Medidas de des (des)protección a la maternidad

Desde la asociación El Parto Es Nuestro queremos manifestar  nuestro profundo rechazo a las últimas declaraciones de los dirigentes de un partido político español en las que se propone retrasar los procedimientos de expulsión a las inmigrantes en situación irregular si estas deciden dejar a su hijo en adopción.

 

Llama la atención la "clemencia" con la que los artífices de esa idea se dirigen a un colectivo, en tantas ocasiones vilipendiado y perseguido por su situación administrativa, si se accede a cumplir las expectativas de parir a niños y deshacerse de ellos cuanto antes, para que el Estado pueda reducir la inmigración indeseada y a la vez tapar el hueco de natalidad más baja desde la posguerra. Colocan a la mujer extranjera como una persona a la que conceder un favor de prorrogar su estancia "ilegal" a cambio de aportar un hijo a la sociedad española (y luego expulsarla, de todas formas). Las rectificaciones de los dirigentes van encaminadas hacia la protección de los bebés "abandonados en los contenedores". ¿Acaso para eso no hace falta primero sacar a las futuras madres de sus múltiples problemas, entre los cuales ser "legal" o "ilegal" se presenta como lo más importante para llevar una vida digna? Imaginemos la perspectiva de parir a un hijo sabiendo que nadie nos va alquilar una casa, nadie va a atendernos en el centro de salud, no van a inscribir al menor en el padrón...

 

Les recordamos a esos señores, tan  alejados de la realidad social de la que hablan, que las inmigrantes en esa situación no sólo se encuentran a menudo solas, desamparadas, con pocos o nulos recursos y padecen los males de las sociedades que dejan atrás, es decir, son las que menos educación tienen, más pobreza sufren y las que peor salud tienen. Entre ellas hay solteras, madres, mujeres casadas, mujeres en cautiverio, mujeres libres, pero sobre todo son mujeres que tienen mucho miedo a ser descubiertas como "ilegales" y ese miedo les hace vulnerables a todo tipo de manipulación. No podemos permitir que desde los poderes del estado se proponga esta utilización instrumental de las mujeres para regularizar su estatus o evitar problemas con la justicia. Todas las mujeres en proceso de embarazo, parto y posparto, sean españolas, inmigrantes, pobres, ricas, fuertes, asustadas, informadas, analfabetas, legales e ilegales necesitan protección, apoyo, comprensión, atención y sobre todo, respeto.

Cabe destacar también que el Real Decreto-ley 16/2012 de 20 abril garantiza la atención gratuita en el embarazo y parto a todas las mujeres -y, por consiguiente, debería imposibilitar la expulsión de mujeres en situación irregular durante ese tiempo, algo que, por desgracia, no siempre ocurre. Eso podría significar que la mencionada medida está planteada más bien como un incentivo a quedarse embarazada, si una está irregular en el país y teme la expulsión. Podríamos reducir este planteamiento a: "eres una sinpapeles, embarázate y luego nos dejas el niño, pues tú no tienes dinero para mantenerlo, y nosotros ya nos encargaremos que no le falte de nada y tú mejor vuélvete a tu país".

 

No vamos a aceptar este tipo de propuestas denigrantes para las mujeres y sus hijos. Hacemos todos los esfuerzos para para luchar por una materidad digna para todas las madres y protestar contra los que pretenden utilizar a las mujeres para parir hijos y desentenderse de ellos aprovechándose de su vulnerabilidad extrema, que a día de hoy es más frecuente entre las mujeres imigrantes irregulares. Señores y señoras políticos, si ya se ponen a pensar sobre los temas relacionados con el embarazo y parto, propongan mejor alargar los exíguos y rídículos permisos de maternidad de cuatro meses que no permiten ni llegar a los seis meses de lactancia materna recomendada por todas las organizaciones de salud internacionales, procuren mejorar la atención al parto en este país y trabajen para erradicar de una vez la violencia obstétrica de nuestros hospitales. Sería la mejor forma de contribuir a la mejora de natalidad y las vidas de las personas que viven en este país.  

 
<
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.