Tu voz, tu plan de parto y nacimiento

El Plan de Parto y Nacimiento es una manifestación de voluntad escrita, es nuestro consentimiento informado, es un documento con el que ejercemos nuestro derecho a decidir libremente, a consentir o no consentir sobre las intervenciones médicas que se le propongan. Es por tanto una manifestación jurídicamente válida, basada en la Ley 14/1986 - General de Sanidad y Ley 41/2002 - Básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información clínica que los asistentes al parto han de respetar. 
Aunque hayamos firmado un Plan de Parto, podemos revocar en cualquier momento nuestras palabras, de acuerdo con lo establecido en la Ley Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en Materia de Información y Documentación Clínica, según la cual, tras ser informados correctamente (es decir, en un lenguaje que entendamos y de manera que sean expuestos todos los pros y todos los contras del tratamiento) los usuarios tenemos derecho a decidir si queremos o no que se nos aplique el tratamiento o se nos realice la intervención que el médico considera oportuna.

¿Qué cuestiones podemos considerar y qué preguntas a formular antes de elaborar un plan de parto y nacimiento?

Lo primero sería preguntarnos qué clase de parto queremos y qué nacimiento queremos darle a nuestro hijo/a.
Para esto tendremos que sincerarnos con nosotras mismas y buscar la opción que creamos que más se acerca a lo que queremos. Se trata de buscar y encontrar las características del parto que nos hagan sentir seguras para un correcto desarrollo de nuestro parto. 

Una vez tomada una decisión a este respecto tendremos que saber qué protocolos y rutinas tienen en los hospitales o clínicas de referencia, con respecto a los puntos que creemos importantes para incluirlos en nuestro plan de parto.
Tendremos que hacernos toda una serie de preguntas sobre la institución o el ginecólogo que estamos valorando. Algunas las podremos contestar nosotras mismas, otras tendremos que pedir información al hospital, clínica u obstetra.

Sobre el centro hospitalario, maternidad o clínica podemos preguntar y preguntarnos si:

  • ¿Qué servicios se ofrecen en mi zona y qué clase de reputación tienen?
  • La clínica u hospital ¿es Hospital Amigo del Niño?
  • ¿Cómo es el personal de cada uno de los hospitales, clínicas o maternidades? ¿Cuáles son sus puntos de vista acerca del parto y el nacimiento? Puedo pedir una cita con los Jefes de Obstetricia y Neonatología para conocer su parecer y su visión del parto y el nacimiento. ¿Me ofrecen confianza cuando hablo con ellos si logro hacerlo?
  • Si conozco al ginecólogo/matrona que me atenderá (privado)¿es receptivo a lo que le estoy pidiendo?
  • ¿Puedo visitar las instalaciones? 
  • ¿Deseo que haya a disposición una unidad de cuidados especiales para bebés?
  • ¿Puede mi pareja (y mis hijos) o mi acompañante permanecer conmigo todo lo que yo desee mientras dure mi estancia en el hospital o maternidad? 
  • ¿Cuál es el índice de cesáreas? ¿Y el de episiotomías? 

Sobre el desarrollo del parto: 

  • ¿Hasta qué semana de la gestación permite que continúe el embarazo? 
  • ¿Realizan habitualmente maniobra de Hamilton (desprendimiento de membranas)? ¿Se informa a la parturienta cuando se realiza o se realiza como rutina y sin pedir consentimiento?
  • ¿Cuánto tiempo espera con bolsa rota para que el parto se desencadene naturalmente? ¿Y con la bolsa intacta? 
  • ¿Realizan habitualmente enema y el rasurado?
  • ¿Podré deambular todo lo que quiera durante el trabajo de parto? ¿Podré estar en la postura que me sea más cómoda para aliviar el dolor?
  • ¿En qué circunstancias consideraría romper las membranas?
  • ¿Qué tipo de monitorización se usa? ¿Externa? ¿Interna? ¿Existe monitorización itinerante? ¿Es posible la monitorización intermitente?
  • ¿Podré comer y beber si lo deseo? 
  • ¿Me atenderán las mismas personas durante todo el proceso de parto?
  • ¿Podré tener libertad de movimiento y postura durante el expulsivo?
  • Política del hospital/ginecólogo con respecto a las episiotomías y la instrumentalización del parto (uso de fórceps o ventosa)
  • ¿Podré estar acompañada de una persona de mi elección en todo momento? (incluyendo si el parto es instrumentalizado).

En caso de cesárea:

  • ¿En qué situaciones se considera que es necesario practicar una operación 
  • Si tienen que realizarme una cesárea ¿podrá acompañarme una persona de mi confianza?

En cuanto al bebé

  • ¿Cuál es la política del hospital respecto de la separación de los padres y el niño (incluyendo el caso de bebé prematuro)? 
  • ¿Es posible que el bebé permanezca con la madre piel con piel tras el nacimiento (incluyendo el caso de nacimiento por cesárea)?
  • ¿Cuándo se corta el cordón? 
  • ¿Qué tipo de controles se le realizan al bebé y cuándo? ¿Se realizan de manera rutinaria o sólo cuando es necesario? 
  • ¿Se permite y fomenta la lactancia materna a demanda? ¿Desde el primer momento de vida?

¿Qué podemos incluir a la hora de elaborar un plan personalizado (de parto y/o de cesárea)?

Una vez tengamos claras nuestras preferencias y con toda la infromación acerca de los pofesionales que van a acompañarnos y sobre centro al que acudiremos, podemos dejar constancia de nuestra voluntad en el Plan de Parto y Nacimiento. 

Es recomendable enviarlo al Servicio de Atención al Usuario del hospital o maternidad por correo con acuse de recibo, presentarlo personalmente en el Registro del Hospital o a la matrona, ginecólogo y neonatólogo que nos vaya a atender. Conviene entregar tres copias: una para Atención al Usuario, otra para el Servicio de Ginecología y Obstetricia, y otra para el Servicio de Neonatología, ya que ambos servicios están implicados en los cuidados de la parturienta y el neonato.

En el Plan de Parto podemos expresar:

  • Por quién deseamos estar acompañadas, durante cuánto tiempo y en qué circunstancias. 
  • Si autorizamos o no el uso de oxitócicos para la inducción del parto o aceleración de las contracciones.
  • A cuántos tactos accedemos y realizados por cuántas personas.
  • Si accedemos o no a una posible rotura artificial de membranas.
  • Qué tipo de monitorización autorizamos (interna, externa, electrónica, con estetoscopio de Pinnard, permanente, intermitente, itinerante…) 
  • En qué condiciones queremos pasar la dilatación: Libertad de movimientos, posibilidad de comer algo… 
  • A qué tipo de calmantes o paliativos del dolor accedo: epidural, masajes, duchas calientes… 
  • Deseo de poder realizar pujos conducidos o pujos espontáneos. 
  • Expresar claramente nuestras preferencias en cuanto a postura en el expulsivo.
  • Autorización o no de la episiotomía. 
  • Condiciones ambientales de la sala de partos: iluminación y temperatura.
  • Qué maniobras autorizamos para el alumbramiento de la placenta (cuánto tiempo de espera, sólo oxitócicos, en qué momento extracción manual)
  • Qué deseamos para el primer momento de vida de nuestro bebé (que nos sea entregado inmediatamente o no…)
  • Autorizamos el corte inmediato del cordón o deseamos que se espere a que deje de latir.
  • Autorizamos la inyección intramuscular de vitamina K o preferimos la administración oral.
  • Qué intervenciones autorizamos para con el bebé: sonda naso-gástrica, peso y medida, pomadas oftálmicas o colirios, baño, analíticas de sangre, pinchado del talón,  etc. 
  • Qué idea tenemos con respecto a la alimentación del bebé, si permitimos o no el suministro de otro alimento que no sea leche materna (sueros o biberones de leche artificial) y si autorizamos o no el uso de chupetes.
  • En caso de incapacidad de la madre (por una intervención, por ejemplo, etc.), qué persona debe acompañar al bebé en todo momento y qué autorizamos y qué no.
  • En caso de internamiento del bebé, exponer si se desea o no poder acceder en todo momento a la incubadora y el deseo de amamantar (si no fuera posible, al menos que se le pueda dar leche materna y no artificial)

 

Puedes consultar ejemplos de plan de parto que otras mujeres han compartido con nosotras aquí. Pueden servirte de orientación o de primera aproximación para la elaboración de tu propio plan personal de parto. 

Encontrarás más información sobre el Plan de Parto en el siguiente artículo y en los enlaces que en él se incluyen.

 

Campaña La Voz Es Nuestra

Fuente: El Parto es Nuestro, O Parto e Noso, El Parto es Nuestro - Ecuador

<
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.