No son noticia

Sobre el caso del recién nacido que murió en el hospital de Ferrol Por Patricia A. Nadie habla de ellos, los bebés que fallecen en los hospitales. La mayor parte de las veces que sucede una muerte perinatal en un hospital no nos enteramos, salvo excepciones en las que se produce una negligencia clara, como en este caso.   Esta bebé, sanita como una manzana, murió en el hospital de Ferrol porque le inyectaron la medicación destinada a su mamá. Nos preguntamos ¿cómo pueden pasar estas cosas?.....”un accidente” - apuntan algunos- “un error médico” – dicen otros, “puede suceder”, “es comprensible”, “todos somos humanos y cometemos errores" ... pues sí, y probablemente el profesional sanitario que cometió ese error esté pasando el peor infierno de su vida.   Pero ¿quién es el verdadero culpable?, claramente el sistema sanitario lleno de protocolos rígidos y obsoletos, y los propios profesionales que no se paran a pensar en sus actuaciones, en las consecuencias que tienen sobre nuestra salud, y tampoco en la ley. Esa ley que tienen que observar y cumplir y que, en la mayor parte de los hospitales españoles, se la están saltando sin contemplaciones.   Y nos estamos refiriendo a la Ley de Autonomía del Paciente y el derecho que nos otorga a ser informados de todos los procedimientos médicos que nos hacen, a nosotros y a nuestros hijos, y a consentir que se realicen. Si esos padres hubiesen sido informados como dicta la ley, esa mamá sabría que le iban a inyectar a ella ese medicamento y para qué, y en el momento en que el profesional que inyecta hubiese dicho “le vamos a inyectar la medicación x a su hija”, se hubiesen dado cuenta del error, los padres o el profesional. Y si el bebé no estaba con sus padres, todavía resulta más dramático el caso, porque un bebé debe permanecer en todo momento acompañado de uno de sus padres, pero en nuestros hospitales se sigue separando por rutina y sin justificación a los bebés de sus madres.   Esos padres escogieron un hospital para dar a luz, pensando que era el mejor sitio, el más seguro para la madre y el bebé, pero salieron sin bebé.   Una muerte de un bebé inocente, el dolor de unos padres, el dolor de un profesional que comete un error ... el sistema está fallando, no funciona y si lo hiciera bien, todo esto se podría haber evitado y hoy ese bebé seguiría con nosotros. Reacciones en prensa La Opinión Coruña - El País - El Mundo

Categoría: 
14

Comentarios

Imagen de Miranda

Este caso ha salido porque no les quedó más remedio que dar la cara, porque los padres se enteraron. ¿cuántos casos hay de las que no nos enteramos?

Imagen de Miranda

Ojalá aprovecharán esta situación para revisar los protocolos de actuación en paritorio. Desde luego no hace falta inyectar nada a un recién nacido nada más nacer, la vitamina K se puede administrar de forma oral (como lo están haciendo en otros países) y la vacuna de la hepatitis B que dan en algunas comunidades (no en todas, ojo!) nada más nacer el bebé tampoco es algo urgente, así que se puede retrasar su administración para el día siguiente, por ejemplo. Quitando eso del protocolo ya está claro que al bebé no se da ningún pinchazo, así se evitará cualquier confusión.

Desde luego este trágico suceso ayudará a que los profesionales revisen sus maneras de actuar. No se puede inyectar ningún tipo de medicación a un bebé sin el expreso consentimiento previo de sus padres. Yo todavía me acuerdo cuando me entregaron a mi primer hijo con la cartilla de vacunación rellena. Me enfadé mucho, ya que no me informaron, ni me pidieron consentimiento antes de la intervención, me pareció una falta de respeto importante. Si, es una intervención, por muy pequeña que parezca. Ya hemos visto lo que puede pasar.

Espero que estos padres han estado con su hija cuando moría, que la hayan podido sostener en brazos y despedirse.

Imagen de Alasse

Sí. En las consultas se habla mucho de protocolos y estadísticas. Estadísticas, números, informes, resultados, objetivos, riesgos... Tanto los nacimientos como las muertes van a parar a cuentas de balance, como el Debe y el Haber.

Pero ya somos muchas las personas las que decimos que no, que no queremos que se nos trate así. El sistema ha fallado, ha fallado y se ha llevado por medio una vida recién estrenada.

Hace unas semanas se armó un revuelo en el seno de la familia médica al fallecer una niña después de un parto en casa. ¿Hoy seguirían atreviéndose a afirmar, con total rotundidad, que el parto en el hospital es el más seguro? Que se lo digan, también, a los padres a los que han hundido. Y de paso, que lo hagan público, para que la opinión pública también pueda despedazar a los profesionales sanitarios igual que se hizo con la pareja de la niña del parto en casa.

Imagen de Albertina

Madre mía, qué pena...

Y cuánta razón, si se nos informara antes de hacer cualquier cosa sería más difícil que pasaran éstas cosas :(

Imagen de Ana

"los responsables médicos han asegurado que no encuentran una explicación a lo sucedido, ya que (…) se siguieron los protocolos habituales”. Precisamente, uno de los fallos del sistema sanitario es que demasiado a menudo se siguen ciegamente los protocolos y se actúa de forma habitual, rutinaria. Cada parto, cada nacimiento, es único y en la inmensa mayoría de los casos no es necesario intervenir ni durante ni después. Ninguna intervención médica a la madre o al bebé debería hacerse por simple hábito protocolario, sin valorar de forma individualizada la necesidad y sin el debido consentimiento informado de los riesgos y beneficios.
No me puedo imaginar que algo así sucediera si siempre se informara a los padres y se solicitara consentimiento antes de realizar cualquier intervención a la madre o al bebé, sea lo que sea, poner un gotero de oxitocina, hacer una episiotomía, administrar una vacuna o un medicamento, etc.

Imagen de Nuria

Cuantos niños habrán sufrido errores médicos gracias a protocolos, intervenciones y medicalización obsoleta innecesaria y gratuita. Niños que no murieron o quedaron con secuelas. Nos venden que un hospital es el único lugar seguro para parir a nuestros hijos. Pero solo puede ser seguro si se respetan a padres e hijos. Si todas las actuaciones se consultan con los pacientes. Quien ha dado permiso para que inyecten a ese bebe una medicación. Incluso en caso de emergencia, hay que pedir consentimiento para actuar sobre un RN más aun si no hay ninguna como era el caso. Pobres padres, no puedo imaginar como se sienten. Un abrazo para esa familia y que se depuren responsabilidades.

Imagen de esther

no se sabe mucho del caso, por que le tenian que medicar a la madre? por que medicaron al bebe? tantas cosas....
lo cierto es que convirtieron el mejor dia de esos padres en el peor. tenemos medios para hacerlo muy bien, pero la cagamos 1 y otra vez, ojala cambie esto cuanto antes mejor.
besos y animo a todas las familias que pasan por la perdida de un bebe, que es lo peor que te puede pasar en la vida

Imagen de Cecilia

Es muy triste que no me sorprenda nada de esto,tengo un bebè de un año y medio,lo tuve por parto natural...pero la partera que me tocò fue un desastre,no solo me trato muy mal,sino que cada cosa que me iba pasando no me la explicaba,no me decia..."mirà esto que te pongo es para tal o cual cosa",me puso un relajante uterino intravenoso,realmente me asuste mucho,porque me provocò un mareo,le tenia que preguntar yo,para que es esto? esto que estoy sintiendo es normal? y en el momento de ir a la sala de parto,me dice "ponete feliz,cambia esa cara,que vas a tener un hijo" si claro...es muy fàcil decirlo cuando una no es la que siente los dolores de parto.
Cuando estaba pariendo a mi hijo,me decia que no grite,que me agarre asi o asà de los barrotes,jajajaj increible,no sabia que habia instrucciones para parir.
A los 2 dias volvi a mi ginecologa y obstetra porque estaba teniendo fiebre,40 grados,me dijo...quedate tranquila,es la bajada de la leche,ya va a pasar...aguante dos dias,al tercero me fui a la guardia y obviamente al hacerme algunos controles quede internada porque me habian dejado restos de placenta,mi bebè tuvo que quedar conmigo,segùn ellos yo debia de seguir amamantandolo,pero me daban medicamentos para la infecciòn y me nene se lleno de granos en la cara,pobrecito...dijeron que no tenia nada que ver,pero lo dudo...las enfermeras no te dicen para que es lo que te inyectan o lo que te dan como medicaciòn si una no pregunta,el director de el hospital,en este caso LA TRINIDAD DE QUILMES,deberia tener mas cautela a quien tiene trabajando en el hospital,yo no pago $2 de prepaga,sino $520 entre mi hijo y yo.Por mas de que sean $2,con la salud de nadie se juega.
Como si todo eso no fuera poco,a los dos meses,me entero por el pediatra de que al nene en el parto le quebraron la clavicula,pero nadie me dijo nada,gracias a Dios se sellò bien,pero podria haberse perforado el pulmòn.
Deberia de haberles iniciado acciones legales,obviamente cambie de ginecologa.
Mi madre en su 5 to embarazo tambièn tuvo una experiencia horrible,pero en el HOSPITAL CHURRUCA VISCA,
yo era melliza de un varòn,la internaron un mes antes para cuidarla,ella tenia 39 años,el embarazo iba perfecto,pesabamos 2,450 y 2,800 kg,pero los mèdicos le decian que todavia faltaba,no era el momento de parir,hasta que rompiò la bolsa,la doctora SANGUINETTI(la cual sigue trabajando en el mismo lugar) la dejo sola y se volvio a dormir,2 hs mas tarde la vino a ver una enfermera,diciendo que porque gritaba tanto,cuando la destapo,tenia el cordòn afuera,la sentaron en una silla de ruedas y la llevaron a una cesàrea,mi hermano mellizo naciò vivo,pero por negligencia de esta doctora y de su equipo,falleciò...
Veo que desde hace 25 años atràs hasta ahora nada cambiò,muchos medicos,deberian de no trabajar nunca mas.
Si bien son seres humanos,pero si no saben hacer bien su trabajo y solamente lo hacen por dinero y no por vocaciòn pasan cosas como èstas o aun peores,en la cesarea de mi madre casi nos morimos los tres.
Volviendo al tema...
Cuando se llevan al nene a vacunar o cuando nace,no dejan que el padre vaya con el bebè.
El hospital serà un hotel 5 estrellas,pero por lo menos en mi caso dejaron mucho que desear,como seres humanos y como profecionales.
Nadie puede saber el dolor de esos papas y en la vida se van a olvidar de eso,no hay consuelo para la muerte de un ser querido,mucho menos de un hijo.
Espero que las cosas cambien para el bien de todos,yo por mi parte ahora,sufro de ataques de pànico,cuando sucediò lo de mi infeccion,no me enviaron a un psicologo a la habitacion ni me dieron explicaciones de porque no me limpiaron correctamente,lo mas gracioso que la prepaga GALENO,no cubre la parte psicologica del paciente,hay que pagar un plus cada vez que se va al psicologo,no interesa porque es que uno recurre a atenderse a un psicologo,porque siempre antes que la salud,priorizan el tema del dinero.

Imagen de Ana

Todos sabemos que los errores médicos existen y que a veces tienen resultados dramáticos. Equivocarse es humano, pero cuando ello provoca lesiones o muerte no podemos restarle importancia declarando que “un error lo comete cualquiera”, como ha dicho a los medios la mismísima autoridad sanitaria gallega. Hablar a la ligera de un hecho tan grave es insultante para esa familia y preocupante para los usuarios de la sanidad pública.
No he podido evitar relacionar lo ocurrido con otra terrible noticia de hace un año cuando un bebé fallecía en Madrid por recibir leche por vía intravenosa en lugar de por la sonda nasogástrica (http://www.publico.es/espana/238393/el-hijo-de-dalilah-muere-por-un-error-medico). Entonces se habló de “terrorífico error” y de “gravísima negligencia que no tiene excusa”, no de “error que puede cometer cualquiera”. Además se suspendió de inmediato a la persona responsable, una enfermera en prácticas como suplente y sin experiencia en neonatología. Me pregunto qué habría ocurrido si la negligencia la hubiera cometido un médico. En el caso de la bebita de El Ferrol, el Hospital dice asumir en equipo la responsabilidad de lo ocurrido y que yo sepa no se ha suspendido a nadie, imagino que porque no debe de ser fácil suspender a “todo el equipo asistencial”. Qué solidarios son los médicos entre ellos cuando quieren.

Imagen de Anabel

Pues yo le preguntaria a la autoridad sanitaria, cuando toda su familia vaya en un avión y el piloto se confunda de botón si dirá eso de "un error lo comete cualquiera".

Verguenza deberia darles a todos los profesionales y a los responsables.
Los profesionales se han convertido en máquinas, que siguen protocolos y que por lo que veo son incapaces de analizar una situación y por lo tanto actuar en consonancia con la misma.

Muchas podemos reconocer una situación vivida diariamente en los hospitales, una mujer de parto con contracciones bestiales y los profesionales siguiendo el protocolo meten oxitocina, en mi caso nadie se molestó en ver ni la intensidad ni el hecho que las contracciones fuesen cada segundo.
Con solo este gesto elevan por mil el sufrimiento de la madre y provocan sufrimiento fetal, ¿cuantos bebes no habrán sobrevivido a es sufrimiento fetal provocado?, pero eso no saldrá nunca a la luz.

No minimicemos un hecho tan grave como este, los profesionales no pueden sentir, no pueden creer que tienen licencia para matar, que hagan lo que hagan serán protegidos por el sistema y que a ellos no les pasará nada.
Yo al sistema exijo esa misma protección como usuaria, ante los profesionales.

Imagen de Gloria

Me sabe muy mal por los padres y los familiares.
Pero esto ilustra que parir en el hospital conlleva sus riesgos tambien.
Lo digo por que cuando alguien se plantea parir en casa todos nos echamos las manos a la cabeza.
Cuando algo pasa en un parto en el domicilio se magnifica mucho, sale en todos los periódicos.
Ya era hora que los fallos hospitalarios salgan a la luz.
Mi más sincero pésame a los padres,

Imagen de Mariajo

Es terrible que pasen estas cosas, cosas que ademas tienen una solución facilisima: Con que te contaran que te van a dar/inyectar y las consecuencias que tiene y lo mismo cuando le hacen algo a tus hijos, se evitarían casos como estos.

Pero no lo hacen, es como si se sintieran cuestionados, cambie de medico de cabecera porque el anterior cuando me diagnosticaba algo le preguntaba que era y me respondía casi con un monosilabo, y lo mismo ocurría cuando me recetaba algo. Ademas con esa cara de "para que te lo voy a contar si no te vas a enterar".

Es una pena...

Imagen de Lide

Pobre bebé, y encima se pasó las pocas horas que le dejaron vivir lejos de su madre y sin tener oportunidad ni siquiera de refugiarse en el pecho de su madre... Si estaba "estable" hasta que tuvo la parada cardio-respiratoria a las 23 horas de vida, ¿porqué no dejarían que estuviera encima de su madre?

Imagen de susana

Por desgracia aquí nadie sabe nada: ni los padres de lo que podían o no pedir y exigir en cuanto a atención del parto, información y del recién nacido; ni la sana criatura que nació de lo que le esperaba; pero sobre todo y lo más grave del caso es ésto, también los "profesionales" ignoraban escudándose en la rutina protocolaria lo que le inyectaban a la criaturita.
Si ahorraste el tiempo de informar a los padres, al menos te sobrará para leerte la pegatina del inyectable...Ahora no podemos esperar que den la cara, ni acepten responsabilidad alguna, ellos son los mártires...cualquiera en su lugar le pondría por error la inyección letal a un recién nacido...que Dios y esos padres les perdonen.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.