Mercenarios del Nacimiento

Me pidieron que escribiese sobre un fenómeno que pasa en mi país, Brasil, y doy vueltas para saber por dónde empezar...

Imagina la siguiente situación: te pones de parto (en Brasil) en un día como el 12.12.12 (¡ayer!) o el 11.11.11 y vas a una maternidad porque estás en trabajo de parto y quieres un parto normal. Pues te cuento que tendrías un problema, ya que en fechas como esas la estupidez humana gana dimensiones extraordinarias, las cesáreas se duplican y no quedan plazas en las maternidades.

Brasil es un país de contrastes y en el mundo de la maternidad no podría ser distinto. Aquí la cesárea es una cuestión de status social: si eres pobre, dilatas y si eres rica, no vas a parir como una vaca, así que programas tu cesárea con derecho a fiesta privada en tu suite y eliges la fecha que más te guste para que tu hijo venga al mundo.

En fechas místicas, ocurre el boom. Las mujeres optan por elegir la suerte de sus hijos escogiendo la fecha del nacimiento y los médicos se llenan los bolsillos fruto de tanto amor materno.

Hoy, 12.12.12, leyendo el periódico puedes encontrar frases como "la enfermera María decidió aprovechar la oportunidad del siglo y programó la cesárea de su segunda hija para hoy" o afirmaciones como esta de un obstetra jefe de servicio: "normalmente, los partos se programan con una semana de antelación, pero para hoy hemos empezado desde hace 15 o 20 días".

Repito "normalmente, los partos son programados con una semana..." La fábrica de bebés; esa es la praxis habitual. Esto desde hace muchos años se nos va de las manos. Que en una privada haya 95% de cesáreas (en algunos años hemos llegado al 99,9%) NO es normal.

¿Nadie se pregunta si es ético? Si no son los médicos indicando cesáreas, son las propias mujeres las que las piden. No hay riesgos, solo ventajas.

Os recuerdo que una cesárea es una cirugía que conlleva riesgos tanto para la madre como para el bebé y si es programada el bebé está siendo extraído del útero antes de su total maduración.

Siento indignación, tristeza y pena. Indignación por un sistema podrido, de mercenarios del nacimiento. Tristeza por esos niños y niñas que desde un principio aprenden lo que es no ser respetados ni ser considerados como individuos y seres con deseos y sentimientos. La pena la guardo para esas mujeres que, por frivolidad, miedo, egocentrismo, alienación, en fin, innumerables motivos, sacrifican el nacimiento de sus hijos y transforman la puerta de entrada a este mundo en un gran momento de trauma, sufrimiento y dolor. Pienso en Michel Odent cuando pregunta:

"¿Qué será del mundo cuando los seres humanos ya no nazcan por el efecto de la oxitocina natural, la hormona del amor?"  

<
5

Comentarios

Imagen de Nuria Martínez

Buenisima entrada Ana. Pena me dan a mi también las mujeres que ven en parir solo sufrimiento y transformación física. Que eliminan todo el cóctel hormonal del enamoramiento salvaje.

Imagen de Marta Parra

Qué pena más grande.
Cuán alto tenemos que gritar que el modo de nacer SÍ importa.

Pero no sólo a nosotras, que parimos, sino a nuestros bebés, que llegan envueltos en todo lo que necesitan, o son arrancados de sus "nidos" de manera absurda, sin las hormonas que necesitan para empezar con buen pie en esta vida.

Imagen de susana2

Curioso el comportamiento de quienes no respetan ni la condición de mujer ni la de madres (a veces nosotras mismas) y por supuesto de los que convierten una profesión de cuidado en una herramienta de agresión al ser humano. En Brasil, en Perú o en Cáceres.
Aprovecho para agradeceros vuestra labor, en 2010 tenía un bebé precioso y rozagante de 8 meses en brazos y mucho dolor, rabia y confusión en mi alma. Encontré vuestra página y apoyocesáreas. Encontré información y comprensión que no había ni soñado.
Hoy estoy a punto de parir sin miedo y mis sentimientos son de paz y entrega a lo que va a suceder y de apertura al bebé que ha confiado en mí para ser su madre, lo que incluye defenderle como una fiera si fuese necesario.
Ya no soy carne de cañón ni una yegua de vientre gracias a vuestra información, que hace distinguir entre lo que es necesario científicamente y lo que es folclore y malas costumbres respecto al parto, causadas por ignorancia (a veces propia), organización industrial y hasta comodidad ajenas.
Sois un muro fuerte formado por muchas piedras en el que apoyarse quien lo desee y lo necesite.
Algún día espero tener la fuerza para colaborar más con vosotras a que las madres de este pais sepan, decidan en libertad y sin mentiras ni miedos, sólo con amor.
Mil gracias.

Imagen de Ian

No me parece un fenemo curioso, de hecho me parece grave, porque estarias especulando con la vida del neonato...

EDITADO POR MODERACIÓN (No se permite publicidad)

Imagen de Perla

Yo soy Mexicana y mi primer bebe fue por parto natural y estoy embarazada nuevamente y quisiera que fuera igual que el pasado pero voy a ir a vivir a Brasil un año y mi bebe nacerá alla y he escuchado que nadie te hace partos naturales. Me podrías recomendar un medico que no sea de cesáreas. Voy a dar a luz en Sau Paulo. Mi correo es girlper@hotmail.com Te lo agradecería muchísimo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.