Recuperando la lactancia materna

La última Encuesta Nacional de Salud, elaborada por el INE y el Ministerio de Sanidad, recoge datos sobre lactancia correspondientes al período 2011-2012.

En relación con el tipo de lactancia, cabe destacar la evolución y la distribución de los porcentajes: a las seis semanas del nacimiento, un 66,16% se alimenta con lactancia materna exclusiva (LME) y un 27,63% con lactancia artificial (LA); sin embargo, a los seis meses se produce un vuelco de estos porcentajes con un 28,53% de lactancia materna exclusiva y un 53,05% de lactancia artificial.

La Iniciativa para la Humanización de la asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN) de Unicef establece «la lactancia materna como la norma y forma óptima de alimentar a los bebés» y uno de sus objetivos es «Promover la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses». De hecho, uno de los requisitos para que los hospitales y los centros de salud obtengan la acreditación IHAN es “Tener al menos un 75% de lactancia materna exclusiva (desde el nacimiento hasta el alta).”

¿Por qué las recomendaciones de los organismos sanitarios no se reflejan en la práctica?

En primer lugar, el número de hospitales españoles acreditados IHAN aún es reducido, lo que indica que los propios centros sanitarios no se implican lo suficiente o no tienen los recursos necesarios para alcanzar los mínimos deseables.

En segundo lugar, nos encontramos con  trabas sociales: la falta de apoyo del entorno – de ahí la proliferación de grupos de lactancia que colman estas carencias–, las dificultades de los primeros tiempos tras el parto y la adaptación a las nuevas circunstancias familiares y la prematura reincorporación al mundo laboral por parte de la madre, y , en algunos casos, profesionales (particularmente pediatras) que desconocen la fisiología de la lactancia materna, tanto en relación con el lactante como con la madre, y sugieren destetes precoces, bruscos e innecesarios (y muchas veces, no deseados por los únicos implicados – mamá y bebé.) Estos son factores clave en el abandono de la lactancia materna exclusiva.

Aún así, cabe señalar que con respecto a los datos de la anterior Encuesta Nacional de Salud de 2006, los porcentajes han mejorado, ya que entonces la lactancia materna exclusiva a las seis semanas era de un 53,2% y a los seis meses, un 19,3%.

En este sentido, felicitamos al Hospital de Torrevieja (Comunidad Valenciana), que está en proceso de acreditación IHAN y que recientemente ha publicado una tasa de lactancia materna exclusiva (LME) al alta hospitalaria de un 79, 98%.


Para leer más:

Imagen 1: de la autora. Las otras Imágenes son de una preciosa campaña de Unicef lanzada en Venezuela, "Leche materna, la mejor leche del mundo" hace unos años.

<
Categoría: 
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.