818. Testimonio centro de salud macarena María Auxiliadora

Sobre: 
Parir en tiempos Covid-19
Reclamación / Agradecimiento
Categoría: 
Embarazo
Lugar: 
Sevilla
Año: 
2020
 
 
Soy Carolina, francesa viviendo en Sevilla desde muchos años y el papá, Jaime, es sevillano.
 
Estoy embarazada de 5 meses y me he cambiado al centro de salud macarena, (María Auxiliadora) un poco antes del embarazo porque es el centro que nos toca donde vivimos. 
 
Mi matrona (no tan buena pero simpática) me ha mandado hacer la ecografía 12 SA. A 19 SA. He estado fuera de España entre la semana 8 SAà la semana 17 SA. 
Cuando hemos llegado a la cita han dejado entrar al papa en el centro de salud sabiendo que íbamos al servicio de ginecología. Estábamos muy feliz porque temįaamos que el papá no pudiera entrar en la consulta para ver a su hijo. 
 
Llegando a la puerta de la consulta vemos dos papeles, un papel diciendo que sólo se permite el acceso a la paciente (escrito a mano) y otro que dice que sólo se permite un acompañante (impreso y oficial).  Hablamos con ellas (ginecológa y matrona supongo) alegando que hablo bastante bien español pero que a veces me cuesta entender y que necesito al papá conmigo para sentirme más cómoda y que el padre tiene derecho de ver a su hijo. Rechazan nuestra petición. Desde aquí, entré en estado de pánico, no tanto por el hecho de ir a la ecografía sola, como por saber que iba a pasar todo el proceso del embarazo y lo peor, el parto, sola en las consultas y sala de parto. Me hacen pasar. Estaba llorando y apenas podía hablar y entender lo que decían por el pánico que estaba viviendo. 
 
Me tumbo para hacer la eco. La ginecologa me riñe la primera vez porque parecía que me había puesto crema corporal y no podia ver bien( siguiendo llorando...) No tenía pantalla, ella sola podía ver lo que pasaba en MI útero comentando a su colega cosas que no me explicaba a mí. Le pregunto si podemos girar un poco la pantalla para ver lo que pasaba. Me dice que no y me riñe otra vez diciéndome que mire a la pared y sigue comentado a su colega pasando por completo de mí. Me sentí tratada con un animal, fue muy humillante. Al final, viendo que pedía información, ha girado la pantalla para enseñarme. Un brazo, la placenta y ya está, 5 segundos, sin informarme de nada. Me dice sólo que la matrona no me ha mandado el servicio adecuado y que hay que repetir la eco con el equipo y material de la semana 20. 
Anota unas cosas en mi cartilla sin explicación otra vez. Le pregunto unas cosas sobre mi embarazo y el bebé, contesta a todas mi pregunta con "en principio sí" dejándome en la duda en todo.
 
Me he ido de la consulta humiliada, desinformada, siendo privada de mi derecho a un trato humano, enfadada porque quiero limitar las ecografías a mi bebé y me han hecho hacer una eco para absolutamente nada y por supuesto preocupada para las citas siguientes y el parto que casi seguramente haremos en virgen del Rocío. El papá se sintió impotente y completamente privado de sus derechos de padre. 
 
Hemos hecho ecografías en Francia en la pública este verano en tiempo de medidas covid y fue maravilloso. El padre al lado mío, toda la información que necesitabamos, una pantalla para nosotros. La experiencia sevillana fue un choc para nosotros. 
 
Tenemos cita para la eco 20SA.  El 30/09 y estamos muy nerviosos.