El OVO pide apoyo para continuar el proceso en el Caso Oviedo.

 

En este momento, la situación del caso de Oviedo —en el que una mujer fue obligada a parir en un hospital— se encuentra en proceso de llevarse a Europa. Teresa atraviesa un momento muy difícil y continuar en este camino requiere de tiempo y dinero. Ante este obstáculo, las mujeres deberíamos ser conscientes de cómo puede afectar la actual situación de desamparo que nuestro país ha permitido, a todas aquellas que decidan salirse del sistema hospitalario a la hora de dar a luz a sus hijos e hijas.

Esto abre de nuevo el eterno debate sobre el parto domiciliario y el imaginario colectivo que sigue reflejando la patologización del parto y el consecuente miedo que llevamos aprendiendo sobre nuestros procesos fisiológicos, las mujeres.

Y no solamente puede repercutir en el caso de la planificación de un parto en casa, sino que también puede sentar precedente en cuanto a las decisiones de someterse a procedimientos como, por ejemplo, una prueba durante el embarazo, una ecografía o una inducción antes de tiempo.

El Observatorio de Violencia Obstétrica es una entidad no lucrativa con capacidad jurídica y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de (entre otros fines) el apoyo a las mujeres que han sufrido violencia en el ámbito de su salud sexual o reproductiva, así́ como al personal investigador y docente y al público interesado en sus objetivos.

Francisca Fernández Guillen, miembro de esta entidad, consigue que, en marzo de 2020, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) reconozca el problema estructural de violencia obstétrica que sufre España a raíz de la denuncia de una mujer que en 2011 sufrió daños físicos y psicológicos en un hospital público de Lugo. Por primera vez, un tribunal internacional condenaba a un Estado por este tipo de violencia hacia las mujeres e instaba a las autoridades a tomar medidas reales y eficaces para erradicarla. El pasado 14 de julio, la ONU volvía a responsabilizar a España de ejercer violencia obstétrica. Si los médicos y las enfermeras hubieran seguido todos los estándares y protocolos aplicables, es probable que la víctima hubiera dado a luz de forma natural sin tener que pasar por todos estos procedimientos que la dejaron física y mentalmente traumatizada”, señalaba Hiroko Akizuki, miembro de dicho comité, sobre el caso de Nahia Alkorta (Diana Oliver, 2022. El País).

A pesar de todo, el Estado español aún no ha cumplido con las recomendaciones del Comité. Según Fernández, desafortunadamente, ante la resistencia de nuestro Gobierno a cumplir con sus obligaciones internacionales, tendremos que acudir a la justicia para exigir su ejecución”.

En el mes de julio, el Tribunal Constitucional ha dictado una sentencia en la que desestima el recurso de amparo presentado por la familia del caso Oviedo”.  En una fractura sin precedentes del consenso que requiere una sentencia de esta relevancia, 5 de los 11 magistrados que formaron el Pleno emitieron votos particulares criticando sus fundamentos.  El del magistrado D. Juan Antonio Xiol Ríos, vicepresidente del Tribunal Constitucional y referente en materia de derechos humanos, expresa una honda preocupación por el contenido de la sentencia y considera que la omisión de la audiencia a la persona afectada implica indefensión y vulneración del derecho a la igualdad y a un proceso justo con todas las garantías que “incide directamente en el sentido de la democracia y la libertad como valores superiores del ordenamiento jurídico”.  Xiol considera además que la sentencia «cosifica» a la mujer embarazada (Francisca Fernández, 2022. El «Caso Oviedo»: La mujer embarazada como contenedor de bebés).

Por las razones expuestas, creemos que es importante no permitir que esto quede así. Así que os compartimos el enlace a través del cual  podéis colaborar y que este caso llegue hasta la ONU, demostrando que no vamos a parar hasta que se nos escuche y se actúe como es debido ante las injusticias que las mujeres estamos sufriendo de forma sistemática en nuestra nación:

https://observatorioviolenciaobstetrica.es/caso-oviedo-embarazada-contenedor-bebes/

0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.