Mamá gorila

En estos días ha nacido un nuevo gorila en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria).

Me ha sorprendido una entrevista al jefe de veterinarios del parque (“Esto me suena”, en la 4ª hora. El podcast para escuchar la entrevista completa, que comienza en el minuto 25 y dura unos 8 minutos, aquí. A la pregunta de si ha nacido un macho o una hembra, la respuesta ha sido "no lo sabemos, la madre le tiene mucho cariño, le tiene abrazado contra su pecho y entonces no hay manera de ver qué sexo es".

Al parecer, no tratan de separar a la cría de la madre así que no saben el sexo, ni el peso de la criatura, ni le han hecho ningún control ni vacunación. Sólo les están observando, viendo lo bien que se agarra el bebé a la madre, viendo que ella lo coge y lo trata bien, constatando que mama más o menos cada dos horas... Ya verán si es macho o hembra cuando dé la vuelta al bebé y lo muestre.

El locutor ha dado por hecho que cualquiera le quita a un gorila su bebé, que se pondría hecha una furia. Pero el veterinario ha replicado que no sólo es eso, que si tuvieran que intervenir, sedarían a la madre para acceder al bebé, pero que es tan grande el impacto que generarían tanto en el bebé como en la madre y en el resto de la manada, que ni se les ocurre separarles. Pero es que la madre, en las primeras 24 horas no ha soltado al bebé en ningún momento “y eso es lo mejor que puede pasar, significa que tanto la madre como la cría están muy bien”. Ante la pregunta del locutor de “cuánto tiempo tiene que pasar para poder acercarse al bebé y ver que todo va bien”, el veterinario contesta que “ellos esperan que eso no pase nunca, que todo vaya bien y no tengan que intervenir”. Les hacen una revisión más adelante, pero “la cría sufre mucho cuando es separada de su madre”.

¿Y el parto? El parto ha sido rapidísimo, apenas se han dado cuenta. La gorila ha elegido dónde parir, que ha sido en la zona exterior y a la vista de los visitantes, y ha sido rápido "cuando el parto es así de rápido es que ha sido fácil para ella".

Es el segundo hijo de esta gorila. El primero lo tuvo muy joven y murió en un desgraciado accidente a los pocos días de nacer porque su madre cayó sobre el bebé en uno de sus movimientos. Ahora, comenta el director, esperan que sea diferente. Hace unos meses también nació otro gorila en el recinto y la madre ha podido ver cómo se cuida un bebé, cómo lo lleva otra madre, cómo mama… ha resaltado la importancia de la tribu, de cómo aprenden los gorilas los comportamientos mediante la observación de otros ejemplares.

En otro medio de comunicación leemos que cuando tuvo su primer hijo, esta madre gorila apenas tenía 6 años, muy joven, de hecho había estado mamando hasta los 4 años así que apenas había dejado el pecho y se había quedado embarazada. Ahora la nueva mamá es algo más mayor y ha podido aprender cómo cuidar a su bebé.

Se sacan tantas conclusiones de este nacimiento…

Me pregunto por qué no se da a la especie humana este trato exquisito otorgado a un gorila nacido en cautividad. Por qué no se nos observa, simplemente, por si algo va mal durante el parto, durante los primeros días del nacimiento de nuestros bebés, por qué no tenemos esa cultura de tribu para observar cómo se hacen las cosas y aprender, para defendernos unos a otros. Se ha conseguido que muchos hospitales no separen al bebé de la madre durante las primeras horas, pero hay muchísimos otros hospitales donde el nacimiento no es así, donde el bebé es llevado a pesar, a medir, a limpiar, a un nido, a mil cosas, mientras la madre, que no es una mamá gorila, espera que se lo devuelvan y a veces lo ve como lo más normal. La madre no es una enorme mamá gorila a la que da miedo quitar a su bebé, que se va a poner a chillar y a perseguir al que ose coger al bebé para pesarlo o simplemente para ver qué sexo tiene; la madre no  tiene a su alrededor una tribu de gorilas que chillarán y atacarán al veterinario que se atreva a acercarse a ese bebé. No sé en qué momento hemos perdido ese instinto de fiera que seguro que teníamos hace muchos milenios, pero no nos vendría mal en algún momento. El problema es que quien nos separa del bebé no es alguien de otra especie, es de la nuestra y lleva bata blanca/azul/verde, lo que no nos hace ni siquiera plantearnos ninguno de sus movimientos. Ojo, no digo que el de la bata blanca/azul/verde no crea que hace lo mejor para el bebé, no lo trate de la mejor manera que sabe, con dulzura mientras lo pesa o lo lava, y lo devuelva lo antes posible a la madre. Lo que digo es que tenemos tan asimilado que es eso lo que hay que hacer que se nos ha olvidado cómo debíamos ser en origen, y que lo suyo sería que el protocolo de atención al recién nacido dijera que el profesional sanitario simplemente interviniera si viera que algo va mal.

Y si no, no. Ya habrá tiempo para pesar y lavar al bebé. Como con mamá gorila.

<
5

Comentarios

Imagen de Irene Iglesias

Después de leer esto no me cabe ninguna duda: si me vuelvo a embarazar no me volveré a depilar. Haré lo que sea, lo que sea, por ingresar en esta reserva natural cántabra y me haré pasar por gorila. Tendré a mi cachorrito en paz, tranquilidad y con una persona superpendiente de mí que sólo actuará si de verdad lo necesito. Me libraré de todos los "por-si-acasólogos" que rodean el embarazo y el parto. Me libraré de todos aquellos que lo primero que preguntan es "niño o niña". Mostraré todo mi carácter a quien pretenda acercarse a mi cría. Y cuidaré muy mucho de estar en una buena tribu en la que todos colaboren por un bien común, y no por el bien propio.

 

 

 

Imagen de Eugenia

Muchas gracias por el post. Siempre se ha dicho que los animales en cautividad no se reproducían, era evidente la razón: cuando los veterinarios intervienen en el parto de la leona/elefanta/loquesea, la madre rechaza a la cría. A la vista está que para que la crianza prospere solo hay que hacer una cosa: DEJAR TRANQUILA A LA MAMÁ. Cuando parió mi perra me dejó alucinada, no se separaba de los cachorros nada más que en contados minutos, para acudir a su comedero y poco más. Ese es el instinto de un mamífero, y ese es el que tenemos todos. Deberíamos seguirlo y no dejarnos influenciar por nadie que nos diga que "el niño se malacostumbra por lelvarlo en brazos", etc...
Gracias por el psot.

Imagen de sanderson

Mientras recuperamos nuestro instinto de mama gorila, definitivamente el mejor sitio para parir en Cantabria es Cabarceno jajjaaja

Gracias Elsa por este interesante post, supe la noticia del nacimiento por mis hijos ya que se lo dijeron en el cole, luego los leí con emoción en el periodico, mientras intentaba poner mi granito de arena, explicando a mis hijos, porque en su anterior parto no supo dar el pecho a su cria, ya que nunca habia visto hacerlo, y esto es algo que se aprende en la tribu, por eso es tan importante que las madres amamantemos en publico a nuestros hijos en público ...

Imagen de Silvia Q

Y tanto sanderson y tanto porque parir en la Residencia Cantabria es jugar a la loteria con pocos numeros. Depende del equipo que te toque tendras un parto mas o menos respetado pero algun elemento del pack te llevas. Yo que vivo a escasos 10 Km de Cabarceno y casi a 30 de Santander elegí mal las dos veces y me he llevado sendas cesareas. La primera por novata la segunda por idiota. Definitivamente tendria que haber ido al Parque de la Naturaleza donde parece ser que respetan mas a las madres.

Imagen de MARIA ISABEL

No os calenteis la cabeza porque todas sabemos que por supuesto el ser humano es el "MAS INTELIGENTE" y por eso tenemos que tener en cuenta todos esos "MAGNIFICOS" consejos de nuestra inteligentisima especie y no cuestionar nada de lo que digan esos ESTUDIOSOS con buena fe y esas sabiondas que a pesar de aveces no tener hijos trabajan en las plantas de maternidad. Un beso muy grande y gracias por este artículo.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.