Condena injusta

Desde El Parto es Nuestro no recomendamos ninguna opción de parto en particular, pero abogamos por el derecho que tienen todas las madres a decidir dónde quiere parir. Recogemos este texto de una mamá que nos escribe desde una isla, para evidenciar que no siempre es posible esta elección y que a veces, nos vemos obligadas a acudir donde no deseamos o donde no nos sentimos seguras, simplemente porque no hay más opciones.  

La condena injusta: un parto hospitalario medicalizado…

con la esperanza del indulto: parir en casa

Por una mamá Escribo estas líneas con el ánimo destrozado y con la suerte de que las lagrimas no llegan al teclado. Me siento desesperada, enfadada, nerviosa, aprensiva, indignada… la lista de adjetivos es interminable y no son sensaciones agradables… Todo, por la condena que siento que me han impuesto injustamente: un parto medicalizado y una separación mamá-bebé con todo lo que ello supone. Parece ser que no tendré el parto que me merezco y necesito… y lo que me preocupa y duele aún más: no podré darle a mi bebé un nacimiento amoroso, digno y perfecto, como el que tuvo uno de sus hermanos mayores. La negativa de aquellos a los que yo consideraba la mejor opción me ha hecho cuestionarme… ¿Estoy siendo caprichosa? ¿Estoy poniendo mi salud y la de mi bebé en peligro? ¿Estoy siendo obstinada, dejando que mi primera experiencia me condicione? ¿Será posible lograr la relajación e intimidad necesaria en un ambiente hospitalario? (un lugar que veo como frío y hostil?) No, no estoy exagerando ni tampoco estoy equivocada. Los que conocen mi historia saben que lo que digo es cierto e incluso pueden ponerse en mi lugar.

Soy una persona informada y documentada. No hablo sin haber leído muchísimo sobre el tema y sin tener experiencia propia. Los que se han molestado en documentarse saben cuáles son los peligros y desventajas de un parto medicalizado, de una separación mamá-bebé; así como también son conscientes de los beneficios que aporta un parto fisiológico y la no-separación mamá-bebé. De hecho, ahí está la reciente implantación de una estrategia  de atención al parto (EAPN) redactado por el Ministerio de Sanidad con la ayuda de varios colectivos y expertos de cada ámbito. Yo no estoy diciendo que todas las embarazadas deberían parir en su casa, ni pretendo imponer esta opción. Tan solo pido que YO sí pueda optar a un parto en casa y que se me respete aunque no compartan mis opiniones y decisiones. Intento no juzgar a las que eligen una inducción o una cesárea electiva ni cuestionarles sus decisiones (aunque me preocupe que se tomen decisiones sin estar debidamente informados y conscientes de los efectos a corto y largo plazo…) Por lo que, si yo respeto que tú des a luz en un hospital con todas las intervenciones disponibles, tú también podrías respetar que yo elijo parir en mi casa sin intervención alguna excepto por el acompañamiento de un profesional cualificado. Para los que aún no lo saben, un parto medicalizado implica por regla general -basándonos en lo que dicen los estudios y la experiencia de muchos- lo siguiente:

1)      oxitocina sintética cuyos efectos a largo plazo aún no han sido establecidos por falta de estudios pero que cuyos efectos a corto plazo aumentan sufrimiento fetal entre otras cosas;

2)      anestesia epidural que resulta imprescindible para aguantar las contracciones dolorosas producidas por la oxitocina sintética, cuyos efectos negativos superan los positivos;

3)      posición de litotomía: la postura más antinatural y anti-eficaz para parir, impuesta por la aplicación de la epidural y la falta de conocimientos sobre el parto fisiológico del personal en general;

4)      parto vaginal con episiotomía y fórceps o cesárea de urgencia (con la epidural y en posición de litotomía es difícil que el expulsivo sea espontáneo sin necesidad de realizar el famoso cortecito y usar las famosas espátulas.

Los puntos absorbibles muchas veces no curan bien, cuesta relajarse para las necesidades fisiológicas durante un tiempo después del parto, por no hablar de todas las consecuencias a largo plazo como pérdida de suelo pélvico; las relaciones sexuales suelen doler. Por si fuera poco, tanto la oxitocina sintética, epidural y litotomía, incrementan las posibilidades de sufrimiento fetal, así que tienes todas las probabilidades de acabar con una inne-cesárea, que es una operación de cirugía mayor con sus correspondientes riesgos graves.

5)      pinzamiento inmediato del cordón umbilical negándole al recién nacido los beneficios del pinzamiento tardío;

6)      separación mamá-bebé rutinaria (e injustificada). En mi hospital de referencia, todos los recién nacidos tienen que ser evaluados por el pediatra que pasa visita solamente dos veces al día por nidos. Suele ocurrir que tú estás en tu habitación recuperándote del parto, mientras una(s) persona(s) desconocida(s) (no sé qué ratio habrá de cuidador por niño pero me comentan que por la noche solamente hay dos), está(n) `atendiendo´ a tu bebé junto con todos los demás recién nacidos, administrándole biberones de leche artificial, de suero glucosado, metiéndole un chupete y haciendo todo aquello que se desaconseja para iniciar y establecer la lactancia materna.  (esto, a pesar de que resulta ser  -según la OMS, AEPED y tropecientos artículos científicos avalados-  la mejor alimentación para tu bebé) y, por último;

7)      regresar a casa destrozada física y anímicamente (vayan al hospital cualquier día y observen a las mamás que salen con sus bebés, a los que muchas veces no pueden ni cargar en brazos y fíjense en sus caras que no están iluminadas de felicidad precisamente).

¡NO! GRACIAS.

Prefiero quedarme en mi casa; poder tener las luces apagadas y la única iluminación de una luz tenue; poder poner la música según cómo me sienta; poder estar rodeada de personas de confianza; caminar, tumbarme o sentarme en la posición que más cómoda me parezca en el momento que yo quiera; tomar o beber lo que quiera, lo que me pida el cuerpo; sumergirme en agua calentita como alternativa a un pinchazo (y sus correspondientes riesgos posteriores); sentir como mi cuerpo respeta el ritmo de mi bebé, como mi útero hace el trabajo sin presiones ni prisas; recibir a mi bebé cuando esté listo para salir y ponérmelo sobre el pecho desnudo; poder darle calor y alimento mientras se espera que deje de latir el cordón, se corta y sale la placenta; acostarnos endorfinadas y oxitócicos sin sufrir separación alguna y sin haber pasado por una sola intervención médica, levantándome al día siguiente con una fuerza física increíble y con la cara radiante de felicidad.

¡¡¡ SÍÍÍ!!! ¡¡¡ POR FAVOR!!!

  Y digo todo esto sabiendo y asumiendo que a veces hay que trasladarse al hospital, que nunca se sabe cómo transcurre un parto hasta que no comience. Sin embargo, también afirmo que el hecho de parir en un hospital no es garantía de nada. Lo que yo estoy pidiendo es tener la opción de parir en mi casa responsabilizándome de mis decisiones igual que si estuviera firmando un consentimiento informado hospitalario donde la ley también contempla que es tu propia y única responsabilidad y decisión. Hay padres que han llegado a viajar cientos de kilómetros con tal de recibir la atención médica adecuada en un centro de su elección, con tal de vivir su parto como se merecen. Y me parece que siempre ha valido la pena. Digo esto pensando en las mujeres que con dos y hasta tres cesáreas han logrado su parto vaginal, disfrutando ellas y sus bebés de todos los beneficios que esto implica. También pienso en aquellas que han desembolsado una fortuna acudiendo a centros privados para evitar una cesárea programada sin justificación médica de antemano. Habrá quien plantea que porqué no hago lo mismo. La diferencia está en poder atravesar la península ibérica en coche en el momento que comienza el trabajo de parto y otra cosa es verte `obligada´ a desplazarte -con mucha antelación a la fecha prevista- vía aérea y desembolsar una gran cantidad de dinero en alojamiento, transporte y necesidades básicas. Además, ¿por qué tengo que desplazarme yo? ¿Acaso en una isla no hay profesionales capaces de atender un parto fuera del paritorio? ¿Cómo pretenden adaptarse a la EAPN si no `aprenden´ a atender los partos sin tanta intervención innecesaria y tanta manipulación del proceso natural? ¿Por qué tengo que endeudarme? Las circunstancias han querido que me encuentre luchando aún a estas alturas del embarazo por encontrar alguien profesional y capacitado que me atienda el parto en casa.  Había unas cuatro posibilidades en la isla, de las cuales una fue descartada inmediatamente porque no está formada ni cualificada; las otras dos opciones tampoco pudieron ser porque ya no ejerce el profesional y porque la otra profesional no da la talla; y la última alternativa ha resultado inexplicablemente imposible por razones laborales o legales por parte de los profesionales, dato que me han comunicado hace tan solo una semana. En cuanto al resto de las islas, pues sí hay quien atienda partos en casa, tanto ginecólogos como matrones, y están titulados, capacitados y experimentados. A la caza estoy a ver si alguien quiera desplazarse y acompañarme (atenderme) durante el parto y posparto inmediato. Y no pienso rendirme fácilmente. Me asiste la razón y me apoya mi marido. Mientras lean esta declaración, seguiré contactando y buscando. Mientras tanto, no consigo dormir sin tener pesadillas, sin revivir una y otra vez extractos de mi primer parto. Lucho cada noche para recordar lo bello del segundo parto para contrarrestar el dolor y miedo que me produce el recuerdo del primero. Al final el cansancio me permite descansar pero me levanto con las mismas preguntas con las que me acuesto: ¿por qué no puedo parir en mi casa si soy una adulta responsable, consciente e informada y asumo las consecuencias? ¿Porqué no soy yo quién decide cómo y dónde doy a luz si soy yo la única persona que vivirá con las consecuencias de dicha decisión? ¿De verdad que me respetarán el plan de parto en mi hospital de referencia? ¿Me separarán de mi bebé a la hora y pico de nacer? (como ocurre con la mayoría de las mamás-bebés del centro) ¿De verdad que mi marido podrá acompañarme EN TODO MOMENTO durante el parto? ¿Qué hago con mi segundo hijo, quién le cuidará y dará los cuidados amorosos que se merece durante la ausencia inexplicable de sus papis? Las cosas están cambiando, pero no con la rapidez que mi bebé y yo necesitamos. De aquí a unos meses necesito estar convencida de que se respetará INTEGRAMENTE mi plan de parto. Por desgracia toda una utopía en mi hospital de referencia. Y a día de hoy no existe la posibilidad de ser atendida en casa bajo el régimen del servicio canario de salud tal como ocurre en otros países europeos. Si te has sentido identificada/o conmigo o te interesa profundizar en este tema, existen un sinfín de libros redactados por profesionales del ámbito sanitario que ponen de manifiesto las ventajas del parto fisiológico frente al parto medicalizado: Michel Odent, Consuelo Ruíz-Velez Frías, Carlos González, Yolanda González Vara, Gro Nylander, Beatriz Smuldjers, etc.   Enlaces: La Estrategia de Atención al Parto Normal (EAPN) del Ministerio de Salud (la versión resumida): http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_472_Parto_Normal_Osteba_resum.pdf La Guía de Atención al Parto Normal para Embarazadas (no disponible en gran parte de España): http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_472_Parto_Normal_Osteba_embarazadas.pdf Los derechos de las mujeres durante el embarazo: http://www.elpartoesnuestro.es/dmdocuments/Guia_rapida_sobre_aspectos_legales_de_la_atencion_al_parto.pdf Los derechos de los niños hospitalizados: http://www.pediatriasocial.com/Documentos/triptico.pdf Información sobre la episiotomía: www.episiotomia.info Los beneficios de la lactancia materna: www.quenoosseparen.info http://lactanciamaterna.lacoctelera.net/post/2011/05/03/la-lactancia-materna-el-doctor-carlos-gonzalez http://www.uji.es/bin/serveis/prev/prodserv/salut/blactmat.pdf Por la opción de tener un parto domiciliario amparado por la Seguridad Social española: http://actuable.es/peticiones/por-opcion-tener-parto-domiciliario-amparado-la#comment-8613

Etiquetas: 
16

Comentarios

Imagen de choni

¡Qué dolor, qué rabia y qué pena leerte!

Imagen de Marianvlc

Ojalá lo consigas, te lo mereces de verdad. Un abrazo a esa mamá luchadora.

Imagen de Marian

He compartido tu relato en un grupo de facebook, del que soy una de las administradoras, llamado Proyecto Matronas.

El grupo es de gente que nos estamos preparando el EIR para poder hacer la especialidad de matrona y de actuales residentes de matrona, sé que hay alguna residente en Canarias. Intentaré que lo lea el mayor número de gente posible, a ver si podemos ayudarte!

Mucha suerte y espero que todo te vaya genial y consigas tener a tu bebé del modo en que deseas, porque eso es lo más importante, que cada uno pueda elegir cómo quiere parir.

Imagen de Rowina

Querida amiga, yo nunca he parido, ni creo que lo vaya a hacer ya, pero soy muy madre en mi corazón, y además, me interesa mucho la libertad a la hora de elegir la propia vida, y sobre todo, el propio parto, cuando además, se conoce lo que significa el parto medicalizado.

Ahora, me estoy formando como doula, precisamente para acompañar a la madre y reforzarla en su seguridad de vivir su maternidad como desee, en todos las etapas que supone, incluida la del parto.

Mi esposo y yo te apoyamos plenamente en el corazón. Yo soy española, pero ahora vivo en Argentina, aquí las cosas no están mejores, se sigue violentando la voluntad de la madre a la hora de planificar SU PROPIO PARTO.

De todas formas, si no consigues que las cosas cambien, te sugiero que te tranquilices, porque tu bebé está recibiendo toda esa frustración, dolor, etc que ahora sientes. El Camino Femenino, y la maternidad va en ese camino, es fluir lo mejor que se pueda con los acontecimientos. Preparáte y prepara a tu bebé para nacer al mundo con amor, si no es en su parto, si en los momentos anteriores y posteriores a él, eso si puedes hacerlo.

Las cosas están cambiando para bien, pero como dices, quizás no tan rápido como necesites. Fluye, fluye, respira y ama a tu bebé tanto, tanto como para no darle un stres innecesario. Si tú estás estresada, él o ella también lo estará.

Un abrazo desde la bella Patagonia Argentina.

Rowina

voz.del.amor@gmail.com

Imagen de susana

" nunca se sabe cómo transcurre un parto hasta que no comience. Sin embargo, también afirmo que el hecho de parir en un hospital NO es garantía de nada. "
No es garantía de seguridad, por supuesto. Con tus experiencias lo has comprobado de primera mano.
Tu bebé merece el mejor nacimiento, el más seguro y lleno de amor, sin miedo y con toda la confianza del mundo en quien te acompañe mientras lo pares.
Y si de su madre (y de su padre) depende, lo va a tener seguro.
Vamos a confiar en el destino y en que os ponga luz y tranquilidad en forma de profesional con conciencia , experiencia y cualificación. ¡Ánimo!

Imagen de teresa

Como te comprendo, sentí tu incertidumbre durante mis nueve meses de mi tercer embarazo, te animo a luchar por lo que crees y decirte que de alguna forma lo resolveras, el mundo esta a nuestro favor. Mi gran miedo ir al hospital con mi plan de parto natural, sabía que algunas no eran posibles pero me llevé una grata sorpresa, mucho más de lo que esperaba me atendió un matron ,un. 10 . Sin anestesia, sin oxitocina sin puntos,sin prisa ni para cortar ni me separaron y eso que el jefe de hincha del hospital había declarando en un periódico en contra del parto natural. En fin, un parto bonito, emotivo y con mucho respeto. Un niňo tranquilo, precioso y muy grandote. Mi mejor parto ánimo y lucha por tú sueño.un abrazo

Imagen de Adri

Las cosas que se luchan se consiguen.

Estoy segura de que conseguirás alguien que te ayude a vivir el parto que deseas y que mereces.

Un abrazo, y mucho ánimo.

Adri

Imagen de Estela

¡Ojala haya un profesional que pueda atenderos como os merecéis!, Tú estás preparada, tú hijo está preparado, no puede ser que unos protocolos obsoletos y rígidos os estropeen ese maravilloso día.

Imagen de soraya

cuánta razón tienes, y más cuando ya existe esto: http://blogelpartoesnuestro.com/2010/04/20/guia-para-el-parto-en-casa/

Imagen de Pilar de Armas. Comadrona en Fuerteventura

Qué impotencia leerte. No se a ciencia cierta de qué hospital hablas. En Fuerteventura admitimos planes de parto e intentamos respetarlos. No siempre se puede y no todo el mundo está de acuerdo, pero, en general, las mamás se van satisfechas. Particularmente prefiero mil veces atender a una mujer que sabe lo qué quiere, y más cuando lo qué quiere es un parto-nacimiento respetado. Así mi trabajo es un goce enorme. Muchas profesionales estamos contigo. Las cosas van despacito pero van. Sí pudieras trasladarte a Fuerteventura seguro que estarías a gusto. Un abrazo grande y animo. Pilar

Imagen de Cecilia Diminich

hola
que tristeza leerte, yo deseaba todo lo que vos exigis y mi desilucion fue enorme cuando no me quedo otra que programar la cesarea porque tenia muy mal ubicada la placenta. Que estemos gestando y exigiendo el cambio es mucho y es muy importante. El boca en boca a partir de brindar la informacion a las que la quieran recibir es importante. Quizas nosotras no disfrutemos de las ventajas de poder elegir libremente, pero esperemos que las proximas generaciones de mujeres logren hacerlo.
Animos!!!

Imagen de Henar

Querida Mamá isleña, siento muchísimo la situación en la que te encuentras. Espero que en las islas cercanas encuentres a alguien que te acompañe durante ese gran momento. Eres una mujer super fuerte y luchadora y sé que al final lo conseguirás, aunque es una pena el sufrimiento que estás viviendo mientras tanto.
Besos y animos!!!
Henar.

Imagen de Eva

Mucho animo! Me siento totalmente identificada con la descripcion del articulo "condena injusta".
Suerte en tu busqueda.

Imagen de Caridad

Hola guapa me imagino quien eres y me entristece concoer como esta el panorama ahora mismo por tu isla, que sepas que estopy dispuesta a cederte mi casa para que la hagas tuya, esoty dispuesta a irme a otra casa (mi abuela tiene una vacia) para que ocupes y habites en la mia lo que te haga falta y puedas tener el parto alli con las profesionales de aqui (que igual tienen dificil trasladarse a tu isla) y con un hospital en el que se puede parir cerca, avisame si quiere que de corazon te digo que no hay problema, contemplalo como la 5ª opcion que esuna opcion real, como si te tienes que venir un ems antes para familiarizarte con nuestro hogar, me mudo desde que me digas, besos. Cari.

Imagen de Carol Doula Las Palmas

Hola estoy en la isla vecina, también te ofrezco mi casa, como Cari...hay espacio suficiente para que tengas total intimidad y ya ha nacido un bebé en esta casa...puedo presentarte a las matronas que aquí me atendieron, perfectamente formadas y capacitadas, dulces y amorosas y me ofrezco como doula a acompañarte...no es justo que te sientas sola, que te nieguen la posibilidad y estamos a un tiro de piedra...sin aviones, ni gastos extra...

Si te apetece venir unos día a tantear el panorama, no lo dudes...te arropamos!!

Abrazos, animo y suerte!

Imagen de yolanda isabel

que buen artículo , que debieran leerlo todas las futuras madres , tan necesario hoy día ya que se ha echo costumbre ingresar a las parturientas y sin decirles agua va comienzan a inyectar toda clase de porquerías , sin pensar el daño que pueden causar los medicamentos al bebé

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.