¿Puedo donar médula ósea durante la lactancia?

med_donacion.png

Sí.

Sin rodeos, se puede.

Una vez más nos enfrentamos al ‘como no he investigado y no tengo información, no se puede’.

Pero se puede.

Eso sí, durante la donación no podrás dar de mamar (porque es físicamente complicado y/o no te van a dejar en el hospital).

Hace años me hice donante de médula ósea, en un alarde de altruismo, porque supe que para entrar en lista de donantes, sólo hace falta un análisis de sangre. Le tenía miedo a una punción.

Así que un análisis de sangre y 5 años más tarde, me llaman para decirme que soy compatible con una persona, que si quiero seguir adelante.

¿Perdona? Me das la oportunidad de salvar una vida, cuando las posibilidades de ser compatible son tan escasas, ¿y me voy a echar para atrás?

Ah, pero tendrías que dejar la lactancia. No hay prisa, piénsatelo bien, es una decisión importante. Sin agobios y sin presiones. (He de aclarar que el trato por parte de la Fundación fue excepcional y muy muy comprensivo y agradecido).

‘¿Qué hago? Puedo intentar salvar a alguien pero tengo que dejar de darle teta a Eva, aunque ya tiene 18 meses, podría plantearme pararlo por salvar una vida’.

‘Mírate los medicamentos y pregunta en e-lactancia.org’.

Y eso hice, me sentía agobiada ante una decisión que me quitaba mucho de mi vida, que adelantaba un momento para el que no tengo prisa. Pero en e-lactancia me dijeron que el riesgo de la anestesia y de los factores de crecimiento (inyecciones para estimular la creación de células madre antes de la donación) era bajísimo, que podía donar. Y si ellos, que, ante mi tesitura de ‘dejar la lactancia y donar’, añadieron que me plantease el beneficio que le estaba quitando a mi hijo si paraba la lactancia, me daban visto bueno, vi claro que podía compatibilizar las dos cosas.

Así que finalmente resulté muy compatible, y tras un chequeo completo, doné médula ósea por aféresis, es decir, 6h sentada y muy quieta, mientras por un brazo salía mi sangre, llegaba a una máquina, extraía mis células madre, y por el otro brazo mi sangre volvía.

(Es en este punto, donde haber dado teta era inviable, por lo que para mamás de bebés que demandan cada poquito, les recomiendo esperar al momento en que puedan estar 6h sin mamar.)

Hay otra forma de donar, a través de punción en la cadera, es menos cansado, más rápido, pero inevitablemente es anestesia total y noche en el hospital.

Conclusión, a España le falta un hervor para definir de verdad qué puede o no puede hacer una madre lactante, y con hervor me refiero a investigación, y con hervor me refiero a interés, y sobre todo, me refiero a importancia.

¡Donad, madres el mundo, donad! Que yo ahora voy a actualizar mi estado de Facebook: Salvando vidas, yeah, ¡toma propósito de 2016!

<
Categoría: 
1

Comentarios

Imagen de mariagonast

Enhorabuena! me ha encantado la entrada!

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.