Entradas con la etiqueta inducción de parto

Los riesgos de provocar un parto son bien conocidos. Para la madre la inducción del parto implica entre otras cosas un aumento de posibilidades de terminar con una cesárea o un parto instrumental, mayor riesgo de hemorragia posparto, mayor necesidad de epidural, de hospitalización más larga y de complicaciones graves como la atonía uterina. Para el bebé, la inducción aumenta el riesgo de necesitar un ingreso en UCI neonatal nada más nacer. Por todo ello se recomienda inducir solo cuando hay una causa médica.

Este estudio realizado en nuestro país y recién publicado corrobora estos riesgos:

Reproducimos hoy un artículo que nos resultó muy interesante, sobre la relacíon de programar partos con primeros resultados de salud para los recién nacidos. Fue escrito por Libertad González y publicado a finales del año pasado en Nadaesgratis.es.

Por Laura C. Leo este artículo titulado “Las 24 horas decisivas tras romper aguas“, publicado en el periódico de El Mundo (10/11/2011, por Isabel F. Lantigua) y lo siento, pero no puedo quedarme de brazos cruzados. Me queman los dedos de ganas de escribir al ver que la información que se recoge no es objetiva ni refleja con veracidad lo que la comunidad científica ha demostrado sobre este tema. Así que, si me lo permitís, voy a intentar ofrecer una visión más crítica, con más perspectiva y más objetiva de este tema que, por desgracia, afecta a muchos de nuestros partos y sobre el que se generan demasiados miedos. Comienza la redactora afirmando que el parto empieza cuando una mujer rompe aguas. Falso, señoras y señores.