¡Adiós al uso de haloperidol en el parto!

Por Ibone Olza

Psiquiatra 

Nos escribe una madre que dio a luz el pasado 16 de septiembre en un hospital público de la Comunidad de Madrid. La matrona que le atendió le ofreció “un calmante” sin explicarle que era un cocktail de haloperidol y dolantina (también conocida como meperidina o petidina). El haloperidol es un potente antipsicótico, el fármaco más clásico para el tratamiento de la esquizofrenia. La dolantina un opiáceo. Una práctica que no se basa en ninguna evidencia científica y que sin embargo sigue siendo habitual en muchos paritorios españoles. ¿Spain is different? En ningún otro país europeo se realiza esta práctica. Los que la utilizan dicen que dan el haloperidol para combatir las náuseas que puede producir la meperidina pero ningún estudio refrenda este uso, menos aún en parturientas. Los resultados en muchos casos son desastrosos. Desde El parto es Nuestro comenzamos una campaña de denuncia destinada a erradicar esta práctica por completo. ¡ADIOS AL USO DE HALOPERIDOL EN EL PARTO!


Testimonio parto con haloperidol + dolantina, administrado sin consentimiento informado en hospital público de la Comunidad de Madrid en septiembre 2016:

Me dejé medicar por la presión, no quería discutir y yo estaba a lo mío. Me puso una inyección de dolantina con haloperidol. Y yo empecé a marearme, a darme todo vueltas, a no poder razonar, a tener flashes, y a temblar. A temblar durante horas. Y mi bebé, con mi estado y la bolsa rota empezó a hacerse caca. Todo lleno de meconio… Mi hijo tenía sólo 55 pulsaciones por minuto. Ante esto llama a la ginecóloga, de la que no tengo queja, porque fue un ángel y encima se llevó un puñetazo en pleno colocón mío. Y aunque estoy igual, sin cambios en el cuello del útero, que encima se puso de blando a rígido, deciden ponerme epidural y cesárea de urgencia. Mi bebé y yo sufríamos demasiado. Corriendo a quirófano y a abrir. Sacaron a mi bebé verde a las 8:26 de la mañana del 17 de septiembre. Y se lo llevaron, yo lo vi drogada y de lejos, no le vi la cara, sólo lo escuché llorar. Y yo empecé a sentir una losa en el pecho que me impedía respirar, y me puso psicótica. Empecé a gritar que me iba que me moría, que me estaba muriendo, y así lo sentía…. Me desperté drogadísima en reanimación, donde estuve 3 horas. Me dolían los trapecios más que la cesárea. Del esfuerzo de temblar durante horas. Fue una experiencia espantosa. No la cesárea en si, que hubiera podido vivir de otra manera, si no la mala reacción a la dolantina con el haloperidol. Me robaron mi parto, me sentí humillada, indefensa, aterrorizada. Tuve miedo por mi vida y por la de mi bebé. Es una práctica que puede hacer mucho daño. No quiero que pase más. Me destrozaron una de las experiencias más bonitas de mi vida.


Testimonio de matrona: "Media- mezcla”- ¿una práctica erradicada? 

(media mezcla: ½ dolantina + ½ haloperidol)

Dichosa oxitocina... Droga que se administra sin ningún tipo de control antes y después del parto... Pero, no es la única droga que se administra a las parturientas. Hay una "costumbre" muy arraigada entre los profesionales de la obstetricia, la famosa "media y media"... Cuando una mujer está en fase preparto y presenta dolores, pero la dilatación no es la suficiente para administrar la epidural, se le pincha intramuscular la "media y media", una inyección de medio vial de dolantina y medio de haloperidol, es decir dos drogas potentes que son analgésico derivado de la morfina y sedante anti psicótico respectivamente. Esta práctica siempre, el 100% de las veces que la he visto y administrado, se lleva a cabo exclusivamente por las noches para que la mujer "pueda descansar" y evidentemente el personal de sala de partos. En fin...


- Para profundizar: 

“El uso del haloperidol como antiemético preventivo asociado con la meperidina, (dolantina, petidina) es una práctica clínica que se está realizando en los paritorios españoles de centros sanitarios públicos y privados. La búsqueda de artículos referentes a la efectividad del uso preventivo de haloperidol para el control de náuseas y vómitos asociados a la analgesia opiácea en el parto nos ofrece unos resultados inesperados: no existen publicaciones al respecto que no estén producidas en España, excepto un estudio producido en Alemania con datos del año 1990. Es decir solo hay un artículo publicado al respecto cuyos datos se hayan originado fuera de los hospitales españoles. En el año 2010, un 16,9% de los partos tuvieron sedación con dolantina y haloperidol”, (Hospital de la CCAA de Andalucía). Polo Gutiérrez, Ana. El uso preventivo de haloperidol como antiemético en la analgesia opiácea durante el parto ¿es una práctica basada en la evidencia científica?  Trabajo de Fin de Grado. Facultad de Ciencias de la Salud. Grado de Enfermería. UNIVERSIDAD EUROPEA DE MADRID. Madrid, junio de 2011 (Aquí el trabajo completo)

 

<
Etiquetas: 
9

Comentarios

Imagen de Silvia yo

tuve una experiencia similar y sigo pensando en ello, me drogaron y no tuve un parto, me arrancaron a mi pequeña.

Imagen de Sara Jort

Hola.

Este tema me preocupa muchísimo, recientemente publiqué en este blog un post titulado "Analgesia o sedación" hablando al respecto. El efecto a corto, medio e incluso largo plazo de estas sustancias en la mujer de parto es realmente grave ya que afecta al recuerdo e incluso facilita la experiencia  traumática. Ciertamente falta evidencia científica que sustente su uso, y me preocupa la utilización generalizada de "mezcladitos"/ "cockteles en el gotero" que se realiza.

Saludos.

 

Imagen de Pgnz

Leyendo esto, me he dado cuenta del porque de mis temblores. Octubre 2012, ingreso de 37s tras unos monitores y tacto en el cual me dicen q tengo el flujo de color raro y que eso indica meconio. Me ingresan a las 9 y a las 12 me ponen epidural de 2cm. Temblores, sueño, frio... mi marido se asusta y pregunta, la respuesta es que me han puesto algo para que duerma y asi dilate . Fuera de si peleo y peleo y consigo mi parto vaginal pero me siento violada y maltratada.

Imagen de Ileana

El testimonio de la parturienta es escalofriante, cómo pueden suceder estas cosas todavía? :-(

Imagen de Profesional triste

Me sorprende la crítica a la matrona(es habitual en este entorno,por cierto a pesar de que muchas luchamos día a día contra la V.O. y nos dejamos la piel)."de la ginecóloga no tengo queja" me toca la fibra.¿Quien se piensan algunas mujeres que pautan la medicación?pues la ginecóloga. Si bien creo que el haloperidol debería estar prohibido, quiero recordar que muchas mujeres demandan(exigen en ocasiones) analgesia farmacológica demasiado pronto en el proceso d parto, a pesar d tener apoyo,pelota, ofrecer masajes, caminar, duchas de agua caliente,etc. Si esta madre se sintió coaccionada para aceptar medicación por parte de un profesional debería manifestarlo y ponerle una queja o denuncia. También debe plasmar por escrito su malestar porque un médico decida ponerle una medicación no adecuada. Me apena que,con un texto que crea confusión L, de nuevo se deje a al colectivo de matronas en tan penosa posición. Porque las que peleamos cada día por el parto respetado y contra la jerarquía y violencia del sistema, nos sentimos oprimidas por el propio sistema y abandonadas e infravaloradas por ciertos colectivos y asociaciones. Somos mujeres, y tb sufrimos la v.o., pero eso no le importa a nadie.Parece que interesa más perpetuar la imagen de Matrosauria. No pretendo ofender, solo invitar a la reflexión.

Imagen de Raquel Crespo

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Desde este foro y desde el argumentario que fomenta el parto en domicilio, cada vez son más los mensajes que nos dividen en España en "matronas hospitalarias" (monstruos de tres cabezas cuya única intención es hacer daño a la gente) y "matronas domiciliarias" (ángeles en cuerpo humano). Y una va a trabajar al hospital a pelearse con todo el mundo, siendo la "friki", la "hierbas", la "natural", intentando convencer a mujeres del beneficio de que su parto no sea intervenido, que administrarle cualquier medicación en ese momento es perjudicial, explicando a abuelas y maridos por qué no inducir un parto no es "no hacer nada" para llegar a tu casa, a formaciones o a foros de opinión y oir cómo tus "compañeras" te ponen de verde, perejil, generalizando una idea de que al hospital una va a que la violen en el parto, prácticamente.

Mi opinión es que deberíamos tender todos más puentes de entendimiento y ofender menos. No se puede mejorar la obstetricia en España sin el trabajo y el consenso de todo el mundo. Vamos a respetarnos todas un poco más y a agredirnos un poquito menos, que para eso ya hay un montón de gente.

Imagen de Anónimo

Di a luz hace 2 años, me provocaron el parto por una preclampsia en la semana 35. Me bajaron a la sala de partos por la mañana, me colocaron un tampón para borrar el cuello del útero, debía tenerlo 24h, por la noche comencé a tener contracciones, me tuvieron monitorizada todo el tiempo, cada vez que quería ir al baño tenía que llamar para que me lo quitaran, una de las veces que llamé durante la noche la matrona me dijo, cito textualmente, que ella no estaba allí para atenderme a mi, que si seguía dando tanto la tabarra con ir al baño me iba a sondar, que me durmiera. Le dije que tenía dolores y que por eso no me dormía, y me ofreció la famosa mezcla, para relajarme. Me negué, gracias a que soy farmacéutica y sé lo que es y cómo actúa, pero en ningún momento me quiso decir que medicamentos eran, solo que me iba a ayudar a descansar y calmar el dolor. Me insistió mucho, y después de tener que ponerme muy seria diciéndole que no fue cuando me amenazó con sondarme porque decía que tenía más cosas que hacer y más importantes. No quiero ni pensar que nos hubiera pasado a mi hija y a mi si llego. Aceptar esa medicación... Por suerte con la mañana llego el cambio de turno y la matrona fue encantadora. Rompí aguas a las 10.30 de la mañana y a las 14.05 tenía en brazos a mi pequeña sana y yo feliz porque tuve un parto respetado y con mucho apoyo. No se debe de generalizar pero no todas las matronas o marrones son buenos, algunos están por estar y te hacen sentir muy mal.

Imagen de Nuria123

Yo soy matrona y he administrado esa preparación en contadas ocasiones, siempre bajo prescripción médica. Se utiliza en casos concretos en los que el parto se prevé largo y por algún motivo no puede utilizarse epidural a pesar de que la mujer la solicita (ej. alteraciones de la coagulación, corioamnionitis). Siempre en una perfusión muy lenta e informando a la mujer de que se le va a administrar un analgésico muy fuerte y que nos avise si se encuentra mal. Creo que como todo, correctamente utilizado en casos puntuales puede dar buen resultado. También se que se utiliza en inducciones que empiezan con mucho dolor, pero aún no están en fase activa de parto y no puede administrarse epidural; aunque en mi hospital no se hace. Un saludo

Imagen de PV

Soy la mujer de la experiencia, no quiero que pueda quedar incompleta la información, ni perjudicar al colectivo de matronas. Me refiero a la ginecóloga que practicó la cesárea como un ángel porque no fue la que recetó la mezcla. El parto se produjo a las 8:26 de la mañana, justo tras el cambio de turno. La dolantina y el haloperidol fueron administrados sobre las 03:00 y. La ginecóloga que la prescribio ni se asomó al paritorio. Estuve horas así hasta que la ginecóloga que entró en el cambio de turno se encontró el pastel y decidida lo resolvió. He de decir que en ningún caso se me permitió moverme, deambular, ni pelota, ni masajes ni ducha de agua caliente. No se espero ni una hora a ponerme oxitocina. Después se me dijo que claro, que como las contracciones eran mantenidas. En fin. Hasta que me llevaron a quirófano no vi a la ginecóloga que nos salvo. Y en esas horas sólo a la matrona. Que no era una persona muy empatica, más bien parecía que le molestaba tener que estar ahí. Mi parto fue nocturno. Y en defensa de muchas matronas he de decir que me he encontrado con mujeres realmente buenas profesionales, entre ellas la de mi centro de salud, que ha estado pendiente de mi hijo y de mi y nos ha ayudado mucho a mantener la lactancia. Como en todas las profesiones, hay buenos y malos profesionales. Y no se puede generalizar.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.