El Cuidado Madre Canguro: La exterogestación necesaria para todo bebé humano.

El Cuidado Madre Canguro ayuda a que bebés prematuros y grandes prematuros puedan desarrollarse fuera del útero de su madre en condiciones más favorables que si se encuentran dentro de una incubadora, gracias a que permite que el cerebro del bebé, por las mejores condiciones que le proporciona esta forma de cuidado, se active para lo que podríamos llamar "modo de desarrollo-crecimiento", es decir, el cerebro del bebé se encarga de que todas sus funciones vitales se pongan en marcha para seguir desarrollándose para la vida fuera del útero. Es lo que se llama: exterogestación.

Hace varios años, durante unas jornadas sobre Maternidad en la Universidad de Verano de Jaca, pude conocer las investigaciones realizadas por Neils Bergman en cuanto al Cuidado Madre Canguro.

Os recomiendo encarecidamente la lectura de su trabajo y ver su película "Restaurar el Paradigma original", donde explica de una manera minuciosa el porqué de sus investigaciones sobre la salud primal de los bebés (y, sobre todo, de los bebés prematuros) y los sorprendentes (y lógicos) resultados obtenidos en su trabajo. Nos demuestra cómo la exterogestación (continuar creciendo fuera del útero materno abrazado al cuerpo de la madre) es fundamental para el desarrollo adecuado, neurofisiológico, de los bebés humanos, y se hace más necesaria aún cuando esos bebés han nacido antes del final de su gestación.

Y, evidentemente, no podemos dejar tampoco de hablar del enorme beneficio para la salud física y emocional que supone que una mamá reciente, que tiene que elaborar un duelo por el nacimiento temprano de su criatura, pueda abrazar, sentir la piel, dar calor y amamantar a su bebé, sabiendo, además, que le está ayudando a crecer mejor.

El Cuidado Madre Canguro no es un método (en esto, Neils Bergman es muy contundente):
Neils habla de cuidado y no de método, porque un método se hace, es un sistema mecánico que se crea con un propósito determinado.
El cuidado no se crea, ES.
Porque es la forma en que, de manera natural-instintiva-venida de memoria filogenética, una madre atiende a su criatura.
Neils, en concreto, reivindica la palabra Cuidado (Kangaroo Mother Care), y yo, en particular creo que es importante que en nuestro lenguaje quede también reflejado que esto que aquí, en nuestro país, nos estamos empeñando en llamar Método no lo es, sino que existe desde que el mundo es mundo. (Así que desde aquí te pido, por favor, que cuando hables la próxima vez de esto, lo nombres como EL CUIDADO MADRE CANGURO).
 

"Restaurando el paradigma original" es un vídeo de principios de los '80, y cuando lo vi por primera vez me produjo un batiburrillo de emociones:
Asombro, incredulidad, rabia, tristeza, perplejidad, ...
Y es que me costaba creer que treinta años después, cuando estas investigaciones son ya sobradamente conocidas en los medios científico-sanitarios y divulgadas en todo el mundo, en nuestro país seguíamos (seguimos) sufriendo prácticas rutinarias y protocolos obsoletos contrarios a la evidencia científica ya demostrada, y tan dañinos para la salud de las criaturas y la de sus familias.

Separar a los bebés de sus madres sin motivo justificado es perjudicial.

Separar a los bebés de sus madres sin motivo justificado es violencia.

...Sin motivo justificado, NO DEBE HACERSE NUNCA.

A no ser que un bebé necesite realmente soporte vital  para su supervivencia (porque no pueda realizar las funciones vitales por sí mismo), la separación no tiene ningún sentido.

Y voy más allá: Incluso cuando un bebé no tiene suficientes recursos para vivir por sí mismo, ni con soporte vital, es terriblemente cruel separarlo de su madre... pues si su vida, por desgracia, va a ser corta, mejor que esté en brazos de su madre que morir en la frialdad de una incubadora.

¡Conozcan la evidencia científica ya demostrada!

Éste es mi grito desesperado.
Éste es el grito desesperado de EL PARTO ES NUESTRO, de todas las familias y profesionales que desde dentro, asociadas, y desde fuera, como afines a nuestra causa, os hacemos llegar para que acabéis con tanto sufrimiento infligido por una más que injustificada mala praxis profesional.

Sabemos que como profesionales de la obstetricia, la matronería, la ginecología... siempre queréis, y casi siempre creéis, hacer lo mejor; sabemos que lo hacéis porque es lo que habéis aprendido.
Pero, por favor, seguid aprendiendo, con un pequeño gesto de humildad, escuchando el llanto desconsolado de bebés y de sus familias, y preguntándoos un poco más qué podéis hacer por vuestra parte para cambiar eso que véis todos los días y que os encoge el corazón.

Y para terminar, a modo de reflexión, comparto lo que una mujer que tiene ahora 55 años me contó una vez:
"Nací con algo más de seis meses de gestación; mi madre siempre dice que yo era como un gatito, y que sólo era pellejo y huesos.
No me inscribieron al nacer porque no creían que pudiera sobrevivir.
Mi madre me puso bajo sus ropas, y se turnaba con mi abuela. Y cuando ninguna de las dos podía cogerme, me envolvían en mantas y me dejaban acurrucada con las gatas... Y así me crié".

QUE NO OS SEPAREN

Por Carla Romero

3

Comentarios

Imagen de li

Para quiénes quieran ver el documental, aquí está el link: www.youtube.com/watch?v=hDOpnCPoBg0

Imagen de Julia AS

Yo ya lo he visto. Es genial.

Imagen de Lédif

Han pasado muchos años desde que publicaste este post, pero hoy quiero volver a darte las gracias por todo lo que nos has ofrecido a quienes secundamos tu camino y el de tantas mujeres.
Gracias, gracias con todo mi corazón, por ser faro que guía. Gracias por aceptar ser luz en la oscuridad.
Gracias.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
c
Z
Y
7
h
S
Introduce el código sin espacios.