Qué hacer cuando ocurre un incidente durante el parto

La historia de Carolina.

Os voy a contar mi experiencia. Yo di a luz en un hospital, todo fue más o menos normal hasta el momento en el que pusieron a mi hija para hacer el “piel con piel” conmigo. A los pocos minutos, yo me percaté de que mi hija se había quedado “dormida de repente” y así se lo dije a la enfermera, que en ese momento se encontraba rellenando unos papeles. 
Sin levantarse, me dijo que “era normal”, que mi bebé “estaba cansada”. Yo la creí, pero no me quedé conforme y le dije que es que no lloraba, ella me contestó que “para qué quería yo que llorara, que así estábamos más tranquilas”, todo esto sin venir a ver a mi hija. Dos veces más tuve que insistir, hasta que, por fin, una auxiliar se acercó, movió a mi hija y me la quitó de mi regazo… 
El desenlace fue fatal. Dos meses y medio estuvo mi hija ingresada, al final, me la dieron con parálisis cerebral severa, porque había sufrido una muerte súbita. Sí, mientras yo le preguntaba a la enfermera; sí, mientras ella me decía que todo era normal… 
El horror y el dolor que sentí en ese momento es indescriptible, sólo puedo decir que dos años y siete meses después, después de terapia y lucha, todavía se me derraman las lágrimas al contarlo. Tengo asumido que será así todos los días. 
Os diré que, en aquel momento, sentí que una parte moría conmigo. Para siempre. 
No sé cómo tuve fuerzas, valor, ganas… de enfrentarme al hospital. Bueno sí, miraba a mi hija, era consciente de la injusticia tan brutal que se había cometido y esa rabia la canalicé en el proceso. 
En cuanto nos dieron el alta busqué ayuda psicológica. Ha sido fundamental para no rendirme, para no tirar la toalla y para que enfrentarme al proceso no llevara por delante mi salud mental y física. 

La reclamación al hospital. 
Si tienes una experiencia de violencia obstétrica, negligencia o abuso de cualquier tipo en el hospital, debes primero poner una reclamación interna. 
El hospital debe facilitar el formulario en gestión del usuario o información. 
En mi caso, como en la reclamación contaba de forma extendida lo que yo os he descrito, lo redacté junto a mi pareja sin que se nos olvidara ningún detalle.
El formulario suele tener poco espacio para escribir, así que puedes escribir a parte tu reclamación y en el formulario poner “VER ANEXO”. 
En esa reclamación lo que se solicita al hospital es que se responsabilice y que ponga las medidas oportunas para que no ocurra más y por supuesto que repare el daño haciéndose cargo con tratamientos y atención. No se habla de responsabilidades económicas. 
Yo puse la reclamación antes del alta de A. Esto es muy importante por los plazos. 
En este momento mucha gente alrededor te va a decir que “no sirve para nada”, que “se tapan entre ellos” o cualquier otro argumento. Tienes que pensar en tu pequeño y en ti, en las secuelas que os han dejado. 
Yo tuve miedo de iniciar el proceso, pero creo que tomé la decisión correcta. A día de hoy me siento en paz conmigo misma. He logrado canalizar la rabia en forma de energía para acometer esta ardua tarea. 

La reclamación de responsabilidad patrimonial. 
Antes de dejarme aconsejar por El Parto es Nuestro, consulté con un abogado que me dijo que hasta que no se vieran las secuelas no se podía poner la demanda, y me hablaba de detectives para investigar a gente. ¡Ni caso! No se os ocurra poneros en manos de personas que NO TIENEN EXPERIENCIA en casos de sanidad y partos. 
Hubiera sido fatal seguir con este abogado porque a día de hoy se me hubieran pasado todos los plazos. 
Os voy a contar cómo llegué a la asociación El Parto Es Nuestro. Estaba en la sala de espera de una consulta para Alicia y me encontré con una mamá que compartió conmigo tiempo y lugar de ingreso de su bebé mientras Alicia también estaba ingresada. 
Afortunadamente a su bebé no le pasó nada, pero ella me dijo sólo una frase: “contacta con la asociación El Parto es Nuestro, seguro que te aconsejan bien”. No sé cómo explicarlo… pero la intuición me dijo que tenía que ir por este camino. La intuición es poderosa; salvó a mi hija y mei puso en el camino. Esa misma noche contacté por email. 
De estar perdida, a punto de que se me pasaran los plazos y con un panorama detectivesco, pasé a tener información útil, clara y razonable. 
Continúo hablando de la RRP. Esta reclamación raramente la contesta el hospital. Si pasan seis meses y no hay contestación, se considera desestimada y empieza a correr el tiempo para poner la demanda. 

La demanda.
Antes de ponerla, si no tienes recursos, puedes solicitar asistencia legal gratuita. Infórmate en el Colegio Oficial de Abogados de tu provincia. 
Hará falta pedir documentación al hospital, que muchas veces no llega, pero ya hay sentencias donde se ha condenado al hospital precisamente por no poder facilitar los documentos. Es gravísimo. 
Yo tuve que ir varias veces al hospital a pedir documentación. A veces me daban largas o me daban papeles que no se ajustaban a lo que yo pedía o estaban incompletos. La sensación es muy desagradable. 
Cada demanda es diferente y la documentación concreta la tiene que ir definiendo tu abogado. Confía en él o ella para este trabajo. Después, tendrás que tener paciencia. 
La confianza en tu abogado es fundamental. Para mí ha sido una de las cosas que más seguridad me ha dado, aunque desde el principio me dejó claro que este tipo de casos son difíciles, pero vamos a por todas. 
Tengo que contarte que mientras recopilaba documentación, tuve momentos de bajón. Cada vez que leía un documento legal, era recordar otra vez todo el calvario por el que pasamos, toparme de bruces una y otra vez con la injusticia que sufrimos y con las secuelas tan graves que tiene A., irreversibles, incurables… 
Lo que me anima a continuar es la certeza de que mi hija y yo hemos sufrido una injusticia. El no lo tendré siempre si no muevo un dedo. 
Si crees que tú o tu bebé habéis sufrido negligencia, denúncialo, porque es la única forma de que salgan a la luz estos casos, de que las mujeres y nuestros bebés sufrimos violencia y abandono en los hospitales.

Campaña La Voz Es Nuestra

Imagen obtenida de freeimages.com

<
Etiquetas: 
2

Comentarios

Imagen de Anónimo

Que experiencia mas terrible. Gracias por el valor que has demostrado. Gracias por vuestro esfuerzo y tesón. No solo lo haceis por A. lo haceis para que no vuelva a ocurrir, para que nos escuchen.

Imagen de Bigor

Mucho ánimo y mucha fuerza, mi bebé y yo también sufrimos una negligencia con igual resultado que el de tu hija, se exactamente todo lo que has sentido. Nosotros hasta los 3 meses no nos dimos cuenta y nos bloqueamos.
Siempre me quedara la espinita de que no hice todo lo suficiente, pero cuando quisimos reaccionar ya habían pasado los plazos.
Muchas suerte y ánimo

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.