Abril, mes de concienciación sobre la cesárea

La OMS (Organización Mundial de la Salud), en sus recomendaciones, contempla una tasa de cesáreas entre el 10 y el 15 %(Recomendaciones de la OMS sobre el Nacimiento, Declaración de Fortaleza 1985). Sin embargo, la tasa de cesáreas en Europa se sitúa en un 25,2%. Muy por encima de esta media, con tasas que van desde el 36% al 52%, encontramos países como Portugal, Italia, Rumanía y Chipre. Los países con las tasas de cesáreas más bajas (14,8-17%) son los nórdicos: Noruega, Suecia, Finlandia, Islandia y Holanda (Fuente: “European Perinatal Health Report” Informe Euro-Peristat 2010).

   Sin duda es un problema común a todos los países de Europa. Igual de preocupantes son los casos de Alemania y Austria, ahora en un 34% y un 32% respectivamente y con una tendencia al alza. La República Checa ha duplicado su tasa en menos de una década, del 13% al 26%. (Fuente datos: ENCA informes internos 2014).

   Positivamente, cabe destacar países como Holanda, el que más se acerca a la recomendación de la OMS, con un 15% aproximadamente (a pesar de que cada vez más holandesas paren en hospitales, la tasa no ha subido); y Francia, que lleva desde 2002 con una tasa de cesáreas estable alrededor del 21%, y España, que ha conseguido bajar ligeramente su tasa y mantenerla, de momento, alrededor de un 22%, en el sistema público (SNS). ¡Ojo! la tasa nacional de cesáreas en España, incl. la sanidad privada, es de un 26,2% (INE, 2012.).

 

En España: buenas prácticas, buenas noticias

  Efectivamente, a pesar de la relativamente alta tasa de cesáreas en nuestro país, que se encuentra muy por encima de las recomendaciones de la OMS (La tasa nacional está en un 26,2%, SNS y Sanidad privada, INE 2012), desde hace unos años se vienen aplicando diversas estrategias y protocolos en algunos hospitales para reducir y, por tanto, mejorar dicha tasa.

   Es el caso del «Proyecto multicéntrico de adecuación de cesáreas», iniciativa del Dr. Andrés Calvo, jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Manacor, con el apoyo del Servicio de Salud de Baleares, cuyo objetivo primario es «evitar la realización de cesáreas innecesarias». Este proyecto, nacido en 2009 en las Islas Baleares, se ha hecho extensivo a otros hospitales del territorio nacional como en Galicia –con muy buenos resultados del Hospital de Ribeira, que redujo su tasa de cesáreas en diez puntos (de un 32,2% al 22,2%)– y en el Hospital La Fe de Valencia, el Clínico de Barcelona, el Hospital de La Plana de Castellón, el Costa del Sol y el Carlos Haya de Málaga, el Clínico de Valladolid y el Can Misses de Ibiza, que participan en un plan piloto auspiciado por el Ministerio de Sanidad.

   Cabe destacar la labor realizada por los profesionales en el Hospital de La Plana, que ha bajado su tasa de cesáreas de un 21% a un 15,62%, reduciendo las llamadas «innecesáreas», y que se distancia así de la tasa autonómica –una de las más elevadas del país– que, según los últimos datos del Servicio Nacional de Salud (2011), se sitúa en un 24,51% en la Sanidad pública y un 43,8% en la Sanidad Privada (Fuente: Hoja Resumen del Embarazo (1999-2010) e Historia Obstétrica – SIA (2011), Conselleria de Sanitat. www.san.gva.es), con 7 centros que superan el 50% de cesáreas. La aplicación del protocolo de adecuación de cesáreas, junto con su plan de humanización del parto, con vistas a obtener la acreditación IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia) de Unicef, así como la creciente demanda de partos fisiológicos («el 45% de las mujeres piden un nacimiento natural» en La Plana) están permitiendo que se adapte la oferta para conseguir mejores condiciones de parto.

Sin embargo, es importante recalcar que bajar la tasa de cesáreas a costa de elevar la de partos instrumentales no es una buena práctica, sino todo lo contrario. Y es justo lo que está ocurriendo en España, como se puede apreciar en el siguiente gráfico (datos solo del SNS):

Es más, España se encuentra a la cabeza de Europa en partos instrumentales solo por detrás de Irlanda, según el Informe Europeo sobre Salud Perinatal, EURO-PERISTAT 2010.

   La falta de equidad entre comunidades autónomas, provincias y centros hospitalarios, que se evidencia en el proyecto del Dr. Andrés Calvo se refleja igualmente en lema “Donde vives determina cómo pares”.

   En este mes de concienciación de la cesárea, queremos recordar que una de las principales causas del aumento de las tasas de cesáreas en el mundo es la programación de las mismas sin causas médicas justificadas, por el simple hecho de haber tenido una cesárea previa. 

   El protocolo sobre parto vaginal después de cesárea (junio 2010) de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) indica que: «El embarazo múltiple, la diabetes gestacional, la macrosomía o la presentación podálica no son una contraindicación para el parto por vía vaginal después de una cesárea». Si has tenido una cesárea y estás embarazada, es fundamental que sepas que en la mayoría de los casos, si no hay contraindicaciones, el parto vaginal después de cesárea (PVDC) es no solo una opción válida, sino incluso más segura que otra cesárea, que no deja de ser una cirugía mayor.

   Como bien dicen Ibone Olza y Enrique Lebrero en su libro «¿Nacer por cesárea?»: «Evitar cesáreas innecesarias. Vivir cesáreas respetuosas», eso es a lo que hay que aspirar.


Links adicionales:

Sobre el proyecto del Dr. Andrés Calvo:

<
Categoría: 
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.