¿Por qué no hay una preparación para la "Preparación al parto"?

Cuando te juntas con otras mujeres y empiezas a hablar de los cursos de "Preparación al parto" que se ofrecen en los centros de salud te das cuenta de que un cursillo introductorio a los mismos no estaría de más.

En esta entrada, a modo de dramatización, queremos presentar lo que nos podemos encontrar:

- La matrona desactualizada, también conocida como matrosauria por lo obsoleto de sus procedimientos. Parece que ni sepa de la existencia de la OMS. Nos hablará desde una atalaya paternalista e infantilizadora de lo imprescindibles que son los tactos incluso en las consultas preparto, de la ayudita (véase Hamilton) que nos pueden dar para que no nos pasemos de fecha, de que parir sin epidural es como sacarse una muela sin anestesia...Será incluso capaz de decirnos que las mujeres de parto no estamos en condiciones de tomar decisiones. Osará afirmar que la sangre del cordón que no se dona va directamente a la basura. Y otra larga lista de desatinos cuestionando nuestra inteligencia y, sin saberlo, la suya propia. Cree a ciencia cierta que las mujeres en el parto no tenemos que decidir nada, ya se ocupan los profesionales por nosotras. Y que cuanto más convencidas estemos de esto más fácil será para todos. Nos enseña a ser niñas buenas predispuestas a cualquier intervención sin cuestionar nada. Es la actriz principal del proceso de adoctrinamiento.

¿Y qué podemos hacer si nos encontramos ante un curso preparto impartido por una matrona de esta "especie"?

Si nos hace sentirnos inseguras, si nos crea miedos...si nos reporta más perjuicios que beneficios acudir a sus charlas, debemos plantearnos si tiene sentido volver. 

La información que necesitamos podemos encontrarla en otra parte: otro curso preparto, personas cercanas y afines a nuestras espectativas, webs que contengan información basada en la evidencia científica...

- La matrona que, aún estando al corriente de las recomendaciones actuales para la atención al embarazo y parto, prefiere prepararnos para la realidad que nos vamos a encontrar  en los hospitales de la zona. Opta por no crearnos falsas expectativas y opina que es mejor que nos mantengamos en la ignorancia. Lo hará con la intención de no provocarnos el sufrimiento de saber que la atención que vamos a recibir nosotras y nuestros hijos no es el mejor posible.

En algunos casos ha vivido en sus propias carnes como profesional la atención al parto prestada en el correspondiente hospital de referecia, y huyendo de ser partícipe en prácticas con las que no está de acuerdo, ha ido a parar a Atención Primaria, donde se siente un poco menos mal.

Y desde aquí, sin querer, tomará parte en el adoctrinamiento. Enseñará a las mujeres que la atención que van a recibir es la que hay, sin mostrar opciones. De esta forma, allanará el camino a sus compañeros del hospital, que recibirán mujeres conformes y sumisas. Sin pretenderlo, está siendo cómplice del sistema. 

Esta matrona conoce otras realidades, aunque no las trasmita. Se le enciende un brillo en los ojos cuando le hacemos alguna pregunta que va más allá de lo que ella cuenta. Aunque quizás no se sienta cómoda respondiendo a esas cuestiones en las sesiones. A lo mejor prefiere que se las planteemos en consulta. Y de esta forma mantener la línea de su discurso público, sin generar inseguridades ni dudas, perpetuando el adoctrinamiento. Aunque en petit comité responda a preguntas en otro tono más amplio.

- La matrona actualizada y dispuesta a actualizar. Se propondrá que seamos consciente de nuestra capacidad de tomar decisiones. Nos dará información amplia y veraz sobre las opciones disponibles. Nos contará las últimas evidencias científicas. Nos hablará de nuestra capacidad innata para parir.

Será una persona respetuosa con todas las sensibilidades, que nos enseñará técnicas de gestión del dolor para aquellas que no quieren epidural y para las que sí la quieren,  que sepan sobrellevarlo hasta que llegue el momento de la analgesia. Nos enseñará distintas posturas para favorecer el parto, tanto con movilidad completa, como con movilidad reducida por la anestesia. Es una matrona que acompaña en el camino del empoderamiento, que nos hace creer en nuestro poder para parir, que nos hace ser conscientes de nuestra capacidad para decidir...

Resolverá nuestras dudas sin tapujos, aprovechémoslo. Y saldremos de cada sesión deseando que llegue el momento, seguras, felices, capaces...

He intentado describir tres perfiles de matrona. Como dije al princpio, es sólo una dramatización. Entiendo que existen tantos perfiles como personas. 

Las mujeres/parejas acudimos a este tipo de cursos buscando información.  Por favor, no dejemos en casa el ojo crítico. Que la información que recibamos allí, sea de la orientación que sea, no sea la única. Busquemos testimonios de otras mujeres, grupos en redes sociales, páginas web, profesionales actualizadas, que las hay. Muchas y muy buenas.

A veces, para parir acabamos haciendo turismo obstétrico. Y parece que para recibir un curso de preparación al parto enriquecedor haya que hacerlo también.

 

¿Y tu experiencia cómo fue? ¿Te apetece contarla en los comentarios? 

2

Comentarios

Imagen de synsemantikum

He sabido imaginarme a cada uno de estos tres prototipos al instante! En mi primer embarazo tuve la suerte de estar rodeada de personas actualizadas, empáticas y muy profesionales! Fue en Alemania, y ahora la aventura empieza de nuevo :) dura perspectivas.wordpress.com

Imagen de Diana Aragon

No he encotrado matrona del ultimo.tipo en.mi.experiencia. las dos.que.me tocaron en mis dos embarazos fueron practicamente del primer tipo, y una de las que me.atendio.mi primer parto en casa, con el.tiempo.he pensado que solo queria dedicarse a esto para ganar dinero, por que adoctrinaba igual.
Espero que haya buenas experiencias

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.