"Mis hijos y yo", la historia de Verónica.

De nuestra serie Relatos y Experiencias.


[Imagen: cedida por Silvia S. Banco de imágenes de El Parto es Nuestro]

Para mí, las consultas médicas se convirtieron en un calvario porque ya sabía que sí que se podía, pero ellos me decían que no. Cambié de ginecólogo varias veces, pero recuerdo especialmente uno que me dijo cosas muy fuertes, que ya conté en su día, y mi querida amiga Lady Vaga tuvo a bien publicar en su blog, así que, con su permiso, dejo aquí el enlace por si alguna lo quiere leer.

Finalmente, un correo de la lista Apoyocesáreas me dio la luz: una compañera había escrito a varios hospitales de Madrid y tenía una lista de algunos que le habían contestado favorablemente a un parto vaginal después de dos cesáreas, así que seguí sus pasos y no mucho tiempo después me estaba cambiando de hospital, a uno que me quedaba a 50 minutos de casa [LPG2].

Para entonces ya tenía cerca de 35 semanas de embarazo.

Leer la historia de Verónica aquí.


 

Para leer más:

 

<
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.