Lactancia materna como una cuestión de derechos humanos

Hace unos días se hizo pública una declaración de Naciones Unidas que afirmaba que la lactancia materna era  una cuestión de derechos humanos. Si bien desde numerosas asociaciones y organismos se venía defendiendo esa idea, esta declaración por parte de expertos de Naciones Unidas nos ayuda a seguir demostrando que la promoción y el apoyo a madres lactantes es también una cuestión clave para defender los derechos humanos, tanto de la madre como de su criatura.

La lactancia materna se relaciona con el derecho de los niños y niñas a la vida y a la salud. En el caso de las madres, esta declaración es contundente cuando afirma que debe prevalecer el derecho a una información objetiva y neutral para poder realizar su opción en este tema. Las madres tienen derecho a sistemas de salud de buena calidad, incluyendo servicios sanitarios en materia sexual, reproductiva y materna.

Estos expertos no sólo hablan de los sistemas de salud, sino que reafirman a lo largo de su declaración que las madres tienen también derecho a un entorno laboral adecuado que ayude en su lactancia, así como que se deben garantizar por parte de las autoridades pertinentes las condiciones adecuadas para que las madres puedan lactar en espacios públicos. Subrayan también que existe un marketing agresivo,  inapropiado e incluso engañoso para promocionar productos sustitutivos de la leche materna, que puede llegar a afectar negativamente a las posibilidades y al derecho de elección de las madres.

¿Por qué ahora esta declaración? Pues porque, a pesar de que estas cuestiones se saben desde hace tiempo, se ha comprobado que no ha habido avances significativos en las últimas dos décadas y que a lo largo del mundo sólo 1 de cada 3 criaturas es amamantada de modo exclusivo hasta los 6 meses, como recomienda la OMS. El desconocimiento por parte del personal sanitario o las prácticas y tradiciones culturales y sociales tampoco están ayudando, a menudo, a mejorar esos datos.

¿Y ahora qué? Pues si bien esta declaración no es jurídicamente vinculante para los estados que pertenecen a Naciones Unidas, ni por ello supone obligaciones directas, estas declaraciones de especialistas suelen marcar tendencias claras en la protección de los derechos humanos y, a menudo, nos sirven a las asociaciones para dar un paso más y exigir a las autoridades que atiendan estas cuestiones.

En definitiva, desde Naciones Unidas ya han afirmado que la lactancia materna es una cuestión de derechos humanos, y por tanto las autoridades deben ahora tomarlo como una responsabilidad propia, y deben adoptar medidas que protejan a madres y criaturas en su lactancia, tanto en los sistemas de salud, como en espacios públicos, áreas de trabajo y, por supuesto, en las prácticas comerciales.


Aquí puedes leer en inglés la declaración completa.

 

 

<
Categoría: 
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.