El Parto es Nuestro ha llegado a Guayaquil (Ecuador) para quedarse (II)

Por Estefanía Aumala

No podíamos dejar de lado uno de los temas que más nos preocupa a quienes formamos El Parto es Nuestro, y es el del altísimo índice de cesáreas en el país. Respecto a este tema, la representante del Ministerio de Salud, Sara Velasco, Responsable Zonal de Reducción de Muerte Materna, aseguró que se están realizando proyectos para que  en el sector público, a través de los partogramas se pueda verificar si las cesáreas realizadas cuentan con la debida justificación.  Una de las madres asistentes intervino y preguntó cuáles son los planes del MSP en relación al sector privado, pero no se recibió una respuesta satisfactoria ya que no existe actualmente ningún proyecto para regular los índices de cesárea en el sector privado, ni la rendición de cuentas que muchas madres exigen cuando se les ha faltado a la verdad, al obligarlas a realizarse una cesárea que posteriormente pudieron conocer que no era necesaria.

Dentro del panel contamos con Nadis Huacón, una  madre que conmovió a todo el público relatando la experiencia de violencia obstétrica que vivió en el nacimiento de su primer hijo, quien nació en una cesárea que posteriormente conoció fue innecesaria, sin que exista el apego precoz, recibiendo comentarios desempoderadores como “usted no va aguantar el dolor”, y que años después se llenó de información y valor, contactó a una obstetriz con la cual se sintió segura, y decidió tener a su segundo bebé en un parto respetado, en su casa. Algunas madres del público recordaron sus historias de violencia, y en especial una mamá embarazada soltó el llanto, y a la vez el relato le sirvió de inspiración para prepararse y tener una mejor experiencia con su segundo bebé que viene en camino.

Terminamos el conversatorio con la gran satisfacción de haber respondido muchos de las interrogantes de los asistentes, sintiendo que muchas madres y familias salieron más informadas y empoderadas de sus decisiones. Nos llena de esperanzas el acercamiento que hemos logrado con varios servidores del Ministerio de Salud Pública, quienes pudieron escuchar las necesidades de los ciudadanos, y mostraron mucho interés en innovar las prácticas relacionadas al parto, y cumplir de la mejor manera las recomendaciones de la OMS, aceptando que aunque nos falta mucho por llegar a estándares aceptables, estamos trabajando para lograrlo. Agradecemos a la Dra. Georgina Toral Mena, catedrática de pediatría de la Escuela de Medicina, Universidad de Guayaquil , quien asistió al conversatorio acompañada de veinticuatro alumnos de quinto año de la carrera de Medicina, en quienes depositamos nuestro anhelo de que todo lo que escucharon de las madres, profesionales, y quienes hacemos El Parto es Nuestro, tenga un  efecto multiplicador y llegue a todos los médicos que salgan de las Facultades de Medicina, así se rompen viejos y obsoletos paradigmas, y se mejoran las condiciones de los partos.

 

guayaquil_4.jpg

Estudiantes de Medicina de Universidad de Guayaquil y su maestra Dra. Georgina Toral

 

Finalmente, ante la frecuente pregunta que muchas mujeres nos hacen ¿Dónde puedo tener un parto respetado? ¿Con quién? Pues El Parto es Nuestro no recomienda ninguna institución pública o privada, ni tampoco a ningún profesional, y aunque el panorama resulte poco esperanzador en nuestra ciudad donde no existen clínicas privadas que se especialicen en partos humanizados, y donde en el sector público son muy limitados los espacios de parto intercultural, nos queda asegurarles que únicamente la mujer informada, que se cuestiona, duda, investiga, elige bien al profesional que respete sus procesos, y descarta a quienes no respetan sus derechos, finalmente tiene un parto respetado. Si más mujeres seguimos este camino, se abrirán poco a poco los espacios que nos aseguren que la experiencia de parto sea una llena de gozo.

Etiquetas: 
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.