¿Creencias vs. evidencias? Acompañar en la despedida.

La falta de plan de la medicina actual en el caso de los legrados.

Me sorprende el miedo atroz de algunos médicos a que una mujer con cesárea anterior explote de un momento a otro en el parto siguiente porque la cicatriz ceda. Y me sorprende aún más lo poco que les cuesta raspar un útero por motivo de legrado, especialmente tras una cesárea, un raspado que implica muchos riesgos. *

Me descoloca que la medicina actual crea que la fisiología de la maternidad no tiene un plan para cuando se detiene el latido de un bebé en el útero. Y que esta misma medicina desatienda estudios científicos* al respecto por razón de costumbre y de lo que se enseña en la facultad -totalmente obsoleto- respecto de la muerte gestacional, si tenemos en cuenta que el método usado para intervenir en caso de pérdida es el raspado del útero (curetaje o legrado con cureta) en más de un 85% de casos, según registro estadístico de 2012.

Pero ¿existe algún docente en la facultad de medicina a quien le interese transmitir a los futuros obstetras la fisiología del parto normal, no medicalizado? Porque tanto si el bebé está vivo como si no, los mecanismos que la naturaleza tiene previstos para que esa criatura salga al exterior son los mismos en un caso y en el otro.

Que la mujer esté bien informada y pueda elegir no solo es fundamental para elaborar un  duelo sano, sino que es una urgencia de todas las maternidades saber atender estas dolorosas vivencias y estar a la altura de las necesidades de estas madres, en primer lugar, sin obviar al padre, y hermanos mayores, si los hay…

Advertir a la mujer que acaba de sufrir una pérdida de los “terribles” riesgos de no intervenir y no decirle nada de las posibles complicaciones del legrado (como perforación de útero o síndrome de Asherman) no solo es una vergüenza, sino que es además ILEGAL, ya que los derechos del paciente indican con claridad que una debe ser informada de manera veraz sobre sus opciones, con información actualizada y basada en la evidencia científica.

Elegir sobre la forma de nacer del propio hijo empodera y sana. Optar por un parto fisiológico es posible en un porcentaje muy alto de casos, tanto si el bebé vive- que afortunadamente es la mayoría de las veces- como si no, que no es lo habitual pero todos sabemos que la muerte gestacional- perinatal existe y seguirá aconteciendo en el futuro. Y no estoy hablando de negligencias -que las hay-, sino de bebés que por causas muchas veces aún no diagnosticables, no llegan a la vida aérea.

Pasé por un primer legrado desprevenida y desinformada; por un segundo, cuestionada y amenazada de terribles males que me podían acontecer si no legraba; el tercero lo pasé mientras todas mis células gritaban que había algo que no me cuadraba, que no encajaba. Y deserté. No obedecí más. Me informé, busqué, leí y mis dos últimas pérdidas fueron vividas fisiológicamente, sin ninguna intervención, sin ningún tipo de medicación. Con un buen acompañamiento profesional y emocional. ¡VAYA DIFERENCIA! Abismal.

El dolor por el hijo que no llegará vivo a tus brazos es el mismo, pero la recuperación, la vivencia del proceso, no tiene color.

Cada bebé que llega al mundo para irse tan rápido deja una huella indeleble en el corazón de su madre y de todos los que lo aman. Cuánto mejor haya sido su llegada-despedida, más herramientas tendrán quienes lo aman para elaborar el duelo por su muerte.

También he parido hijos a término que llegaron a mis brazos tras nueve meses de buen embarazo. Haber vivido el manejo expectante con mis hijos anteriores me ayudó mucho en esos partos felices.


* Citamos aquí algunas fuentes:

  • Blohm, F.; Hahlin, M.; Nielson, S. y Milsom, I. Fertility after a randomised trial of spontaneous abortion managed by surgical evacuation or expectant treatment. Lancet. 349. 995-7 (1997).
  • OMS Safe abortion: technical and policy guidance for health systems. (2003)

Más información en el libro “Las Voces olvidadas”, capítulo 8: El manejo de la pérdida; Manejo activo, sobre abortos quirúrgicos. Páginas 187-200.

<
2

Comentarios

Imagen de Elena

Siento enormemente que pasaras por algo así, que no te informasen correctamente y se pasasen por el forro la evidencia. Suele pasar a menudo en muchos aspectos relacionados con el parto y el embarazo. No sé a qué te refieres con "creencia vs evidencia" ¿a las creencias de los médicos de que puede pasar algo horrible por no hacer legrado?

Imagen de Alicia Tejeda

Por mi parte insisto: si volvieramos a intentarlo y nuevamente partiera, en esta ocasión en mi vientre, quiero manejo expectante; no quiero que me "roben" nuevamente a mi bebé y no me permitan verla ni despedirme. Eso fue inhumano y cruel.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.