873. Violencia obstétrica en Mataró

Sobre: 
Parir en tiempos Covid-19
Reclamación / Agradecimiento
Categoría: 
Embarazo
Lugar de parto: 
CAP Ronda Prim
Lugar: 
Mataró Barcelona
Año: 
2021
Me contacto con vosotrxs porque me han dado este contacto a través de una publicación que realicé en el día de ayer en Twitter por una situación de violencia que padecí en la consulta con la ginecóloga en el CAP Ronda Prim, en Mataró Barcelona.
 
Estoy embarazada de 4 meses y ayer debía asistir a la consulta para hacerme ecografía de las 20 semanas.
 
Hace un poco menos de un año me han tenido que realizar una interrupción de un embarazo anterior, por presentar problemas de formación, hidrops fetal ha sido exactamente, luego con biopsia confirmado Síndrome de Turner.
Este hecho hizo que los primeros meses de este embarazo actual los viva con un poco de ansiedad, lo cual fue comentado con la matrona en cada consulta. Esta situación se ha ido calmando luego de pasar la primera ecografía y así lo he manifestado en cada control.
 
En el día de ayer, cuando me tocaba la ecografía de las 20 semanas, he llegado un poco tarde por problemas de no localizar aparcamiento en los alrededores del centro. Dando vueltas se me han ido casi 20 minutos, llegando al consultorio 10.20. Mi cita era a las 10. 
 
Me recibe la doctora A., y con muy malos tratos me dice que ella en ese momento no podría atenderme, que tendría que esperar por lo menos hasta las 11 porque debía realizar llamadas importantes. Le he pedido disculpas por la impuntualidad, le he explicado que no había sido con intención, que no podía aparcar por ningún sitio, y que había intentado hacerlo con la mayor prisa posible, pero que la entendía y podía esperarla, incluso comprendía si consideraba necesario reprogramar la visita.
Dicho esto continuó con malos tratos diciéndome que además ella iba a ir a tomarse el café que le correspondía en ese horario, porque ella si se encontraba allí desde el horario que le correspondía, ya elevando el tono.
Mi reacción fue decirle que ya le había pedido disculpas por la impuntualidad, que no podía hacer más nada, que los sentía y que ya le había dicho que podía esperarla.
Ella continuaba con intención de discutir y me he largado a llorar y a decirle que evidentemente a ella le hacía bien hacerme sentir mal, que yo por mi parte ya no podía hacer más que disculparme y esperarla.
Como me he puesto a chillar en el medio de la sala de espera, me dice que vaya al baño a vaciar la vejiga que me haría la ecografía en ese momento.
 
Y aquí empieza lo peor, porque de verdad tendría que haberme ido sin hacerme la ecografía y no dejar que nadie me maltrate de esta manera.
 
Cuando ingreso al consultorio, ella con mis papeles en su mano y un tono de burla me dice: "A ver leoncita, así que tienes ansiedad, eh!"
A lo que respondo que estaba mucho mejor de eso, que ya lo había hablado con la matrona, que luego de la ecografía de las 12 semanas ya me había calmado bastante.
 
Me piden que me baje los pantalones (estaba allí también una enfermera), que me recostase en la camilla. 
Y mientras yo estaba allí, comienza a decirme que en mi diagnóstico anterior había errores conceptuales. Que se daba un diagnóstico del embarazo anterior de síndrome de Turner, pero que a su vez decía biopsia no genética. Y que esto conceptualmente estaba mal.
Yo allí, aún limpiándome las lágrimas y tratando de calmarme, desnuda en la camilla, esperando la ecografía de mi embarazo actual.
No termino de entender cuál era el sentido de hablarme en ese momento de "errores conceptuales" de sus propios colegas médicos, del mismo centro. Qué podía hacer yo en ese momento con los errores conceptuales de los médicos que me hicieron la biopsia hace 8 meses?
Lo único que pude responder para acabar con lo que estaba viviendo como un hostigamiento fue: "No se preocupe que ya me han explicado cuál ha sido el problema, y lo tengo claro"
 
Aquí además agrego, que al comenzar con este embarazo, me han realizado pruebas y analíticas para verificar diferentes tipos de riesgos en problemas genéticos. Y todo esto consta la carpeta donde están mis datos, y en el ordenador que ella estaba mirando.
 
Comienza, finalmente, con la ecografía.
Me da un pañuelo para que seque mis lágrimas y me sigue hablando de la ansiedad, hasta que empieza con las medidas del bebe.
 
En medio de la ecografía regaña de malas formas a la enfermera porque tosía.
 
Estamos viendo la ecografía, una mano, un pie.... y en eso comienza otra vez: "Aquí no puedes llegar con el tiempo justo. Vosotras tenéis una posibilidad que nosotras no tenemos que es aparcar en el Mercadona, imaginate que yo no puedo ir cada día  y hacer una compra antes de salir, pero vosotras si que podéis".
Otra vez, defendiendome, y ya llorando otra vez,en ves de mirar la pantalla tenía que explicarle a esta mujer que he intentado ir al mercadona, que finalmente he dejado allí el coche, pero que dar vueltas por Mataró con los semáforos y el tráfico, y además yo no soy de esa zona, y quizás doblaba donde no tenía que hacerlo..
Yo llorando otra vez, y la mujer me dice: Ah pero ahora no tienes que pensar en eso, tienes que disfrutar de tu bebe....
 
Yo pensaba pero si eres tú me sigues hablando de esto en medio de la ecografía, y encima es mi culpa que no disfrute de mi bebe....
 
De verdad que fue maltrato psicológico.
Ayer ha sido un día que estuve esperando con ilusión desde la última ecografía en Octubre, y me la he pasado llorando todo el día.
Desde que he salido de ahí.
 
Me ha dado una foto que no se ve nada, es una nube... todo borroso. Esto lo ha hecho a posta, porque hasta las fotos de los primeros días se ven más claras.
 
He hablado con médicas colegas de esta mujer, que no están dispuestas a revelar sus testimonios, pero me han confirmado que es maltratadora, no solo con pacientes, también con empleados y enfermeras, a quien considera "por debajo suyo".
 
He presentado una hoja de reclamación ante la Generalidad y estoy a la espera de una respuesta.
 
Creo que esto tiene que quedar como precedente, no creo que haya sido la primera, ni seré la última que se haya sentido así con esta mujer.
Y estoy segura que con mujeres que ni siquiera levantan la voz para llorar o defenderse, será mucho peor.
La ginecóloga es A. G., M. N.
 
CAP RONDA PRIM MATARO.
 
Yo soy Noelia Beric.