721. Violencia obstétrica en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

Sobre: 
Episiotomia
Parto Vaginal (PV)
Parto Instrumental (PI)
Categoría: 
Parto
Lugar de parto: 
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Cantabria)
Lugar: 
Santander
Año: 
2018

El 24 de abril,estando de 37 semanas rompí la bolsa después de cenar.

Como lo tenía preparado,me tome con calma las cosas y fui al hospital Hospital Universitario Marqués de Valdecilla como una hora después.
Estaba tranquila y emocionada,ya que había leído y escuchado testimonios agradables de partir en ese hospital,así que fui feliz con mi plan de parto hecho.
Al llegar,la primera ginecóloga de urgencia me atendió super borde,y se puso a quejarse de que le habían mandado muchas embarazadas.
Me hizo un tacto,sin decirme nada de nada y me dijo que estaba muy verde y que tuviera paciencia.
No me lo tomé tan mal,seguía animada.
Al llegar a los boxes de parto, me pusieron una vía, sin preguntar, sin ser de riesgo.
La primera matrona me preguntó si quería inducir ya el parto, le dije que esperaría las 24 horas.
Me pusieron un monitor, ignorando mi plan de parto, me lo pusieron fijo, horas postrada en la cama. 
No me ponía de parto.
Te dejan allí sola y no se molestan en ayudarte a provocar el parto de manera natural.
Cambio de turnos.
La matrona número 2, fue más amable, leyó el plan de parto, me respetó, lo cual le agradezco profundamente.
Al final, pasadas 20 horas decido inducir el parto de manera lenta con la misma matrona, pero otra vez cambio de turno.
La 3 matrona me pone un monitor y empiezan las contradicciones tumbada.
Cuando yo especifiqué que quería poder moverme en el famoso plan de parto.
Las contracciones tumbada duelen más, grito de dolor. La matrona 3 entra y me dice que deje de gritar, que son contracciones normales.
Como si fuera fácil y me dice que cuando me pongan la epidural estaré mejor (también tenía en el plan que no quería epidural si podía evitarlo, que quería óxido nitroso).
Pues nada, después de horas de dolor, firmo el consentimiento de la epidural porque no puedo con el dolor tel agobio en esa cama, ya llevo de parto inducido muchas horas ,no recuerdo nada más pero ni hija nació el 26 de abril.
Me ponen la epidural mientras las contradicciones me tienen fatal y tengo que estar muy quieta con ese dolor indescriptible.
Se me baja la tensión, también al bebé, sufrimiento fetal...no me lo dicen hasta que lo solucionan inyectando algo a mi vía, también sin decir nada.
Empezamos el parto, en postura tumbada, porque la epidural te duerme.
El parto bastante bien, pese a epidural notaba los pujos, pero me sentí presionada a no gritar porque no me dejaban.
El expulsivo era normal hasta que ya a llegar al final, escucho que piden unas tijeras, y me dice que si sé lo que es la episotomia, digo que sí lo sé y me cortan.
No dejo de sangran y me duele más que el parto.
También mi pareja quería cortar el cordón y no dejaron, se lo cortaron sin preguntar, yo tenía puesto que corriera la sangre a la niña antes de cortar y ni eso respetaron,envían siendo una niña de bajo peso.
Cuando me hacen el piel con piel solo puedo coger a la niña con una mano porque la otra estaba con una vía en la mano de una enfermera que no me dejaba moverla "la mano quieta", me dice todo el rato.
La niña buscando el pecho y como me la pusieron no llegaba a poder mamar.
Salí de ahí con problemas de lactancia.
Mi niña nunca se agarró bien a la teta después de eso, no pudo aprender.
Pasé a planta y seguimos con problemas.
Cada enfermera, pediatra y matrona me dice cosas diferentes.
Mi bebé de bajo peso porque no sabe mamar y nada de ayuda, grietas en los pezones, la niña bajo aún más de peso.
La única ayuda que obtuve fue matronas obligando a beber de la teta a mi hija, de manera violenta sacudiéndola "para motivar" yo llorando de ver cómo cogían y hacían daño a mí bebé. Al final me encuentro con sacaleches, pezonera y leche de fórmula porque está muy baja de peso, cuando mi ilusión más grande era dar el pecho por su irresponsabilidad mi bebé nunca aprendió a mamar.
No solo me dañaron el parto, si no que también la lactancia materna y la mente.
Esto es muy reciente y tengo una depresión posparto muy fuerte porque nada ha salido como yo quería y no ayuda que los profesionales no te respeten nada de nada.
Esto tiene que saberse, tiene que saberse que pasa en todas partes, da igual la fama que tenga este hospital que hacen lo mismo que en todas partes.