Placentofagia

Sigue siendo un tema tabú. Cuando hablamos de comer la placenta nada más parir mucha gente se lleva las manos a la cabeza o directamente pone cara de asco. Como siempre el desconocimiento de la fisiología del parto genera prejuicios e ideas erróneas.

En los hospitales es dificil que una mujer pueda recuperar su placenta tras el parto, y en muchos lugares las placentas terminan siendo utilizadas por laboratorios de cosmética por sus extraordinarias propiedades. Sergio Sanchez Suárez es un médico canario que lleva años estudiando la placenta humana, que por ejemplo tiene altas dosis de vitamina K o de lactógeno placentario (sustancia que acelera el paso de calostro a leche). Ahora sus conclusiones nos hacen seguir preguntándonos porque en los hospitales no se ofrece a las mujeres la posibilidad de conservar y/o ingerir su placenta dado que son muchos los indicios de que ingerir la placenta tras el parto podría ser beneficioso para la recuperación de la madre, del bebé y la lactancia. Difundimos el enlace a un artículo completo de este médico que nos parece muy interesante, a partir de la página 20: La placenta humana Ilustración: Jelly Fish, placenta prints, de Janneke Riana Lambermont - van der Schilden

<
4

Comentarios

Imagen de gabriela

estoy interezada en saber mas sobre la ingestion de placenta post parto.
muchas gracias

Imagen de Valeria

Después del nacimiento de mi segundo hijo pude llevarme la placenta a casa, durante el embarazo presentamos una carta al director del Hospital con este y otros requerimientos (que mi esposo esté presente en el parto, que sea él quien corte el cordón, que el cordón se corte cuando deje de latir y otras). Todos fueron respetados a pesar de ser vistos como ¨raros¨. Entre los Mapuches, habitantes ancestrales de lo que hoy llamamos Argentina y Chile, se cree que muchos de los problemas de los niños se debe al desarraigo que genera (desde cierto plano sutil) no saber dónde está la placenta que los cobijó durante su gestación. Es un derecho de las madres, los padres y los niños recién nacidos decidir qué hacer con ella.

Imagen de maria

hola Valeria, me parece muy interesante tu comentario; en practicamente la mayoría de los hospitales y clinicas españoles está prohibido llevarse la placenta, vosostros a través de esa petición por escrito, conseguistéis llevárosla: enhorabuena!
Podrías darme una pista sobre como dirigirse, o tipo de escrito para hacerlo también.
Estoy embarazada de 7 meses de mi segunda hija y me gustaría poder llevarme la placenta. En el primer parto pude hacerlo porque era en otro país europeo y estaba naturalmente permitido, de hecho ellos te lo proponían.

Gracias.

María

Imagen de Valeria

¡Hola María! Te cuento que esto fue realizado en Argentina, provincia de Buenos Aires, un pueblo chico llamado Lobería. Escribimos simplemente una carta de puño y letra dirigida al hospital y a pesar de no encontrarse precedentes en el pedido fue aceptado ¿realizaste ya la propuesta? Nosotros enterramos la placenta y pusimos encima un árbol de naranjas, compartimos la ceremonia con nuestros hijos ¡que así de lindo sea para tu familia! Espero tus noticias.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.