25N: La violencia obstétrica es también violencia contra las mujeres

Por Adela Recio (*), estadística del Estado, socia de El Parto es Nuestro y Charo Quintana (**), ginecóloga, miembro del Observatorio de Violencia Obstétrica

Imagen creada por Sofía Costa Sadagorky para la campaña 25N: "EstoESviolenciaobstétrica"

La conmemoración del día Internacional de la Eliminación de la violencia contra las mujeres, nos ofrece la oportunidad de manifestar el mayor de los rechazos a la cultura machista causa de esa terrible violencia. Los feminicidios, el maltrato por parte de la pareja o expareja, el asesinato de los hijos, las agresiones sexuales y violaciones, el acoso, los ataques a las mujeres lesbianas y trans, la trata de mujeres y niñas, la explotación sexual, el sistema prostitucional al completo, los vientres de alquiler, la mutilación genital, las sentencias judiciales patriarcales, las denuncias no escuchadas, los riesgos mal valorados, las órdenes de protección denegadas... son terribles formas de violencia contra las mujeres. Son atentados contra los derechos humanos de las mujeres.

Pero también existe otra forma de violencia tan naturalizada que permanece invisible, en buena medida desconocida, a pesar de que afecta a miles y miles de mujeres cada año, a sus hijos e hijas y a muchos profesionales sanitarios, ocasionando dolor e importantes secuelas físicas y emocionales. Esta forma de violencia que solo muy recientemente se empieza a reconocer y denunciar es la violencia obstétrica.

El Parto es Nuestro, en este 25 de noviembre, queremos hacer nuestra particular aportación a la lucha contra esta trágica violación de los derechos humanos que sufrimos las mujeres:

  • Dando a conocer la violencia que ejercen los sistemas de salud y algunos profesionales sanitarios sobre nuestros procesos reproductivos al tratar todos los embarazos, partos y puerperios como si fueran enfermedades, desconociendo nuestras necesidades y las de nuestros bebés, interviniendo innecesariamente o con prácticas no avaladas por la evidencia científica, no respetando los tiempos que requiere el parto para desarrollarse con normalidad, ni nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y sexualidad.
  • Apoyando al Ministerio de Igualdad en su proyecto de modificación de la Ley de Salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo que prevé incorporar la violencia obstétrica como una forma de violencia contra las mujeres.
  • Y reivindicando una agenda feminista que incluya los siguientes puntos:
    • Reconocimiento de la violencia obstétrica como fenómeno estructural y generalizado y como forma de violencia contra las mujeres
    • Asignación suficiente de fondos por parte de las Comunidades para garantizar la calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva en la sanidad pública
    • Inclusión de las recomendaciones de la Estrategia de Atención al Parto Normal y la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Sanidad en los protocolos hospitalarios y planes de salud autonómicos de forma que todas las prácticas médicas durante la atención al embarazo, parto y puerperio estén respaldadas por la evidencia científica.
    • Ampliación del ámbito de la Estrategia de Atención al Parto Normal a la sanidad privada.
    • Garantía de la obligatoriedad del consentimiento informado tal y como está legislado en la Ley de Autonomía del Paciente.
    • Formación y actualización continua de los profesionales sanitarios conforme a la evidencia científica disponible
    • Mejora de la evaluación de la atención al parto y publicación anual de los principales indicadores por hospital por parte del Ministerio de Sanidad y de las Comunidades Autónomas
    • Incremento de la dotación de matronas en los Servicios de Salud y respeto a su autonomía profesional en la atención a los partos y puerperios normales
    • Espacios adecuados para la atención al parto, nacimiento y puerperio: Unidades de trabajo de parto y recuperación, alojamiento conjunto madre- hijo/a.
    • Unidades de Cuidados Neonatales abiertas 24 horas a los padres con cuidados centrados en el desarrollo y la familia.
    • Creación de Centros de Nacimiento a cargo de matronas en el Sistema Sanitario Público
    • Formación sobre violencia obstétrica con perspectiva de género y de derechos humanos del personal sanitario y de la administración de justicia

Este 25 de noviembre como todos los años, como todos los días, mostraremos nuestro compromiso con la erradicación de la violencia que se ejerce de tantas diferentes formas contra nosotras, las mujeres.

(*) Adela Recio, estadística del Estado, socia de El Parto es Nuestro y miembro del Comité Técnico de la Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad

(**) Charo Quintana, ginecóloga, miembro del Observatorio de Violencia Obstétrica, del Comité Técnico de la Estrategia de salud reproductiva del Ministerio de Sanidad y de la Asamblea de Mujeres de Cantabria

 

Etiquetas: 
0

Comentarios

Todavía no hay comentarios para este contenido.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Email addresses will be obfuscated in the page source to reduce the chances of being harvested by spammers.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.