Marcha por los derechos del nacimiento en Hungría

 

"El 20 de marzo, más de 600 adultos y niños participaron en una marcha en Budapest para  exigir cambios en los cuidados maternales en Hungría. Al mismo tiempo, ocurrían tres marchas y encuentros en otras tres de las principales ciudades del país: Debrecen, Szeged y  Székesfehérvár. Los medios siguieron los eventos con gran interés, ya que en el mes anterior cada vez fueron más las mujeres que compartieron sus historias de parto – la mayoría de ellas traumáticas – a través de la página de Facebook de La Revolución de las Rosas (Rózsák forradalma). En este breve espacio de tiempo, la página sumó más de 3.000 “me gusta”.

Pedimos a los participantes que trajeran rosas a la manifestación como un símbolo de representación de la mujer. También recibimos mensajes de apoyo de profesionales, obstetras y ginecólogos, aunque no demasiado numerosos.

Caminamos juntos al Ministerio de Sanidad y a la Oficina del Defensor del Pueblo por los Derechos Humanos, donde dejamos nuestro manifiesto junto con las rosas.

Justo antes de llegar a la Plaza de la Libertad, los organizadores crearon un pasillo mientras sujetaban las rosas y cantaban. La mayoría de los manifestantes recorrieron el pasillo de forma que éste crecía y crecía. Muchas de las mujeres lloraban, emocionadas, cuando llegaban a la plaza.

Ya en la plaza, algunos de los organizadores dieron breves discursos sobre la importancia de participar en la marcha ese día, las experiencias personales y  la importancia de un buen nacimiento, el manifiesto y también sobre ejemplos de cómo se violan los derechos humanos en el día a día de las consultas obstetro-ginecológicas no solo de Hungría, sino de toda la región. Tras esto, los participantes dejaron las rosas en una cama de partos que habíamos preparado previamente para simbolizar la superación del dolor y las heridas, el recuerdo de lo bueno y la esperanza del cambio. Una actriz y una periodista leyeron relatos de parto que nos habían enviado a la vez que se depositaban las rosas en la cama.

También hablamos acerca de qué cambios se podrían llevar a cabo al día siguiente para hacer felices a muchas personas, sin mucho esfuerzo y sin dinero, como por ejemplo: dejar entrar al acompañante en caso de cesárea, piel con piel en  todos los nacimientos, o la presencia de doulas en las unidades de maternidad.

Tras la manifestación, llevamos las flores a la escultura del Dr. Ignac Semmelweis para conmemorar a las madres que nos dejaron, especialmente a aquellas que lo hicieron por daños iatrogénicos (15 muertes maternales por cada 86.000 nacidos vivos el año pasado, cifra que ha empeorado en los últimos 15 años). Mandamos un manojo de rosas a la Dra. Ágnes Geréb.

A continuación tenéis un vídeo de las noticias de la noche, que aunque está en húngaro os ayudará a haceros una idea de nuestra marcha:

 

 

Muchos asistentes lloraban, conmovidos, ya fueran hombres o mujeres. Fue un evento muy inspirador y sanador para muchos de nosotros. Además, esto ha sido solo el comienzo; seguiremos adelante."

Texto: Erika Schmidt

Traducción: Mercedes Sánchez

 
 
 
.............................................................................................................................
 
English version:
 
On March 20th more than 600 people and their children attended the Budapest march for changes in maternity care in Hungary. There were also three other marches and meetings in three other major cities: Debrecen, Szeged, Székesfehérvár. The event got a huge media interest following a month-long period where women started to share their stories and messages about their - mostly bad, traumatic - birth experiences on our facebook page (Roses Revolution - Rózsák forradalma). The page got more than 3000 likes during this short period.
We asked everyone to bring one rose to the demonstration as a symbol of women. We had professional supporters, ob/gyns present or sending messages to us, even if in small numbers.
We marched together to the Ministry of Health and to the Ombudsman Office of Fundamental Rights where we left our petition with roses.
Right before arriving at the Freedom Square the organizers started to create a passage way holding the roses, while singing. Most of the crowd went through this passage that was growing and growing. Many women were very touched by the moment, crying as they arrived to the square.
At the square some of the organizers gave short speeches about why it was important to be there that day, the personal experiences on the importance of good birth, our petition and also examples for how fundamental human rights are violated every day at the obstetric-gynaecology departments not only in Hungary but also in the region. Than we asked the crowd to leave their roses at a delivery bed that was set up previously. Symbolizing leaving wounds and pain behind, remembering the good and hoping for change. An actress and a newsreporter read out birth stories that were sent to us while women were placing their roses on the bed.
We also talked about what could be changed the next day with little effort and no money that would make lots of people much more happy (for instance companion during cesarian right in the operating room, long enough skin-to-skin for all, doulas allowed in all maternity care units).
After the demonstration we took the flowers to a sculpture of Dr. Ignac Semmelweis to remember all mothers lost, especially those lost to iatrogenic harm (15 maternal death/86000 live birth last year, the rate worsened in the last 15 years). A handful of the roses were sent to Dr. Ágnes Geréb.
Here is a video link from evening news, which speaks Hungarian, but you can get a picture about our march:
http://tenyek.hu/…/206528_embersegesebb-szulesert-vonultak-…
Many were crying, deeply touched, man and women alike. It was a really empowering and healing event for many of us.
Also, this was only the beginning, we will be moving forward.
 
<
Categoría: 
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.