La historia de Carla

Por Cristina, mamá de Carla Estábamos esperando a nuestra segunda hija. Se llevarían dos años y tres meses. Fue un embarazo muy deseado y completamente normal: controles normales y me encontraba contenta, disfrutando de mi barriguita. Quizá también porque guardaba un excelente recuerdo de mi primer embarazo: un embarazo sin complicaciones y un parto estupendo, parto natural, muy respetado y corto (para ser primeriza). Cuando estaba de seis meses, por motivos de trabajo de mi marido nos tuvimos que mudar de ciudad. Una mudanza con niña pequeña, barriguita... Pero teníamos mucha ilusión porque aumentaba la familia y montamos una casa acogedora para nosotros tres y nuestro bebé, que se llamaría Carla. Cuando llevé a mi hija mayor a la guardería, me comentaron que había un ginecólogo que estaba "de moda", que era muy agradable y me dieron el teléfono de su consulta privada por si quería ponerme en contacto para que me llevara el embarazo y parto. Hice amistades en la zona y habían oído también hablar de este ginecólogo y me lo recomendaron. Me puse en contacto con él y me llevó el último trimestre de embarazo. El 2 de enero de 2009, me citó para ponerme monitores. Era viernes y los viernes citaba para ello a todas las embarazadas que estaban llegando a término; creo recordar que tenía dos días para monitores: lunes y viernes. A mí siempre me citó los viernes. Llegué por la mañana, me pusieron monitores y... ¡¡Sorpresa!! Me dijeron que me quedaría ingresada para inducirme el parto porque tenía polihidramnios (líquido amniótico aumentado) y consideraban que como faltaban tres días para cumplir treinta y ocho semanas y la niña ya pesaba unos 3,500 kg no quería ¡¿correr riesgos?!... Bueno, eso me dijeron y yo accedí a ello porque creía estar en manos de un buen profesional. Llamé a mi marido para comentarle la noticia y que me trajera la bolsita con la ropita del bebé y mía, ya que se trataba de una clínica privada. Me dieron habitación, la matrona me puso un gel vaginal y a esperar. Me empezaron a dar contracciones y estaba muy molesta. No me monitorizaron más hasta las once y pico de la noche, que me bajaron a paritorio. Tan sólo venía la matrona de vez en cuando para hacerme tactos vaginales porque me encontraba muy incómoda. Me decían que apenas había dilatado y a esperar. Éramos unas cinco parturientas ese día. Tenían sólo dos monitores: uno en el paritorio y otro para el resto. Como decía, a las once y pico me bajaron a paritorio porque ya tenía 2cm de dilatación: me pusieron la epidural, rompieron bolsa, oxitocina... Y me monitorizaron. Yo notaba todo el rato "pataditas" de mi bebé, pero había veces que se iba el registro y volvía, veíamos desaceleraciones en el ritmo cardiaco del bebé y se lo decíamos a la matrona que estaba en paritorio con nosotros, pero no le daba importancia. Se lo dijimos también al ginecólogo en uno de los momentos que vino al paritorio y tampoco le alarmó nuestro comentario, nos dijo que no nos preocupáramos, que estaba todo bien. La matrona, que estaba rellenando papeles en la misma sala, venía de vez en cuando para hacerme tactos y comprobar la dilatación. En uno de los tactos, comprobó que aún no había dilatado por completo y aumentó en el goteo la dosis de oxitocina. Al ratito comenzaron a darme unas contracciones fortísimas. La matrona no ponía buena cara cuando hacía los tactos, porque no tenía clara la posición que tenía el bebé. Me habían dicho que cuando notara las contracciones empujara, pero llegó un momento en que no sabía si seguir o no, porque eran muy seguidas. Vino la matrona, ya tenía diez de dilatación, hizo una llamada perdida con su móvil al ginecólogo y éste apareció en breve. Tactó y tampoco ponía buena cara. Invitó al pediatra a asomarse y éste hizo un gesto con los hombros como diciendo que no sabía... Yo no me alarmé porque seguía sintiendo a mi bebé. Las contracciones eran cada vez más fuertes y más seguidas. El ginecólogo hizo una maniobra con su mano intentando colocar al bebé; me molestaba bastante, pero tenía la esperanza de que acabaría pronto y tendría a mi pequeña en brazos. Entre tanto pidió que se preparara el kit de cesárea, pero faltaba un medicamento, pre-par inyectable, y mandó a una enfermera por él. Aún no había venido la enfermera y mandó a la matrona que le ayudara con la ventosa para sacar al bebé. Vi salir a mi niña... Di en alto las gracias por que ya estuviera aquí... No me la ponían encima como yo recordaba con mi primera hija... Pero no me alarmé. Mi marido decía con la voz entrecortada "no se mueve, doctor"... Nadie le contestaba, pero yo pensé que serían los nervios que habíamos pasado, que estábamos asustados. Cortaron el cordón delante de mí y no pude ni tocarla, inmediatamente se la llevaron a otra sala... Llamaron a mi marido y, al escucharle llorar en alto, supe que había ocurrido lo peor que a unos padres les puede ocurrir: Nuestro bebé había fallecido.   No me dieron ninguna explicación... Me decían que quizá el bebé no pudo respirar al salir, que no se sabía... Pese a mi voluntad, me sedaron y lo último que recuerdo es que me quedé dormida llorando, secándome las lágrimas con dos gasas que me dejaron. Cuando me desperté estaba en otra habitación distinta a la que me habían asignado al ingresarme, porque preferían que no estuviera en la planta de maternidad, por muchos motivos. Prefiero no recordar esos momentos porque aún puedo sentir el dolor, la angustia, la ira... No entendía nada. Nos tocaba vivir momentos dulces, dar la bienvenida a una nueva vida y de repente estabamos viviendo un duelo, el duelo de un hijo y no nos daban ninguna explicación del porqué, qué ocurrió si nuestra hija venía bien...   Pedí el alta voluntaria. La llegada a casa sin el bebé fué un calvario. Mi hija mayor esperaba vernos con el bebé en brazos, la gente nos preguntaba por la calle, los amigos y  los familiares llamaban para saber si ya había nacido... Duele, duele mucho recordarlo y eso que ya han pasado dos años. Unos veinte días más tarde nos dieron los resultados de la necropsia: nuestra pequeña estaba absolutamente bien. La presentación de la niña era de cara. La sacaron con ventosa... Tenía la señal de ésta en la frente, intensa cianosis facial y luxación cervical. No dábamos crédito a lo que estábamos leyendo. A continuación pasamos a la consulta del ginecólogo, al cual pedimos explicaciones, pero nos contestaba que él era capaz de sacar a los bebés que vinieran con presentación "de cara" con ventosa y que volvería a hacerlo así si se le presentara otro parto con estas características... ¡¡¡LO VOLVERÍA A HACER!!! También nos enteramos después de que hubo sufrimiento fetal, que queda reflejado en la poca monitorización que me hicieron.   El resto... Os podéis imaginar. En nuestras vidas ha marcado un antes y un después. Con el tiempo y después de mucha terapia consigues volver a tu día a día, pero... Aunque nuestra hija Carla ya no está con nosotros, crece en nuestro corazón y nuestro pensamiento. Todos los días me imagino las cosas que ya haría si viviera, cómo estaría de grande, cómo jugaría con su hermana mayor...   Decidimos tener otro hijo. Una prueba de fuego, porque teníamos que pasar nueve meses de angustia hasta pasar de nuevo por un parto. Otro embarazo normal y... Un día antes de salir de cuentas me programaron una cesárea por petición mía porque volvía a tener polihidramnios, presentación del bebé inestable  y volvieron todos los miedos que viví a mi mente y no podía con la presión de pensar si podría pasarnos de nuevo. Afortunadamente tuvimos a nuestra tercera hija.   Pero siempre nos faltará Carla, una niña muy deseada, muy querida. Que iba a venir a una familia que estoy convencida le iba a hacer muy feliz e íbamos a ser muy felices con ella. Que teníamos mucho amor para darle, muchas cosas que contarle, que enseñarle, que vivir con ella... Que inexplicablemente y por causas en las que aún me atormenta pensar, se fue... Para siempre. Y yo lucho desde entonces para que se reconozca la verdad de lo que pasó y que nunca le vuelva a pasar esto a nadie. Que nadie, absolutamente nadie merece pasar por el dolor que nosotros hemos pasado.   CARLA, TE QUEREMOS.

<
Categoría: 
27

Comentarios

Imagen de Caridad

Siento mucho que pasaran por esto, debe ser el pero sentimiento del mundo perder un hijo. ¿Llegaste a denunciar al ginecologo?

Imagen de Diana

Cristina, lo siento muchísimo... Mi madre perdió a mi hermano y siempre lo llevaremos en el corazón.
Te mando un gran abrazo.

Imagen de Nuria

Carla estará muy orgullosa de sus papas. Gracias por enfrentar vuestro dolor y denunciar. Sacar fuerzas de flaqueza y revivir ese momento para, no solo hacer justicia a vuestra hija, también proteger a otros bebes y padres. Mucho animo y un cálido abrazo.

Imagen de susana

Si un profesional de la medicina que ha terminado con un embarazo normal con un bebé fallecido (sin intención pero con prácticas más que dudosas) no se arrepiente, ni pide perdón, si dice que ¡ lo volvería a hacer! Todito tal cual. ¿Qué esperanza nos queda? ¿Cómo ofrecerles nuestras embarazadas barrigas a éstos seres oscuros de conciencia podrida?
Qué triste que tuvieses que pasar por una cesárea por tu trauma anterior, es otra de las consecuencias, aunque no la más aciaga.
Recibe mi más conmovido abrazo. Tienes una estrella en el cielo.

Imagen de Armando

Uff, uff, y uff.

Es desgarrador. Qué impotencia, qué rabia, ¡qué asco!

"Lo volvería a hacer"...

Lo siento mucho, de verdad. Qué lamentable toda la situación, de principio a fin.

Imagen de Adri

Por lo que se los polihidramnios, afectan a una de cada 100 mujeres aproximadamente, y en la mitad de los casos reviste gravedad, la otra mitad no reviste peligros ni riesgos algunos.

De hecho el caso grave de polihidramnios sucede cuando empieza a detectarse sobre las 16 semanas de embarazo; que es cuando puede inducir dolores abdominales, problemas respiratorios a la madre, o ser el indicativo de diabetes gestacional, o algún tipo de deficiencia de habilidad de tragado del bebé, que suele reducir el líquido con sus ingestas (u otros problemas de índole superior para el bebé como deficiencias cardíacas, etc). En cualquier caso tu caso no parece grave, si el diágnótico se realiza saliendo de cuentas.

Por lo que leo en tu escrito, el polihidramnios parece ser la razón única y exclusiva para una inducción al parto.

Cada mujer desarrolla su modelo de gestación, al decir que tuviste el mismo diagnóstico en tu tercer embarazo, es posible que tu cuerpo, sencillamente, genere exceso de líquido amniótico en los momentos previos al parto. Por poner un ejemplo: mi tía gestó en más de 42 semanas a sus dos hijos hace treinta años, nadie le adelantó el parto. Dieron por supuesto que ése era el tiempo de gestación de ese organismo.

Mi pregunta es la misma que la del primer comentario.
¿llegasteis a denunciar al ginecólogo?

Siento enormemente este tipo de testimonios, pero os agradezco encarecidamente que los hayáis prestado para el conocimiento de los demás.

Historias con estos tintes necesitan ser leídas por muchos profesionales, y muchos defensores de la visión médica actual del parto.

Extraigo una lección de este comentario, que por otra parte ya sabía, "la moda es sólo lo que hace el conjunto mayoritario de la población, es la cima de la campana de Gauss."

Un saludo, un abrazo, y sed felices:

Adriana

Imagen de Lourdes Bareiro

yo perdi a mi bebé el 6 de ferero de 2013 de 32 semanas por polohidramnios todo iba bien no hay explicacion tengo un niño de 3años 8 meses y con él desarrolle diabetes gestacional. pero en mi 2do. embarazo me hice 2 analisis suliban y me salio negativo no me explico el exceso de liquido lo q el Dr. me explico fue q el bebé tenia insuficiencia cardiaca y no deglutaba el liquido se le quedo en sus 2 pulmones tenía edemas en el torax en su certificado decia multiples malformaciones, y tengo miedo volver a quedar embarazada por 3ra. vez

Imagen de Adri

Ahora que lo pienso...En algún sitio leí que la ventosa está contraindicada cuando vienen de cara, sólo es aconsejable en caso de que vengan de cabeza (vértex)... (y siempre que no entorpezca más que ayude)...

¿cómo es posible que diga:"lo volvería a hacer..."?. NO lo comprendo. Que alguien me lo explique.

Saludos a todos:

Adriana.

Imagen de Ibone

Lo siento mucho. Siento todo. Quiero decir que siento que te indujeran el parto por razones dudosas, siento que te pusieran oxitocina, siento que te sedaran contra tu voluntad y sobre todo siento la muerte de tu bebé. Siento también que tu siguiente bebé tuviera que nacer por cesárea programada. Siento mucho que no encontraras otro acompañamiento en tu tercer embarazo y que te encontraras sola con tus miedos. Eres muy valiente de contarlo y compartirlo, gracias. Nos enseñais, tu y Carla. Un abrazo

Imagen de Anabel

Es durisimo este relato.

Las palabras de este profesional son espeluznantes, "lo volveria a hacer" son incapaces de aprender de sus errores.

Lo triste es que a esto, muchos profesionales lo llaman "accidente de parto", yo lo llamo de otra manera.

Imagen de Eli

Es terrible, la frialdad de este ginecólogo, deberían de inhabilitarlo para siempre, de vergüenza ajena...

Imagen de Beatriz

Lo siento tanto, Cristina, tantisimo.
No hay derecho :_____(

Imagen de Petra

Lo siento muchísimo, de verdad.

Imagen de Cristina

Gracias por vuestras palabras de apoyo. Cuando nos ocurrió todo no pusimos reaccionar pero pasados unos 20 días cuando recogimos la necrosia decidimos que aunque sería muy duro y largo teníamos que hacerlo: no podemos permitir que le pueda pasar esto a mas familias y creo que ponemos así nuestro granito de arena. Nuestro caso ha salido recientemente en prensa y radio. Contestando a Adri, en los 3 embarazos he tenido polihidramnios en el tercer trimestre: en mi caso es algo fisiológico.

Imagen de Irene

No te pude leer entera, leí a pedacitos, y lo intenté dos veces, pero no puedo.
No me puedo imaginar el dolor que deben haber pasado.
No hay derecho a hacerle eso a nadie, ni a ustedes ni a su bebé.
Ojalá que una parte tuya se pueda redimir con este nuevo nacimiento que llega y que venga para traerles luz y paz...

Imagen de Caridad

Cristina graciasp or denunciarlo!!!! un abrazo fuertisimo.

Imagen de Raquel

Uff, no puedo parar de llorar.
Eres una mamá muy fuerte, Carla te da toda su fuerza desde donde esté.

Creo que no he leído en ningún sitio el nombre de ese "profesional" ni dónde asiste; no sé si es que no lo quieres poner, pero creo que estaría bien que se supiera para, en lo que se pueda, que no vuelva a ocurrir.

Un abrazo enorme.

Imagen de Marta

Cristina,

lo siento muchísimo. Nada podrá devolverte a tu hija, pero creo que tienes que denunciar a eso hombre, si no lo has hecho ya, y estoy de acuerdo con Raquel, deberías, al menos, decir su nombre y donde trabaja, no tienes porqué protegerlo.

Seguro que ha sido sin intención, pero lo cierto, y por muy duro que suene, es que ese hombre ha matado a tu hija. Si vivieramos bajo la ley del Talión tu marido tendría derecho a cargarse a alguno de sus hijos, si es que los tiene, y así estaríais empatados.

No digo que tengamos que hacer una cosa así, por supuesto, pero si este señor se hiciera esta reflexión y se lo planteara como una posibilidad real, a lo mejor se le entrecortaba la voz cuanto te viera, a lo mejor pedía perdón, a lo mejor se lo pensaría dos veces antes de decir que "sabe" sacar a un bebé así, tal vez no diría que habría hecho lo mismo. Puede que dijera que hizo lo que creía mejor para el bebé dentro de sus posibilidades, pero que evidentemente se equivocó.

Estoy embarazada de ocho meses y es mi tercera hija. Nacerá en casa. Con las dos primeras se llevaron a cabo intervenciones innecesarias que las hicieron sufrir, aunque afortunadamente los partos fueron bien y son dos niñas sanas y fuertes, no quiero volver a un hospital.

No se me ocurre un dolor más desgarrador que el que tú has sufrido, cada vez que pienso en tu hija empiezo a llorar (y eso sin conocernos). No se si este tipo de heridas terminan de cicatrizar alguna vez, o si por el contrario tienes que aprender a vivir con ellas. Espero que mis palabras no te hayan resultado muy duras,pero no he podido evitar decir lo que pienso. De hecho es la primera vez en mi vida que participo en un foro.

Deseo de todo corazón que vuestras hijas crezcan sanas y felices, rodeadas de vuestro amor, que se sientan seguras y protegidas y que las disfruteis muchísimo.

Un beso muy fuerte, os deseo lo mejor del mundo, no podré olvidaros durante mucho, mucho tiempo,estoy segura.

Mrt

Imagen de moyra

Hola Cristina,

tu historia es tan parecida a la mía que he revivido todo mi dolor al leerla. Tambien hace ya más de dos años. También todo estaba bien hasta que le sacaron con forceps, tambien venia de cara, y le hicieron una lesion medular. Murio 19 dias despues.

Tambien me lo indujeron porque era muy grande (tuve diabetes gestacional) para "evitar riesgos". Mejor le hubiesen dejado nacer a su ritmo ¿no?

Tambien me dijo el ginecologo (de un hospital publico de Madrid) que si tuviera un parto igual esa misma tarde, actuaria del mismo modo y que no sabían que habia ocurrido. Ni siquiera un "lo siento".

Yo tambien tuve otro hijo: una niña, que nacio con cesarea programada por el miedo horrible a otro parto. Y a otra pérdida. Ahora estoy embarazada de nuevo y sufro los miedos constantes a que algo vaya mal.

Yo tambien he denunciado, y vamos hasta el Tribunal Supremo. Aun no he hecho mi caso publico pues antes quiero saber los resultados del juicio. Quedan aun algunos años para saber la sentencia.

Te entiendo tanto, Cristina. Es horrible vivir algo así. No hay respuestas. Si algun dia quieres charlar, aqui estoy. Yo participo activamente en una asociacion Petits amb llum que me ha ayudado mucho a superar lo que nos ocurrió. Y a la ayuda de una profesional. Y a mucho amor de la familia, de los amigos y de mi niño, que creo que me manda la fuerza necesaria para vivir dignamente.

Un beso.

Imagen de PIlar

Que barbaridad, es para morirse de la Ira. Que pena que los padres no esten en ese momento conscientes del daño que les han hecho y que se podría haber evitado. Hasta cuando van a seguir pasando estas cosas? Nunca me he setido segura en un hospital y nunca me sentiré. Besos a esta mama

Imagen de almudena

A nosotros hace 10 meses nos paso algo similar, desde entonces tambien estamos destrozados y confiando en la justicia, que espero la haya. Estos personages son asesinos, los tuyos y los mios, ojala la justicia nos de la razon y los podamos ver en la carcel.

Imagen de almudena

me encantaria hablar con vosotras, con cristina y con moyra.

Imagen de Julia

Soy una de esas personas que he tenido una vida muy dura.Mis padre a pesar de ser un hombre con un buen empleo que nos hubiese podido ofrecer una vida acomodada no lo hizo.Lo peor de mi infancia,en realidad de toda mi vida fue la falta de amor.No fui deseada ni querida.Al leer lo que os sucedio no he podido contener las lagrimas.Es injusto que personas como vosotros tengáis que vivir con ese recuerdo tan doloroso.

Imagen de nekane

Madre mia se me ha puesto la piel de gallina. Yo estoy ya cumplida y mañana tengo monitores y estoy atacada. Voy con un miedo terrible de que me puedan decir """" te inducimos el parto """" es que me pongo nerviosa de solo pensarlo. Bueno no lo pensaremos.
La verdad es que tiene que ser muy duro por lo que habeis pasado. Todo mi apoyo y amor. Y ojala que se tenga justicia porque esas personas degraciadamente siguen ejeciendo y desgraxiadamente seguro que hay mas casos de estas personas.
No me extraña la verdad para nada los comentarios de estos seres. Porque yo cuando realieze las practicas en el HOSPITAL GENERAL ALICANTE lo primero que nos comentaron a todos los alumnos en practicas fue """"" las personas que estan ingresadas no son pacientes son NUMEROS """ es decir teniamos que hablar de esas personas por su numero de habitacion y cama INCREIBLE y por supuesto nada de darte pena . POR ESO DIJE QUE NUNCA TRBAJARIA EN UN HOSPITAL Y ASI GRACIAS A DIOS HE PODIDO HACERLO.
Asi que nada me tengo que hacer el animo de que es lo que me toca si quiero dar a luz.
un besazo para esas madrre tan valientes. De todi corazon

Imagen de Silvia castaño

Decir lo siento es poco! Que el destino me libre de ese tipo de mal llamados profesionales....Mi hijo mayor tiene retrasó mental gracias a la incompetencia de esa clase de miserables, los fórceps y el sufrimiento fetal así me lo dejaron. Se qué hay casos peores y parece que tengo que dar gracias a que este así! Después de 14 años voy a tener una niña deseo con todo mi ser que toda vaya bien! Nadie se merece un final tan triste ni una vida así de condicionada por la negligencia médica.

Deseo para ti y tu familia salud y paz!

Imagen de Najaz

Hola entiendo mucho tu dolor porque yo tuve el mismo problema un mes y medio antes de que naciera mi bebe me dijeron que tenia polihidramnios y desde ahi empeze a ir todos los dias al hospital para hacerme estudios hasta que me programaron la cesárea justo en el día que cumplía ocho meses y cuando llegué a la clínica a internarme me dijeron que mi bebe no tenia latidos y fue muy doloroso para nosotros todavía lo sigue siendo nunca pensé que podria pasar por esto aparte era nuestro primer bebe, pero bueno acá estos luchando y tratando de salir adelante

Imagen de Steffani

Hola me ha dado mucha tristeza tu historia, quería preguntarte si tu última hijita está bien, a pesar de que tuviste el líquido amniótico aumentado

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.