Tumbada NO

Queremos reproducir este artículo del Dr. Carlos Burgo, ginecólogo argentino, que nos ha parecido interesantísimo y creemos que vale la pena incluir en toda su extensión.

Litotomía en el parto, una práctica cuestionable

:: Dr. Carlos Burgo :: Médico ginecólogo-obstetra

Si tenemos que resumir la historia de la obstetricia en algunos pocos hitos hemos de resaltar por un lado la aparición de los instrumentos que se usan en la atención y por otro destacar el cambio de posición para parir que le fue impuesto a la mujer en los albores de la obstetricia científica.

La utilización de esta práctica es una decisión que define un modelo de atención, que desvía su mirada hacia la consagración de la mujer como "objeto" del trabajo médico. Esta posición es la que define todo el carácter del vínculo asistencial: una mujer acostada en decúbito dorsal con sus muslos y piernas flexionados y sostenidos por encima de ella, atados, y declarando su inmovilidad.

Ya desde el antiguo Egipto nos llegan los testimonios grabados de las mujeres arrodilladas sobre piedras o ladrillos sagrados, o bien acuclilladas, como antecedentes de las sillas paridoras que se usaron por centurias desde el mundo grecorromano hasta avanzados los siglos XVII y XVIII. Aquí se produce la aparición en la escena del parto de un nuevo representante social; el médico, en la habitación y en la intimidad, portando en sus manos los primeros instrumentos y con un naciente discurso científico y deshumanizante, desplazando a la comadrona y al padre. 

Al imponer la posición acostada, el médico diseña la facilitación de su tarea. Puede dar órdenes que serán obedecidas. Pierde importancia el mundo afectivo de la mujer. Ya no está ella buscando distintas posiciones según sus necesidades, no puede hacerse sostener por una amiga, por su pareja, alentada y protegida. Acostada, expuesta y vulnerable, ya no será el médico quien se inclina a sus pies para recibir al niño.

Han transcurrido muchos años desde aquellos acontecimientos, que han sido marcados por la evolución del conocimiento y la resolución de numerosas dificultades que atentaron contra la salud de la madre y del niño en el momento del parto y del nacimiento. Pero poco se ha prestado atención al estilo imperante de atención obstétrica y al abuso de prácticas que muchas veces por su uso inadecuado, producen problemas y un claro perjuicio para los requerimientos de satisfacción que un buen número de mujeres reclaman para esta experiencia vital de su existencia.

La inmensa mayoría de los obstetras insisten hoy en día en la imposición de la litotomía como posición excluyente de la madre para parir, sin ninguna reflexión sobre lo que vive y siente cada mujer, y obligando al niño por nacer, en el recorrido por el canal del parto y su curvatura, que nazca hacia arriba. Como se asevera en numerosos libros de la especialidad y muchos obstetras sostienen en su práctica diaria, la litotomía es la posición más satisfactoria, la mejor, porque la mujer acostada con sus piernas colgadas está en la posición ideal que favorece, para quien la atiende, resolver cualquier complicación, efectuar (por rutina) intervenciones obstétricas (monitoreo fetal continuo) y conservar pautas de esterilidad.

¿Pero quién considera la situación de la mujer? ¿Se le pregunta si es mejor y más satisfactoria para ella?

La biología no ha previsto que la mujer durante su trabajo de parto permanezca acostada. Puede moverse y cambiar de posición las veces que lo necesite y quiera. Esta movilidad de ninguna manera compromete el bienestar fetal. Esta es la condición de la inmensa mayoría de las mujeres, que usando los códigos médicos, se encuentran en situación de bajo riesgo.

La utilidad de sostener esta posición para la mayoría de las mujeres se expresa por ejemplo en la utilización casi sistemática del control electrónico de los latidos fetales con la presencia de los cinturones ceñidos a su cuerpo y obligándola a estar acostada.

Es decir que la "posición" de la madre es un procedimiento médico, una intervención médica; que responde a criterios precisos de organización, sujetos a la ideología vigente.

La posición acostada de espaldas es la peor posición que pueda concebirse para el trabajo de parto y el parto. Entre los problemas enumerados desde el punto de vista fisiológico se destacan los siguientes:

a) la compresión de los gruesos vasos sanguíneos dorsales interfiere con la circulación y disminuye la presión sanguínea con la consiguiente disminución de la oxigenación fetal. La actividad contráctil uterina tiende a ser más débil y menos frecuente, y la necesidad de pujar se torna más dificultosa debido al esfuerzo mayor al no estar favorecida por la fuerza de la gravedad. El descenso más lento incrementa el uso del fórceps.

b) El cóccix es comprimido contra la cama de parto, que lo fuerza hacia delante, estrechando la salida pélvica, con la mayor dificultad y alargamiento de la expulsión.

c) La compresión nerviosa, por la presión ejercida sobre las piernas colgadas en los estribos.

d) La ausencia de una efectiva y sostenida presión por parte de la cabeza fetal sobre el periné, no permite una eficaz y pausada distensión del mismo, con la consecuencia de una necesidad compulsiva de realizar una episiotomía que sería innecesaria.

e) El carácter de procedimiento de intervención de la posición de litotomía se completa con anestesias peridurales e infusiones de oxitocina rutinarias que agregan dificultades inherentes a esos procedimientos

f) Estas consideraciones biológicas y fisiológicas, son aún insuficientes para entender la más vasta repercusión sobre la vida afectiva y emocional de cada mujer, que atraviesa la experiencia del parto y el nacimiento de su hijo, y el impacto que tienen estos aspectos íntimamente ligados a su sexualidad.

El parto es un acontecimiento complejo en el cual intervienen múltiples variables que no pueden interpretarse desde un único discurso médico, sino que debe contemplar y complementarse desde las perspectivas antropológica, psicológica y social.

Es un acontecimiento cargado de emotividad, una escena cargada de simbolismos y de prejuicios, cuando no de ansiedad y angustia, en donde se entrecruzan, la sexualidad, la vida y la muerte; por lo tanto compromete a una diversidad de asistentes profesionales. Estamos frente a un evento biopsicosocial por excelencia.

Pero la medicina aplica un mecanismo de racionalización que reprime aquellos aspectos psicosociales y no biológicos, que no se sujetan al orden médico-social establecido. Así la medicalización del parto tiene en el control de la posición y la posesión corporal del sujeto-persona-mujer uno de sus paradigmas más claros.

No hay un solo estudio que se proponga la posibilidad de interrogar y relevar el grado de satisfacción que esta intervención médica determina en la mujer y que tenga en cuenta las reacciones emocionales de las mismas.

Este modelo de medicalización (transformación del hecho afectivo y social de parir y hacer nacer en un acto médico conducido y plagado de intervenciones), se sostiene y afirma en otros dos aspectos que caracterizan y ponen valla a la catarata emocional y física que irrumpe continuamente en la mujer durante su parto. Uno de ellos es la despersonalización de la parturienta transformada en un "objeto de trabajo", un "campo de trabajo", rendida en su condición de "paciente", acostada inmóvil y obediente a las prescripciones del "personal". En esta condición se somete al "torrente animal" de movimientos y sonidos que pulsan internamente por encontrar cauce en su cuerpo "amordazado". La experiencia de desintegración y pérdida de control resulta intolerable e inmanejable. Un cuerpo-objeto despersonalizado es dócil a la exigencia médica.

El otro aspecto de enorme relieve es el que compete al atributo por excelencia de esta experiencia, que es el sexual. La des-sexualización en la negación de la carga sexual del parto, asimilándola a una operación médica "esterilizada". Si afinamos la mirada, tenemos un objeto dentro de un objeto; el "objeto de trabajo" en el cuerpo de la mujer es su aparato genital.

Si reconocemos en el parto un acto sexualizado e íntimo, la participación que tengan otras personas o los profesionales en el mismo, deberá respetar ese momento, tomando en cuenta el lugar distinguido y protagónico que tiene la mujer en el escenario del mismo.

El conocimiento sexual del propio cuerpo le permite a cada mujer elegir en mejores condiciones, qué posición puede facilitarle el período expulsivo. La posición vertical, patrón de nuestros comportamientos sociales vinculares, permite a cada mujer estar en un plano de igualdad espacial frente a los otros asistentes con los que interactuará simétricamente.

<
34

Comentarios

Imagen de Bárbara

Fantástico artículo. A mi siempre me quedará la duda de si me hubieran dejado moverme se me hubiera desencadenado el parto de forma natural y no hubiera hecho falta oxítocina y mucho menos cesárea. Gracias a la malísima experiencia que pasé mi hijo va a cumplir un año y no he vuelto al ginecólogo desde que tenía un mes de vida. No me fio de ninguno, y mucho menos de los que forman parte de un equipo.

Imagen de Anabel

Si, es muy dificil por no decir imposible volver a confiar en esos profesionales, yo creo que somos muchas las mujeres que después de dar a luz somos incapaces de volver, estoy segura que incluso hay estudios sobre ello.
En la sala de partos además de robarte muchas cosas, también te roban de alguna manera tu derecho a la sanidad, incapacitandote para acudir a un ginécologo , a un hospital o incluso a un médico. Yo siempre digo que es una forma de evitar saturaciones dentro de la seguridad social, a fin de cuentas somos muchas

Imagen de marta

Me acuerdo de la mujer que nos dijo que se sintió como un pavo mientras se rellena.
Me pareció tan gráfico el ejemplo, que lo dejo aquí.

Imagen de susana

Bueno Miranda, en la mía, tu opinión como mujer y madre no es nada humilde, de hecho es la que más cuenta, así que a expresarla con orgullo ;)
Estoy muy de acuerdo contigo en que el dolor de la postura nos avisa de que algo va mal.
Cuando la mujer que va a parir sea una madre informada y más temerosa de la salud de su hijo que del humor de quien la "atiende" no dejará que la pongan sobre la espalda patas arriba (postura de sumisión, según César Millán, je je), y menos aún si le duele más que cualquier otra postura.
Normal que el ginecólogo que ha escrito ésto haya obviado el dolor, es que nunca va a sentir en su cuerpo lo que es un parto. Y tampoco es algo que les quite el sueño, seamos sinceras. Su solución ya sabemos cuál es: epidural y más piernas arriba.

Imagen de Diana

Excelente artículo. Lo que más me gusta es que sea un ginecólogo el autor, a ver si así se enteran los "reacios" de que no somos un puñado de mujeres pidiendo chorradas, sino que nos respalda la evidencia científica...

Es curioso lo de la libertad de movimientos. En mi primer parto, me obligaron a tumbarme sin darme opción; durante el expulsivo, me dieron permiso para echarme de lado (¡qué generosos!), pero nada de levantarme. Terminamos en una innecesárea de libro.

En mi segundo parto, tuve libertad todo el tiempo (las cositas buenas de parir en casa) y ¡sólo me encontraba bien a gatas! También probé a sentarme en la pelota un ratito mientras me sirvió y, qué vueltas da la vida, terminé pariendo a mi segundo hijo echada de lado, pero esta vez mi cuerpo había tenido libertad y tiempo para funcionar, así que no necesitamos intervención alguna...

Lo importante es eso: dejar al cuerpo hacer, dejarse llevar por el momento para encontrar las posturas y el ambiente más adecuados... Y todo fluye.

Imagen de Rubí

Muy buen artículo.
El obligarnos a estar tumbadas sin posibilidad de elección convertidas en objetos, además de aumentar el dolor y de perjudicar el proceso del parto hace que vivamos el proceso del parto como una violación de la que no hemos sabido defendernos, hemos permanecido impasibles mientras otros se dedicaban a jugar con nuestros genitales y con la vida de tu hijo.
El observar como se divierten mientras tú estás en una posición de total indefensión, hace que pierdas totalmente tu autoestima y por supuesto la confianza en los demás.

Imagen de Miranda

Desde luego es de las prácticas rutinarias más innecesarias en la atención al parto actual.
En mi humilde opinión como mujer y madre, el autor se ha olvidado un punto importante, que lo pondría yo como punto a en su lista: esa postura está vinculada con mucho DOLOR FÍSICO. (y no solo emocional al ser una postura humillante). El dolor físico en el parto, si hay, aumenta muchísimo al estar inmóvil. Cuántas mujeres cuentan de sus partos "Me tuvieron que hacer lo uno o lo otro porque el bebé no bajaba". Es un milagro que un bebé consiga salir en esta postura por sus propios medios...
Sabiendo que es un dolor perfectamente evitable no entiendo como las mujeres podemos seguir aceptando subirnos a estos horribles potros.

Imagen de Anabel

Totalmente de acuerdo, es totalmente imposible soportar el dolor tumbada, y que obliga a muchas madres a solicitar la epidural.
Por cierto en muchos sitios esa epidural también se niega pero tienes que permanecer tumbada soportando unos dolores que ellos lo han convertido en insoportables, del mismo modo quieren bajar el número de cesareas incrementando los partos instrumentales pero sin dar un mínimo de autonomia a las madres.
El solo echo de permitir la movilidad a la madre evitaria la solicitud de epidural por parte de muchas y la necesidad de cesarea en otros muchos casos.
Pero ellos no quieren ver a personas iguales, quieren ver a personas sumisas a las que no tener que dar ninguna explicación, por eso en muchos casos introducen opiaceos a la madre sin decirle absolutamente nada para evitar su negativa a sufrir x intervenciones.
Yo no abriria las piernas a no ser que mi hijo quisiese salir en ese momento, os lo recomiendo por vuestra propia seguridad.

Imagen de Mirentxu

Porque por desgracia no se nos informa ampliamente , vivimos con conocimientos escasos y precarios , además de la falta de interés propio por querer buscar información adicional . Muy triste y humillante todo , gracias a dios busque la forma y manera de ser más libre y tuve un parto , no del todo como yo quería pero mucho mejor y más natural que muchas mujeres .

Imagen de eliana

es la triste verdad, a mi me pusieron asi en el nacimiento de mi primer hija, muy incomoda, con las piernas colgando como si fuera ganado, la habitacion demasiado iluminada para mi gusto y con estudiantes de medicina viéndome todo, la verdad que horrible.

Imagen de Jose manuel

¿porque no hay aquí ningún hombre ?
¿Por casualidad se creen menos hombres si escriben aquí?

Pues ahi va mi opinión de hombre:
Mujeres debeis rebelaros contra todos estos profesionales del sexo opuesto.
¿Qué saben ellos de vuestros dolores? Los he visto tan despreciativos que me indignan. He visto a los ginecologos masculinos tan sobrados y prepotentes que no comprendo porque las mujeres los soportáis.

Imagen de Anabel

A mi me atendieron mujeres y te puedo asegurar que a despreciativas, prepotentes e inhumanas no las gana nadie.

No es cuestión de sexo, es cuestión de actitud.

Imagen de Jose manuel

Tienes toda la razón, es cuestión de actitud.
¿Será que la profesión de doctorado en medicina no se puede estudiar simplemente para hacer dinero?
Será que un gran número de personas están ejerciendo la medicina en lugar de almacenar ladrillos.
será que se creen Dios Todopoderoso y por éso actúan como actúan.
¡ falta vocación!

Imagen de Paloma

Es tan obvio que parir panza arriba sobre una superficie horizontal con las piernas elevadas es antifisiológico, que debería darles vergüenza a todos los médicos, matronas y enfermeras que colocan a las mujeres así en su prártica diaria!
Pero en qué momento se torció la medicina tanto como para obligar a parir de una forma tan perniciosa?
Algún veterinario ha ayudado a parir a una mamífera panza arriba? A que no. Pues aplíquense el cuento, ginesaurios!

La gente se sorprende de que haya parido 2 niños de 3,9 y 3,7 kilos sin epidural, oxitocina ni puntos. Yo siempre les digo que el secreto es la libertad de posturas, pues los únicos momentos de real incomodidad que he tenido han sido cuando me han tactado al llegar al hospital, y he tenido que estar quieta tumbada boca arriba.

Imagen de elba

Recuerdo una paciente africana que buscaba desesperadamente colgarse de algo. No hablaba castellano, me decía "tree" desesperadamente y con mucha angustia. No podía entender lo que le iban a hacer, y yo tan impotente, pues la habían llevado al hospital por otra causa y se le adelantó el parto...Además de todo lo comentado... sóla, sin entender... fué Horrible, pobre, vaya parto!!! La ATARON bien, por si le daba una patada al señor doctorcito, ese que dice al introducir el speculum "esto no hace daño", y yo contesto: lo has probado?
En mi 2º parto tras pelearme con el médico de guardia,por no dejarme grabar MI PARTO PARA PODER VERLO YO, con la anestesísta a la que eche de allí por borde e irrespetuosa y no me dejé pinchar... la matrona era un encanto, pero creo que el aparato del registro no habrá vuelto a funcionar normal de los puñetazos que le dí. Recuerdo de un parto que hubiera sido muy rápido si me hubieran dejado caminar un rato. La matrona estaba impotente, y eso que era la que asistía.

Imagen de Adri

NO hay palabras, no es la postura para traer humanos al mundo. Pero como no es tecnología punta y no hace pitiditos, se han olvidado de ella...¿quién cree que con el capital ha llegado la tecnología, el avance y la progresía? A veces siento retroceder al ser humano a marchas forzadas, ¿alguien analiza por cada vida que salva las técnicas de medicina actual a cuántas se les hace sufrir innecesariamente?

Creo que, en el tema del parto, si se hicieran los estudios pertinentes, las cifras serían de escándalo.

Mundo loco.

Un saludo,
Adri

Imagen de gaia

Voy a hacer una pregunta desde mi ignorancia: ¿Cuándo entras a un hospital te obligan a adoptar esa postura? ¿Tienes derecho a ponerte como te de la gana? y de no ser así ¿Qué alternativas hay al hospital? Perdonar mi ignorancia pero tengo muchas dudas. Un saludo

Imagen de Sofia Benavides

En muchos hospitales o casas de salud está protocolizado el dar a luz en forma horizontal sobre la camilla, es ese el problema que en sus documentos de atención está normalizado poner a la mujer en esa posición, no hay mas alternativas, no se reconoce que la mujer pueda dar a luz de otra manera.

Imagen de teresa

Estoy deacuerdo, solo ver la foto me produce un sentimiento de humillación, hemos creido que los partos ya no se aguantan sin epidural pero os aseguro que es mucho mas doloroso y traumatico parir echada, que te inyecten oxitocina, que te corten...yo lo he hecho de las dos formas plenamente consciente y sin anestesiar. Somos dueñas de nuestro cuerpo y sabemos traer nuestros niños con dignidad, no panza arriba para que el medico tenga una visión óptima y sea más cómodo para él equipo médico. Se trata de ayudarnos no de martirizarnos.

Imagen de Verónica

yo,como futura matrona que quiero llegar a ser, apoyo sin ninguna duda el parto natural, sobretodo lo q le llamo" el parto segun la madre".Porque si hace décadas, y no décadas sino siglos, la mujer paría en casa en la postura que convenía más comoda, arropada por los suyos;por qué hoy en dia se obliga a la mujer a parir en esa postura antifisiologica, que sólo conviene al ginecologo para ver mejor?quién es el que va a parir: la mujer o el ginecologo?gracias a dios, las cosas están cambiando en este país y ya existen hospitales con sus salas de dilatación para partos naturales: con pelota, espejo, bañera...pero aun nos llevan mucha delantera paises de Europa, como Holanda donde "lo que es normal" es parir en casa, y si se complica se acude al hospital, pero todo bajo supervisión de matrona o doula.

Imagen de eva

escribo como madre de dos niños nacidos parto natural con epidural, realmente no os entiendo, es cierto que la posicion que nos hacen poner en la sala parto no es agradable, pero, quereis ser atendidas por el personal medico con los avances de este siglo o preferis un parto como los de antes donde habia muchisimos riesgos y muertes de madres como de reciennacidos? desde luego la respuesta para mi es sencilla
. eva

Imagen de Sarcar

Eva, podrías entender si leyeras toodos y cada uno de los post de esta misma web y tantísima información al respecto como circula por la red, por fortuna para las que luchamos por que se respete a la mujer y al niño por nacer en todo el proceso de embarazo y perinatal. Por otro lado, para hablar con propiedad, un parto con epidural es un parto medicalizado, no un parto natural. Por otro lado, no se trata de 'soportar' aunque no sea lo más agradable posible, sino de 'DISFRUTAR' nuestros partos como la experiencia única, maravillosa e irrepetible que son. Los 'avances de este siglo' de los que hablas son muy cuestionables si con avances te refieres al uso indiscriminado de episiotomías, cesáreas, uso de forceps por posición de litotomía... maltratar psicológica y físicamente a la madre hasta desencadenar que se detenga el proceso de parto por el terror que le generan... aislarla de su familia y dejarla sin apoyo moral alguno... La verdad que si esos son los avances de los que hablas, no los deseo ni para mi ni para ninguna de las mujeres de este mundo.

Imagen de isabela

Totalmente de acuerdo con sarcar; una cosa es que los médicos estén ahí para cuando tengan q intervenir(al igual que todos los medios y aparatos) porque el parto se complica(que puede suceder) y otra cosa es que en partos que trascurren perfectamente hagan uso indiscriminado sin dar opción a q el parto se haga de forma natural( entre otras cosas porque igual al medico de turno se le hacia tarde o se aburría....y con haber esperado un poquito mas , no hubiera sido necesaria ni epidural(relacionada en empeorar y retrasar la expulsión ya que la madre al no sentir su cuerpo los empujes son menos eficaces y relacionada con la dificultad a la hora de amamantar al bebe por sus efectos secundarios) ni oxitocina que acelera las contracciones( esas que la epidural consigue q no sintamos y los empujes sean descompasados y poco efectivos) ni episotomia( corte que se ha de efectuar por querer acelerar todo el proceso y evitar desgarros y hace que la recuperacion de la madre del parto sea mas lenta y suerte si no se le produce una infección....y todas sabemos lo incòmodo y doloroso q es un corte ahí abajo) y ya ni hablamos de cesáreas(cuantas se habrán practicado si falta) resumiendo: los médicos deben ayudar a dar a luz y no a complicarlo solo porque sus "protocolos" los envía Dios desde el cielo y los aplican indiscriminadamente en todas las futuras mamas; a ver si se reciclan un poco que en sanidad hay verdaderos dinosaurios y en los partos dan un poquito mas de tiempo y bienestar a las mamas para q tengan una buena experiencia.Solo eso.

Imagen de Julia AS

Tengo una vecina ginecóloga y otras varias vecinas que son trabajadoras del hospital en distintas especialidades de mi localidad, Ciudad Real, y todas ellas son madres. Os aseguro que han sufrido en carne propia (hasta la ginecóloga y matrona) todas estas barbaridades y no pasan del hijo único.La experiencia, no les ha servido para plantearse otras posibilidades

Imagen de Anónimo

Eva, a veces creo que es mejor lo de antes. El parto no es una enfermedad y sin embargo los médicos la tratan como tal. Intenta escalar un acantilado como hacen los bebés cuando nacen en posición tumbada, ya verás que cuesta muchísimo más que ir hacia abajo. La naturaleza es sabia. Te diré una cosa: la única que sabe lo que debe hacer en su parto es la que lo está viviendo en sus carnes, a menos que el médico se meta en tu cuerpo, será imposible para él darte las instrucciones adecuadas. Además, no sé si habrás visto la imagen de un niño intentando salir del útero de su madre, va hacia arriba si tiene que nacer con su madre tumbada, le das la vuelta a la imagen para que la mujer esté de pie y te aseguro que tiene más sentido que la otra posición. ¿Sabes cuantos partos que empiezan bien acaban en cesárea? Muchísimos y no es porque la madre sea una inútil para parir a su hijo, es que no le dejan hacerlo. Nos ven como ganado y no los somos, nos tratan como si no tuviésemos derechos, por eso cobramos menos, por eso hay tanto sexismo por todos lados, no nos respetan y el parto no es una excepción. Son pocos los que nos valoran. La norma impuesta debería ser una excepción, el parto natural debería ser lo normal y no lo extraño. Y te voy a decir otra cosa, te aseguro que hay muchas cosas que se hacen mejor sola y con tranquilidad y el parto es una de ellas.

Imagen de Natu Husai

Sinceramente, ya quisiera yo que nos vieran como ganado: ¿a quién se le ocurriría poner una vaca patas arriba a la hora de parir? Y que fueran conscientes de que si hacen algo indebido o que me doliera les daría una tremenda patada :p
Ya hablando en serio, nos ven como objetos. Tratan nuestros bebés como quistes que hay que extirpar. Tienen afán de que se mueva rápido el parto para pasar a la siguiente, como en una línea de producción. ¿Cuál es el afán? Si no tenemos afán nosotras, que somos las del dolor, ¿por qué debería tenerlo otra persona?

Imagen de noorma

Yo tuve un parto terrible, yo queria estr sentada o en cunclillas los dolores eran muy fuertes y asi los aminorba pero casi me obligaban con el hecho de decir que si no monitoreban al bebé pues sería mi culpa si pasaba algo, yo perdí toda cordura y mi mente empezo incluso a recriminarme porque había llegado a esto tan fécil 2nunca haberme embarazado".Estaba sóla en el paritorio a pesar de que mi esposo se encontraba conmigo el durmiendo ..(esa es otra historia) En fin tuve el bebe con forceps y no me lo dieron tenian que reanimarlo no me dejaron a mi bebé y han pasado 5 años y aún no lo he superado, mi bebé no aprendió a amamantarse y a mi me dejaron casi adormecida con la anestesia que me duro casi 12 horas ya que no me hizo efecto en el parto pero si después. Después sufrí de hongos y nadie me creía hasta que encontre un ángel un apoyo de madres que apoyan ala lactancia y bueno yo hasta la fecha tengo muy malos recuerdos de algo que es hermoso y tuyo me siento robada. Gracias a éste artículo no me siento tan mal y me he perdonado por todo lo que me arrepenti de haberme embarazado y ahora veo que fue al mal trato que me dieron en el hospita. Ojalá hubiese visto ésto antes.

Imagen de maria1981

Totalmente de acuerdo con Diana, Paloma, Sarcer…. A Eva mejor no la contesto. Tengo 33 años y en enero nació mi primer bebe en un parto natural maravilloso. Las claves: entorno calido, NO tener miedo, libertad no solo de movimientos ( sino de hacer lo que te de la gana: beber, cantar, llorar, abrazarte a tu pareja, desnudarte si tienes calor, taparte si tienes frio ¿ alguien puede hacer esto en los hospitales de nuestro país? JAJAJA). Sólo si tenemos esto podemos parir de forma maravillosa. Sí, se puede. Yo hice el trabajo de parto en casa, llegue al hospital con ganas de empujar librandome de todos los protocolos ( y sí Eva, me libre de epidural, monotorización constante, episotonmia, pujos dirigidos, oxitocina artificial, posible sufrimiento fetal, posible cesaria de urgencia … que mala suerte tuve!!!)

Que horror la foto del articulo. Gaia, en mi hospital por ejemplo tienen camas articuladas, pero en el paritorio me trajeron una cama normal, me tumbraron pero mi instinto me colocó de medio lado, logrando una apertura de pelvis mayor y mi bebe nació en apenas tres pujos. mi matrona se limito a seguirme ( no a obligarme). Supongo que dependerá de tu hospi, pero informate, pide, pregunta… Solo asi lograremos cambiar las cosas.

Imagen de MARIA1981

Se me ha olvidado decir...Eva un parto con epidural NO es ni puede ser un parto natural ( será vaginal, pero natural, no). No es ni mejor ni peor, pero es un parto instrumentalizado.

Imagen de Natividad.

Soy mujer y no soy madre. Pero estoy cnvencida que si a la persona le dejan su tiempo y el personal que le atiende permite que pueda parir como desee todo saldra bien.Y tb creo que la postura d espatarrada cntra la cama no es la mas adecuada para parir. Teniendo solo la gravedad en cuenta ya es importante.

Imagen de lucia

Yo cada día que pasa estoy con encima de que mi cesárea se podía haber evitado. Pero como fui conejito de india (los estudiantes practicaron por mi) al final cesarea.
Incluso leí en el libro de Ibone Olza que estar acostada cuando estas de parto quieren ocurrir los sufrimiento fetales. Cosa que paso supuestamente al mio (bebé) M3 robaron mi parto y el nacimiento de mi hijo, me robaron las primeras horas y en vez de ser yo la protagonista con mi bebé fueron ellos y los estudiantes. Que coraje aun tengo

Imagen de Carolina, matrona

Me sumo a los comentarios positivos sobre este cambio cultural que ya estamos viviendo. Las mujeres y matronas nos cansamos de ser testigos de como se vulneran los derechos más fundamentales y propios.
El gremio medico insiste sin respiro en mirar en menos el renacer de la espontaneidad del parto, de su instinto mamifero, animal, del fluir hormonal que llevan a que se produzca naturalmente, el milagro mas perfecto y que merece el mayor respeto: el nacimiento

Imagen de Nuria123

Han pasado casi 6 años de mi parto tumbada...sigo llorando al contarlo...me sacaron al niño y me mori como persona, seguia atada, desnuda, y con las manos de un perfecto desconocido haciendome mucho daño en lo que ya nunca Mas ha vuelto a darme placer...allí se quedó mi dignidad y se me gravo a fuego una pelicula de terror en el cerebro...eso no fue un parto...estava desnuda, vulnerable, me chillaron, me ataron, y cuando acabo me dejo con las piernas levantadas y se fue....però sus manos siguen allí cada vez que intento hacer el amor.
Algun dia olvidaré ???

Imagen de Ava

Ay, yo quedé atrapada en esa posición durante el parto y enseguida me dí cuenta de que era una cagada pero ya no podía moverme estando ya con la cabeza del bebé a las puertas y faltando el último empujón que no podía dar porque la fuerza no llega a los músculos del abdómen...me salvó el padre, que me agarró por la espalda y la nuca y mientras sostenía una pierna (la otra la sostenían dos comadronas atónitas por el arrojo del hombre) me ayudó a elevarme y doblarme y AHÍ SÍ el empujón sacó al niño de una...¡no me ha de volver a pasar!

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.