Si bebes, no gestes

Por Diana M.

Por si aún no lo teníamos del todo claro, el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras nos demuestra una vez más que lo más peligroso para un bebé es pasar nueve meses en el vientre de su madre:

Alcoholemia para embarazadas

La última que se les ha ocurrido a estos señores es hacer a las embarazadas “y aquellas con riesgo de embarazo” controles de alcoholemia. No sabemos aún qué piensa la Guardia Civil de Tráfico de esta intromisión en sus funciones, pero desde aquí me atrevo a sugerir que, ya que estamos, se haga también un test anti-dopping, por si la futura madre es una viciosa que quiere ganar el Tour de Francia a base de ponerse fina de pastis... También sería buena idea ponerle un guardia de seguridad en la puerta de casa para que no trasnoche y contratar a una dietista que la acompañe al súper con el fin de asegurarse de que come sano y no sucumbe a las tentaciones de la gula. En serio, ¿no tenemos ya bastante con las pruebas que se realizan actualmente a las gestantes? Durante un embarazo “normal” (ya no hablo de las derivaciones a “alto riesgo”, sino de lo que todas vemos durante uno sin mayores dificultades), a una embarazada se le realizan, en promedio, tres analíticas (una por trimestre), tres ecografías, una prueba de triple screening, una prueba de glucosa, un test de estreptococo... Ah, y monitores si pasamos de la semana 40 sin haber parido. Como poco, seis visitas al médico sí o sí, tirando por lo bajo, en cada una de las cuales, además, se nos pesa y toma la tensión, no vaya a ser que nos desmadremos engordando. Me pregunto si no son suficientes las pruebas a las que ya nos sometemos (casi) todas y dónde queda la confianza entre médico y paciente si ya no basta con la anamnesis para recoger datos sobre nuestros hábitos de higiene y salud. ¿Es que no es creíble decir “yo no bebo, doctor”? ¿Qué harán con las que den “positivo”, castigarlas sin salir? No está de más aprovechar noticias como esta para reflexionar una vez más y recordar que son nuestros médicos, no nuestros padres. Estamos de acuerdo en que el consumo de alcohol durante el embarazo puede tener consecuencias negativas sobre nuestros bebés, pero no hay que perder de vista que las primeras preocupadas por nuestra salud y la de nuestros hijos somos nosotras.

Categoría: 
7

Comentarios

Imagen de Adri

En fin, primero que se ponga de acuerdo el colectivo de médicos y científicos, y si acaso después que se atrevan a decir algo...Es que es increíble. Pierden credibilidad a cada paso que dan.

¿cuándo está una cuestión lo suficientemente estudiada como para comenzar a dispersar la información entre la población?

Tengo la sensación, con estos temas de parto y crianza, y con otros relacionados con cuerpo, mente y salud, que tenemos un follón informativo que alucinas, y que, en cualquier caso, ha generado el colectivo médico y científico en su conjunto.

El año pasado dejeron A, pero este ya van por C, y en X años, te dicen Z. Todo por no ser capaces de escuchar un poco más nuestra propio cuerpo e instinto.

Respecto a lo de las pruebas...Sin comentarios. No se dan cuenta de que las pruebas hay que hacerlas previo interés médico, no por protocolo. Pero como ya he comentado en otras ocasiones, es más fácil dejarse llevar por la comodidad del protocolo, que por una decisión médica reflexionada, y que implique asumir las consecuencias derivadas de ella.
Desde luego, para seguir protocolos extensivos, y no ahorrar pruebas a embarazadas, no les necesitamos. Un ordenador te las puede programar, te da la cita, y una vez te hayas hecho la prueba, si le programas la interpretación de los resultados, te da la valoración de los mismos. Respecto a ellos también te puede indicar los pasos o recomendaciones a seguir.

Así que desarrollar protocolos es muy peligroso. Si para algo necesitamos que los médicos sean seres humanos es para que apliquen cualidades de humanos, como la empatía, y para que humanicen en la medida de lo posible su disciplina. De lo contrario no veo la diferencia entre este tipo de facultativos y las máquinas antes mencionadas.

Un saludo,
Adri

Imagen de Ana

Pues no es broma: a mi en la prueba de la glucosa me hicieron una encuesta porque estaban haciendo un estudio sobre la relación entre la dieta y la diabetes gestaciónal. Eran un montón de preguntas sobre hábitos alimenticios para ver si llevabas los hábitos correctos. Y en cuánto al alcohol se consideraba lo "correcto" de una a cuatro dosis por semana , al ser lo más "cardiósaludable". Así que todas las que pusimos cero alcohol a la semana nos llevamos un punto menos. Chanante verdad?

Imagen de Lola

La recomendación de realizar la alcoholemia está indicada a una población específica en América (en el artículo se indican las características) y no creo que sea extrapolable a nuestro país.

Estoy de acuerdo con el enunciado del asunto: "si bebes, no gestes", sería igual con otros tóxicos, se podría decir "gestar en cuerpo libre de tóxicos"

Nuestros bebés se merecen la mejor de las gestaciones, crecer en un cuerpo sano, acogedor y amoroso.

Las pruebas que se realizan en el embarazo en nuestro país son voluntarias, es decir, si la mujer considera que no debe realizarselas está en su derecho.

Creo que en nuestro país hay suficientes asuntos de los que preocuparnos como para poner energía atendiendo los de otros lugares.

Imagen de susana

Yo me hago la alcoholemia después de que soplen gine y matrona primero delante de mí, por supuesto.
El control antidrogas no creo que lo pasen la mayoría de las embarazadas en el parto por la de medicamentos innecesarios que te pueden poner en el gotero, así que tan preocupados por los perjuicios al bebé no creo que estén...

Imagen de Irene

¿Quien no ha hecho "dieta" el día antes de ir a la matrona sólo para no haber engordado "tanto?? Esta prueba es absurda porque es tan sencillo como no beber nada 24 hrs antes de la prueba ya que es el tiempo que tarda la sangre en limpiar el alcohol... ridículo...

Imagen de Diana

Supongo que lo de hacer dieta o no beber antes de ir a la matrona dependerá del "miedito" que te dé la matrona en cuestión, jejeje... En cualquier caso, yo suscribo la moción: no entro en el paritorio si el médico no sopla antes, que luego pasa lo que pasa ;)

Imagen de Amamadoula

Otra prueba que lo único que aportaría sería más miedo,más desconfianza... Espero y deseo que tarde muchos años en llegar a nuestro país. O mejor, que no llegue.
Estoy de acuerdo en que las pruebas por protocolo no tienen sentido, además de que suponen un gasto farmacéutico importante... inversión que se podría destinar a información y formación.
Gracias por la entrada.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.