Cambia el recuerdo del parto

Con el tiempo cambia el recuerdo del parto. Mujeres que en los primeros días dicen que el parto fue "muy bien" pueden, conforme pasa el tiempo, cambiar de opinión y tener una sensación agridulce, o incluso hacer una valoración de su parto muy diferente de que la hicieron en un primer momento. Es normal, y es un dato que se debería tener en cuenta. Tal vez por ello muchos profesionales nos tachan de "exageradas": sólo ven a las mujeres durante los dos o tres días en la maternidad, y nunca han escuchado como se sienten esas mujeres meses o años después de ese parto.

En esos primeros días incluso mujeres que han tenido partos muy traumaticos pueden expresar agradecimiento o alivio. La rabia, la decepción o la tristeza pueden tardar mucho más en salir a la luz. Igual que algunas secuelas de las episiotomías solo se ven meses después, cuando la mujer intenta volver a tener relaciones o comprueba que a pesar del paso del tiempo sigue siendo incapaz de controlar las pérdidas de orina o de heces...Todo ello puede cambiar por completo la percepción o el recuerdo que se tenga del parto. Fuente: Birth. 2004 Jun; 31(2):102-7.  ¿Por qué algunas mujeres con el paso del tiempo cambian su opinión acerca del momento del parto?

 

Waldenström U.

Departamento de Enfermería Karolinska Institutet, Bastugatan 42, 118-25 Stockholm, Suecia.

 

 

ENTORNO: La presente investigación consiste de un seguimiento sobre un estudio de las mujeres y los recuerdos de sus partos, que mostraba que un 60% hacen la misma evaluación sobre su experiencia general del parto a los dos meses del nacimiento que al año después del mismo. El 24% se había vuelto más negativo; el 16%, más positivo. El objetivo del estudio era entender qué factores hacen que algunas mujeres cambien su valoración con el paso del tiempo.

 

MÉTODOS: Se analizaron los datos obtenidos de un estudio de corte longitudinal de 2.428 mujeres, que completaron los cuestionarios al comienzo del embarazo, dos meses después del parto y al año. Se estudiaron dos subgrupos. 1.452 mujeres dijeron que sus partos habían sido experiencias positivas; y 151, que había sido una experiencia negativa. Se realizaron las comparaciones, dentro de cada muestra, entre aquéllas que lo evaluaron de la misma manera al año y aquéllas que habían cambiado de opinión respecto al entorno psicosocial, resultados del parto, de la salud infantil durante el primer año y de las experiencias de los cuidados durante el parto.

 

RESULTADOS: Se relacionó el cambio de valoración de positivo a menos positivo, generalmente a “sentimientos mezclados”, con un parto difícil tal como un trabajo de parto doloroso o una cesárea; la insatisfacción se relacionó con los cuidados durante el parto; y se relacionó los problemas psicosociales, tales como la soltería,síntomas depresivos y a la preocupación -dsdee el comienzo del embarazo- sobre el parto. Se relacionó el cambio de valoración de negativa a menos negativa con tener menos preocupaciones sobre el parto en los primeros meses de embarazo y con una experiencia más positiva sobre el apoyo recibido de la matrona durante el parto.

 

CONCLUSIONES: Este estudio sostiene la opinión de que las mediciones de satisfacción con el parto inmediatamente después del nacimiento podrían estar condicionadas por el alivio de que ya haya acabado el parto y por el feliz nacimiento del bebé. Otros aspectos negativos podrían tardar más en aparecer. Los cuidados de apoyo podrían tener efectos a largo plazo y proteger a algunas mujeres de una experiencia negativa duradera.

BACKGROUND: The current investigation is a follow-up of a study on women's memory of childbirth, which showed that 60 percent made the same assessment of their overall birth experience at 1 year after delivery as they did at 2 months postpartum, and 24 percent had became more negative and 16 percent more positive. The study purpose was to gain some understanding of what factors make some women change their assessment over time. METHODS: Data from a longitudinal cohort study of 2,428 women who completed questionnaires in early pregnancy, at 2 months, and at 1 year after birth were analyzed. Two subsamples were studied: 1,451 women who said childbirth was a positive experience at 2 months and 151 who said it was a negative experience. Comparisons were made, within each sample, between those who made the same assessment at 1 year and those who had changed their view, with respect to psychosocial background, labor outcomes, infant health outcomes during first year, and experiences of intrapartum care. RESULTS: Changing the assessment from positive to less positive, mostly to "mixed feelings," was associated with difficult childbirth, such as painful labor and cesarean section; dissatisfaction with intrapartum care; and psychosocial problems, such as single status, depressive symptoms, and worry about the birth in early pregnancy. Changing the assessment from negative to less negative was associated with less worry about the birth in early pregnancy and a more positive experience of support by the birth-attending midwife. CONCLUSIONS: This study supported the view that measures of satisfaction with childbirth soon after delivery may be colored by relief that labor is over and the happy birth of a baby. More negative aspects may take longer to integrate. Supportive care may have long-term effects and may protect some women from a long-lasting negative experience. Ilustración: Nana de leche, de Toya Castillo

<
8

Comentarios

Imagen de Toya

Precioso dibujo....jejeje

Imagen de elpartoesnuestro

jeje gracias mil Toya, abajo de toda la entrada pone quien es la autora, ¿igual no se ve bien?

Imagen de Cristina

Esto explica muy bien por qué muchas mujeres se plantean trabajar su experiencia en el parto al cabo de los meses, normalmente a partir del 7º mes, año de vida del bebé, y hace tan invisible este trauma, nadie te pregunta o pocas veces "¿cómo fue el parto?" al cabo del tiempo, sino inmediatamente cuando todo el mundo quiere conocer al bebé y felicitar a la madre, cuando una madre es muchas veces incapaz de verbalizarlo. También es un ejemplo de como es la "fisiología" del trauma.

Es necesario visibilizar el sufrimiento de las mujeres ya que es la única manera o de las pocas maneras que ésta se recupere y sane su herida, como ha pasado en la historia de la humanidad, en la historia del trauma: mujeres que eran tratadas de brujas, mentirosas, las reacciones de los soldados en la guerra, la violencia contra las mujeres, la recuperación de la memoria en países con dictaduras...Es necesario hablar del dolor emocional que sufren las mujeres en el parto, del mal trato que reciben. Sólo hasta que socialmente se acepte las mujeres tendremos recursos para hacerle frente

Imagen de susana

Me acabo de reflejar en este artículo.
Mi hijo tiene poco más de siete meses y tras vivir una pesadilla de cesárea que me costó una tristeza postparto considerable y "olvidarla", me encuentro con insomnio, ira y no dejo de ponerme el video mental una y otra vez.
Pienso que con tanta información que tenía, cómo me dejé hacer aquello. Bueno sí lo sé, quieres acabar y que tu hijo nazca bien. Lo que temes es que de negarte, le pase algo.
Es una herida que pica siempre pero a veces escuece especialmente.

Imagen de tania

Hola!! Yo tambien estoy pasando ahora por su situacion...como hace tiempo que ya pasaste quisiera saber si el tiempo todo lo cura, el insomnio y demas...muchas gracias!!!

Imagen de maria

Dios mio, es tan dificil. Nunca cambio mi pensamiento del parto, tal vez el primer dia estaba en shock y ahi si que no decia a toda voz lo que me pasaba, tal vez ya ni fuerzas tenia para reclamar por mi propio hijo, porque me lo pongan encima porque me dejen tocarlo, ahi estaba la familia ignorandome, sin poder ver.
Realmente estoy atravesando un momento en el que pienso cada noche como pudo ser asi, por que a mi? Si yo sabia todo, si yo sabia lo que queria, por que el destno me llevo hasta aquel lugar.
Quiero tener mas hijos, quiero algun dia recordar sus nacimientos como algo precioso, hermoso. Hoy con mi primer hijo que tiene sus casi 8 meses, no puedo hacerlo, y si me preguntan, pues lo contaria como fue, un completo desastre.
Me mata la angustia por momentos, luego lo miro y digo, ya esta, pero me robaron esos momentos, NOS robaron esos momentos tan especiales que no se borraran nunca mas de mi corazon y menos de mi mente.
Tengo que sincerarme, un poco mas de un mes me costo abrir los ojos y darme cuenta que ya era madre. No pude conectarme con el, mi cuerpo estaba demasiado mal, no podia pensar, no comia, no ingeria liquidos.
Solo sufria dolor por la dichosa episiotomia que me limito DOS meses al cuidado de mi hijo.
Hoy no hay rastros casi de ella, pero lo he pasado fatal como muchas mujeres mas, sumado a esto el maltrato del ginecologo que por momentos me gritaba que no sabia hacerlo y por otros intentaba alentarme para que la cosa terminara, recuerdo el goteo,recuerdo el sentir que no tenia mas oxigeno, y recuerdo esos minimos dos segundos que me dejaron apreciarlo, luego el medico lo levanto como un trofeo y eso no lo puedo borrar de mi mente.
El trabajo era puramente mio, yo pari esos 4 kilos...
:(

Imagen de Maria Antònia Orell Quetglas

No sabes como te entiendo Maria... Cuando nació mi primera hija ni siquiera miraron el sexo. Yo lo desconocia y se la llevaron sin enseñarmela ni mirarla. Era tal su palidez y su inmovilidad que creia que estaba muert@ y nadie tuvo la delicadeza de enseñarme a mi bebe... La trajeron vestida diez minutos mas tarde. Jamás olvidaré esa sensación de fracaso y desamparo. Pero te diré que el parto de mi segundo hijo fue un sueño hecho realidad. Se publicó su relato hace unas semanas, por si quieres leerlo. Si quieres tener otros hijos espero que encuentres como yo a autenticos profesionales que os puedan brindar lo que amb@s mereceis. Un abrazo enorme.

Imagen de Maria Antònia

Absolutamente cierto. Mi primer parto fue una inducción que acabo en ventosa y en la que hubo de todo menos episiotomia porque me negué a ella. En los dias posteriores al nacimiento de mi hija lo calificaba como bueno. Era incapaz de ver, pese a lo informada que estaba, que habia sido una pesadilla. Al pasar los meses empecé a decir que me conformaba con que ambas estabamos bien sin darme aun cuenta de que yo no lo estaba. yo añoraba el parto que no habia vivido. un parto natural y tranquilo en lugar de un espectaculo con residentes incluidos y diversos instrumentos de tortura. Me llevo a buscar otras opciones para el nacimiento de mi segundo hijo que, gracias a mis maravillosas matronas, fue un sueño hecho realidad. Pese a todo, pese a haber sanado mis heridas emocionales nunca olvidaré el parto que nos robaron. Nunca podré devolverle a mi hija su nacimiento y eso me parte el alma.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.