por eso lo único que queremos es que SE RESPETE LA ESTRATEGIA DE ATENCIÓN AL PARTO NORMAL.

Imagen de Olivia

Si no es personal sanitario? porque se mete en las competencias del personal sanitario? de eso se encarga la matrona, querida de respetar el parto, la doula no se puede meter en las decisiones médicas que es lo que estáis haciendo te repito, tu con que criterio vas a determinar en que momento se debe o no hacer una cesarea bajo que conocimiento médicos, las matronas están ahi para evitar que llegue el gine y abra en diagonal la doula ni tiene los conocimientos ni sabe porqeu no tiene formación sanitaria ni sabe interpretar una eco, ni un tac, ni una analitica, ni mil pruebas uando un bebe está teniendo un sufrimiento fetal, no veras es que tu se lo ves en la cara a la madre verdad????? anda guapa, estudias enfermería ( grado) después un eir y después si eso nos vienes y nos das lecciones de atención al parto vale? pero mientras tanto no me vengas a decir a mi cuando , como y de que manera se deben atender a la pacientes , cuando el problema está en que no damos de si por la cantidad de paciente que tenemos y que hacen falta más matronas cualificadas con la formación acreditada,

Imagen de Olivia

Por curiosidad, cómo está cualificada para es diagnosticar cuando se sale de la normalidad un parto? me enseñas tu titulo de personal sanitario cualificado que es lo que cualifica para determinar la normalidad o no normalidad de un parto? porque eso lo determina un ginecólogo o una matrona que son los únicos acreditados por los ministerios de Sanidad y educación para atender partos. ala maja ... a seguir bien! el curso ccc doula no te da para atender partos, te da para irte a tomar un cafe con la futura madre, para ayudarla a limpiar la casa y tareas del hogar pero atender en parto, puerperio, embarazo y lactancia no!!!

Imagen de Anonadada

Olivia querida,
tómate la tensión y luego un par de tilas, no vaya a ser que explotes.
No hay más ciego que el que no quiere ver.
La sarta de incoherencias que dices no son sino fruto de la exaltación y el desconocimiento.
Te invito a que leas más y que te actualices.
Y también te invito a que practiques un poco más la asertividad. Eso no se enseña en ninguna carrera, es parte de la vida, de la propia calidad del ser humano.
Deseo que baje tu tensión y tu visión de miras se abra.
Y por si te sirve...no me gustaría para nada que me tocara una matrona como tú en mi próximo parto.
Atentamente.
Una madre anonadada

Imagen de Olivia

La tensión me la toma la profe se pilates no? porque como según vosotras no hace falta tener formación de nada para diagnosticar nada, jajaja, nada guapa... que te atienda una doula... pero ya sabes si cualquier problemita a la privada después que nos cuestan muy caras las tontunas y no esta el sistema sanitario para pagar las consecuencias de madres anonadadas e insensatas que deciden poner en riesgo su seguridad y la de sus hijos, y lo pagas como la doula que te pone 300 euritos por parto.

Imagen de ANÓNIMO

Soy matrona en formación y no puedo quedarme impasible antes esta "guerra". Sobretodo por algo, impotencia, ¿Por qué? porque actualmente la formación de matrona son 6 años (más 1 de estudio para el examen de acceso a especialidades de enfermería EIR). Y lo triste es que con todo este trabajo, actualmente lo único que encuentran las nuevas matronas, con ganas de ayudar a las mujeres, apoyarlas, y dedicarse a la profesión por la que tanto han luchado, es el paro.
Las formación actual de la matrona no es como las de antes, ha avanzando y sigue haciéndolo con la evidencia científica y siempre poniendo a las necesidades de la mujer en el centro de sus cuidados. Actualmente la media de edad de las matronas en España es altísimo...eso sumado al paro de las nuevas matronas, significa que, o bien esas matronas se han ido actualizado y han mantenido su vocación hasta hoy siendo la mejor profesional para atender a la mujer (que hay muchas así y gracias a ellas las nuevas podremos ser profesionales..), o tenemos matronas trabajando con métodos obsoletos (que por desgracia también quedan por ahí...).

Pues bien, hablo como futura especialista matrona con vocación y en formación, pero antes que eso como ENFERMERA, para justificar el tema doulas:
La enfermera es la experta en cuidados en todos los ámbitos, en el caso de la matrona, en el campo de la obstetricia; en unos cuidados BIO-PSICO-SOCIALES (es decir, incluyendo desde la parte más técnica, hasta la educación para la salud y todo un campo de apoyo emocional, espiritual, psicológico...etc. que no se basa en “consejitos”, sino en evidencia científica y aunque esto suene a muy médico, sí, también hay evidencia científica acerca de las experiencias y los mejores cuidados emocionales a las personas y madres, una base sólida para saber AYUDAR, no basada en la experiencia personal). Por ello no es solo “física” o “técnica” ni la "ayudante de nadie", si bien colabora con el médico, en unas especialidades más que en otras; también es una profesional con una ciencia propia, con decisiones y actuaciones propias; además de poder realizar de manera totalmente independiente todo tipo de terapias alternativas de estas que cada vez están más de moda en muchos campos, incluido el mundillo de la maternidad.
Dentro de la enfermería, la matrona es de las que más autonomía tiene, y aunque es cierto que gran parte de nuestro campo y formación, es más "técnico" o "médico"; como enfermeras que somos, nunca dejamos de ser las profesionales responsables del cuidado PSICO-SOCIAL.

Es por ello que no me entra en la cabeza, que la necesidad de la doula nazca de "dar un apoyo emocional" ya que, la matrona no lo da...

Cuidado, con esto no me meto con las doulas, me parece bien que asuman esa función si la madre la necesita, porque la madre es lo primero y ella decide...y si la doula es necesaria vale, pero que no sea porque la matrona no sepa hacerlo o se crea y cada vez se extienda más la idea de que es la parte técnica, sin tanto corazón...Lo que me da pena e impotencia, es esto, que se hable de la matrona como la que hace cuidados físicos o técnicos...Cuando la enfermera realiza por definición cuidados holísticos, bio-psico-sociales... Entiendo que hay matronas quemadas y no apoyen emocionalemte a las madres, por no meterme en el tema crisis, poco personal, que nos traten como un comodín sin reconocimiento de nuestra necesidad de especialización para cuidar con calidad, poco tiempo para cuidar como nos gustaría...y que por culpa de todo esto y más surja otra figura no profesional que lo supla.
Es cierto que también hay que hacer autocrítica y ver en qué estamos fallando sin justificarlo por la carga de trabajo y falta de tiempo… parte de la culpa es nuestra, ENFERMERAS y MATRONAS, porque lo que tampoco entiendo es que, una doula se inicia en ese mundillo por VOCACIÓN DE AYUDA, pero una matrona también ¿no?..pero luego te encuentras con que la doula lo hace y la matrona no.. ¿Por qué? No es solo por la falta de tiempo…Esto da para una tesis doctoral…y entiendo que las madres se quejen y busquen quien les dé ese apoyo, yo también me quejaría y me da rabia que se tanga esta imagen en mi profesión, que es preciosa, por definición ayuda, apoyo, somos las PROFESIONALES de los CUIDADOS!

Por ello es que no quiero que otras personas se tengan que encargar de lo que es mi parte de profesión por culpa de la mala práctica y falta de vocación de algunas compañeras; y que con esa justificación surja una nueva necesidad para las mujeres que es la figura de una persona que da apoyo emocional. Si las doulas sirven de ayuda y complemento al apoyo de la matrona y así lo quiere la madre, vale...pero es un elemento más, de TRABAJO EN EQUIPO por y para la mujer, pero ni mucho menos "sustituye" a la parte de apoyo de la matrona.
Que hay compañeras que no lo hacen bien...claro, como en todas las profesiones, pero no se puede generalizar y por ello relegar a otras personas las que también son nuestras competencias desde los inicios de la profesión de enfermería y matrona, es decir, toda la historia.

Espero haberme explicado aunque se me da fatal hacerlo…y que ni de un lado u otro se hay sentido nadie ofendida, no era mi intención. Creo que podemos trabajar todas juntas conociendo bien nuestras respectivas competencias; y por parte de las matronas, sin dejar de ser lo que hemos sido siempre y por ello tener que recurrir a las doulas.

Páginas

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.