Deseo que todos los nacimientos sean recuerdos que atesorar

Para todas aquellas que no sepan ya la noticia, Mencía (antes conocida como "Lentejilla") nació el jueves 19 de septiembre rayando las 6 de la mañana. Es una niña dulce y tranquila de piel clara, ojos rasgados y pelo oscuro que come como un autentico ternerillo (su nuevo mote familiar). Pesó 4 kg, midió 55cm (la más grande de nuestros hijos) y su perímetro craneal fue de 36 (este dato lo facilito en honor a Anahi y su pequeño Blai, ja, ja, ja). 

Fue un parto largo y duro, sobre todo porque rompió mis expectativas (borrado del cuello y parto más rápido, alivio al pujar, un expulsivo fácil, en definitiva el lado "happy flower" del parto...), aunque no esperaba menos de una hija mía, ja, ja, ja. Fui maravillosamente acompañada por mi matrona (María) y por todo el equipo del hospital de Torrejón, pero sobre todo y por encima de todos ellos, por mi compañero de vida. Supo decirme las palabras justas, darme el aliento que necesité (y fue mucho), enfrentarse a mis miedos y aguantar mis gritos. Me sostuvo física y emocionalmente en esta montaña rusa de 13 horas y me ha regalado recuerdos hermosos y potentes para el resto de nuestra vida. Y para reforzar esta sensación, Mencía eligió nuestro aniversario para nacer. 

Este parto me ha mostrado una mujer que deseo conocer más en profundidad. Estoy emocionada ante la perspectiva que se abre ante mí.

Muchas gracias por las velas y toda la energía que fluyó en aquel enorme paritorio. Por vuestros buenos deseos y hermosas palabras de ánimo que me aligeraron un embarazo agotador. Debo mucho a la asociación El Parto es Nuestro y a la lista ApoyoCesáreas, pero sobre todo a las mujeres que los forman y crearon. Soy muy consciente de que sin ellas, sin vosotras, nunca habría logrado la fuerza para romper con lo establecido. Mis hijas nunca habrían tenido el nacimiento que se merecían y que tuvieron. Mis hijos mayores no sabrían que el dolor se puede transformar en energía, que hasta de las vivencias más duras se pueden sacar hermosos frutos.

Me siento muy orgullosa de pertenecer a una asociación como la nuestra, que da sin esperar nada a cambio. Bueno, sí esperamos algo, esperamos que todas las madres reciban el trato que merecen y desean. Esperamos que nuestros hijos lleguen a este mundo rodeados de amor y respeto, independientemente de la vía (parto vaginal o cesárea), del tipo de parto (normal o de riesgo), de las semanas de gestación (8, 28 o 43 semanas). Deseamos que todos los nacimientos sean recuerdos que atesorar y no pesadillas para olvidar. Para ello entregamos nuestros conocimientos, nuestra energía, nuestro trabajo y el tiempo que podemos robarles a nuestras familias y a nosotras mismas. Si en algún momento os encontráis de bajón, si ya no tenéis fuerzas para seguir peleando contra tempestades, recordad que ¡¡¡¡PODEMOS!!!!

He conseguido cumplir mi sueño, formar una gran familia y sentirme orgullosa de mí misma. Orgullosa no por haber parido vaginalmente, sino por haber luchado por un nacimiento digno para mis hijas y haber encontrado grandes mujeres y hombres en mi camino.

 

Nuria M., madre de Mateo, Aurora, Clara y Mencía y socia de El Parto es Nuestro.


Nuria protagonizó, hace ya tres años, "Diario de un PVD2C" (recomendamos comenzar a leer por el capítulo 1), una serie publicada en este blog en 8 capítulos sobre su camino, muy personal, en busca de un parto vaginal después de dos cesáreas. Narrada con mucho humor, la serie dejó en evidencia los prejuicios y las numerosas dificultades con las que se siguen encontrando las mujeres hoy en día cuando intentan salirse del círculo vicioso que se esconde bajo el lema obsoleto "una cesárea, siempre cesárea". 

<
4

Comentarios

Imagen de Regina

No soy socia de EPEN, pero seguí tu historia de tu anterior parto... ¡me he emocionado al leer éste! ¡Muchas felicidades por esa familia numerosa, maravillosa y feliz!!! Y gracias por compartirlo.

Imagen de Isabel Fdez.

Buenos días! Antes de nada, quiero felicitar a todas las personas que hacen posible lo imposible.
La fuerza que derrocha Nuria no tiene precio. Cuando yo contacté con ella tenía muy claro lo que quería, tan sólo necesitaba a alguien que creyera en mi. Ella no sólo creyó en mi, sino que además me dió la fuerza suficiente para enfrentar a los que no creían en mi. He logrado mi objetivo, parir; para algunas sonará de chiste pero para mi era muy importante. Yo tengo dos cesáreas innecesarias y lo digo bien alto y claro. Cuando no te dejan actuar, cuando el poder irse de puente de todos los santos, etc es más importante que una mujer primeriza intentando traer al mundo a su hijo, te das cuenta de lo que pasa. Y cuando repites y te humillan más todavía las venas se te inflan (por no decir otra cosa). Es entonces cuando coges las riendas de tu vida.

Imagen de selva (desde Argentina)

Nuria, te leia en apoyocesareas cuando buscabas tu parto, creo que sos una mujer extraordinaria! Tu fuerza y coraje me ilumino entonces y hoy me emociona saber que nuevamente has vivido esta experiencia, felicitaciones hermosa mujer!

Imagen de susii

Encantada de ver esta preciosa historia de amor y superación, felicidades a toda la familia y felicidades a EPEN ¡ PODEMOS! Vaya si podemos, no hay que pedir permiso! :-)

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.