¿Quién sabe parir?

Por Cheli Blasco

El otro día hizo sus rondas por Facebook un artículo titulado "Extinción del niño sano", donde se exponía que, montando sobre los miedos de los padres, la comunidad médica tiende a "la patologización indiscriminada de fenómenos normales en el lactante menor". Lo mismo se podría decir del parto.

Creo que no es exageración decir que en algún momento u otro a toda embarazada le da un poco de miedo el parto. ¿Lo sabré hacer? ¿Y si no puedo? ¿Podré soportar el dolor? Cayendo, según la hora de la noche y el nivel de insomnio, en "es que yo no podré", "fijo termino en cesárea", "prefiero cesárea", "si Pepita dijo que se partía, yo fijo que no puedo", "no aguanto el dolor", "me da pánico el dolor", "yo no sabré parir".

Por suerte, hay un sinfín de medicinas naturales y terapias new age que puedes comprar. ¡Y todas te aseguran un parto sin dolor! Desde la autohipnosis a la homeopatía defensiva, pasando por los masajes que solo una fisio te saber hacer en la vagina, hasta música específica para parir, ejercicios secretos y asanas mágicas, todos nos venden pociones mágicas para un parto rápido e indoloro que ni sentiremos.

Caulophyllum y Actaea Racemosa, Sedatif... Bolitas homeopáticas que nos salvarán de las "tremendidades" del parto. Cada día algo nuevo, cada día lo recetan más ginecólogos, y como total es homeopatía, lo tomamos tras consultarlo con alguna prima del pueblo que ya haya parido.

Queridas mujeres, queridas hermanas embarazadas, ¿sabeis qué se necesita para parir? Dos cosas: ser mujer y estar embarazada. ¿Y para parir bien? Sentirte segura y cuidada, sentirte libre. Y poder moverte según te lo pida el cuerpo... ¡y YA!

Muchos dicen: hombre, si vas a correr una maratón, claro, puedes correr así no más, pero si te preparas, pues mejor, ¿no?

El parto no es una maratón. Una maratón no es un proceso fisiológico propio del cuerpo. Nuestro cuerpo no está específicamente diseñado para correr maratones. Quien lo quiera hacer que se prepare, que se entrene. Pero parir, como hacer el amor, es propio del cuerpo femenino. No hace falta preparar el suelo pélvico durante meses para tener relaciones sexuales. Llegado el momento, las sensaciones y hormonas hacen toda la preparación que necesita el cuerpo tanto para tener sexo como para parir. 

¿Que te gusta el yoga y quieres ir a clases de embarazadas? ¿Flipas con las visualizaciones y la respiración consciente y la autohipnosis? ¿Amas ejercitar, sentir, conocer tu suelo pélvico? ¡ Adelante, mujeres! Que lo disfruteis, que os acerque a vuestro parto, a vuestro bebé. Pero no hace falta. Hacer falta, solo hace falta estar preñá pa parir.

<
Etiquetas: 
18

Comentarios

Imagen de sherezade

Felicidades por el post! Estoy completamente de acuerdo contigo. Las mujeres estamos de hecho ya preparadas para parir. No precisamos ningún complemento milagroso. Cada mujer se sentirá más comoda con lo que guste y decida. Pariendo en casa o en el hospital, acompañada por quien desee con respeto.

Imagen de CarmenHC

Hola!!! No me gusta ser la nota discordante y estoy bastante de acuerdo con la globalidad del artículo salvo con una pequeña cosa. Pienso que sí es importante preparar el suelo pélvico (claro que podrás parir si no lo preparas) pero es verdad que se reducen algunos efectos en el canal del parto si se prepara la elasticidad y la capacidad de contracción de esos músculos. Quizás sea bien cierto que para el parto parto intervienen poco salvo en la integridad del periné pero si mejoran bastante la recuperación postparto. Lo digo lamentablemente por experiencia propia. Un saludo

Imagen de RaquelAlonso

Me encantó este artículo. Claro y conciso. A veces, leyendo tantas cosas por ahí, tanta ristra de recomendaciones, de trabas, de problemas, me pregunto cómo hemos llegado hasta aquí como especie. Porque no es que seamos una especie más, es que hemos colonizado el planeta. Y partiendo de la base de que sí, que puede haber complicaciones y que en mi caso es algo que ocupa de forma parcial mi mente llegado al parto, cada vez me siento más empoderada -siendo primeriza-, solamente viendo cómo mi cuerpo, sabiamente, va cambiando por sí mismo para alojar una nueva vida.
El símil de hacer el amor es estupendo: en la primera vez, ese posible miedo o apresuramiento -según el caso- hace que las cosas no "fluyan"; pero en el parto es el propio cuerpo el que, por sí mismo, sin mediación externa, y en circunstancias normales, se pone a funcionar y sólo pide que lo dejen tranquilo. Algo tan sencillo como eso no precisa de más: ni de más medios, ni de más médicos. A ver si pronto cambia el paradigma.

Imagen de Yomisma

Totalmente de acuerdo en que para parir no hace falta ni tomar bolitas de homeopatía no hacer autohipnosis.
Sin embargo, me gustaría hacer un inciso. Una mujer que no sabe ni cómo es su cuerpo, que algunas no saben ni cuándo ovulan, sumado a todo lo que tenemos que borrar del inconsciente colectivo sobre el parto, me gustaría saber con qué recursos cuenta para afrontar un parto no medicalizado. Lo que quiero decir que ciertas técnicas o llamémoslo como queramos ( terapias naturales o new age como bien dices), pueden servir a muchas mujeres a reconectarse consigo mismas y hacer un trabajo interior aprovechando quizás el momento más importante de su vida como es ser madre. Como todo depende de como se usen, por ejemplo, dudo mucho que a mujeres de tribus en las que está documentado que paren sin dolor, le haga falta leerse los libros que muchas aquí en el mundo occidental necesitamos leer para saber que podemos parir (Consuelo Ruliz, Michel Odent, Laura Gutman, Ina May .... etc).
Y lo de prepararse, yo lo denominaria "conectarse más con una misma", al margen de objetivos como "parir sin dolor". Es mi opinión.

Imagen de Gracitata

Si, es cierto.... :) solo necesitamos ser mujeres y embarazadas...
Pero también como dices es taaan cierto que nos sentimos a veces tan inseguras que todo esto nos ayuda realmente a llevar mejor nuestro parto.
Yo esta vez experienté la respiración consciente y la relajación, quieor ponerlo en practica, quizá me sirva o quizá no, lo que si sé es que si me dejan entrar en mi planeta parto no necesitaré tan siquiera concentrarme en hacerlas porque mi cuerpo sabrá qué hacer exactamente en cada momento...porque está programado para ello, es algo taan natural... :) Gracias por el post.

Imagen de crystal

hola, gracias por acompañar con amor este proceso para tantas mujeres! Escribo para agregar un punto de vista a este articulo, por un lado es verdad que todas sabemos parir nuestros cuerpos estan diseñados para eso. Lo que tambien es verdad es que la mayoria de mujeres hemos olvidado la escucha del cuerpo, recien comenzamos a descubrir muchas cosas estando embarazadas, sensaciones, conexiones del cuerpo con la mente, formas de auto sanarnos. A veces llegamos a la preñez con muchos tabues sociales o temas y rollos mantales, familiares, de nuestra vida. En ese caso es hermoso ir desenrollando este hilo dorado que se deriva en un parto saludable con menos miedos menos angustia ya liberadas de toda la carga que hemos puesto al parto y a los desafios de la vida en general los seres humanos. Fortaleciendo el contacto con nuestro espiritu fortalecemos tambien el espacio de guerreras, de mujeres salvajes que somos y es sin duda lo que nos acerca a disfrutar de cada experiencia, no solo el parto sino tambien la sexualidad, la lactancia y la crianza. Gracias! espero que ayude! Bendiciones! cualquier cosa me puedes contactar a aquarianyoga@gmail.com Crystalline

Imagen de Concha (Amamadoula)

De acuerdo que nada salva, de acuerdo que para parir lo que hace falta es estar preñada, tener buena información y el apoyo apropiado, y que nuestro cuerpo está preparado para ello y el bebé sabe qué ha de hacer.
.
Pero también hace falta respetar los deseos de la madre. Y si desde su información CREE y SIENTE que necesita "gotitas" o "bolitas", aunque sean de anís porque le ayudan a mantener su confianza, solamente ella sabe lo que necesita. Como si quiere parir haciendo ganchillo o comiéndose un bocadillo de acelgas. Yo no soy quien para decirle qué NECESITA o qué no.
Ella, desde su información decide, y como en todo, debería de ser respetada.
Lo lamento, pero desde mi experiencia considero que SÍ hace falta lo que ella considere, conscientemente, que le hace falta.

Imagen de Montse Cabero

Totalemente de acuerdo, todos nos dicen lo que tenemos que hacer, incluso este post, somos mujeres adultas, no niñas que van a parir, cada una que haga lo que quiera

Imagen de Diana Montero

Este post lo único que dice es que no te engañes pensando que necesitas cachivaches y terapias varias para parir y remata con que hagas lo que te dé la gana. No te dice en ningún momento que sigas tal formación, tal curso o que te tomes tres dosis de "placebato de camelamina" cada ocho horas...

Imagen de Ale

De hecho, por eso estamos todos acá, la mayoría de nuestras abuelas y bisabuelas así lo hicieron en tiempos en que no se anestesiaba a nadie, muchas en sus casas asistidas solo por otras mujeres. Parieron no uno, ni dos, ni tres, sino muchos más hijos, porque había que hacerlo, porque estaban embarazadas, porque eran mujeres.
Mi abuela paterna parió 15 en esas circunstancias, si el bebé que espero ahora es niña, llevará su nombre, como lo llevo yo, con harto orgullo.

Imagen de KarenSampi

Genial!!!!! Me ha encantado, ya lo voy a compartir

Imagen de San

Completamente de acuerdo con este post, aunque si me permitís, me gustaría hacer un par de incisos, desde mi opinión, por supuesto, con todo lo subjetiva que pueda ser, y desde el respeto siempre.
Creo que es importante perseguir, lo que a mi juicio, son dos de los principales objetivos de esta asociación. Por un lado, la información. Que una mujer embarazada tenga derecho a saber y tenga derecho a decidir acorde a esa información. Y por otro lado, la humanidad. No tratamos con robot, tratamos con personas, que sienten, que piensan, que deciden y cuya voz debe ser escuchada y tenida en cuenta. Basta de protocolos estándar, de pasos innecesarios e incluso negativos, de lo que claramente se puede considerar violencia obstetricia.
Sin embargo, y a raíz del tema tratado en el post, creo que también resulta importante matizar dos puntos. No lo hago tanto por lo subrayado en la entrada, sino más bien por determinadas opiniones que a veces me resultan altamente molestas y sobre las cuales creo que es interesante debatir.
Por un lado, esa especie de demonización a la que a veces, se somete todo lo que suene a “medicina”. Creo que hay un término medio para todo y que los avances médicos han ayudado a nuestra salud y bienestar, incluyendo el momento del embarazo y del parto. Han permitido afrontar estos dos momentos con más seguridad (seguridad en el sentido de que ahora, podemos detectar enfermedades y combatirlas, algo que hace años era completamente impensable; pueden nacer niños con apenas 6 meses de gestación o bajo circunstancias de parto realmente dramáticas). Es decir, el hecho de pedir un parto “menos instrumentalizado”, con una mayor participación y respeto hacia la mujer, creo que no implica (como a veces creo que se entiende de forma errónea), rechazar la intervención médica. No se nos puede olvidar, primero, que ésta a veces es necesaria porque al fin y al cabo para eso está, para recurrir a ella cuando sea oportuno y no todos los partos son tan idílicos como a veces nos gustaría. Y por otro lado, al igual que se defiende que una mujer pueda, por ejemplo, parir en casa o de la forma más natural posible, habrá mujeres que decidan decantarse por la epidural o por determinadas intervenciones médicas, y eso no implica ni que vayan a disfrutar menos del parto, ni que sean peores madres, ni que su parto haya sido un fracaso, ni comentarios semejantes (a mi juicio absurdos) que a veces me encuentro. Es importante informar y es importante respetar las decisiones, pero teniendo también en cuenta dos parámetros: que aunque la decisión no sea la que nosotros hubiésemos tomado, es igualmente respetable; y que siempre, ante todo, debe primar la salud de la madre y del bebé.
Para terminar, me refiero a las pseudociencias mencionadas (no sé como referirme a ellas, las llamo pseudociencias por las considero como tal). Creo que desde el sistema de salud se tiene que promover siempre la ciencia porque es lo mínimo que los usuarios nos merecemos, técnicas y medicamentos con sustento empírico desde su ética correspondiente (que eso es otro tema peliagudo), sin embargo no veo problema alguno con que se recurra a determinadas pseudociencias siempre y cuando se haga desde la honestidad. Honestidad por parte de los usuarios: búsqueda de información, pensamiento crítico, contraste, saber qué vas a tomar/hacer, cómo te puede afectar/o no afectar, qué pruebas existen de su eficacia... Y honestidad por parte de los “vendedores”: si tu producto va a ocasionar un mero efecto placebo, por ejemplo, oye, estupendo, puede ayudar a disminuir la ansiedad y puede ser una vía de investigación importante, pero no me vendas algo que no es, que no cuenta con ningún tipo de aval sobre su eficacia, e informa exactamente de lo que estás haciendo y de lo que se puede esperar. Algo que se puede resumir en sentido común y ética profesional.
Gracias por permitirme expresar mi opinión y siento mucho la extensión.
Saludos.

Imagen de Ana

Las mujeres acudimos a un hospital a dar a luz por si acaso pasa algo y entonces solo entonces se necesita ayuda de la ciencia,  lo que a mi no me dijero era que acudir a un hospital era convertirme en cobaya.

Yo no tengo nada contra la medicina, pero desde pequeñita me enseñaron que buena si la necesitas, mala si no es así, mi madre decia esto es veneno si no lo necesitas.

¿demonizar a la medicina?, no seré yo quien lo haga, exigir respeto ser una persona con derechos incluso en un hospital cuando estoy pariendo eso lo gritaré a los cuatro vientos.

La violencia obstetrica que se ejerce contra nosotras es algo que se lleva tapando desde hace muchos años por todos, a pesar de las quejas en los hospitales a pesar de los años y a pesar de la evidencia cientifica,  parece ser que lo único que les importa a muchos profesionales es sentirse poderoso sobre alguien indefenso.

A mí no me dá miedo la medicina, me da terror desde que dí a luz los profesionales que la ejercen, la impunidad y la protección que sistema les otorga ha hecho que muchisimos malos profesionales campen a sus anchas por los hospitales y otros buenos profesionales estén esperando el tener acceso a un puesto de trabajo o hayan incluso abandonado el mismo por salud mental.

 

Imagen de San

Completamente de acuerdo. Con demonizar a la medicina, me refiero a que a veces me encuentro posturas sumamente extremas que creo, confunden peticiones y términos y benefician poco. No creo, como bien apuntas, que la medicina, la intervención médica, su buen hacer, sea incompatible con una perspectiva más ética, más humana, de respeto y consideración. Quizá soy ilusa, pero confío en que realmente haya profesionales que quieren un cambio, que se unen a nosotras/os en esta lucha.
Esta realidad, la verdad, la violencia obstetricia, el parto respetado, es algo que hasta hace poco desconocía completamente. Me sosprende, a la par que me horroriza, las historias, los datos, las informaciones que voy conociendo y me pregunto, ¿cómo hemos llegado a esto? ¿cómo es posible que esto suceda en pleno siglo XXI? ¿qué más hacer?

Imagen de Ana

Cierto para parir no hace falta nada, pero en este país hace falta algo sin lo cual es imposible QUE TE DEJEN, a mi no me dejaron, pensando encontrar esa ayuda amable acudí a un hospital , siempre me arrepentiré de no haberme quedado en casa,

Imagen de verónica

Estoy de acuerdo para parir hay que ser mujer y estar embarazada,pero también se necesita personal sanitario que ame su trabajo,que este resiclado,que te escuche,que te guíe,que te contenga,que te cuide,que respete tus preferencias siempre y cuando todo se desarrolle dentro de lo normal.Desgraciadamente la realidad es otra,personalmente me siento decepcionada por no haber conseguido el parto respetado para mi hijo,me han robado la única oportunidad de tener una experiencia diferente a la que tuve con mi primera hija.Yo estoy convencida que todos los que me asistieron estan seguros de que conmigo hicieron muy buen trabajo,de verdad lo hicieron pero en negativo EL EMPODERAMIENTO DE MI PARTO y eso es muy duro de asimilar,sumado a la falta total de respeto que han tenido con mi marido y conmigo por pedir explicaciones sobre las prácticas que querían realizarme,las explicaciones que nos dieron como por ejemplo"si usted viene al hospital es paraque la atiendan sino puede ir usted a parir al medio del campo" o"si usted quería evitar una segunda cesárea primero hay que evitar el embarazo" o escuchar que hablen mal de ti mientras te estan cerrando la tripa pensando que esats dormida.Nadie piensa en las consecuencias de "sus buenasprácticas",me refiero a lo físico,lo emocional y los problemas con los inicios de la lactancia,que se podrían haber evitado si de verdad velaran por el bienestar de la madre y del bebé,frase que no se cansan de repetirte para justificar lo injustificable.

Imagen de XANA

Estoy totalmente de acuerdo Verónica aunque a veces pienso que no en todos los hospitales yo también tuve una mala experiencia fui a que me atendieran y me mandaron a caminar por horas por que supuestamente mi bebe sería un parto normal te juro que ya no aguantaba y a última hora empezé con vomitos después de las revisiones me tuvieron que pasar al quirófano por que mi bebe había aspirado meconio si con decirte que llegue al hospital del IMSS por cierto a las 10:00 de la mañana y la cesarea la tuvieron que practicar a las 11 de la noche además de que en ese instante te dan muchos papeles que firmar y ya no sabes ni lo que firmas súmale que no dejaron que pasara ni un familiar ha pero eso si para pasar de una cama a otra hay si los mandan llamar no sea que la paciente sufra un desmayo, una caída hay quien tenga culpa y así como el nuestro hay varios casos que pena que no amen su trabajo tengo una mala impresión del servicio que ofrece este hospital. Oigan suena lógico que para parir hay que ser mujer y estar embarazada pero a veces el organismo no responde de manera favorable y necesitamos de especialistas que amen su trabajo

Imagen de Coma White

No tengo miedo a parir, haré lo que sea para traer a mi hija al mundo, para defender su dignidad y la mia. Mi miedo, es enfrentarme al personal sanitario en el momento menos deseado de mi vida. A que me distraigan de mi labor, a que me roben nuestro momento, el mío, el de mi hija, el de su padre...

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Fill in the blank.