La Obstetricia frente a la mirada nuestra y la del otro.

 

 

En estos últimos días en la Argentina, se volvieron a colocar sobre el tapete, temáticas que nos atañen a todos porque son del orden de las políticas de salud que hacen al país y a la comunidad entera.

Las distintas incumbencias entre los profesionales de salud enfrentan quehaceres y limitan prácticas colectivas, algo que lejos de velar por la salud, lo hace por su contrario.

En los últimos días, hemos sido testigos de cómo el Sistema Médico Hegemónico Patriarcal ha salido a reforzar su postura medieval intentando demostrar que en relación a la salud, el ejercicio de la medicina es la única ciencia autorizada en su quehacer y accionar. Por alguna razón, sienten la necesidad de aclarar y reforzar sus incumbencias y su imposición por sobre el resto.

Es notorio como entre las distintas profesiones vinculadas a la salud, surge de tanto en tanto reforzar los alcances. Pareciera ser que lo interdisciplinario, en equipo, queda olvidado y sólo aparecen intereses que distan de una mirada integral, holística, empática y cuidadora de la salud.

Así es como arribamos a la Ley Nacional de Ejercicio Profesional de la Obstetricia que en la Argentina, ya cuenta con media sanción en Diputados y que se encuentra actualmente dentro del Senado para su análisis y pronto tratamiento.

La actual Ley N.º 17.132 que rige el ejercicio es de 1967 (sancionada durante la dictadura militar). Se hace imprescindible y urgente contar con un marco legal actualizado.

Las/os Profesionales Obstétricas/os, cumplen sus funciones de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud sexual y reproductiva de la mujer, en todos los niveles de atención, dentro de los límites de competencia establecidos, así como la docencia, investigación, asesoramiento, administración de servicios y la participación en el campo de pericias en el ámbito médico legal. A través de su accionar, la obstetricia reconoce a quien asiste en todos sus planos: bio-psico-sociales espirituales.

El campo de inserción laboral de la profesión ha ampliado su espectro, debido al cambio en su evolución histórica. La Licenciada/o en Obstetricia, ha sido incluida en el trabajo comunitario, en APS - Atención Primaria de la Salud, en Centros Sanitarios; cumple también funciones en el sector Privado, en su Consultorio Particular y en la Preparación Integral para la Maternidad y Puericultura; en Gestión y Administración en el sistema de salud, en Docencia, en Investigación y en la Obstetricia legal. Actualmente ocupan cargos de función - gestión en los Ministerios de Salud; en la Dirección Asociada en Hospitales Provinciales y Municipales; Jefatura de Obstétricas e Instructoría de Residentes.

Las carreras de Licenciatura en Obstetricia del país se encuentran alineadas con los estándares internacionales establecidas por ICM, International Confederation of Midwives, entidad que representa a Obstétricas en 118 países y de la cual Argentina forma parte, y la cual considera que las mujeres tienen derecho a recibir la atención de un/a profesional obstétrico/a y, que éstas a su vez, tienen derecho a una normativa que refuerce el ejercicio de su profesión. y con las exigencias requeridas en las Guías, Recomendaciones y Protocolos de atención nacionales.

Diversos organismos internacionales como la OMS/OPS; CLAP; USAID; UNFPA, etc. también llevan adelante propuestas e iniciativas en el fortalecimiento de las competencias de la Partería, reconociéndolas como un componente esencial de los programas de reducción de la morbimortalidad materna y neonatal.

Por todo lo anteriormente mencionado es que en respuesta a estas cartas y notificaciones de algunas Asociaciones y Sociedades médicas que temen por su autonomía y que dan la impresión de querer confundir con sus dichos y aseveraciones propios de épocas pasadas, les respondemos que la atención de la salud es un saber que se construye interdisciplinariamente.

Le guste a quien le guste, las/os Licenciadas/os en Obstetricia son profesionales de Salud y como tales, necesitan su lugar, su legislación y una reglamentación que regule su accionar y les permita manejarse con total autonomía.

La Ley de Ejercicio Profesional de la Obstetricia, es un reconocimiento justo a un trabajo que esta silenciado, invisibilizado y desvalorizado por el mismo Sistema Médico Hegemónico Patriarcal que una vez más, intenta callar a quien ostente responsabilizarse de su propio lugar dentro de los equipos de salud.

Repudiamos las falacias con que es tratado el Proyecto de Ley y los invitamos con cordialidad a una mesa de discusión en la que evidencien conocer los planes de estudio, las curriculas, perfiles, alcance de incumbencias en las cuales, muchos de Uds. Son nuestros docentes. ¿Vaya contradicción no?

Nuestra misión con este pequeño y humilde escrito es respaldar a nuestros/as colegas y velar porque cada quien tenga su lugar dentro de  los equipos de salud… y que los mismos, trabajen interdisciplinariamente en pos de la salud de quien nos consulta.

<
Condiciones para los emails: 

 

-----------------

 

Asociación El Parto es Nuestro - Aviso legal - Condiciones de privacidad
www.elpartoesnuestro.es
www.quenoosseparen.info

1

Comentarios

Imagen de Manuela Caceres

Gracias por la intervención acertada de El parto es nuestro, las licenciadas en obstetricia o parteras u obstetras estamos creciendo de acuerdo a los avances tecnológicos y científicos del mundo actual, y nuestra trabajo profesional va dirigido a la familia, principalmente al binomio madre-niño, que también tienen derecho a recibir la atención de un/a profesional de obstetricia.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.